Frutos y Dones de Espíritu Santo

Fr. Thomas Keating, O.C.S.O.

1. La Divina Inhabitación

Para la mayoría de la gente, la vida ordinaria está caracterizada por la sensación de que Dios está ausente. No obstante, una poca de metafísica nos alertaría del hecho de que, si Dios no estuviera presente en todo momento, nosotros ni siquiera estuviésemos aquí. La Creación no es un evento-de-un-tiempo. Es el continuo regalo de Dios en cada nivel, desde la más humilde partícula hasta la más alta etapa de conciencia.

Sta. Teresa de Ávila escribió: ―Todas las dificultades en la oración pueden ser atribuidas a una causa: rezar como si Dios estuviese ausente. Esta es la convicción que nosotros traemos desde nuestra temprana niñez y aplicamos a cada día de vida y a nuestras vidas en general. Se vuelve más fuerte a medida que crecemos, a no ser que estemos ‗tocados‘ por el Evangelio y comencemos la travesía espiritual. Esta travesía es un proceso de desmantelamiento de la monumental ilusión de que Dios está distante o ausente. Cuando nuestras peticiones particulares no son atendidas, quedamos más convencidos de que Dios está ausente. Esta es una posición irracional, sin embargo, basada en el juicio de emoción, no en la razón. Desafortunadamente nuestras emociones rebeldes no obedecen a la razón y la voluntad; ellas tienen su propia dinámica. Cuando quiera que nuestra razón y voluntad deciden hacer algo, nuestras emociones se interponen y deciden si las secundarán. Si, nuestro plan contradice su percepción de qué es placentero y qué no, tenemos una conmoción en nuestras manos.

El comienzo, la etapa media y el final de nuestra travesía espiritual es la convicción de que Dios está siempre presente. A medida que progresamos en nuestra travesía, percibimos la presencia de Dios más y más. A medida que emergemos de nuestra niñez hacia la plena, auto-conciencia reflexiva, nuestro concepto de cómo Dios está presente en nosotros, generalmente es vago y primitivo. La travesía espiritual es un proceso gradual de acrecentar nuestras relaciones emocionales, mentales y físicas con la ‗Divina Realidad‘ que está presente en nosotros pero no ordinariamente accesible a nuestras emociones y conceptos.

El dogma de la Trinidad está presente en nosotros como un Dios en tres personas divinas. La primera persona es llamada El Padre. La segunda persona es llamada La Palabra. La tercera persona es llamada el Espíritu Santo, que significa aliento. ¿Has conocido a una persona que era una palabra, o a una persona que era aliento? Eso debería alertarnos al hecho de que, cuando hablamos de Dios, no estamos hablando de una persona a quien conocemos.

El concepto de las personas en Dios se refiere a las relaciones que son solamente analogías de las relaciones en los asuntos humanos. Así, no debemos esperar que Dios esté presente de la manera en que otras personas lo están. El supremo fruto de la espiritualidad del Antiguo Testamento era una educación de largo plazo que gradualmente destetó al Pueblo Elegido fuera de su estrecho concepto de Dios como uno entre muchos otros dioses del cercano oriente, hacia el Trascendente Único. El Dios monoteísta es el gran regalo de Israel a la humanidad.

Dios está presente en nosotros todo el tiempo, pero inaccesible a medida que tenemos ideas y juicios preconcebidos basados únicamente en la retroalimentación que nos proveen nuestros sentidos y sentimientos. Los dichos de Jesús podrían ser parafraseados de la siguiente manera: ― El Reino de Dios está cerca y a la mano—no distante o ausente. Está dentro de ti y en medio de ti.


Para activar la descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción premium.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:


DETALLES DE ESTE LIBRO


Más de este autor/tema


Invitación a amar

Invitación a amar

Este libro ha resultado de un esfuerzo continuo por volver a presentar el camino espiritual de la cristiandad en una forma que sea accesible para ...
“Despertares”

“Despertares”

“EL FINAL DE NUESTROS MUNDOS” “Cuando Él escuchó que Juan había sido arrestado, se retiró a Galilea. El dejó Nazareth y se fue a vivir ...
Mi libro de oraciones

Mi libro de oraciones

“Era como ver a Jesús y a María, separados, pero fundidos en Uno solo: Los dos Rostros: El de Jesús y el de María, pero ...
La evangelización de los católicos

La evangelización de los católicos

¿Qué es la nueva evangelización? En cierto modo, es más fácil responder a esta pregunta mostrando que hablando. Entendemos la respuesta cuando nos la encontramos. La ...
El Evangelio Según Un Laico

El Evangelio Según Un Laico

Dios me llamó por mi nombre, un nombre especial. Cuando mis papás escogieron mi nombre Dios ya me haba nombrado: El me dio mi existencia, ...
Acudir a Dios en la angustia

Acudir a Dios en la angustia

En los opúsculos de Karl Rahner aparecidos hasta el momento hemos seleccionado en gran parte ensayos y piezas individuales relativamente independientes. Cuando Andreas R. Batlogg ...
Los profetas

Los profetas

El tío de Francis Marion Tarwater sólo llevaba muerto medio día cuando el muchacho llegó a estar demasiado borracho para terminar de cavar la tumba ...
Al encuentro de la vida

Al encuentro de la vida

Nuestra condición de peregrinos pertenece a este mundo que pasa. Caminamos, a través del encuentro con nosotros mismos, hacia el encuentro con Dios. Caminamos. «Hacemos ...
Sobre las siete palabras pronunciadas por Cristo en la Cruz

Sobre las siete palabras pronunciadas por Cristo en la Cruz

Obsérvenme, ahora, por cuarto año, preparándome para la muerte. Habiéndome retirado de los negocios del mundo a un lugar de reposo, me entrego a la ...
Exhortación apostólica Evangelii Nuntiandi

Exhortación apostólica Evangelii Nuntiandi

Venerables hermanos y amados hijos: Salud y Bendición Apostólica 1. El esfuerzo orientado al anuncio del Evangelio a los hombres de nuestro tiempo, exaltados por la ...
Creer, Amar, y Esperar, de la mano del Papa Francisco (PDF)

Creer, Amar, y Esperar, de la mano del Papa Francisco (PDF)

La voz del Papa Francisco resuena en la Iglesia y en el mundo, como una voz profética que anuncia con vigor y valentía, a tiempo ...
Introducción a la vida de oración

Introducción a la vida de oración

La oración responde a una necesidad interna del espíritu y es gracia y plenitud. Al mismo tiempo es también un deber y supone esfuerzo y ...
La familia, ¿Lugar de educación en la fe?

La familia, ¿Lugar de educación en la fe?

Nuevos caminos para educar en la fe desde la familia La familia constituye una realidad emergente dentro de la acción pastoral de la Iglesia. Por ...
Carta Encíclica Laborem Exercens

Carta Encíclica Laborem Exercens

Con su trabajo el hombre ha de procurarse el pan cotidiano, contribuir al continuo progreso de las ciencias y la técnica, y sobre todo a la ...
Tratado de la oración y meditación

Tratado de la oración y meditación

Tratado de la oración y meditación compuesto por el padre Fray Pedro de Alcántara, fraile menor de la Orden del Bienaventurado San Francisco, dirigido al ...
La Sábana Santa de Turin es Auténtica

La Sábana Santa de Turin es Auténtica

En este libro queremos aclarar muchas cosas que la mayor parte de la gente desconoce. Para muchos, hablar de la Sábana Santa es hablar de ...
Espiritualidad del apóstol según san Pablo

Espiritualidad del apóstol según san Pablo

«La plenitud de los tiempos» (Gal. 4,4) A San Pablo le ha tocado vivir en el momento culminante de la historia, en la plenitud de ...
Surco

Surco

  Ya en 1950, San Josemaría Escrivá de Balaguer prometía al lector, en el prólogo de la 7 édición castellana de Camino, un nuevo encuentro ...
Una lectura social del Nuevo Testamento

Una lectura social del Nuevo Testamento

Se ha repetido hasta la saciedad la frase atribuida a K. Barth de que es preciso hacer teología con la Biblia en una mano y ...
Teresa de Jesús: Vida, mensaje y actualidad de la Santa de Ávila

Teresa de Jesús: Vida, mensaje y actualidad de la Santa de Ávila

De Carlos Ros conservo un nítido recuerdo de los años que pasamos juntos en la Universidad Pontificia de Comillas (Santander) a pesar de que ha ...
Teología de la Tierra I y II

Teología de la Tierra I y II

Dos amigos, que viven en dos mundos diferentes de esta misma tierra americana, han dedicado años de su vida para trabajar en la teología y ...
La Misa una fiesta con Jesús

La Misa una fiesta con Jesús

   Vivir la misa con Jesús es hacer de cada misa una fiesta con Él. Encontrarnos con el Rey del universo, con nuestro Dios y ...
Como la estela de una nave

Como la estela de una nave

El presente libro reúne las meditaciones predicadas en la Casa Pontificia, en presencia de Benedicto XVI, en el tiempo de Adviento de 2010 y 2011 ...
¡Ay de aquél por quien viniere el escándalo!

¡Ay de aquél por quien viniere el escándalo!

Un día un doctor de la ley, se acercó a-Jesús y le dijo: «Maestro: ¿cuál es el mayor mandamiento de la ley?» Respondió Jesús: «Amarás ...
De las costumbres de la Iglesia Católica

De las costumbres de la Iglesia Católica

 Es necesario poner al descubierto los artificios de los maniqueos. Dos artificios que principalmente utilizan para seducción de los ignorantes. 1 . He tratado suficientemente, ...
Pensamientos del Padre Pio

Pensamientos del Padre Pio

1. Por gracia de Dios estamos al comienzo de un nuevo año. Este año, cuyo final sólo Dios sabe si lo veremos, debe estar consagrado ...
Florecillas del Sagrario

Florecillas del Sagrario

Qué Pedagogía tan misteriosa y tan paradójica la de nuestro Maestro Jesús! Con palabra infalible enseña a los hombres que la felicidad y la vida ...
Se hace tarde y anochece

Se hace tarde y anochece

POR DESGRACIA, JUDAS ISCARIOTE «Si estos callan, gritarán las piedras» (Lc 19, 40). «Un traidor es alguien que jura y miente». Macbeth, William Shakespeare ¿Por ...
Santo Rosario de Josemaría Escrivá de Balaguer

Santo Rosario de Josemaría Escrivá de Balaguer

Como en otros días - Lepanto!-, ha de ser hoy el Rosario arma poderosa, para vencer a los enemigos de la Santa Iglesia Romana y ...
Desde el fin de la primera pascua hasta la prisión de Juan Bautista Tomo V

Desde el fin de la primera pascua hasta la prisión de Juan Bautista Tomo V

Desde Betania, donde Jesús estuvo algún tiempo como oculto, se dirigió al bautisterio, cerca de Ono. Los arreglos que allí se habían hecho los custodiaba ...
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta