Escritos de Monseñor Agustín Roman


Algunos se atormentan buscando la manera de amar a Dios. Estas pobres almas no saben que no hay ningún método para amarle fuera de hacer lo que le agrada.

— San Francisco de Sales

Monseñor Agustín Roman

Extracto:

  Cada año en el mes de enero, del 18 al 25, los cristianos celebramos una semana de oración suplicando el don de la unidad al Señor que nos pidió que siempre nos mantuviéramos unidos.

Juan Pablo II nos escribió el 25 de mayo de 1995 una carta titulada: “Ut unum sint – Que sean uno”, llamándonos a trabajar por la unidad a todos en la Iglesia.

El pasado siglo XX a pesar de haber sido un siglo con no pocas dificultades por haber sufrido dos guerras mundiales con numerosas pérdidas humanas y terribles consecuencias tuvo también sus luces con la familia cristiana. Podemos decir que es el siglo de mayor progreso en la búsqueda de la unidad de los que seguimos a Cristo.

Echando una mirada a la familia cristiana, que es la Iglesia, a lo largo de la historia dos veces milenaria descubrimos que las sombras de divisiones, lamentablemente siempre la han acompañado en distintos momentos. El siglo XX ha vivido por lo menos tres periodos de esfuerzo ecuménico mundial, inquietud que no encontramos en otros siglos.

Desde los comienzos del siglo aparece un esfuerzo grande entre los que seguían a Cristo en busca de la unidad. El Espíritu Santo trabajaba en la conciencia de una serie de denominaciones separadas de nuestra Iglesia Católica persiguiendo un camino que llevara a los creyentes de Cristo enbúsqueda de esa fraternidad a la que el Señor nos llamó y nos sigue llamando. Así surgieron la Alianza Mundial para la Amistad en 1914, en Constanza, con un buen número de denominaciones cristianas. Más tarde en distintas reuniones siguiendo el Evangelio llegaron a la Creación de un Consejo Ecuménico en Oxford en 1937. Estos esfuerzos culminaron con la creación de un Consejo Ecuménico de las Iglesias en 1948 en Ámsterdam el cual agrupaba y agrupa gran número de las denominaciones cristianas en búsqueda de la unidad. Dentro de nuestra Iglesia Católica se iba preparando lentamente este deseo de la unión con una serie de personas carismáticas como los padres Couturier y Congar. Este último escribió un libro que despertó a un gran número de fieles y que le puso por título: “Cristianos desunidos”.


Enlaces de Descarga


Para activar la descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción premium.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:


DETALLES DE ESTE LIBRO


Más de este autor/tema


No se han encontrado entradas.
Amor y Responsabilidad

Amor y Responsabilidad

No es lo normal que un simple sacerdote, al que, por añadidura, ninguna particular amplitud recomienda, prologue el libro de un miembro del cuerpo episcopal ...
Ver Libro
Educar: Exigencia y Pasión

Educar: Exigencia y Pasión

La orfandad en la que vive inmersa la cultura contemporánea aviva la necesidad del reencuentro con el Padre. Los que procuramos vivir cada día en ...
Ver Libro
El demonio anda suelto

El demonio anda suelto

En este libro expondremos algunas de las manifestaciones más frecuentes del demonio: posesiones, maleficios, infestaciones, etc. La existencia del demonio es frecuentemente negada, no sólo ...
Ver Libro
La Visión

La Visión

He tenido solamente dos visiones en toda mi vida. La primera me vino en 1958, cuando una visión de Dios me llevó de una pequeña ...
Ver Libro
Quien es el hombre

Quien es el hombre

Me he comprometido a decir algo sobre la imagen del hombre que nos transmite la revelación. Al iniciar estas reflexiones quisiera plantear una cuestión, que ...
Ver Libro
Una Visita de Dios

Una Visita de Dios

Uno de los enigmas más inquietantes que la Humanidad ha tenido siempre ante sí es el sufrimiento. ¿Por qué sufrimos?, ¿por qué sufrimos tanto? ¿por ...
Ver Libro
El Paraíso, Caín y Abel, Noé

El Paraíso, Caín y Abel, Noé

En este volumen se agrupan tres textos de san Ambrosio que presentan indudables rasgos comunes: los tres se centran sobre los primeros capítulos del Génesis, ...
Ver Libro
Las adicciones: una visión antropológica

Las adicciones: una visión antropológica

Un artículo firmado por Jesús Cornejo, en La Nación del 7 de mayo de 2009, señalaba que “en la provincia de Buenos Aires, durante 2008, ...
Ver Libro
Mi vida en Nazaret

Mi vida en Nazaret

   Este libro está lleno de palabras de la pequeña y sencilla María de Nazaret, … tienen un encanto particular… No son recuerdos nostálgicos de un ...
Ver Libro
Vida y misterio de Jesús de Nazaret, II. El mensaje

Vida y misterio de Jesús de Nazaret, II. El mensaje

Pero ellos no entendían lo que les decía y no se atrevían a hacerle preguntas (Mc 9,32). El primer volumen de esta obra se cerraba ...
Ver Libro
Principios Filosóficos del Cristianismo

Principios Filosóficos del Cristianismo

El cristianismo no es una filosofía. No se presenta como una filosofía más en el mercado del pensamiento. El cristianismo es, ante todo, la intervención ...
Ver Libro
Oraciones para las almas del Purgatorio

Oraciones para las almas del Purgatorio

1. Jesús mío, por aquel copioso sudor de sangre que derramaste en el huerto de Getsemaní, ten piedad de las almas de mis parientes más ...
Ver Libro
Obras Completas de Santa Teresa de Ávila

Obras Completas de Santa Teresa de Ávila

Religiosa y escritora mística española, conocida también como Santa Teresa de Ávila. Teresa de Jesús es el nombre de religión adoptado por Teresa de Cepeda ...
Ver Libro
Oraciones para colorear y hablar con Dios  para niños de Educación Primaria

Oraciones para colorear y hablar con Dios para niños de Educación Primaria

Para padres, catequistas y educadores. De la misma manera que desde que nacen nos preocupamos y ocupamos de que nuestros niños y niñas aprendan a ...
Ver Libro
Señor, ten piedad

Señor, ten piedad

La confesión es un asunto arduo para muchos católicos. Cuanto más la necesitamos, menos parecemos desearla. Cuanto más optamos por pecar, menos deseamos hablar de ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta