,

El Corazón Admirable de la Madre de Dios

San Juan Eudes

PROLOGO

Cuya lectura es necesaria

Decir Madre de Dios, es decir un abismo Insondable de gracia y de santidad , un océano sin límites de excelencias y perfecciones, un mundo Inmenso de grandezas y maravillas. Porque, siendo infinita, la dignidad de Madre de Dios comprende un sin fin de cosas grandes y maravillosas.

Esta es la razón de que esté la tierra llena de santos libros compuestos para alabanza de esta Madre admirable, existiendo en tal cantidad que un excelente autor ha llegado a contar más de cinco mil, sin hablar de los que él desconocía . Sólo la Compañía de Jesús puede presentar más de trescientos de sus piadosos y doctos Hijos que consagraron la pluma a la  gloria de la Reina de¡ cielo. ¿No habéis oído hablar de tantos y voluminosos libros compuestos tan sólo sobre el Cántico de esta Virgen bienaventurada, su «Magníficat»? ¡Cuántos Santos Padres y otros graves autores han escrito sobre su Inmaculada Concepción y sobre los demás misterios de su santísima vida, sobre sus eminentísimas virtudes, sobre sus maravillosas dates, sobre las raras perfecciones de su cuerpo virginal, sobre las bellezas cautivadoras de su alma santísima, sobre los privilegios y prerrogativas incomparable vinculados a su excelsa dignidad de Madre de Dios! Sin embargo, no he encontrado un solo libro dedicado a su amabilísimo Corazón: no obstante de ser lo más digno, lo más noble y admirable de esta divina Virgen, y aun la -fuente y el hontanar de todas sus grandezas, como vamos a demostrar claramente en seguida.

Por eso creo hacer un servicio a Nuestro Señor y a su Santísima Madre y un obsequio a cuantos han profesado honrarla y amarla como a soberana y verdadera Madre, con la publicación de este libro para excitar en los corazones de sus lectores una veneración y devoción particular hacia su amabilísimo Corazón: devoción que será fuente inagotable de toda clase de bendiciones según el testimonio del gran San Ignacio de Loyola quien, habiendo llevado sobre su pecho, desde el día de su conversión hasta el último de su vida, una Imagen del Sagrado Corazón de la Madre de Dios, aseguraba que por su mediación había obtenido de la divina Bondad gracias y favores sin cuento.

La obra está dividida en doce libros en que se exponen los temas que figuran en el índice que sigue a cada volumen.

Las afirmaciones que en estos doce libros se contienen están respaldadas por las divinas Escrituras, la doctrina de los Santos Padres y con buenas y sólidas razones.

También podréis oír a la misma Verdad, Jesucristo Nuestro Señor, y a su divina ~e, hablando en ciertos pasajes a Santa Brígida, a Santa Gertrudis, Santa Matilde, Santa Teresa, de los maravillosos efectos de la bondad inefable de su benignísimo Corazón. Debéis saber que dos grandes Concilios generales, el de Constanza y el de Basilea, y tres grandes Papas, Bonifacio IX, Martín V y Urbano VI han dado su aprobación a los libros de Santa Brígida, después de haberlos hecho examinar diligentemente por varios y graves autores. Y aun la Iglesia, ¿no les ha dado su autorización, cuando en la oración que dirige a Dios en la fiesta de la  santa, se expresa en estos términos: «¡Oh Dios, que revelasteis los secretos del cielo a la Bienaventurada Brígida, por vuestro unigénito Hijo!>>.

Tened entendido, además, que los libros de Santa Gertrudis y de Santa Matilde han sido aprobados por un crecidísimo número de santos doctores y sabios teólogos; entre otros por el famosísimo y piadosísimo P. Francisco Suárez, de la Compañía de Jesús, un verdadero prodigio de ciencia, del cual tenemos una aprobación bien extensa de los libros de Santa Gertrudis traducidos al castellano, fechada en Salamanca el 15 de Julio de 1603.

El santo abad Blosio, tan apreciado entre los teólogos, escolásticos y místicos, después de una lectura, repetida doce veces en un solo año, del libro de Santa Gertrudis: «Insinuaciones de la  piedad divina>, se preocupa de citarlo repetidamente en sus libros con elogios que evidencian la estima grande en que lo tenla.

«Aunque no tuviésemos más pruebas de nuestras creencias religiosas —dice este santo y sabio autor—que los libros de Santa Gertrudis, de Santa Matilde, de Santa Hildegarda, de Santa Brígida y otras semejantes a quienes ha manifestado Dios sus secretos, según la expresión del profeta Joel, ello sólo bastaría para confundir a todos los herejes y para dar un Inquebrantable fundamento a las verdades de la fe católica>.

No sólo un crecido número de Doctores ilustres en ciencia y santidad ha dado su aprobación a estos libros, sino también numerosas y célebres Universidades, principalmente la de Alcalá y Salamanca, después de haberlos sometido a un riguroso examen de varios teólogos de nota.

Todos los hombres desean, naturalmente, y se gozan en ver cosas extraordinarias y milagrosas que superan las fuerzas de la naturaleza. Nada hay, tampoco, después de la Palabra divina, tan eficaz, tan apto para Conquistar la mente, ni que tanto Impresione el corazón. Un solo milagro auténtico y bien probado tiene más fuerza de persuasión para nosotros que muchas razones. Pues las razones se contradicen y destruyen Con otras razones: pero un hecho milagroso produce tal impresión en el alma, que no tiene otro remedio que rendirse. Por eso el espíritu de la mentira, enemigo Mortal de la  verdad, se ha esforzado siempre en desacreditar los milagros. Y esto parece haber querido hacer por la impiedad de Lutero y de Calvino. Pero como se trata de un don hecho por Dios desde el principio a su Iglesia y que seguirá haciéndolo por toda. su existencia, la malicia de la  herejía nunca jamás podrá arrebatárselo, a menos de que fallen todas las divinas Escrituras, los Anales de la Historia eclesiástica, los escritos de los santos, llenas todas de historias milagrosas.

En este libro encontraréis algunas de esas historias; todas desde luego auténticas, conformes con la fe y la razón y referidas por autores célebres y dignos de crédito.

Por último, si algo bueno hay en esta obra a sólo Dios sea toda la gloria, que es principio de todo bien. Si algo malo, para mí la vergüenza y confusión, pues en mí llevo la fuente de todo mal 8. Todo lo someto de corazón a la corrección de Aquélla que, guiada en todo por el Espíritu de la verdad, está constituida en columna y fundamento de la verdad. ¡Oh Dios de gracia y de verdad, que yo a Ti te contemple en todo bien; y que me vea a mí mismo en todo lo malo.


Para activar la descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción premium.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:


DETALLES DE ESTE LIBRO


Más de este autor/tema


Memorias de la Hermana Lucía

Memorias de la Hermana Lucía

Esta décima edición (como ya las precedentes) del primer volumende las Memorias de la Hermana Lucía en lengua española está enriquecida en relación a las ...
Las Apariciones de Fátima

Las Apariciones de Fátima

En preparación para las apariciones de Nuestra Señora, un ángel quien se identificó como el Ángel de Portugal, le habló en primer lugar a los ...
Oraciones a La Santísima Virgen María

Oraciones a La Santísima Virgen María

¡María! ¡María! ¡Dulcísima María, Madre querida y poderosa Auxiliadora mía! Aquí me tienes; tu voz maternal ha dado nuevos bríos a mi alma y anhelosa ...
Los Sagrados Corazones de Jesús y de María

Los Sagrados Corazones de Jesús y de María

No es justo separar dos realidades que Dios ha unido tan estrechamente con los lazos más fuertes de la naturaleza, de la Gracia y de ...
El Verdadero y Extraordinario Rostro de la Virgen de Guadalupe

El Verdadero y Extraordinario Rostro de la Virgen de Guadalupe

Desde el Sábado 12/Diciembre/1531, cuando la Imagen de la Virgen de Guadalupe fue vista por primera vez, todos quedaron convencidos de que esta es un ...
Los Dogmas de María

Los Dogmas de María

Este libro que con toda humildad llega a los fieles es un fruto más del año bimilenario que hizo vibrar los corazones de los hijos ...
María, Madre Del Redentor

María, Madre Del Redentor

“La Madre del Redentor tiene un lugar preciso en el plan de la salvación, porque, ‘al llegar la plenitud de los tiempos, envió Dios a ...
La verdad sobre el Secreto de Fátima

La verdad sobre el Secreto de Fátima

Este es un libro «popular», ciertamente; pero absolutamente serio. Ninguna de nuestras afirmaciones — o, a veces, de nuestras correcciones a errores anteriores — está ...
La siempre Virgen Santa María de Guadalupe en España y México

La siempre Virgen Santa María de Guadalupe en España y México

NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE En Cáceres, España. La Imagen española de la "Guadalupe" es una antigua talla de madera de cedro, revestida por ricos mantos ...
Dios te Salve, Reina y Madre

Dios te Salve, Reina y Madre

Unos meses antes de morir, Santa Teresa de Lisieux realizó su sueño de expresar en forma de canción todo lo que pensaba sobre la Virgen ...
LOURDES, relato auténtico de las apariciones

LOURDES, relato auténtico de las apariciones

Querido profesor. Cuando le pedí, en 1954, que estudiara los hechos de Lourdes, no imaginaba las proporciones de la obra en la cual esta solicitud ...
Como un ejército: comentarios a la promesa legionaria

Como un ejército: comentarios a la promesa legionaria

Como un ejército formado en batalla. Con estas palabras, los legionarios de todo el mundo aclaman diariamente, en el rezo de la catena, a la ...
La Perfecta Virgen Santa María de Guadalupe en España y México

La Perfecta Virgen Santa María de Guadalupe en España y México

En Cáceres, España. Fiesta: 08 de Septiembre. La Imagen española de Nuestra Señora de Guadalupe fue donada por el Papa Gregorio el Grande al Obispo ...
Con María, multiplicando migas...

Con María, multiplicando migas…

Susana Ratero es una querida amiga y hermana en Cristo. No recuerdo cuándo fue que la conocí, pero tengo la impresión de que siempre fuimos ...
El Primer Amor del Mundo

El Primer Amor del Mundo

Todo ser humano tiene en lo íntimo de su corazón un diseño fiel del ser al que ama. Lo que aparentemente es “amor a primera ...
Surge ¡Levántate!

Surge ¡Levántate!

A modo de introducción, lo primero que deseo es saludarte, y agradecerte por emprender este camino, que juntos vamos a transitar, a través del mejor ...
El Gran Inquisidor: ¡Torquemada!

El Gran Inquisidor: ¡Torquemada!

En la obra "La Verdad sobre la Inquisición” expusimos las mayores dificultades con que se tropieza quien quiere llevar a alguien un concepto justo de ...
Relatos a la sombra de la Cruz

Relatos a la sombra de la Cruz

San Josemaría Escrivá nos enseñó a hablar con Dios viviendo el Evangelio desde dentro, siendo «un personaje más» en cada escena de la vida del ...
365 días con Juan XXIII

365 días con Juan XXIII

Dada la índole de la obra que presentamos, nos ha parecido más conveniente ofrecer unas coordenadas vitales del papa Juan XXIII, que son por las ...
El herrero de Wooton Major

El herrero de Wooton Major

Había una vez un pueblo, no hace mucho tiempo para los de buena memoria, ni muy distante para los de largas zancas. Llevaba el nombre ...
Son tres los que se casan

Son tres los que se casan

El amor se halla principalmente en la voluntad y no en las emociones o en las glándulas; la voluntad es la voz y las emociones ...
La paz interior

La paz interior

La experiencia os demostrará que la paz, que infundirá en vosotros la caridad, el amor a Dios y al prójimo, es el camino seguro hacia ...
El Camino del Perdón

El Camino del Perdón

La tarde del 5 de julio de 1902, agonizaba en un hospital de la ciudad de Nettuno una jovencita llamada María Goretti. Su agonía había ...
Y Habitó entre nosotros

Y Habitó entre nosotros

La Navidad es un tiempo especial, un tiempo siempre nuevo; un tiempo de gozo y de alegría profundos; un tiempo de fe y de esperanza; ...
La casa sobre roca

La casa sobre roca

En este libro trato del noviazgo, del matrimonio y de la educación de los hijos. Del noviazgo como escuela de la amistad matrimonial y el ...
El Corazón Admirable de la Madre de Dios

El Corazón Admirable de la Madre de Dios

Cuya lectura es necesaria Decir Madre de Dios, es decir un abismo Insondable de gracia y de santidad , un océano sin límites de excelencias ...
Sintió compasión de ellos

Sintió compasión de ellos

“Y al ver a la muchedumbre, sintió compasión de ella, porque estaban vejados y abatidos como ovejas que no tienen pastor. Entonces dice a sus ...
Homilías del Padre Raniero Cantalamessa

Homilías del Padre Raniero Cantalamessa

En la vida de San Francisco se lee que, después de su conversión, cuando empezó a predicar se iba por aldeas y pueblos, y cuando ...
María en nuestro tiempo

María en nuestro tiempo

La nueva encíclica del Papa sobre María es una obra maestra, porque en ella se pone a la Madre de Dios cerca de nosotros, en ...
Vida y anécdotas del santo Cura de Ars

Vida y anécdotas del santo Cura de Ars

  La vida del santo cura de Ars es un ejemplo luminoso para todos y, de modo especial, para los sacerdotes. Por ello, la Iglesia ...
Al César lo que es del César, Benedicto XVI y la libertad

Al César lo que es del César, Benedicto XVI y la libertad

Ya es casi un lugar común afirmar que estamos viviendo en un mundo relativista. Parece que toma realidad en nuestra época la letra anticipadora del ...
Hablemos del Diablo

Hablemos del Diablo

El título de mi libro, “Hablemos del diablo”, a más de alguno le puede parecer agresivo, y lo es. En estos tiempos de tanta confusión ...
La mujer que venció el mal

La mujer que venció el mal

El beato Juan Pablo II, en su carta apostólica Tertio millennio adveniente, encomendaba al Espíritu Santo el cometido de conducir a las almas a entrar ...
Diario de un escritor

Diario de un escritor

El lunes 26 de enero de 1881 Vera, una de las hermanas de Dostoyevski, llegó de visita a casa del escritor. En medio de la ...
Libro de las Visiones e Instrucciones de Angela de Foligno

Libro de las Visiones e Instrucciones de Angela de Foligno

En verdad, la experiencia de los creyentes comprueba, penetra y toca con la mano al Verbo de vida que se hizo carne. El mismo lo ...
Jesucristo, horizonte de esperanza I y II

Jesucristo, horizonte de esperanza I y II

 Los compañeros y amigos de Manuel Gesteira sabíamos desde hace varios años que preparaba una cristología, resultado de sus muchos años de docencia en la ...
Texto original del Tercer Secreto de Fátima (lectura online)

Texto original del Tercer Secreto de Fátima (lectura online)

Tercera parte del secreto de Fátima, revelado el 13 de julio de 1917 a los tres pastorcillos en la Cueva de Iria-Fátima y transcrito por ...
Abrahan y Sara

Abrahan y Sara

La Biblia cuenta que hace ya muchos años, más o menos en 1750 antes del nacimiento de Jesús, un hombre, llamado Abrahán, preparó sus cosas ...
Como incienso en tu presencia

Como incienso en tu presencia

Quienes sentimos en nuestro corazón la realidad de Dios y su presencia amorosa que nos llama, respondemos a esa llamada con la oración. La oración ...
La frontera de Dios

La frontera de Dios

Amigo Editor: No me quedo tranquilo si no escribo estas líneas. Necesito decir un par de cosas, y, aunque esto no se use, usted me ...
El Espíritu Ora en nosotros

El Espíritu Ora en nosotros

EN todas partes los hombres tienen hambre de oración. No es que carezcan de estudios teológicos sobre la oración porque los hay excelentes. Pero, ¿dónde ...
Sentido teológico de la muerte

Sentido teológico de la muerte

Al proponemos hacer algunas reflexiones sobre la teología de la muerte, son inevitables algunas observaciones previas, a fin de que el tema no sea mal ...
Mientras no tengamos rostro

Mientras no tengamos rostro

C. S. Lewis nació en Irlanda en 1898. Estudió en Oxford, donde fue profesor de Literatura inglesa medieval y renacentista desde 1925 hasta 1954. Este ...
Acompañemos a Jesús, Viacrucis para niños

Acompañemos a Jesús, Viacrucis para niños

Durante la Cuaresma y la Semana Santa, la Iglesia nos invita, con especial insistencia, a rezar el Vía crucis, la oración litúrgica que nos permite ...
Santa Gema Galgani Amor Total

Santa Gema Galgani Amor Total

La vida de santa Gema Galgani puede resumirse diciendo que fue una vida de amor total a Cristo. Amor sin condiciones y hasta el fin ...
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta