Occidente parece inclinarse a unas formas de aislamiento creciente y egoísta.

— San Juan Pablo II

José Luis González-Balado

Santa –ya en vida– para todos

En la segunda mitad del siglo que acaba de quedar atrás, y convocado por un joven papa octogenario, hubo un Concilio ecuménico cuyo objetivo se condensaba en un neologismo de importación, aggiornamento, que significa –nadie, gracias a él, ya lo ignora– puesta al día.

Lo que Juan XXIII, más amante de la tradición –no del tradicionalismo– que nadie, quería poner al día, no era la sustancia del mensaje cristiano, sino el lenguaje con que se venía expresando. Ni él ni nadie con buen sentido hubieran pretendido que el Evangelio –las Bienaventuranzas, por ejemplo; el Sermón de la Montaña…– cambiasen. Sólo deseaba que lo puramente instrumental no se trocase en dogma, con menoscabo de una adecuada catequesis.

Una vez inaugurado el Concilio, en ningún momento pretendió Juan XXIII, respetuoso como nadie de competencias ajenas, dar lecciones de obligado cumplimiento. Pero tampoco se privó de realizar gestos que, sin arrumbar con nada, fueron parábolas de la puesta al día que él anhelaba.

Interpretando la voluntad de Juan XXIII, el entonces arzobispo de Bruselas, cardenal Suenens, criticó, en una histórica intervención en el aula conciliar, algunas de las cosas a su entender necesitadas de aggiornamento. Verbigracia: en el terreno de los procesos de beatificación de venerables y de canonización de beatos. Encontraba Suenens qué decir –o, más bien, criticar– en que, en el listado de los santos, existiera una inflación de eclesiásticos –papas, obispos, fundadores de órdenes y congregaciones religiosas, frailes, monjas…–, mientras, un suponer, había auténtica penuria de padres y madres de familia. Criticó también Suenens alguna cosa más. Por ejemplo, la complejidad de los procesos, que determinaba –en gran parte, sigue determinando– que, para cuando llegaban –los que… llegaban– al «honor de los altares» ya habían caído en el olvido, y dejado la escena del mundo las personas más susceptibles de, y hasta mejor dispuestas a, beneficiarse de sus ejemplos. Aún dejó caer una impresión más el cardenal-arzobispo de Malinas-Bruselas: que, a juzgar por las listas hagiográficas, la santidad parecía poco menos que una especie de exclusiva ibero-franco-italiana (o ítalo-franco-ibérica).

Cuando el Concilio acababa de cruzar el ecuador, hubo una ocasión de oro para escenificar, en el tema del reconocimiento de la santidad, el aggiornamento auspiciado por su convocante. Más aún: pudo hacerse justamente con… Angelo Roncalli, nombre de pila del pontífice justa y an-to-no-más-ti-ca-men-te conocido como El Papa Bueno. Fallecido Juan XXIII en universal olor de santidad, Suenens y otros protagonistas emergentes del Concilio presentaron una moción muy respaldada para que el Concilio avalase la unánime vox populi que reconocía como santo al Papa Bueno. Lo que el arzobispo de Bruselas y otros proponían era lo que, en riguroso argot teológico, se denomina canonización por aclamación.


Enlaces de Descarga



Enlaces de Descarga



Para activar la descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción premium.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:


DETALLES DE ESTE LIBRO


Más de este autor/tema


Teresa de Calcuta, Novela de un alma

Teresa de Calcuta, Novela de un alma

Es la primera verdadera santa contemporánea, y no solamente desde el punto de vista cronológico, ya que ha vivido y pertenece a nuestro tiempo, sino ...
Ver Libro
Más grandes que el amor

Más grandes que el amor

Era allí. En aquel decorado de fuego, de humo, de muerte. En aquel hedor de carne quemada, en medio del ballet de las parihuelas de ...
Ver Libro
El Amor más Grande

El Amor más Grande

  Ama para orar. Siente la necesidad de orar con frecuencia durante el día. La oración agranda el corazón hasta que éste es capaz de ...
Ver Libro
Momentos de humildad

Momentos de humildad

En este libro encontramos una selección de pensamientos que definen la vida y la obra de la Madre Teresa de Calcuta. Esta antología es algo ...
Ver Libro
Ven, sé mi luz

Ven, sé mi luz

 Durante décadas, Madre Teresa y su obra suscitaron un enorme interés público. A la vista de toda la atención que recibió durante su vida, y ...
Ver Libro
Miguel, Gabriel, Rafael, Arcángeles en acción

Miguel, Gabriel, Rafael, Arcángeles en acción

En este libro deseo presentar a los tres famosos arcángeles (Miguel, Gabriel y Rafael) para que podamos conocerlos más y así amarlos más. Conocer algunas ...
Ver Libro
El drama del humanismo ateo

El drama del humanismo ateo

Si los diferentes capítulos de esta obra no están organizados dentro de un todo sistemático, tampoco su objeto es, en la intención de su autor, ...
Ver Libro
Martín Lutero homicida y suicida

Martín Lutero homicida y suicida

¡Entonces se podría decir que Lutero está en el infierno! He aquí los motivos principales: él fue un "homicida", y es por esto que Lutero ...
Ver Libro
Así ama Él

Así ama Él

Conocer a Jesús  ¡Conocer y dar a conocer a Jesús! ¡Conocerlo y darlo a conocer todo lo más que se pueda! He aquí la suprema ...
Ver Libro
Formar para servir

Formar para servir

Las orientaciones y urgencias de cuantos conocen, aman y viven la Renovación Carismática Católica, van en la misma dirección: La necesidad de elegir cuidadosamente y ...
Ver Libro
La rueda de la vida

La rueda de la vida

Tal vez esta introducción sea de utilidad. Durante años me ha perseguido la mala reputación. La verdad es que me han acosado personas que me ...
Ver Libro
La Misa en cámara lenta

La Misa en cámara lenta

Si llego a contar con un público lector, mucho me temo que este libro constituirá una prueba severa para su paciencia. Que un sacerdote exhiba ...
Ver Libro
El Misterio del Bautismo de Jesús

El Misterio del Bautismo de Jesús

EL bautismo de Jesús y el misterio de la unción    Al comienzo de su evangelio, afirma Juan solemnemente que «de la plenitud» de la Palabra ...
Ver Libro
De los nombres divinos

De los nombres divinos

Habiendo dado estas explicaciones, es el momento de pasar a este atributo de la bondad, que los teólogos reconocen excelentemente y sobre todo en la ...
Ver Libro
San Bernardo Abad (Ilustrado)

San Bernardo Abad (Ilustrado)

—“¿A dónde lleváis a este pobre desgraciado?”. — A la plaza de la Villa para ser ajusticiado. Y Bernardo echándole su capa blanca del Cister ...
Ver Libro
Vida de Santa Catalina de Siena

Vida de Santa Catalina de Siena

Vivía en la ciudad de Siena, en Toscana, un hombre llamado Jácomo, descendiente de la familia de los Benencasa, un hombre sencillo, leal, temeroso de ...
Ver Libro
La Armadura Espiritual

La Armadura Espiritual

"Me uno en oración al Corazón Inmaculado de María y a los ejércitos Celestiales para repeler toda maldad de los demonios. Hago extensiva esta oración ...
Ver Libro
Masonería

Masonería

NACE este libro como una necesidad viva, pues son muchos los españoles que, dentro y fuera del país, anhelan conocer la verdad y alcance de ...
Ver Libro
La Rosa y El Fuego

La Rosa y El Fuego

Pero hubo más, mucho más. Para ponernos en el cabal contexto, comencemos por formular algunas preguntas: ¿por qué a unas personas les cautiva esta música, ...
Ver Libro
San Juan de la Cruz. La biografía

San Juan de la Cruz. La biografía

Por si acaso hay algún lector atento (de acuerdo con el lenguaje ritual de los prólogos de antaño) que no esté informado todavía, me permito ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta