No eres más porque te alaben, ni menos porque te critiquen; lo que eres delante de Dios, eso eres y nada más.

— Thomas De Kempis

 

Ángel María Rojas, S.J.

INTRODUCCIÓN

Si le decimos a un estudiante que la mitad de los días del año se los pasa en vacaciones, no lo cree, porque los días de clase le resultan muy largos, mientras que los de vacación se pasan sin darse cuenta. Pero si lo examinamos calendario en mano, comprobaremos que ¡son más de la mitad!

   

La persona que trabaja tiene al año unos 140 días libres. Más de la tercera parte.

Añadiendo el tiempo que queda libre en los días laborables, tras la clase, estudio o trabajo, veremos que es MUCHO el tiempo libre de que disponemos.

Y para una persona jubilada, ¡todo es tiempo libre!

Cálculos recientes estiman que un ciudadano, con una vida media de 70 años, ha dedicado 38’7 años al tiempo libre.

¡Más de la mitad de la vida de tiempo libre!

Cuando elegimos carrera o profesión, lo pensamos mucho, y hacemos bien. Y eso aunque sólo vamos a ejercitarla una parte de nuestra vida. El resto, la mayor parte, va a ser tiempo de tiempo libre. ¿Por qué no pensamos también seriamente cómo emplear nuestro tiempo libre?

Va siendo urgente desmitificar la preparación para el trabajo, que pretende, como único fin, hacer apta a la persona para producir. Es cierto que es importantísimo prepararse bien para trabajar. Pero el trabajo no es lo único ni lo más importante que la persona hace en la vida.

El modo de utilizar los tiempos libres implica toda una «Filosofía de la vida». Es un indicador de los criterios de la persona. Supone una visión personal del mundo y de los valores.

El trabajo no ilumina mucho lo que realmente pretendemos en la vida, pues no siempre se trabaja como realmente quisiéramos. Pero el tiempo libre lo elegimos libremente. Y, si en vez de elegirlo, nos hemos dejado imponer tal forma de tiempo libre, podría ser la prueba de nuestra falta de libertad, voluntad, carácter o metas: Dime cómo pasas el tiempo y te diré quién eres…

Los Psicólogos, Profesores y Confesores saben que la mayor parte de la gente no utiliza correctamente los tiempos de vacaciones, que normalmente suelen resultar tiempos perdidos. Con frecuencia, y especialmente para los jóvenes, son ocasión de retroceso espiritual y humano.


Enlaces de Descarga


Enlaces de Descarga


Para activar los botones de descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción de pago.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf

VER DETALLES DE ESTE LIBRO


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:




 

Más de este autor/tema


Dios Padre

Dios Padre

Hay 4 etapas en nuestro conocer al Padre: La razón nos habla de la existencia de Dios y nos dice que es Infinito, Eterno, Omnipotente, ...
Ver Libro
La Obediencia

La Obediencia

Dios no creó el universo anárquico, sino ordenado jerárquicamente. Las criaturas que no son libres obedecen siempre a leyes físicas. Baruq 3, 33-36: Dios “envía ...
Ver Libro
El Universo Diseñado (PDF)

El Universo Diseñado (PDF)

Los distintos campos del saber humano son muy interesantes porque, a través de ellos, se va conociendo mejor el Universo, el hombre y a Dios ...
Ver Libro
Ecología Eucarística

Ecología Eucarística

Allá por los años sesenta oí una frase que me llamó fuertemente la atención: “A la Eucaristía se le da cada vez menos importancia”. Desde entonces ...
Ver Libro
El Purgatorio: Una Revelación Particular

El Purgatorio: Una Revelación Particular

El lector se verá sin duda sorprendido por la claridad y la sobriedad de este relato sobre el purgatorio, una de cuyas características principales es ...
Ver Libro
La vida nueva

La vida nueva

En aquella parte del libro de mi memoria, antes de la cual poco podía leerse, hay un epígrafe que dice Incipit vita nova. Bajo este ...
Ver Libro
Pregúntale a la Iglesia

Pregúntale a la Iglesia

La doctrina de la Iglesia es fruto de la Sagrada Escritura, de la Tradición viva y del Magisterio. Jesús de Nazaret fundamentó la revelación de ...
Ver Libro
Anécdotas de una vida apostólica

Anécdotas de una vida apostólica

Generalmente se entiende que el prólogo de un libro ha de ser una especie de aval que garantice al lector -debido a que suele estar ...
Ver Libro
Milagros Eucarísticos

Milagros Eucarísticos

Leemos en el Génesis (22, 1-19) cómo Dios probó la fe de Abrahán: Le había prometido que su descendencia seria como las estrellas del cielo ...
Ver Libro
Sagrada Biblia

Sagrada Biblia

Publicada en 1976. La Biblia de Jerusalén es una obra de grandes méritos en el ambiente católico, ya que esta obra es el resultado de haberse ...
Ver Libro
La verdad del amor humano

La verdad del amor humano

1. El Concilio Vaticano II, de cuyo inicio celebraremos el 50º aniversario el próximo 11 de octubre, trató con particular atención del matrimonio y la ...
Ver Libro
Libro de visiones y revelaciones

Libro de visiones y revelaciones

... le está prohibido al sexo femenino [...] (ITim 2, 12) enseñar en público, sea de palabra o por escrito [...] Todas las enseñanzas de ...
Ver Libro
Francisco, el argentino que puede cambiar el mundo

Francisco, el argentino que puede cambiar el mundo

Para dos periodistas argentinos como lo somos los autores de esta obra, escribir y contarle al mundo sobre el Papa Francisco es hablar un poco ...
Ver Libro
Roma, dulce hogar

Roma, dulce hogar

Damos gracias a Dios por el regalo de nuestra conversión a Jesucristo y a la Iglesia católica que Él fundó; porque sólo por la asombrosa ...
Ver Libro
La Armadura Espiritual

La Armadura Espiritual

"Me uno en oración al Corazón Inmaculado de María y a los ejércitos Celestiales para repeler toda maldad de los demonios. Hago extensiva esta oración ...
Ver Libro
Liturgia de las horas según El Rito Romano

Liturgia de las horas según El Rito Romano

Oración del atardecerI Vísperas (D. I) La invocación inicial como en el Ordinario (Textos comunes), p. 007. HIMNO Tiempo ordinario: Como una ofrenda de la ...
Ver Libro
Echad las redes, Ciclo A

Echad las redes, Ciclo A

DESDE 1995 al 2001 he tenido el gozo de explicar, cada sábado, el Evangelio dominical en la TV con la rúbrica Las razones de la ...
Ver Libro
El Gran Inquisidor: ¡Torquemada!

El Gran Inquisidor: ¡Torquemada!

En la obra "La Verdad sobre la Inquisición” expusimos las mayores dificultades con que se tropieza quien quiere llevar a alguien un concepto justo de ...
Ver Libro
Homilías del Padre Raniero Cantalamessa

Homilías del Padre Raniero Cantalamessa

En la vida de San Francisco se lee que, después de su conversión, cuando empezó a predicar se iba por aldeas y pueblos, y cuando ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta