San Juan Eudes

PROLOGO

Cuya lectura es necesaria

Decir Madre de Dios, es decir un abismo Insondable de gracia y de santidad , un océano sin límites de excelencias y perfecciones, un mundo Inmenso de grandezas y maravillas. Porque, siendo infinita, la dignidad de Madre de Dios comprende un sin fin de cosas grandes y maravillosas.

   

Esta es la razón de que esté la tierra llena de santos libros compuestos para alabanza de esta Madre admirable, existiendo en tal cantidad que un excelente autor ha llegado a contar más de cinco mil, sin hablar de los que él desconocía . Sólo la Compañía de Jesús puede presentar más de trescientos de sus piadosos y doctos Hijos que consagraron la pluma a la  gloria de la Reina de¡ cielo. ¿No habéis oído hablar de tantos y voluminosos libros compuestos tan sólo sobre el Cántico de esta Virgen bienaventurada, su «Magníficat»? ¡Cuántos Santos Padres y otros graves autores han escrito sobre su Inmaculada Concepción y sobre los demás misterios de su santísima vida, sobre sus eminentísimas virtudes, sobre sus maravillosas dates, sobre las raras perfecciones de su cuerpo virginal, sobre las bellezas cautivadoras de su alma santísima, sobre los privilegios y prerrogativas incomparable vinculados a su excelsa dignidad de Madre de Dios! Sin embargo, no he encontrado un solo libro dedicado a su amabilísimo Corazón: no obstante de ser lo más digno, lo más noble y admirable de esta divina Virgen, y aun la -fuente y el hontanar de todas sus grandezas, como vamos a demostrar claramente en seguida.

Por eso creo hacer un servicio a Nuestro Señor y a su Santísima Madre y un obsequio a cuantos han profesado honrarla y amarla como a soberana y verdadera Madre, con la publicación de este libro para excitar en los corazones de sus lectores una veneración y devoción particular hacia su amabilísimo Corazón: devoción que será fuente inagotable de toda clase de bendiciones según el testimonio del gran San Ignacio de Loyola quien, habiendo llevado sobre su pecho, desde el día de su conversión hasta el último de su vida, una Imagen del Sagrado Corazón de la Madre de Dios, aseguraba que por su mediación había obtenido de la divina Bondad gracias y favores sin cuento.

La obra está dividida en doce libros en que se exponen los temas que figuran en el índice que sigue a cada volumen.

Las afirmaciones que en estos doce libros se contienen están respaldadas por las divinas Escrituras, la doctrina de los Santos Padres y con buenas y sólidas razones.

También podréis oír a la misma Verdad, Jesucristo Nuestro Señor, y a su divina ~e, hablando en ciertos pasajes a Santa Brígida, a Santa Gertrudis, Santa Matilde, Santa Teresa, de los maravillosos efectos de la bondad inefable de su benignísimo Corazón. Debéis saber que dos grandes Concilios generales, el de Constanza y el de Basilea, y tres grandes Papas, Bonifacio IX, Martín V y Urbano VI han dado su aprobación a los libros de Santa Brígida, después de haberlos hecho examinar diligentemente por varios y graves autores. Y aun la Iglesia, ¿no les ha dado su autorización, cuando en la oración que dirige a Dios en la fiesta de la  santa, se expresa en estos términos: «¡Oh Dios, que revelasteis los secretos del cielo a la Bienaventurada Brígida, por vuestro unigénito Hijo!>>.

Tened entendido, además, que los libros de Santa Gertrudis y de Santa Matilde han sido aprobados por un crecidísimo número de santos doctores y sabios teólogos; entre otros por el famosísimo y piadosísimo P. Francisco Suárez, de la Compañía de Jesús, un verdadero prodigio de ciencia, del cual tenemos una aprobación bien extensa de los libros de Santa Gertrudis traducidos al castellano, fechada en Salamanca el 15 de Julio de 1603.

El santo abad Blosio, tan apreciado entre los teólogos, escolásticos y místicos, después de una lectura, repetida doce veces en un solo año, del libro de Santa Gertrudis: «Insinuaciones de la  piedad divina>, se preocupa de citarlo repetidamente en sus libros con elogios que evidencian la estima grande en que lo tenla.

«Aunque no tuviésemos más pruebas de nuestras creencias religiosas —dice este santo y sabio autor—que los libros de Santa Gertrudis, de Santa Matilde, de Santa Hildegarda, de Santa Brígida y otras semejantes a quienes ha manifestado Dios sus secretos, según la expresión del profeta Joel, ello sólo bastaría para confundir a todos los herejes y para dar un Inquebrantable fundamento a las verdades de la fe católica>.

No sólo un crecido número de Doctores ilustres en ciencia y santidad ha dado su aprobación a estos libros, sino también numerosas y célebres Universidades, principalmente la de Alcalá y Salamanca, después de haberlos sometido a un riguroso examen de varios teólogos de nota.

Todos los hombres desean, naturalmente, y se gozan en ver cosas extraordinarias y milagrosas que superan las fuerzas de la naturaleza. Nada hay, tampoco, después de la Palabra divina, tan eficaz, tan apto para Conquistar la mente, ni que tanto Impresione el corazón. Un solo milagro auténtico y bien probado tiene más fuerza de persuasión para nosotros que muchas razones. Pues las razones se contradicen y destruyen Con otras razones: pero un hecho milagroso produce tal impresión en el alma, que no tiene otro remedio que rendirse. Por eso el espíritu de la mentira, enemigo Mortal de la  verdad, se ha esforzado siempre en desacreditar los milagros. Y esto parece haber querido hacer por la impiedad de Lutero y de Calvino. Pero como se trata de un don hecho por Dios desde el principio a su Iglesia y que seguirá haciéndolo por toda. su existencia, la malicia de la  herejía nunca jamás podrá arrebatárselo, a menos de que fallen todas las divinas Escrituras, los Anales de la Historia eclesiástica, los escritos de los santos, llenas todas de historias milagrosas.

En este libro encontraréis algunas de esas historias; todas desde luego auténticas, conformes con la fe y la razón y referidas por autores célebres y dignos de crédito.

Por último, si algo bueno hay en esta obra a sólo Dios sea toda la gloria, que es principio de todo bien. Si algo malo, para mí la vergüenza y confusión, pues en mí llevo la fuente de todo mal 8. Todo lo someto de corazón a la corrección de Aquélla que, guiada en todo por el Espíritu de la verdad, está constituida en columna y fundamento de la verdad. ¡Oh Dios de gracia y de verdad, que yo a Ti te contemple en todo bien; y que me vea a mí mismo en todo lo malo.


Enlace a La Pagina de Descarga


Enlace a La Pagina de Descarga


Pagina de descarga

Libro eBook El Corazón Admirable de la Madre de Dios


San Juan Eudes

25 octubre, 2015

update 5 julio, 2020

Ir a pagina de Descarga





Más de este autor/tema


El Primer Amor del Mundo

El Primer Amor del Mundo

Todo ser humano tiene en lo íntimo de su corazón un diseño fiel del ser al que ama. Lo que aparentemente es “amor a primera ...
Ver Libro
Hipótesis sobre María

Hipótesis sobre María

María, la madre de Jesús de la que nos hablan los Evangelios, es sin duda la mujer que más impacto cultural y social ha tenido ...
Ver Libro
La Perfecta Virgen Santa María de Guadalupe en España y México

La Perfecta Virgen Santa María de Guadalupe en España y México

En Cáceres, España. Fiesta: 08 de Septiembre. La Imagen española de Nuestra Señora de Guadalupe fue donada por el Papa Gregorio el Grande al Obispo ...
Ver Libro
La siempre Virgen Santa María de Guadalupe en España y México

La siempre Virgen Santa María de Guadalupe en España y México

NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE En Cáceres, España. La Imagen española de la "Guadalupe" es una antigua talla de madera de cedro, revestida por ricos mantos ...
Ver Libro
La Vida oculta de La Virgen María

La Vida oculta de La Virgen María

Esta Vida de María cuenta una parte esencial del plan divino para rescatar a la especie humana del desastre desencadenado por el pecado original y ...
Ver Libro
¡Llena de Gracia!

¡Llena de Gracia!

Sin lugar a dudas, un elemento importante de nuestra fe cristiana, católica, es la devoción a María, Madre de Jesús, y también Madre espiritual de ...
Ver Libro
Jacinta y Francisco de Fátima

Jacinta y Francisco de Fátima

  De la boca de los pequeños brota las alabanzas de Dios. La perfecta alabanza os la dan los labios y los más pequeños. Así, ...
Ver Libro
Oraciones a La Santísima Virgen María

Oraciones a La Santísima Virgen María

¡María! ¡María! ¡Dulcísima María, Madre querida y poderosa Auxiliadora mía! Aquí me tienes; tu voz maternal ha dado nuevos bríos a mi alma y anhelosa ...
Ver Libro
Dios te Salve, Reina y Madre

Dios te Salve, Reina y Madre

Unos meses antes de morir, Santa Teresa de Lisieux realizó su sueño de expresar en forma de canción todo lo que pensaba sobre la Virgen ...
Ver Libro
Nuestra Señora del Buen Suceso

Nuestra Señora del Buen Suceso

Era el año 1563. En la Provincia vasca de Vizcaya, cerca de la frontera con Francia. En una familia aristocrática de España, Mariana Francisca de ...
Ver Libro
Nuestra Señora de Fátima

Nuestra Señora de Fátima

En 1917, en el momento de las apariciones, Fátima era una ciudad desconocida de 2.500 habitantes, situada a 800 metros de altura y a 130 ...
Ver Libro
El Verdadero y Extraordinario Rostro de la Virgen de Guadalupe

El Verdadero y Extraordinario Rostro de la Virgen de Guadalupe

Desde el Sábado 12/Diciembre/1531, cuando la Imagen de la Virgen de Guadalupe fue vista por primera vez, todos quedaron convencidos de que esta es un ...
Ver Libro
Las Apariciones de Fátima

Las Apariciones de Fátima

En preparación para las apariciones de Nuestra Señora, un ángel quien se identificó como el Ángel de Portugal, le habló en primer lugar a los ...
Ver Libro
Vida y Reino de Jesús en las Almas cristianas

Vida y Reino de Jesús en las Almas cristianas

El Reino de Jesús apareció en Caen el año 1637. Después de rendir homenaje y consagrar la Obra a Jesús y María, el autor la ...
Ver Libro
Mística Ciudad de Dios

Mística Ciudad de Dios

De la razón de escribirla y otras advertencias para esto. Quien llegare a entender —si por dicha lo entendiere alguno—que una mujer simple, por su ...
Ver Libro
La Dignidad y Santidad Sacerdotal

La Dignidad y Santidad Sacerdotal

Este libro que titulamos «LA DIGNIDAD Y SANTIDAD SACERDOTAL» fue escrito por el santo doctor bajo el título genérico de «Selva de materias predicables e ...
Ver Libro
Razones para la alegría

Razones para la alegría

Me pregunto si la mañana de hoy es, precisamente, la ideal para escribir el prólogo de un libro que se titula Razones para la alegría ...
Ver Libro
Devocionario de 1931

Devocionario de 1931

La religión cristiana está extendida por todo el mundo y a ella debemos nuestra civilización. Saber, pues, lo que es dicha religión es asunto que ...
Ver Libro
Aunque todos... yo no

Aunque todos… yo no

1. Siendo el tiempo cosa de tan subido precio y el perderlo falta tan deplorable, quiero hacer una advertencia honrada con el fin de que ...
Ver Libro
María es inmensamente feliz en el cielo

María es inmensamente feliz en el cielo

Su vida consistió en amar. La mujer que podemos definir como Amor vivió en este mundo sólo amando: amando a Dios, a su Hijo Jesús ...
Ver Libro
Introducción al Cristianismo

Introducción al Cristianismo

El problema del auténtico contenido y sentido de la fe cristiana está hoy, mucho más que en tiempos pasados, rodeado de incertidumbre. Quien ha seguido ...
Ver Libro
Visitas al Santísimo Sacramento y a María Santísima

Visitas al Santísimo Sacramento y a María Santísima

He aquí la fuente de todo bien, Jesús en el Santísimo Sacramento, el cual nos dice: Quien tenga sed, venga a mí. ¡Oh, cuán abundante ...
Ver Libro
La siempre Virgen Santa María de Guadalupe en España y México

La siempre Virgen Santa María de Guadalupe en España y México

NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE En Cáceres, España. La Imagen española de la "Guadalupe" es una antigua talla de madera de cedro, revestida por ricos mantos ...
Ver Libro
Roma, dulce hogar

Roma, dulce hogar

Damos gracias a Dios por el regalo de nuestra conversión a Jesucristo y a la Iglesia católica que Él fundó; porque sólo por la asombrosa ...
Ver Libro
Varios Escritos de Santa Teresita de Jesús

Varios Escritos de Santa Teresita de Jesús

 Inmediatamente después de nuestra muerte, compareceremos ante Dios que nos (¿enviará?) al cielo o al infierno o bien al purgatorio. Sobre la muerte. Podemos morir dentro ...
Ver Libro
San Cristóbal (Ilustrado)

San Cristóbal (Ilustrado)

La piedad popular ha tenido a San Cristóbal desde la antigüedad entre los santos más predilectos. Nuestro santo procedía del mundo pagano. Era hijo de ...
Ver Libro
Palabras para el camino

Palabras para el camino

 Ser cristiano es ir de camino. El Papa Francisco nos dice: “Dios nos quiere de pie… y caminando”. Vamos de camino, siguiendo las huellas de ...
Ver Libro
Cartas a un escéptico en materia de religión

Cartas a un escéptico en materia de religión

Carácter de la autoridad ejercida por la Iglesia católica. La fe y la libertad de pensar. Vano prestigio de las ciencias. Un pronunciamiento científico. Naufragio ...
Ver Libro
Los Dogmas de María

Los Dogmas de María

Este libro que con toda humildad llega a los fieles es un fruto más del año bimilenario que hizo vibrar los corazones de los hijos ...
Ver Libro
1000 máximas de don Bosco

1000 máximas de don Bosco

"San Juan Bosco, forjador de nuevas generaciones, es hasta el presente el primero y único educador que ha sabido llevar a los altares a los ...
Ver Libro
Salvifici Doloris

Salvifici Doloris

1. 'SUPLO en mi carne -dice el apóstol Pablo, indicando el valor salvífico del sufrimiento- lo que falta a las tribulaciones de Cristo por su ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta