El respeto a la vida es fundamento de cualquier otro derecho, incluidos los de la libertad.

— San Juan Pablo II

 

Dominicas de la anunciata

 

   

Catalina de Siena experimentó verdadera pasión por la teología. Era teóloga por naturaleza, como lo testimoniaba el Beato Raimundo de Capua, que fue quien más de cerca y más íntimamente le trató en los años de plenitud espiritual:

«En el tiempo en que le conocí, si hubiera encontrado personas inteligentes con quien hablar, seguro que hubiera permanecido cien días y cien noches sin comer ni beber, conversando con ellos sobre Dios. De esto no se cansaba nunca; incluso le ponía más fresca. A menudo me decía que no encontraba en esta vida mayor alivio que el de hablar y razonar sobre Dios con quien supiera hacerlo; nosotros, los que tratábamos con ella, lo sabíamos por experiencia. En efecto, se veía bien que cuando podía hablar de Dios y razonar sobre las cosas que le importaban, aparecía más joven, robusta y jovial, y que cuando no podía hacerlo se volvía débil y casi perdía el aliento.

«Esto lo cuento en honor del Señor Jesucristo, su eterno Esposo, en alabanza suya y para mi confusión. Hablando conmigo de Dios y razonando profundamente sobre sus altísimos misterios, sucedía en ocasiones que lo que decíamos se alargaba y yo, muy lejos de su espíritu y cargado con el peso de la carne, me dormía. Ella, en cambio, mientras hablaba seguía absorta en Dios y continuaba discurriendo sin darse cuenta de que yo me estaba durmiendo; cuando se daba cuenta, alzando la voz me despertaba diciendo: “Buen hombre, ¿por el sueño quiere perder lo que es útil para su alma? Estoy hablando de Dios con usted o con un muro?”».

Bien puede afirmarse que recibió una catequesis temprana acerca del Espíritu Santo, desde la tradición tomista, por medio de la predicación que seguía con avidez en la iglesia de Santo Domingo de su ciudad natal, a muy pocos metros de su propia casa. Participaba en la celebración del misterio de Cristo en la liturgia y, con frecuencia, las reflexiones a partir de los textos de la Sagrada Escritura o, sencillamente, de la recitación del Credo, derivaban en una exposición acerca de la naturaleza y misión del Espíritu en la Iglesia. El tema se abordaba de lleno en torno a la pascua de Pentecostés, y en otras festividades, como la Ascensión del Señor a los cielos, o en celebraciones a lo largo de año, porque en la liturgia dominicana, desde el comienzo, se incorporó la misa votiva del Espíritu Santo.


Enlaces de Descarga


Enlaces de Descarga


Para activar los botones de descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción de pago.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf

VER DETALLES DE ESTE LIBRO


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:




 

Más de este autor/tema


El Diálogo

El Diálogo

  Santa Catalina es un alma exuberante de vida divina. Su maravilloso apostolado es irradiación de su vida interior transformada en Cristo. Como San Pablo, ...
Ver Libro
Santa Catalina de Siena

Santa Catalina de Siena

     Cuenta Gregorio de Tours en su Crónica de los francos que en el sínodo de Macon, celebrado en el año 585, hubo un obispo ...
Ver Libro
Vida de Santa Catalina de Siena

Vida de Santa Catalina de Siena

Vivía en la ciudad de Siena, en Toscana, un hombre llamado Jácomo, descendiente de la familia de los Benencasa, un hombre sencillo, leal, temeroso de ...
Ver Libro
Catalina de Siena Vida y pasiones

Catalina de Siena Vida y pasiones

Catalina de Siena (1347-1380) no es, en nuestros días, una santa muy conocida fuera de la orden dominicana y el mundo reducido de los historiadores ...
Ver Libro
Armadura Espiritual Completa

Armadura Espiritual Completa

La Armadura Espiritual es nuestra protección en estos tiempos de grandes tribulaciones, que nos permite ser defensores de la fe y luchar contra los ataques ...
Ver Libro
Sanados por el GRAN Milagro de la Eucaristía

Sanados por el GRAN Milagro de la Eucaristía

A menudo medito en las cosas que me ocurren. He notado que cuando dejo la misa diaria, la vida se me hace más inquietante. Dejo ...
Ver Libro
El Napoleón de Notting Hill

El Napoleón de Notting Hill

Observaciones preliminares sobre el arte de la profecía El género humano, al que muchos de mis lectores pertenecen, ha jugado desde siempre a juegos de ...
Ver Libro
La Misericordia

La Misericordia

LA presente obra se remonta a los borradores de un ciclo de charlas para Ejercicios. Pero la charla sobre la misericordia divina se me resistió ...
Ver Libro
Palabras para el camino

Palabras para el camino

 Ser cristiano es ir de camino. El Papa Francisco nos dice: “Dios nos quiere de pie… y caminando”. Vamos de camino, siguiendo las huellas de ...
Ver Libro
El Padre Nuestro para Niños (PDF)

El Padre Nuestro para Niños (PDF)

Padre nuestro, que estás en el Cielo, santificado sea tu Nombre Padre nuestro. Tú eres santo, y santo quiere decir sin defecto ni pecado; Tú ...
Ver Libro
Jubileo de la Misericordia

Jubileo de la Misericordia

Misericordiæ Vultus FRANCISCO OBISPO DE ROMA SIERVO DE LOS SIERVOS DE DIOS A CUANTOS LEAN ESTA CARTA GRACIA, MISERICORDIA Y PAZ Jesucristo es el rostro ...
Ver Libro
El verdadero poder es el servicio

El verdadero poder es el servicio

“Conviértanse y crean en la Buena Noticia”, eso nos dijo el sacerdote, el miércoles pasado, cuando nos impuso la ceniza. Empezamos la Cuaresma con este ...
Ver Libro
El matrimonio en Cristo

El matrimonio en Cristo

Reconocedlo con sinceridad: estáis ocupados en un montón de cosas y distraídos por mil más, tenéis un buen número de defectos personales, y muchas veces ...
Ver Libro
Beata Jacinta Marto (Ilustrado)

Beata Jacinta Marto (Ilustrado)

En Aljustrel, pequeño barrio situado a unos ocho­cientos metros de Fátima, nació Jacinta el 11 de marzo de 1910. Era la más pequeña de los ...
Ver Libro
Ejemplos que nos hablan de Dios

Ejemplos que nos hablan de Dios

Amigos lectores: He escrito ya un libro titulado: «¿QUE SABEMOS DE DIOS?», y sabido es que cuanto de Él conocemos es lo referente a sus ...
Ver Libro
El Año Litúrgico

El Año Litúrgico

Una de las características de la fe cristiana, es que ella es eminentemente celebrativa, nos lleva, nos conduce a la celebración. Creer significa también y ...
Ver Libro
¿La ciencia contra la fe?

¿La ciencia contra la fe?

En este libro deseo manifestar con toda claridad que no hay oposición entre la ciencia y la fe. Ambas son obra de Dios y, por ...
Ver Libro
Juan Pablo II El Grande

Juan Pablo II El Grande

La vida de Juan Pablo II es una vida fascinante. Por eso, se le ha empezadoa llamar el Grande (Magno). Fue un hombre de fe ...
Ver Libro
Carta Apostolica Rosarium Virginis Mariae

Carta Apostolica Rosarium Virginis Mariae

1. El Rosario de la Virgen María, difundido gradualmente en el segundo Milenio bajo el soplo del Espíritu de Dios, es una oración apreciada por ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta