Antonio Rodríguez Pedrazuela

Antes de cruzar el puente

Deseo explicar a los lectores de este Puente de las Américas, a los de la otra orilla del Atlántico, allá en la lejana España, algo sobre el sentido de estas páginas.

   

Éste no es un libro de memorias, aunque evoque muchas vivencias personales. Mi vida sirve sólo como lugar de encuentro para entretejer los relatos que me han contado personas de perfiles, procedencias y circunstancias muy diversas: un judío sefardita; dos hermanos de ascendencia árabe; varios cardenales y obispos; dos niños de la calle; una mujer indígena cakchiquel; un famoso pediatra…

Tampoco es un libro de historia –dejo esa tarea para los historiadores de profesión–, aunque muestre, a grandes trazos, los hitos más significativos de la implantación del Opus Dei en América Central.

¿Cómo clasificarlo? Yo lo llamaría… un libro de aventuras; pero de aventuras reales, intensamente vividas, a una y otra orilla del Atlántico, con paisajes muy distintos: el mundo indígena del altiplano guatemalteco; las selvas intrincadas del Petén; el «Valle de las Hamacas» salvadoreño; las verdes montañas de Honduras; el cielo de Costa Rica; los lagos y volcanes de Nicaragua; el canal de Panamá…

Estas aventuras personales acaban contribuyendo, de un modo u otro, como los afluentes de un gran río tropical, a la aventura apostólica del Opus Dei en el Istmo.

Entre todas las personas que intervienen en esta aventura apostólica, hay una figura fundamental: el fundador del Opus Dei Josemaría Escrivá de Balaguer. Gracias a su fe, a su amor a la Iglesia y a su aliento apostólico constante, José María Báscones y yo llegamos, en julio de 1953, a este Puente de las Américas en el que ha transcurrido gran parte de nuestra vida; y siguió impulsando la labor hasta su dies natalis, el 26 de junio de 1975.

Su primer sucesor, Mons. Álvaro del Portillo, obispo-prelado del Opus Dei, continuó fidelísimamente sus pasos, impulsando las numerosas labores apostólicas que han ido surgiendo en estos países. Son como un «mar sin orillas», como nos decía el fundador del Opus Dei, que fue beatificado por Juan Pablo II el 17 de mayo de 1992.

Agradezco a todos los que han colaborado con sus sugerencias, recuerdos y testimonios, a la elaboración de este libro. Me he servido de numerosas entrevistas personales, realizadas para este fin, engarzándolas en un relato unitario. De nuevo, gracias a todos.

Y comienzo con mis recuerdos. El primero es de 1937, año en que me declaré por primera vez. Pero mejor será que lo explique con calma…


Pagina de descarga


Pagina de descarga


 


Libros de este autor/tema


Nuevos Mediterráneos

Nuevos Mediterráneos

La vida de los santos es una luz que ilumina el camino de nuestras vidas cuando cae la noche. Ellos han recorrido ese mismo camino, ...
Ver Libro
Isaías 40-55. El desierto florecerá

Isaías 40-55. El desierto florecerá

Hace algún tiempo se me ocurrió que los capítulos 40-55 del libro del profeta Isaías -que se suele conocer como Deuteroisaías o Segundo Isaías- podían ...
Ver Libro
Como la estela de una nave

Como la estela de una nave

El presente libro reúne las meditaciones predicadas en la Casa Pontificia, en presencia de Benedicto XVI, en el tiempo de Adviento de 2010 y 2011 ...
Ver Libro
Exodo. El Señor de la historia

Exodo. El Señor de la historia

El presente comentario responde a una preocupación de hace años. Como cristiano primero, como sacerdote y profesor de Sagrada Escritura después, siempre he echado de ...
Ver Libro
 
   

Libros de este autor/tema


Razones para la alegría

Razones para la alegría

Me pregunto si la mañana de hoy es, precisamente, la ideal para escribir el prólogo de un libro que se titula Razones para la alegría ...
Ver Libro
San Benito y La Teología de La Vida Religiosa

San Benito y La Teología de La Vida Religiosa

La celebración de los 1500 años del nacimiento de San Benito de Nursia (480-547) constituyó una ocasión muy favorable para reflexionar sobre los valores y ...
Ver Libro
La Bondad del Matrimonio

La Bondad del Matrimonio

   Dado que cada persona en concreto es una porción del género humano y la misma naturaleza humana es de condición sociable, síguese de ello ...
Ver Libro
Exhortación apostólica post-sinodal “Amoris Laetitia"

Exhortación apostólica post-sinodal “Amoris Laetitia»

La alegría del amor que se vive en las familias es también el júbilo de la Iglesia. Como han indicado los Padres sinodales, a pesar ...
Ver Libro
El combate cristiano

El combate cristiano

La corona de la victoria no se promete sino a los que luchan. En la divinas Escrituras vemos que, con frecuencia, se nos promete la ...
Ver Libro
Más fuertes que el mal

Más fuertes que el mal

Aquella mañana yo había asistido a 3 exorcismos. Ciertamente, no habían sido escenas muy agradables. Yo no dudaba de la existencia del diablo, pero si ...
Ver Libro
El Espíritu Ora en nosotros

El Espíritu Ora en nosotros

EN todas partes los hombres tienen hambre de oración. No es que carezcan de estudios teológicos sobre la oración porque los hay excelentes. Pero, ¿dónde ...
Ver Libro
Biografía del Papa Francisco

Biografía del Papa Francisco

Francisco (en latín, Franciscus PP.), nacido Jorge Mario Bergoglio (Buenos Aires, Argentina, 17 de diciembre de 1936), es el papa número 266 de la Iglesia ...
Ver Libro
Carta Encíclica Laudato si'

Carta Encíclica Laudato si’

1. «Laudato si’, mi’ Signore » – « Alabado seas, mi Señor », cantaba san Francisco de Asís. En ese hermoso cántico nos recordaba que ...
Ver Libro
Oraciones para las almas del Purgatorio

Oraciones para las almas del Purgatorio

1. Jesús mío, por aquel copioso sudor de sangre que derramaste en el huerto de Getsemaní, ten piedad de las almas de mis parientes más ...
Ver Libro
Vida de María Elisabetta Hesselblad

Vida de María Elisabetta Hesselblad

POCOS meses después de haber concluido la celebración del primer centenario de la fundación de la Orden del Santísimo Salvador de Santa Brígida (1911-2011), por ...
Ver Libro
La Virgen Madre

La Virgen Madre

Aunque me impelía la devoción a tomar la pluma, las muchas ocupaciones me lo estorbaban. Sin embargo, ya que, impedido por mis achaques, no puedo ...
Ver Libro
Cambiaste mi luto en danza

Cambiaste mi luto en danza

Estas páginas van a tener como telón de fondo cinco lugares a los que nos convocan los evangelios domingos de Cuaresma: el desierto de Judea, ...
Ver Libro
El Último Exorcista

El Último Exorcista

Pido disculpas a los lectores si, después de haber escrito tantos libros sobre Satanás y los exorcismos, me atrevo una vez más a presentarles uno ...
Ver Libro
Poesías del libro Espejo y Enigma

Poesías del libro Espejo y Enigma

¡OH DIOS crucificado! ¿Se te acabó la sangre? ¡Responde, Jesucristo! ¿Ya no eres Redentor? ¡Ha muerto la esperanza sobre tu rostro exagüe!… ¿Transido de impotencia ...
Ver Libro

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta