vidayreino

Por favor califica este libro:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

San Juan Eudes

INTRODUCCIÓN

El Reino de Jesús apareció en Caen el año 1637 . Después de rendir homenaje y consagrar la Obra a Jesús y María, el autor la dedicó a la Sra. de Budos, abadesa de la Santísima Trinidad de Caen, y a sus religiosas. En la elevación preliminar, lo presenta también a las almas piadosas que quieren amar a Jesucristo, en especial a las que están a su cargo. Los hijos e hijas del Santo siempre han tenido esta Obra en la mayor estima y han hecho de ella su manual preferido.

Cuando publicó el Reino de Jesús, el P. Eudes pertenecía a la Congregación del Oratorio, donde entró en 1623 y de la que se separó el año 1643 para fundar la Congregación de Jesús y María Intensamente impregnado de la doctrina espiritual de los PP. de Bérulle y de Condren, de la que había hecho la regla de su vida, trabajó con todas sus fuerzas por difundirla en torno suyo. Tal es el fin que se propuso al publicar el Reino de Jesús. Es indudable que en vano se buscarían en él las elevadas especulaciones del Cardenal de Bérulle sobre el misterio de la Encarnación y las no menos elevadas consideraciones del P. de Condren sobre el sacerdocio y el sacrificio de Jesucristo. El Santo las había sin duda ávidamente recogido para nutrir con ellas su piedad personal, pero, apóstol ante todo, lo que se proponía enseñar a las almas no era la teoría, sino la práctica de la vida cristiana. En el Reino de Jesús se limita a lo que tiene de práctico la doctrina de sus maestros, haciendo ver su aplicación a l os detalles todos de la vida. Su libro es una obra de vulgarización en la que se esfuerza por poner al alcance de todos las enseñanzas tan hermosas de la Escuela francesa(1). Añade ciertamente citas de autores que no pertenecen a esta escuela, por ejemplo, a santa Gertrudis, a santa Matilde, a san Francisco de Sales, al P. Rodríguez. Su pensamiento, además pare. ce orientarse ya hacia la devoción a los Sagrados Corazones, que más tarde le será tan querida. pero los principios dominantes de su libro, y que forman como su osamenta, son los de la Escuela Francesa, y cuando se quiere dar plenamente con su originalidad y alcance, es por lo menos utilísimo recurrir a los escritos del Cardenal de Bérulle, del P. de Condren, de san Vicente de Paúl, de M. Olier y de Otros escritores de esta gran época. En algunas de las páginas siguientes recordaremos sumariamente estos principios a fin in de f acilitar la lectura y el uso del Reino de Jesús.





Paginas de descarga




Paginas de descarga




Libros de este autor/tema

Contrato del hombre con Dios mediante el bautismo

Contrato del hombre con Dios mediante el bautismo

A la Congregación de la Iglesia Santa Brígida, Falls of Schnylkill: Mientras nuestro prójimo últimamente ha sido el teatro de una enojosa controversia por el ...
Ver Libro
El Corazón Admirable de la Madre de Dios

El Corazón Admirable de la Madre de Dios

Cuya lectura es necesaria Decir Madre de Dios, es decir un abismo Insondable de gracia y de santidad , un océano sin límites de excelencias ...
Ver Libro


Libros de este autor/tema

Contrato del hombre con Dios mediante el bautismo

Contrato del hombre con Dios mediante el bautismo

A la Congregación de la Iglesia Santa Brígida, Falls of Schnylkill: Mientras nuestro prójimo últimamente ha sido el teatro de una enojosa controversia por el ...
Ver Libro
El Corazón Admirable de la Madre de Dios

El Corazón Admirable de la Madre de Dios

Cuya lectura es necesaria Decir Madre de Dios, es decir un abismo Insondable de gracia y de santidad , un océano sin límites de excelencias ...
Ver Libro
Parábola del juez corrupto

Parábola del juez corrupto

Autor: P. Clemente González  Del santo Evangelio según san Lucas 18, 1-8 En aquel tiempo, Jesús, para explicar a sus discípulos que era preciso orar ...
Ver Libro
Ay de vosotros, escribas y fariseos

Ay de vosotros, escribas y fariseos

Del santo Evangelio según san Mateo 23, 23-26 En aquel tiempo Jesús habló diciendo: «¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que pagáis el diezmo ...
Ver Libro
Amor de la Sabiduría Eterna

Amor de la Sabiduría Eterna

Este libro presenta el contexto fundamental de los demás escritos de san Luis María. Trata de la relación de Dios con la humanidad, poniendo de ...
Ver Libro
Una luz en la noche

Una luz en la noche

Autor: Ma Esther de Ariño Hoy es jueves, Señor, y vengo con el alma en sombras, sombras que se llegan a convertir en oscuridad si ...
Ver Libro
Armadura Espiritual Completa

Armadura Espiritual Completa

La Armadura Espiritual es nuestra protección en estos tiempos de grandes tribulaciones, que nos permite ser defensores de la fe y luchar contra los ataques ...
Ver Libro
¿Qué quiere Dios de mí?

¿Qué quiere Dios de mí?

La pregunta surge en momentos clave de la propia vida: ¿qué quiere Dios de mí? En ocasiones, esa pregunta encierra un error de fondo, pues ...
Ver Libro
Cristo, Nuestra Esperanza

Cristo, Nuestra Esperanza

Cristo es la imagen visible del amor del Padre. El que lo ve a él ve al Padre. En él reside la mayor prueba de ...
Ver Libro
Lo eterno sin disimulo

Lo eterno sin disimulo

La fe es un tesoro enorme, como un caudal abundante e inagotable de bienes; y el creyente de fe limpia, profundamente enraizada, de fe fecunda ...
Ver Libro
Signos de los tiempos

Signos de los tiempos

Autor: P . Sergio Córdova LC  Del santo Evangelio según san Marcos 13, 24-32 En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Pasado el sufrimiento ...
Ver Libro
El Pobre de Nazaret

El Pobre de Nazaret

HABÍAN transcurrido aproximadamente dos jornadas desde que salieron de Nazaret. La primavera había estallado silenciosamente, y el valle de Esdrelón era una alfombra verde y ...
Ver Libro
Historias de un Alma

Historias de un Alma

  Me parece que si una florecilla pudiera hablar, diría simplemente lo que Dios ha hecho por ella, sin tratar de ocultar los regalos que ...
Ver Libro
Cristología

Cristología

El Hijo de Dios “por nosotros los hombres y por nuestra salvación bajó del cielo y... se encarnó.” Catequesis del 14 de enero de 1987 ...
Ver Libro
No se dejen engañar

No se dejen engañar

En aquel tiempo algunos ponderaban la belleza del Templo, que estaba adornado de bellas piedras y ofrendas votivas. Jesús les dijo: Esto que veis, llegarán ...
Ver Libro
Cristología de los primeros maestros franciscanos

Cristología de los primeros maestros franciscanos

La primer escuela franciscana de teología fue la Oxford (1228), cuando el célebre maestro Roberto di Grosseteste llevó su cátedra al convento de los franciscanos ...
Ver Libro
¡Ha resucitado el Señor!

¡Ha resucitado el Señor!

Autor: P . Sergio Córdova LC  El día después del sábado, María Magdalena fue al sepulcro muy de mañana cuando aún era de noche, y ...
Ver Libro

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario