Ángel María Rojas, S.J.

INTRODUCCION

Allá por los años sesenta oí una frase que me llamó fuertemente la atención: “A la Eucaristía se le da cada vez menos importancia”. Desde entonces me he preguntado: ¿Podría ser verdad algo tan grave? Tengamos siempre presente que la Eucaristía no es algo accidental, sino “Fuente, corazón y culmen de la vida cristiana” (Juan Pablo II: 11-08-85; 25-05-96).

   

La celebración de la Eucaristía tiene una larga historia propia. Comienza el Jueves Santo, en el Cenáculo y se prolonga con la Historia de la Iglesia. A lo largo de esta historia, algunos elementos secundarios han sufrido ciertos cambios (Cf. DC 8), si bien ha permanecido inmutada la esencia del Mysterium, instituido por Jesús en la última Cena.

Con motivo del Concilio Vaticano II se introdujeron algunas modificaciones. Concretamente en 1969 Pablo VI, con la Constitución Apostólica “Missale Romanum”, cambió algunas ceremonias de la Misa.

Posteriormente la Iglesia no ha hecho modificaciones especiales en la Liturgia eucarística. No solamente no se ha modificado la Liturgia, sino que el Papa y los Dicasterios de la Santa Sede repetidamente han pedido fidelidad y respeto en el trato dado a la Eucaristía. Recordemos la Carta «Dominicae Cenae» de Juan Pablo II (24-02-80); la Encíclica «Ecclesia de Eucharistia» (17-04-03), la Instrucción «Redemptionis Sacramentum» (25-04-04).

Lineamenta para el Sínodo XI de Obispos en octubre de 2005 (25-02-04): “En la encíclica  Ecclesia de Eucharistia, el Papa Juan Pablo II, después de haber señalado entre las luces,  principalmente la participación de los fieles en la liturgia, “con profundo dolor” indica también  las sombras: en algunos lugares el descrédito del culto de adoración eucarística y los abusos “que contribuyen a oscurecer la recta fe y la doctrina católica sobre este admirable  Sacramento”.1 (25).

Sda. Congr. para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos: “No se puede callar ante los abusos, incluso gravísimos, contra la naturaleza de la Liturgia y de los sacramentos, también contra la tradición y autoridad de la Iglesia, que en nuestros tiempos, no  raramente, dañan las celebraciones litúrgicas en diversos ámbitos eclesiales.  En algunos lugares, los abusos litúrgicos se han convertido en costumbre, lo cual no se puede  admitir y debe terminarse”. Instrucción “Redemptionis Sacramentum”; 25-04-04 (4).

Sin embargo, en la práctica, en estos últimos treinta años se han introducido, al margen o en contra de la voluntad de la Iglesia, más cambios que antes en muchos siglos. Pero lo llamativo es que todos van en una misma línea desacralizadora.  Quisiera indicar algunos. Sólo algunos, de entre los muchos que se dan, y no ocasional o puntualmente, sino de forma habitual.


Enlace a La Pagina de Descarga


Enlace a La Pagina de Descarga


Pagina de descarga

Libro eBook Ecología Eucarística


Ángel María Rojas, S.J.

11 junio, 2015

update 12 junio, 2020

Ir a pagina de Descarga




Más de este autor/tema


El Universo Diseñado (PDF)

El Universo Diseñado (PDF)

Los distintos campos del saber humano son muy interesantes porque, a través de ellos, se va conociendo mejor el Universo, el hombre y a Dios ...
Ver Libro
Filosofía del Tiempo Libre

Filosofía del Tiempo Libre

Si le decimos a un estudiante que la mitad de los días del año se los pasa en vacaciones, no lo cree, porque los días ...
Ver Libro
La Obediencia

La Obediencia

Dios no creó el universo anárquico, sino ordenado jerárquicamente. Las criaturas que no son libres obedecen siempre a leyes físicas. Baruq 3, 33-36: Dios “envía ...
Ver Libro
Dios Padre

Dios Padre

Hay 4 etapas en nuestro conocer al Padre: La razón nos habla de la existencia de Dios y nos dice que es Infinito, Eterno, Omnipotente, ...
Ver Libro
Carta Encíclica Evangelium Vitae

Carta Encíclica Evangelium Vitae

1. El Evangelio de la vida está en el centro del mensaje de Jesús. Acogido con amor cada día por la Iglesia, es anunciado con ...
Ver Libro
Santo Rosario de Josemaría Escrivá de Balaguer

Santo Rosario de Josemaría Escrivá de Balaguer

Como en otros días - Lepanto!-, ha de ser hoy el Rosario arma poderosa, para vencer a los enemigos de la Santa Iglesia Romana y ...
Ver Libro
Santo Tomás de Villanueva El limosnero de Dios

Santo Tomás de Villanueva El limosnero de Dios

Santo Tomás de Villanueva fue un santo agustino del siglo XV-XVI a quien Dios regaló muchos carismas y dones sobrenaturales, pero lo que más lo ...
Ver Libro
Razones para creer

Razones para creer

El interrogante sobre la fe constituye el reto principal al que se enfrenta el mundo contemporáneo. ¿Existe o no existe Dios? Si existe, ¿planea por ...
Ver Libro
La corrección y La Gracia

La corrección y La Gracia

1. Después de leer, queridísimo hermano Valentino y amigos que servís juntamente al Señor, la carta que me enviasteis por medio del hermano Floro y de ...
Ver Libro
Sube conmigo

Sube conmigo

NACIDO en España, casi toda la vida sacerdotal de Ignacio Larrañaga transcurrió en América Latina. En los últimos años se ha convertido en un poderoso ...
Ver Libro
Advertencia sobre la índole humana y la Vida Buena

Advertencia sobre la índole humana y la Vida Buena

Antonio el Grande, conocido también como "Antonio el Ermitaño" o "San Antonio de Egipto," vivió entre los años 250 y 356, aproximadamente. De familia cristiana, ...
Ver Libro
Sacerdote para Siempre

Sacerdote para Siempre

En este libro queremos hablar de la grandeza del sacerdocio católico. Por supuesto que los sacerdotes son hombres, nacidos de familias comunes y corrientes, que ...
Ver Libro
El Libro del Sacristán

El Libro del Sacristán

“Ministerio” es una palabra latina que significa “servicio”. Y en las celebraciones cristianas hay muchos servicios, muchos ministerios a realizar. Algunos son especialmente decisivos, como ...
Ver Libro
En unión con las almas del Purgatorio

En unión con las almas del Purgatorio

  ¡Cuantos misterios esconde la Voluntad de Dios!. Y muchos de ellos sólo se nos revelarán cuando ya sea tarde para corregir nuestro rumbo, y ...
Ver Libro
La verdadera educación cristiana

La verdadera educación cristiana

Ninguna actitud hacia un objeto es, de suyo, positiva. El «no» predicado del error es tan positivo como el «sí» predicado de la verdad. Es ...
Ver Libro
Antes que la luz de la Alborada, Tú, María

Antes que la luz de la Alborada, Tú, María

Desde la eternidad,. antes que los collados y los montes, que las fuentes y el mar, con la primera luz de la alborada, Dios te ...
Ver Libro
Quanta Cura, Carta Encíclica

Quanta Cura, Carta Encíclica

Con cuánto cuidado y pastoral vigilancia cumplieron en todo tiempo los Romanos Pontífices, Nuestros Predecesores, la misión a ellos confiada por el mismo Cristo Nuestro ...
Ver Libro
El Corazón Admirable de la Madre de Dios

El Corazón Admirable de la Madre de Dios

Cuya lectura es necesaria Decir Madre de Dios, es decir un abismo Insondable de gracia y de santidad , un océano sin límites de excelencias ...
Ver Libro
El Papa Bueno Juan XXIII

El Papa Bueno Juan XXIII

El Papa bueno, Juan XXIII, destaca en su vida por su gran bondad con todos. Para él no había distinción de seres humanos por su ...
Ver Libro
Cristología de los primeros maestros franciscanos

Cristología de los primeros maestros franciscanos

La primer escuela franciscana de teología fue la Oxford (1228), cuando el célebre maestro Roberto di Grosseteste llevó su cátedra al convento de los franciscanos ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta