1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

pazint2

Fulton J. Sheen

I

El egotismo es el enemigo de la paz interior

Me propongo tratar de ofrecer una sugestión psicológica para adquirir la paz del alma. No nos jactemos de nada; no hablemos nunca de nosotros mismos; no intentemos estar siempre en primera fila en las candilejas del teatro; no utilicemos a la gente en ventaja propia y no avasallemos a los demás como si valiéramos más que ellos.

Hay maneras muy populares de explicar la virtud de la humildad, que no consiste tanto en humillarnos ante otros como en reconocer nuestra pequeñez en comparación a lo que debemos ser. La tendencia moderna se inclina a la exaltación del yo al egotismo, y al deseo de rebajar a los otros en lo que creemos nuestro provecho. Esto no ha producido mucha felicidad, porque cuanto más se afirma el ego, más mísero se siente el hombre.

La humildad que se inclina a dar preferencia al prójimo, no goza hoy de mucho predicamento, principalmente porque los hombres han olvidado la grandeza de Dios. Al extender nuestro pobre yo hasta el infinito, hacemos que hasta la grandeza del Señor nos parezca trivial. Cuanto menos conocimiento tenemos de una cosa, más insignificante nos parece. Aunque odiemos a una persona, menos la odiaremos cuando la conozcamos mejor. Un graduado en la escuela superior no es generalmente tan humilde como cuando se gradúa en la Facultad de Medicina. A los 18 años se piensa saberlo todo y a los 28 cualquier doctor se siente consciente de que ignora la ciencia médica que le falta por adquirir.

Lo mismo pasa con Dios. Cuando no le rezamos, contemplamos o amamos, somos vanos y orgullosos, pero cuando le conocemos mejor, sentimos una profunda sensación de dependencia que atempera nuestra independencia falsa. La soberbia es hija de la ignorancia y la humildad constituye la consecuencia del conocimiento.

El orgulloso siempre se cree mejor de lo que es y cuando crítica lo hace porque cree que su prójimo es envidioso o tiene rencor contra él. El humilde se conoce tal como es, porque se juzga, como juzga el tiempo, por un rasero externo a sí mismo, es decir, Dios y su ley moral. La razón psicológica del amor moderno a las noticias que perjudican a otros o llevan el mal a sus vidas, consiste en que ello regocija a las conciencias desazonadas y cargadas de culpa. Hallando a otros más malos que nosotros, en apariencia, creemos, con error, mejorar. Generalmente, las biografías más populares eran antes vidas de hombres buenos y dignos de emulación, en lugar de obras escandalosas que nos inclinan a creemos más virtuosos de lo que somos. El pagano Plutarco decía: “Las virtudes de los grandes hombres me sirven de espejo presente que me ayuda a adornar mi vida”.


Icon

Descargar EPUB Paz Interior - Fulton J. Sheen

Tamaño: 190 KB Creado: 28 septiembre, 2016
Icon

Descargar MOBI Paz Interior - Fulton J. Sheen

Tamaño: 160 KB Creado: 28 septiembre, 2016
Icon

Descargar PDF Paz Interior - Fulton J. Sheen

Tamaño: 944 KB Creado: 28 septiembre, 2016

Libros relacionados

El Calvario y la Misa

El Calvario y la Misa

El Siervo de Dios Mons. Fulton J. Sheen nació el 8 de mayo de 1895 en El Paso, Illinois, Estados Unidos. A la edad de ...
Ver Libro
Nuestra Madre

Nuestra Madre

Este año volvía a ver a Monseñor Fulton J. Sheen en la noche de un martes, a las ocho y media. Todas las semanas escuchan ...
Ver Libro
Las siete palabras de Jesús y de María

Las siete palabras de Jesús y de María

LA primera palabra de la Santísima Virgen María ¿Cómo puede ser eso, si yo soy virgen? Lucas 1:34 La primera palabra de Nuestro Señor Padre, ...
Ver Libro
Son tres los que se casan

Son tres los que se casan

El amor se halla principalmente en la voluntad y no en las emociones o en las glándulas; la voluntad es la voz y las emociones ...
Ver Libro
El Primer Amor del Mundo

El Primer Amor del Mundo

Todo ser humano tiene en lo íntimo de su corazón un diseño fiel del ser al que ama. Lo que aparentemente es “amor a primera ...
Ver Libro
Tesoro en vasija de barro

Tesoro en vasija de barro

En 1957, el obispo Fulton Sheen -en aquel tiempo el católico más reconocido de Estados Unidos y con una audiencia televisiva sin igual-, comenzó la ...
Ver Libro
El Galileo Eterno

El Galileo Eterno

¿Cómo puede el alma hallar a Dios? Es un hecho psicológico que sólo siendo pequeños podemos descubrir algo grande. Esta ley, llevada al nivel espiritual, ...
Ver Libro

Contenido relacionado


Comprar Libros Católicos


Aquí puedes hacer tus comentarios