Padre Ernest Ben Odevecq

INTRODUCCIÓN<

  Finalmente “la historia de la salvación” de la humanidad, está por llegar a su fin. Desde la caída del hombre hasta su restauración por medio de la obra redentora de Jesús y su próxima y anunciada Segunda Venida han pasado varios miles de años; durante los cuales la humanidad ha esperado la restauración definitiva, desde el estado de corrupción y muerte a su estado original de comunión y vida con Dios su Creador.

   

Nunca antes las señales de los últimos tiempos fueron más precisas y claras; sin embargo al igual que en la primera venida de Jesús, pocos fueron y actualmente pocos son los que se darán cuenta de la inminente llegada del Hijo del Hombre.

Mucho tiene que ver en este descuido, el trabajo muy bien planificado y sutil del enemigo de Dios, quien desde hace algún tiempo fue enviando y seduciendo a muchas sectas (aparentemente buenas, pero que están al servicio de Satanás); para que anunciasen falsamente y con mucha anticipación su segunda venida, por lo que actualmente este anuncio se encuentra totalmente desprestigiado y pocos creen que esto sea cierto. Esto ha dado como resultado que la mayoría de integrantes de la Iglesia Católica; en especial el clero, en un afán de diferenciarse y contradecir a las miles de sectas apocalípticas mentirosas; hayan tomado una actitud de total indiferencia sobre la segunda venida de Jesús.

Pero, aún con toda esta confusión e indiferencia que ha creado Satanás las profecías que hace algún tiempo eran oscuras y difusas, se han vuelto claras y transparentes para el entendimiento de los que aman a Dios. Con el correr del tiempo, el avance de la tecnología y el cumplimiento de muchas señales de los tiempos, nos ha puesto en condiciones de predecir y deducir lo que sucederá a la humanidad en unos pocos años más y así de esa manera, lo que Dios le dijo al profeta Daniel se hace realidad:

“Anda Daniel, que estas cosas están cerradas y selladas hasta el tiempo del fin…” (Dan. 12,8).

Con lo que nos da a entender que al tiempo del fin, estas profecías se abrirán para entendimiento y salvación de los que aman a Dios y buscan la verdad.

Según las Sagradas Escrituras, poco antes de la segunda venida de Cristo habrán varias señales tanto en el cielo como en la tierra y habrá acontecimientos (aparentemente normales) en la vida política, económica, social y religiosa de los hombres, encaminadas a conseguir un bien común; pero que en realidad es sólo un disfraz que usará el Anticristo presentado por Satanás como un grande y carismático líder político; quien en poco tiempo logrará dominar a la humanidad y finalmente proclamarse Dios.


Enlace a La Pagina de Descarga


Enlace a La Pagina de Descarga


Pagina de descarga

Libro eBook Los signos de los tiempos


Padre Ernest Ben Odevecq

7 junio, 2015

update 13 junio, 2020

Ir a pagina de Descarga




Más de este autor/tema


Sabiduría de un pobre

Sabiduría de un pobre

La palabra más terrible que haya sido pronunciada contra nuestro tiempo es quizá ésta: “Hemos perdido la ingenuidad.” Decir eso no es condenar necesariamente el ...
Ver Libro
Carta Encíclica Evangelium Vitae

Carta Encíclica Evangelium Vitae

1. El Evangelio de la vida está en el centro del mensaje de Jesús. Acogido con amor cada día por la Iglesia, es anunciado con ...
Ver Libro
Carta Encíclica Dives in misericordia

Carta Encíclica Dives in misericordia

« Dios rico en misericordia »   es el que Jesucristo nos ha revelado como Padre; cabalmente su Hijo, en sí mismo, nos lo ha manifestado ...
Ver Libro
Vida de San Antonio de Padua (Ilustrado)

Vida de San Antonio de Padua (Ilustrado)

En el palacio de Don Martín de Bullón y Doña Teresa de Tavera que se alzaba muy cerca de la catedral, en Lisboa, reinaba gran ...
Ver Libro
El Libro de las Piedras que Curan

El Libro de las Piedras que Curan

Hace 850 años, una monja benedictina alemana que estaba invadida por la Luz Viva del Espíritu Santo, dejó escritas para nosotros la utilidad de las ...
Ver Libro
La Infancia de la Virgen María y San José

La Infancia de la Virgen María y San José

“La Vida de la Virgen Maria” Antes de la publicación de las VISIONES de Sor Ana Catalina Emmerich, se sabía muy poco respecto de la ...
Ver Libro
El Rosal de Nuestra Señora

El Rosal de Nuestra Señora

Con la aparición de “El Rosal de Nuestra Señora del R.P. Leonardo Castellani, EDICIONES EPHETA da el primer paso de su itinerario en compañía del ...
Ver Libro
Utopía

Utopía

DIÁLOGO del eximio Rafael Hitlodeo sobre la mejor forma de comunidad política. Por el ilustre Tomás Moro, ciudadano y sheriff de Londres, ínclita ciudad de ...
Ver Libro
Santa Catalina de Siena

Santa Catalina de Siena

     Cuenta Gregorio de Tours en su Crónica de los francos que en el sínodo de Macon, celebrado en el año 585, hubo un obispo ...
Ver Libro
Consagrados a Cristo en los pobres

Consagrados a Cristo en los pobres

Cada vez más acuciante se alza por todo el mundo el grito de los pobres. En su voz reconocemos el grito de Cristo, llamándonos a ...
Ver Libro
¡Espíritu Santo, ven!

¡Espíritu Santo, ven!

Dios ha querido revelarse a los hombres en toda la belleza de su ser, como un Padre que nos ama, como un Hijo que nos ...
Ver Libro
Dolores y Gozos de San José

Dolores y Gozos de San José

El Papa Juan Pablo II ha afirmado que «las almas más sensibles a los impulsos del amor divino ven con razón en José un luminoso ...
Ver Libro
Jóven, así debes ser

Jóven, así debes ser

Hijo mío: Mi ideal es el joven de carácter. El joven que sabe reconcentrar su fuerza de voluntad, que sabe mandar a sus sentidos, que ...
Ver Libro
Las siete palabras de Jesús y de María

Las siete palabras de Jesús y de María

LA primera palabra de la Santísima Virgen María ¿Cómo puede ser eso, si yo soy virgen? Lucas 1:34 La primera palabra de Nuestro Señor Padre, ...
Ver Libro
Muéstrame Tu Rostro

Muéstrame Tu Rostro

Muchas cosas enseña la experiencia de la vida a lo largo de cinco años. Por eso decidí reescribir Muéstrame tu rostro, escrito hace cinco años ...
Ver Libro
Vivir con La Biblia

Vivir con La Biblia

Formamos parte de una civilización racional, técnica, lógica y científica y, por ello, con razón, nos preocupamos de acercarnos a la Escritura sobre bases científicas ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta