Selecciona tu valoración para este libro: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

San Claudio de la Colombiére

I. Verdades consoladoras.

   Una de las verdades mejor establecidas y de las más consoladoras que se nos han revelado es que nada nos sucede en la tierra, excepto el pecado, que no sea porque Dios lo quiere; Él es quien envía las riquezas y la pobreza; si estáis enfermos, Dios es la causa de vuestro mal; si habéis recobrado la salud, es Dios quien os la ha devuelto; si vivís, es solamente a Él a quien debéis un bien tan grande; y cuando venga la muerte a concluir vuestra vida, será de su mano de quien recibiréis el golpe mortal.

Pero, cuando nos persiguen los malvados, ¿debemos atribuirlo a Dios? Sí, también le podéis acusar a Él del mal que sufrís. Pero no es la causa del pecado que comete vuestro enemigo al maltrataros, y sí es la causa del mal que os hace este enemigo mientras peca.


No es Dios quien ha inspirado a vuestro enemigo la perversa voluntad que tiene de haceros mal, pero es Él quien le ha dado el poder. No dudéis, si recibís alguna llaga, es Dios mismo quien os ha herido. Aunque todas las criaturas se aliaran contra vosotros, si el Creador no lo quiere, si Él no se une a ellas, si Él no les da la fuerza y los medios para ejecutar sus malos designios, nunca llegarán a hacer nada: No tendrías ningún poder sobre mí si no te hubiera sido dado de lo Alto, decía el Salvador del mundo a Pilatos.

Libros Relacionados

  • Restañar la herida del que sufre, mi hermanoRestañar la herida del que sufre, mi hermano Diego Germán Passadore Duró Prefacio Este prefacio está dirigido a quienes no han leído […]
  • Si no puedes perdonar, esto es para tiSi no puedes perdonar, esto es para ti Sor Leticia Gonzalez Solís INTRODUCCIÓN Todo empezó hace un par de años. Un grupo de […]
  • El Padre ElíasEl Padre Elías Michael O’Brien INTRODUCCION             Un apocalipsis es una […]
  • El pan de cada díaEl pan de cada día Gustave Thibon Prólogo Hay prólogos de compromiso. Con el autor, con el lector... y aun, a veces, […]
  • EL y yoEL y yo Gabriela Bossis INTRODUCCION Por el P. Alphonse de Parvillez S.J. No es posible todavía publicar el origen y […]
  • El Belén que puso DiosEl Belén que puso Dios Enrique Monasterio Presentación El Belén que puso Dios es un libro para Navidad y para cualquier […]
  • Pareja en diálogoPareja en diálogo Padre Flavio Cavalo de Castro Una guia práctica para el diálogo en el […]
  • Formación de predicadoresFormación de predicadores Salvador Gómez Y. José H. Prado Flores INTRODUCCION Los adelantos tecnológicos en el área de la comunicación permiten al […]
  • Conocer a JesucristoConocer a Jesucristo Frank J. Sheed Presentación    Al tomar este libro en tus manos, amigo lector, es posible que lo hayas hecho […]
  • La Historia de la SalvaciónLa Historia de la Salvación Luis Rubio Morán I. EL CONTENIDO FUNDAMENTAL DE LA ESCRITURA ES EL MISTERIO DE LA SALVACIÓN La condición capital para […]
  • ¡Ay de aquél por quien viniere el escándalo!¡Ay de aquél por quien viniere el escándalo! Andrés Codesal Martín EL MANDAMIENTO DEL AMOR Un día un doctor de la ley, se acercó […]
  • La FilocaliaLa Filocalia Introducción   En 1782 fue publicada por primera vez en Venecia, gracias al mecenazgo de Juan Mavrogordato, […]
  • La Pasión del SeñorLa Pasión del Señor P. Luis de La Palma Preámbulo Después de la resurrección de Lázaro La Pasión y Muerte con […]
  • El Santo AbandonoEl Santo Abandono Dom Vital Lehodey   Queremos salvar nuestra alma y tender a la perfección de la vida espiritual, es decir, […]
  • Los signos de los tiemposLos signos de los tiempos Padre Ernest Ben Odevecq INTRODUCCIÓN   Finalmente “la historia de la salvación” de la humanidad, […]
  • Un mar sin orillasUn mar sin orillas Antonio Rodríguez Pedrazuela Antes de cruzar el puente Deseo explicar a los lectores de este Puente de las […]
  • La verdadera educación cristianaLa verdadera educación cristiana Dietrich von Hildebrand Extracto: Ninguna actitud hacia un objeto es, de suyo, positiva. El «no» predicado del error […]
  • 50 preguntas sobre Jesús50 preguntas sobre Jesús Juan Chapa Presentación Escribe San Mateo que al entrar Jesús en Jerusalén toda la ciudad se […]
  • ¿Existe un purgatorio?¿Existe un purgatorio? Wilson Andrés Tamayo Zuluaga Con licencia Eclesiática   Cierto día Pepe se encontró […]
  • La vocación personalLa vocación personal Herbert Alphonso, S.J. INTRODUCCIÓN Se me había enseñado por años y yo había llegado a creer que la transformación […]
  • ApocalípsisApocalípsis Stefano Gobbi Jesús Viene             Hijos predilectos, hoy es […]
  • El Libro de la vidaEl Libro de la vida Santa Ángela de Foligno INTRODUCCIÓN Ángela de Foligno, por los altos quilates de sus […]
  • Un rabino habla con JesúsUn rabino habla con Jesús Jacob Neusner INTRODUCCIÓN Hace algunos años, estando en Roma durante una estancia de estudio, hurgaba […]
  • Cristología de los primeros maestros franciscanosCristología de los primeros maestros franciscanos Bernardino García de Armellada OFMCap Las primeras escuelas franciscanas La primer escuela franciscana de […]

Contenido relacionado


Comprar Libros Católicos


Aquí puedes hacer tus comentarios