El hombre no puede vivir sin amor. Él permanece para sí mismo un ser incomprensible, su vida está privada de sentido si no se le revela el amor, si no se encuentra con el amor, si no lo experimenta y lo hace propio, si no participa de él vivamente. El amor se siente, no se ve; el amor silencioso es el mas fuerte de todos

— San Juan Pablo II

P. Hugo Estrada

PARA MÍ, ¿QUIÉN ES JESÚS?

Hace más de 500 años que el evangelio llegó a las tierras latinoamericanas. Con la espada del conquistador también vino la cruz de Jesús. Después de tantos años, ¿qué es lo que encontramos de cristianismo?. Es algo alarmante. Si alguien va a un centro yoga. Ve una imagen del DIVINO MAESTRO. Pero ese «divino maestro» de los centros yogas no predica lo mismo que el Jesús del evangelio. En los centros espiritistas hay cuadros del sagrado corazón, veladoras y candelas; pero el espiritismo está expresamente prohibido en el capitulo 18 de deuteronomio, en la biblia. Muchos jóvenes hablan de Jesús, tienen «posters» de Jesús, entonan canciones de Jesús; pero no siguen la moral de Jesús en lo que respecta a las relaciones prematrimoniales. En la Universidad San Carlos de Guatemala, pintaron un enorme mural del Che Guevara; había un letrero que decía: «el Che si, Jesus no». Más del noventa por ciento de los universitarios se profesan cristianos; pero no fueron capaces de pintar un mural más grande en el que se leyera: Jesus, si. Nuestras familias pacíficamente se llaman cristianas; pero no se reza en familia, por lo general; no son familias de sacramentos, sino cristianos ocasionales.

Mucho de lo que se llama «religión» es una mezcla de paganismo y cristianismo, de superstición y religión. Este triste tablero de lo que llamamos cristianismo latinoamericano es alarmante desde todo punto de vista.

Jesús, después de haber predicado y hecho milagros, cuando ya estaba cercano a su pasión, les hizo una pregunta quemante a SUS apóstoles: Ustedes ¿qué piensan de mí? (Mt 16, 15). La pregunta era de suma importancia; los tres evangelistas sinópticos la dejaron consignada en sus evangelios. Esta pregunta es básica para todo cristiano. En medio de un sin número de teorías e hipótesis acerca de Jesús, el cristiano debe preguntarse: Para mí ¿quién es Jesús?

Cuando el Señor les formuló esta pregunta a sus apóstoles, Pedro, inspirado por Dios, contestó: Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios (Mt 16, 16).

Hasta que no haya brotado esta respuesta del corazón de cada uno de nosotros, no podemos estar tranquilos. Debe brotar del corazón. No sólo de la mente.


Enlaces de Descarga



Enlaces de Descarga



Para activar la descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción premium.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:


DETALLES DE ESTE LIBRO


Más de este autor/tema


No se han encontrado entradas.
Preparación para la Consagración Total

Preparación para la Consagración Total

Preparación seria: La fórmula de Consagración Total a Jesús por María de San Luis María Grignion de Monfort no se debe tomar a la ligera ...
Ver Libro
Aunque todos... yo no

Aunque todos… yo no

1. Siendo el tiempo cosa de tan subido precio y el perderlo falta tan deplorable, quiero hacer una advertencia honrada con el fin de que ...
Ver Libro
El Galileo Eterno

El Galileo Eterno

¿Cómo puede el alma hallar a Dios? Es un hecho psicológico que sólo siendo pequeños podemos descubrir algo grande. Esta ley, llevada al nivel espiritual, ...
Ver Libro
San Antonio Abad y San Pablo Ermitaño (Ilustrado)

San Antonio Abad y San Pablo Ermitaño (Ilustrado)

A los dieciocho años Antonio perdió a sus padres y se quedó solo con una hermana más joven. Ya desde entonces pensó en consagrarse por ...
Ver Libro
Síntesis del Nuevo Catecismo de La Iglesia Católica

Síntesis del Nuevo Catecismo de La Iglesia Católica

  Con motivo del primer aniversario de la segunda visita pastoral de Juan Pablo II a Venezuela, se ha llevado adelante la iniciativa de difundir, ...
Ver Libro
Gaudete et exsultate

Gaudete et exsultate

EXHORTACIÓN APOSTÓLICA SOBRE EL LLAMADO A LA SANTIDAD EN EL MUNDO ACTUAL 1. «Alegraos y regocijaos» (Mt 5,12), dice Jesús a los que son perseguidos ...
Ver Libro
María signo de esperanza

María signo de esperanza

La presente meditación sobre María fue pronunciada en Roma, hace algunos años, como conferencia. Inesperadamente despertó el interés de Edizione Dehoniane (Bolonia). La editorial alemana ...
Ver Libro
Hacia la santidad

Hacia la santidad

Los santos son los frutos más hermosos de la humanidad, son la riqueza de la Iglesia. Son los que más han contribuido a la felicidad ...
Ver Libro
La Imitación de Cristo

La Imitación de Cristo

QUIEN me sigue no anda en tinieblas (Jn., 8, 12), dice el Señor. Estas palabras son de Cristo, con las cuales nos amonesta que imitemos ...
Ver Libro
La Catarsis Católica

La Catarsis Católica

No siempre que Dios envía un hombre con una misión peligrosa y difícil avisa previamente a las autoridades. No, en ocasiones, los autoriza directamente El ...
Ver Libro
Tercer abecedario espiritual

Tercer abecedario espiritual

  Habiendo medianamente concluido las dos partes, es menester que para el tercer libro me sea dado nuevo favor de la beatísima Trinidad, a quien ...
Ver Libro
Surge ¡Levántate!

Surge ¡Levántate!

A modo de introducción, lo primero que deseo es saludarte, y agradecerte por emprender este camino, que juntos vamos a transitar, a través del mejor ...
Ver Libro
El Misterio del Bautismo de Jesús

El Misterio del Bautismo de Jesús

EL bautismo de Jesús y el misterio de la unción    Al comienzo de su evangelio, afirma Juan solemnemente que «de la plenitud» de la Palabra ...
Ver Libro
Aprender a madurar

Aprender a madurar

Desde que nace, el ser humano —varón o hembra— se enfrenta al reto de madurar como persona. Primero, como es lógico, en lo físico; después, ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta