Antonio Rodríguez Pedrazuela

Antes de cruzar el puente

Deseo explicar a los lectores de este Puente de las Américas, a los de la otra orilla del Atlántico, allá en la lejana España, algo sobre el sentido de estas páginas.

   

Éste no es un libro de memorias, aunque evoque muchas vivencias personales. Mi vida sirve sólo como lugar de encuentro para entretejer los relatos que me han contado personas de perfiles, procedencias y circunstancias muy diversas: un judío sefardita; dos hermanos de ascendencia árabe; varios cardenales y obispos; dos niños de la calle; una mujer indígena cakchiquel; un famoso pediatra…

Tampoco es un libro de historia –dejo esa tarea para los historiadores de profesión–, aunque muestre, a grandes trazos, los hitos más significativos de la implantación del Opus Dei en América Central.

¿Cómo clasificarlo? Yo lo llamaría… un libro de aventuras; pero de aventuras reales, intensamente vividas, a una y otra orilla del Atlántico, con paisajes muy distintos: el mundo indígena del altiplano guatemalteco; las selvas intrincadas del Petén; el «Valle de las Hamacas» salvadoreño; las verdes montañas de Honduras; el cielo de Costa Rica; los lagos y volcanes de Nicaragua; el canal de Panamá…

Estas aventuras personales acaban contribuyendo, de un modo u otro, como los afluentes de un gran río tropical, a la aventura apostólica del Opus Dei en el Istmo.

Entre todas las personas que intervienen en esta aventura apostólica, hay una figura fundamental: el fundador del Opus Dei Josemaría Escrivá de Balaguer. Gracias a su fe, a su amor a la Iglesia y a su aliento apostólico constante, José María Báscones y yo llegamos, en julio de 1953, a este Puente de las Américas en el que ha transcurrido gran parte de nuestra vida; y siguió impulsando la labor hasta su dies natalis, el 26 de junio de 1975.

Su primer sucesor, Mons. Álvaro del Portillo, obispo-prelado del Opus Dei, continuó fidelísimamente sus pasos, impulsando las numerosas labores apostólicas que han ido surgiendo en estos países. Son como un «mar sin orillas», como nos decía el fundador del Opus Dei, que fue beatificado por Juan Pablo II el 17 de mayo de 1992.

Agradezco a todos los que han colaborado con sus sugerencias, recuerdos y testimonios, a la elaboración de este libro. Me he servido de numerosas entrevistas personales, realizadas para este fin, engarzándolas en un relato unitario. De nuevo, gracias a todos.

Y comienzo con mis recuerdos. El primero es de 1937, año en que me declaré por primera vez. Pero mejor será que lo explique con calma…


Enlace a La Pagina de Descarga


Enlace a La Pagina de Descarga


Pagina de descarga

Libro eBook Un mar sin orillas


Antonio Rodríguez Pedrazuela

11 junio, 2015

update 12 junio, 2020

Ir a pagina de Descarga


 

Más de este autor/tema


El Infierno es Eterno

El Infierno es Eterno

  Querido lector, tiene usted en sus manos un libro, que puede llegar a salvar miles de almas. Nuestro Señor Jesucristo hablo claramente del infierno, ...
Ver Libro
El Doble

El Doble

Hay obras literarias cuyo sentido y alcance no son captados en la época de su publicación, sino largo tiempo después, cuando cambios en el ambiente ...
Ver Libro
Conferencias religiosas de Oxford

Conferencias religiosas de Oxford

CUANDO la Santa Sede concedió a los católicos permiso general para matricularse en Oxford y Cambridge, se estableció que se organizarían para ellos conferencias que ...
Ver Libro
Teología de la Tierra I y II

Teología de la Tierra I y II

Dos amigos, que viven en dos mundos diferentes de esta misma tierra americana, han dedicado años de su vida para trabajar en la teología y ...
Ver Libro
Razones desde la otra orilla

Razones desde la otra orilla

Verán, veremos, sus innumerables amigos, cómo José Luis se las compondrá para seguir presente aquí abajo, entre nosotros, haciendo cosas, publicando artículos y libros. Lo ...
Ver Libro
El Sacerdote

El Sacerdote

EXODO 28. "Harás para el sacerdote vestiduras sagradas para que no le falte: majestad, gloria ni belleza,(Vestiduras santas y no vestiduras de payasos como dicen ...
Ver Libro
La vida oculta en Dios

La vida oculta en Dios

    El autor de estas páginas es un sacerdote que sufrió mucho y a quien el Señor colmo visiblemente. Enteramente desligado de sus notas ...
Ver Libro
Directorio para la Catequesis 2020

Directorio para la Catequesis 2020

El camino de la catequesis de estas últimas décadas ha estado marcado por la Exhortación Apostólica Catechesi tradendae. Este texto representa no sólo el recorrido ...
Ver Libro
Los milagros de San Antonio de Padua

Los milagros de San Antonio de Padua

Al fin del día caemos abrumados bajo una montaña de palabras. Escritas, orales, murales, cantadas, de toda suerte y especie, en todas las grafías, colores ...
Ver Libro
Sube conmigo

Sube conmigo

NACIDO en España, casi toda la vida sacerdotal de Ignacio Larrañaga transcurrió en América Latina. En los últimos años se ha convertido en un poderoso ...
Ver Libro
La joven de carácter

La joven de carácter

Cuenta la tradición griega que cuando Harmodio y Aristógiton conspiraban contra los tiranos Hiparco e Iípias, una mujer, Lena, tomó parte en sus proyectos; y, ...
Ver Libro
El Napoleón de Notting Hill

El Napoleón de Notting Hill

Observaciones preliminares sobre el arte de la profecía El género humano, al que muchos de mis lectores pertenecen, ha jugado desde siempre a juegos de ...
Ver Libro
La paz interior

La paz interior

La experiencia os demostrará que la paz, que infundirá en vosotros la caridad, el amor a Dios y al prójimo, es el camino seguro hacia ...
Ver Libro
Ardientemente he deseado comer Esta Pascua con ustedes

Ardientemente he deseado comer Esta Pascua con ustedes

Aunque vivió hace ya más de 2.000 años, Jesús no es un mero recuerdo en los anales de la historia, o en la mente de ...
Ver Libro
La Antropología de Joseph Ratzinger

La Antropología de Joseph Ratzinger

Comencemos esta aproximación a la antropología de Joseph Ratzinger en clave personal. Miremos hacia su alma, no por hacer una mera semblanza introductoria, sino para ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta