El católico atento


Dejémonos amar por Dios, dejemos que Él disponga de nuestra vida como quiere.

— San Leonardo

Dr. Gregory Bottaro

PRÓLOGO

Peter Kreeft

Greg Bottaro fue un estudiante mío en el Boston College. Era un muy buen estudiante, pero incluso los muy buenos estudiantes rara vez escriben libros muy buenos. Él lo hizo.

Es un buen libro, no solo porque se lee bien, sino porque funciona bien. Este libro es como un libro de cocina, o un manual de instrucciones. Decir que supone una buena lectura es como decir que Cómo construir un barco supone una buena lectura para un náufrago. Es cierto que es una buena lectura, pero supone un barco mucho mejor. Flota. Funciona.

Y «vas a necesitar un barco más grande» es cierto para todos nosotros en términos de atención plena. San Agustín rezaba: «Estrecha es la mansión de mi alma. Amplíala». La mente es uno de los dos poderes más esenciales del alma (la otra es la voluntad). Lo que este libro le hace a su mente no es llenarla de cosas, sino ampliarla, fortalecerla. Le hace a la mente lo que las baterías nuevas le hacen a un reflector.

Pero usted tiene que hacerlo, no solo pensar en hacerlo. Muchos de nosotros, especialmente los académicos, los «intelectuales», que normalmente tenemos una imaginación muy activa, somos propensos a pensar (subconscientemente) que hemos hecho algo (como rezar, ayunar o hacer actos de caridad) simplemente porque hemos pensado en ello. Incluso podemos llegar a creer que somos santos simplemente porque nos gusta leer libros de los santos. Somos tentados a vivir en nuestra imaginación, en nuestro mundo más que en el mundo real (¡Es mucho más fácil!). Somos como el teólogo que, al morir, Dios le ofreció la opción entre ir al cielo o a una conferencia de teología sobre el cielo. Eligió la conferencia.

¿Qué tan importante es la atención plena? Más importante que casi cualquier objeto mental posible. Hay muchísimos objetos diferentes en este mundo loco y maravilloso para que la luz de nuestras mentes se ilumine, pero si la luz es débil, está nublada o no es confiable, todos sus objetos se oscurecerán, y nuestro entendimiento de ellos será débil, y nosotros mismos nos oscureceremos y debilitaremos como fantasmas. Nuestra mente puede ser comparada con la luz, y todo en nuestro mundo es un objeto para ella. Mejorar la luz misma —aclararla e intensificarla, y enfocarla y dominarla—, es más importante que conocer cualquiera de sus objetos (excepto Dios y sí mismo, las dos únicas realidades de las que no podemos escapar ni por un solo momento, ni en el tiempo ni en la eternidad).

El Buda dijo, en la primera y más famosa y favorita línea del primer y más famoso y favorito libro budista, el Dhammapada, «Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado. Comienza con nuestros pensamientos, se mueve con nuestros pensamientos, termina con nuestros pensamientos».

(Por cierto, este no es un libro budista. Es un libro cristiano y católico. No te lleva a la nada o al vacío, sino a todo, especialmente a Dios).

Tengo TDA (que para un filósofo suele ser TDAH, por sus siglas en inglés: trastorno por déficit de atención con hiperactividad); me aburro y distraigo fácilmente, así que me encantan los libros cortos y sencillos. Si un libro tiene diez puntos, me olvidaré de nueve de ellos. Es por eso que mi clásico espiritual favorito es el sencillo libro de un solo punto del Hermano Lawrence, La práctica de la presencia de Dios. Su punto es tan claro y corto que incluso si él nunca escribió el libro, el título por sí solo sería suficiente. El libro del doctor Bottaro te da muchos más detalles concretos, ejercicios y consejos prácticos específicos.

San Pablo conocía la importancia del pensamiento tan bien como Buda. Nos dice que «todo pensamiento humano lo sometemos a Cristo, para que lo obedezca a él» (2 Corintios 10:5). El acto-pecado de Adán y Eva comenzó con el pensamiento-pecado. «Siembra un pensamiento, cosecha un acto; siembra un acto, cosecha un hábito; siembra un hábito, cosecha un carácter; siembra un carácter, cosecha un destino».

El pensamiento tiene dos polos: el objeto y el sujeto, la cosa en la que se piensa y el acto mismo del pensamiento. Por supuesto que es importante aquello en lo que pensamos, los conceptos que usamos, los entendimientos y creencias y principios que tenemos en nuestras mentes, los objetos en los que nos enfocamos. Pero también es importante, y terriblemente descuidado, estar atento, es decir, lleno de mente, lleno de ondas alfa, alerta, consciente, despierto.

Esto es tres veces importante en una época y una cultura que fomenta una complejidad confusa y paralizante, una confusión deslumbrante de distracciones y una avalancha de ansiedades siempre en aumento. Ray Bradbury, en su clásico Crónicas marcianas, cuenta la historia de un marciano ansioso por complacer que es empático; da porciones de su mente a cada necesidad de cada invasor humano de la tierra, y finalmente su mente simplemente estalla, como un neumático inflado en exceso. Demasiados de nosotros estamos cerca de ese punto de ruptura. ¿Cómo podemos simplificar nuestras vidas?


Enlaces de Descarga


Para activar la descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción premium.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:


DETALLES DE ESTE LIBRO


Más de este autor/tema


No se han encontrado entradas.
De María a María: Puerta del Cielo

De María a María: Puerta del Cielo

«Ten siempre el corazón en el cielo y los ojos en el suelo». (Beato Fray Leopoldo de Alpandeire, Granada 1936) La Virgen María fue durante ...
Ver Libro
Los vicios de la impureza

Los vicios de la impureza

El engaño de aquellos que dicen que los pecados contra la pureza no son un gran mal   El incasto dice por tanto que los ...
Ver Libro
LOURDES, relato auténtico de las apariciones

LOURDES, relato auténtico de las apariciones

Querido profesor. Cuando le pedí, en 1954, que estudiara los hechos de Lourdes, no imaginaba las proporciones de la obra en la cual esta solicitud ...
Ver Libro
La Biblia en Cuadros para Niños (PDF)

La Biblia en Cuadros para Niños (PDF)

Aun los niños pequeños pueden entender grandes verdades si se les cuentan en palabras sencillas. Y si se añaden cuadros, las impresiones son doblemente imborrables ...
Ver Libro
Aparecida Documento Conclusivo Celam

Aparecida Documento Conclusivo Celam

   Con la luz del Señor resucitado y con la fuerza del Espíritu Santo, Obispos de América nos reunimos en Aparecida, Brasil, para celebrar la ...
Ver Libro
Cartas de Santa Teresita de Jesús

Cartas de Santa Teresita de Jesús

  ¡Si supieras, María, qué gran verdad me parece lo que nos dices! Dios nos mima, sí, pero no te figuras lo que es estar ...
Ver Libro
El Reino Escondido

El Reino Escondido

Al escribir este libro he querido exponer mi descubrimiento de Cristo. Educado en el seno de una familia creyente, recibí una educación intensamente impregnada de ...
Ver Libro
Devocionario de 1931

Devocionario de 1931

La religión cristiana está extendida por todo el mundo y a ella debemos nuestra civilización. Saber, pues, lo que es dicha religión es asunto que ...
Ver Libro
Pregúntale a la Iglesia

Pregúntale a la Iglesia

La doctrina de la Iglesia es fruto de la Sagrada Escritura, de la Tradición viva y del Magisterio. Jesús de Nazaret fundamentó la revelación de ...
Ver Libro
La rueda de la vida

La rueda de la vida

Tal vez esta introducción sea de utilidad. Durante años me ha perseguido la mala reputación. La verdad es que me han acosado personas que me ...
Ver Libro
Mi Vida Recuerdos 1927 – 1977

Mi Vida Recuerdos 1927 – 1977

La primera vez que vi al cardenal Ratzinger fue en 1971. Era Cuaresma. El recuerdo de aquel encuentro se ha ido enriqueciendo de matices que ...
Ver Libro
Oraciones para las almas del Purgatorio

Oraciones para las almas del Purgatorio

1. Jesús mío, por aquel copioso sudor de sangre que derramaste en el huerto de Getsemaní, ten piedad de las almas de mis parientes más ...
Ver Libro
Jesús, hoy

Jesús, hoy

Este es un libro maravillosamente fresco y vibrante. Aunque Albert Nolan escribió «¿Quién es este hombre?»: Jesús, antes del cristianismo hace más de treinta años, ...
Ver Libro
Encíclicas del Papa Benedicto XVI

Encíclicas del Papa Benedicto XVI

1. « Dios es amor, y quien permanece en el amor permanece en Dios y Dios en él » (1 Jn 4, 16). Estas palabras ...
Ver Libro
Sobre el problema de la empatía

Sobre el problema de la empatía

El trabajo completo del que están tomadas las exposiciones siguientes comenzaba con una presentación puramente histórica de los problemas que han aparecido, uno tras otro, ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta