Por favor califica este libro haciendo clic sobres las estrellas:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Jesús Martínez García

Introducción

Todos cuantos conocieron a Jesús hace veinte siglos en Palestina se hacían la misma pregunta: ¿quién es este hombre?, ¿de dónde ha salido? La gente deseaba conocerle y cuantos le escuchaban quedaban admirados de su personalidad y de sus enseñanzas.

Hoy como ayer su figura sigue despertando interés y nadie que tiene noticia suya queda indiferente. A lo largo de los siglos a muchas personas les ha apasionado este hombre y su mensaje, hasta el punto de dar la vida por él, ¿por qué esto? ¿Y por qué se apasionan también los que afirman que está muerto? ¿Qué tenía aquel Jesús que murió hace tanto tiempo que tanto interés despierta? Es que no está muerto, está vivo.



En los últimos años se ha escrito mucho sobre Jesús y no pocas veces interpretando de una manera subjetiva -de forma novelesca e incluso grotesca- su vida y sus palabras. Quien lea esas publicaciones, aparte de otras consideraciones, tiene que saber que lo que está leyendo es fruto del ingenio del que escribe y, por tanto, no debe pensar que las cosas ocurrieron tal como las han imaginado esos novelistas.

Asimismo se siguen publicando libros en los que se critica la historicidad de los evangelios, alegando que no pudieron suceder así los acontecimientos y se ofrece al público «lo que deberían haber dicho los evangelistas».

Como es sabido, hasta el siglo XIX nadie había dudado del contenido de estos relatos, pero debido a la influencia del pensamiento ilustrado que puso en duda toda religión como si fuera algo supersticioso y mítico, la escuela «histórico-crítica» negó la veracidad de casi todos los episodios evangélicos y criticó todo lo que en ellos pudiera aparecer como sobrenatural, explicando cada hecho por otras categorías que habría que tener en cuenta según la mentalidad y los usos de la época. Concluían diciendo que Cristo fue un hombre normal, incluso un inconformista, al que la imaginación de los cristianos atribuyó ser el Mesías divino.

Como reacción, R. Bultmann, pastor protestante y acérrimo defensor de la fe fiducial, sostuvo hacia 1920 que lo importante en el cristianismo es conocer al «Cristo de la fe», lo que la fe enseña sobre Jesús, es decir, que es el salvador; lo demás -conocer su vida histórica- es una tarea inútil porque no sirve para la salvación y, además, una tarea imposible de realizar.

Explicaba que la investigación de la historia de Jesús es imposible de hecho, puesto que los evangelios no fueron escritos por testigos oculares sino que fue una elaboración de la comunidad creyente. Los evangelios -según él- no nos informan de la vida de Jesús, sino de un «kerigma», una profesión de fe que propone una visión de nuestra vida. Además, al descubrir que los evangelios no eran obras unitarias, sino un conjunto de piezas separadas (o «formas»), interpretó que eran unos cuentos o leyendas que se formaron en torno a Jesús. Por lo que concluía que es imposible saber nada de la vida y personalidad de aquel hombre, y lo que podemos conocer sólo es la fe de aquellas comunidades: el Jesús en el que creían.

Icon

Descargar EPUB ¿Quién es Jesús? - Jesús Martínez García

Tamaño: 133.49 KB Creado: 8 agosto, 2015
Icon

Descargar MOBI ¿Quién es Jesús? - Jesús Martínez García

Tamaño: 139.33 KB Creado: 8 agosto, 2015
Icon

Descargar PDF ¿Quién es Jesús? - Jesús Martínez García

Tamaño: 577.39 KB Creado: 8 agosto, 2015

Libros de este autor/tema

Allí estabas tú

Allí estabas tú

1. Todo será diferente Aquella mañana era domingo. Era el primer domingo de la historia, el que iba a marcar todas las semanas posteriores. Ha ...
Ver Libro
Dolores y Gozos de San José

Dolores y Gozos de San José

El Papa Juan Pablo II ha afirmado que «las almas más sensibles a los impulsos del amor divino ven con razón en José un luminoso ...
Ver Libro
Pedir Perdón a Dios

Pedir Perdón a Dios

Un esbelto álamo propuso a los árboles del bosque un pensamiento lleno de orgullo: «Hermanos -les dijo-, bien sabéis que la tierra nos pertenece, porque ...
Ver Libro
Caminando con Jesús

Caminando con Jesús

COMENCÉ a escribir estas páginas con una intención concreta: Ayudar a conocer la vida de Cristo, a amarlo más y más, a estar más cerca ...
Ver Libro
Parábola de los talentos

Parábola de los talentos

En aquel tiempo, dijo Jesús una parábola, pues estaba Él cerca de Jerusalén, y creían ellos que el Reino de Dios aparecería de un momento ...
Ver Libro
El sacrificio de la Misa

El sacrificio de la Misa

CUESTIONES PRELIMINARES SOBRE EL MISMO SACRIFICIO DE LA MISA I. Qué clase de sacrificio es la Misa. Aunque muchos eran los sacrificios en la antigua ...
Ver Libro
Consagrados a Cristo en los pobres

Consagrados a Cristo en los pobres

Cada vez más acuciante se alza por todo el mundo el grito de los pobres. En su voz reconocemos el grito de Cristo, llamándonos a ...
Ver Libro
Fiel y prudente a la Voluntad de Dios

Fiel y prudente a la Voluntad de Dios

Del santo Evangelio según san Lucas 12, 39-48 Entendedlo bien: si el dueño de casa supiese a qué hora iba a venir el ladrón, no ...
Ver Libro
¿Quo Vadis?

¿Quo Vadis?

Despertó Petronio cerca de mediodía y, como de costumbre, muy cansado. El día anterior había asistido a un banquete ofrecido por Nerón, que se prolongó ...
Ver Libro
La Armadura Espiritual

La Armadura Espiritual

"Me uno en oración al Corazón Inmaculado de María y a los ejércitos Celestiales para repeler toda maldad de los demonios. Hago extensiva esta oración ...
Ver Libro
Ven, sé mi luz

Ven, sé mi luz

   Durante décadas, Madre Teresa y su obra suscitaron un enorme interés público. A la vista de toda la atención que recibió durante su vida, y ...
Ver Libro
Ejemplos que nos hablan de Dios

Ejemplos que nos hablan de Dios

Amigos lectores: He escrito ya un libro titulado: «¿QUE SABEMOS DE DIOS?», y sabido es que cuanto de Él conocemos es lo referente a sus ...
Ver Libro
Y de repente, Teresa

Y de repente, Teresa

En que sabremos quién es don Rodrigo de Castro Osorio, inquisidor de gran inteligencia, fina intuición y méritos bastantes, que se atrevió a meter en ...
Ver Libro
Los Méritos de la Vida

Los Méritos de la Vida

Vi un Hombre tan alto que alcanzaba la cumbre de las nubes del cielo y llegaba hasta las profundidades del abismo, de tal forma que ...
Ver Libro
Las aguas vivas que borbotean

Las aguas vivas que borbotean

Resulta imposible para los sacerdotes, cada vez que celebramos la misa, tener presentes todas las riquezas, simbolismos y tesoros espirituales contenidos en la liturgia del ...
Ver Libro
Artículos sobre Dios

Artículos sobre Dios

Actitudes cristianas ante Dios Actitudes cristianas ante los demás Ateos en búsqueda Ateos o creyentes? Ateos, agnósticos o idólatras? Dios "online" Dios es comunidad creativa ...
Ver Libro
Sobre la elección de los invitados

Sobre la elección de los invitados

En aquel tiempo, decía Jesús a uno de los principales fariseos que le había invitado: Cuando des una comida o una cena, no llames a ...
Ver Libro
El Amor más Grande

El Amor más Grande

Ama para orar. Siente la necesidad de orar con frecuencia durante el día. La oración agranda el corazón hasta que éste es capaz de contener ...
Ver Libro
La Pasión y Muerte de Jesucristo

La Pasión y Muerte de Jesucristo

Cuan útil es meditar en la pasión de Jesucristo. El amante de las almas, nuestro Redentor amantísimo, declaró que no tenía otro motivo por el ...
Ver Libro
El Poder y La Gloria

El Poder y La Gloria

Mr. Tench salió a buscar el otro cilindro, afuera, bajo el sol llameante de Méjico y el polvo blanquecino. Unos cuantos zopilotes se asomaron desde ...
Ver Libro
Si quieres venirte conmigo

Si quieres venirte conmigo

Para poder entender el por qué de la penitencia, es preciso poder entender el por qué de la vida. Hay muchos que dicen: “Dios es ...
Ver Libro
Cristología de los primeros maestros franciscanos

Cristología de los primeros maestros franciscanos

La primer escuela franciscana de teología fue la Oxford (1228), cuando el célebre maestro Roberto di Grosseteste llevó su cátedra al convento de los franciscanos ...
Ver Libro
La vida oculta en Dios

La vida oculta en Dios

    El autor de estas páginas es un sacerdote que sufrió mucho y a quien el Señor colmo visiblemente. Enteramente desligado de sus notas ...
Ver Libro
No se dejen engañar

No se dejen engañar

En aquel tiempo algunos ponderaban la belleza del Templo, que estaba adornado de bellas piedras y ofrendas votivas. Jesús les dijo: Esto que veis, llegarán ...
Ver Libro
Sermones sobre San José

Sermones sobre San José

Es una antigua opinión y un sentimiento común entre todos los hombres, que el depósito tiene algo de santo y que lo debemos conservar para ...
Ver Libro
Dios Padre

Dios Padre

Hay 4 etapas en nuestro conocer al Padre: La razón nos habla de la existencia de Dios y nos dice que es Infinito, Eterno, Omnipotente, ...
Ver Libro
La Epifanía del Señor

La Epifanía del Señor

Del santo Evangelio según san Mateo 2, 1-12 Nacido Jesús en Belén de Judea, en tiempo del rey Herodes, unos magos que venían del Oriente ...
Ver Libro
Las manos de Dios en la historia humana

Las manos de Dios en la historia humana

Para muchos hombres actuales Dios existe, pero es un Dios lejano, algo así como el motor inmóvil de Aristóteles, que decía que había dado la ...
Ver Libro
Ay de vosotros, escribas y fariseos

Ay de vosotros, escribas y fariseos

Del santo Evangelio según san Mateo 23, 23-26 En aquel tiempo Jesús habló diciendo: «¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que pagáis el diezmo ...
Ver Libro
Milagros de Jesús 1 y 2 (Ilustrado)

Milagros de Jesús 1 y 2 (Ilustrado)

Las bodas de Caná (Jn.2,2-12) HABIÉNDOSE celebrado unas bodas en Caná de Galilea, resulta que la Madre de Jesús estaba allí. Y pasando por allí ...
Ver Libro
María, Madre Del Redentor

María, Madre Del Redentor

“La Madre del Redentor tiene un lugar preciso en el plan de la salvación, porque, ‘al llegar la plenitud de los tiempos, envió Dios a ...
Ver Libro
La agonía de Cristo

La agonía de Cristo

“Y dicho el himno de acción de gracias, salieron hacia el monte de los Olivos”. Aunque habla hablado de tantas cosas santas durante la cena ...
Ver Libro
Catecismo de La Iglesia Católica

Catecismo de La Iglesia Católica

«Agradezco infinitamente a Dios Nuestro Señor el haber dado a la Iglesia este Catecismo, promulgado en 1992 por mi venerado y amado Predecesor, el Papa ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.