¡Ah, qué miedo me dan los pecados de omisión, querido lector…! ¿Se ha parado a pensar alguna vez en ello?

— María Vallejo-Nágera

 

San Juan Pablo II

PROLOGO

   

Uno de los enigmas más inquietantes que la Humanidad ha tenido siempre ante sí es el sufrimiento. ¿Por qué sufrimos?, ¿por qué sufrimos tanto? ¿por qué sufren los inocentes?, ¿tiene sentido el dolor o es un no-sentido, un absurdo sin lógica coherente? He aquí un conjunto de interrogantes que ha angustiado siempre a los hombres.

De una o de otra manera todos sufrimos: fracasos, miedos, dolores físicos, desequilibrios psicológicos, incomprensiones, pérdida de seres queridos, limitaciones de edad, todo ese conjunto de dolores que en nosotros o en otros experimentamos continuamente.

En nuestro siglo, los sufrimientos de millones de personas a causa de las grandes dictaduras, las grandes guerras, las grandes injusticias sociales, han sido tan crueles que esas preguntas han llegado a ser la obsesión de filósofos, literatos y dramaturgos.

Las preguntas van aún más lejos: ¿Cómo se conjuga tanto sufrimiento con la existencia de un Dios Amor y Bondad?, ¿lo quiere?, ¿lo permite?, ¿por qué? Desde que los hombres han sido capaces de reflexionar se han hecho estas preguntas, y las respuestas han sido múltiples: desde los que desesperados han renegado de Dios porque no podían comprenderle, hasta los que con optimismo ingenuo afirmaron que, a pesar de todo, éste era el mejor de los mundos posibles.

En problema tan grave como éste, Dios no podía callar. Es verdad que sus respuestas, por ser divinas, no siempre pueden ser comprendidas plenamente por nuestra reducida razón. Dios y sus proyectos son siempre infinitamente más grandes que nosotros, y es lógico que haya realidades que no podamos entender. Son los misterios de los que está llena la existencia humana, y aun el mismo mundo físico. Sin embargo, la revelación de Dios ilumina, en cuanto es posible, el camino misterioso de nuestra vida, tejido de alegrías y dolores, como en los rosales hay espinas y flores.

Pues bien, el Papa Juan Pablo II ha experimentado en su propia carne muchos sufrimientos: orfandad prematura, persecución por motivos religiosos, hambre, duros trabajos en la mina, pérdida de los seres más queridos, soledad, carencia de recursos, el peso de graves responsabilidades, la incomprensión y el odio hasta el intento de ser asesinado; para no hablar de los sufrimientos colectivos de su pueblo polaco, martirizado primero por los nazis y luego por los soviéticos. Este Papa que además, por su cargo, tiene que meditar día y noche la palabra de Dios para transmitirla con fidelidad, ha enseñado muchas verdades sobre el dolor humano, y ha aportado cuanto ha podido para aliviarlo y ofrecer a los que sufren motivos para la esperanza y la paz.

Merecía la pena reunir las enseñanzas del Papa sobre el sufrimiento en un solo volumen, y comentarlas para que fuese guía, breviario y consuelo de todos aquellos que, de una o de otra manera, experimentan el dolor en cualquiera de sus formas. Ha sido la tarea que ha realizado ese benemérito sacerdote que es Don Pedro Beteta, divulgador constante de las enseñanzas del Papa al Pueblo de Dios.

Estas páginas, además de dar respuesta a las preguntas que antes nos hacíamos, nos acercan a jesucristo, y nos animan a caminar por la vida “fijos los ojos en Jesús, el que inicia y consuma nuestra fe, el cual en lugar del gozo que le proponían soportó la cruz, sin miedo a la ignominia y está sentado a la derecha del trono de Dios” (Heb. 12,2). Es Él, a fin de cuentas, nuestro mejor consuelo y esperanza, ya que quiso compartir nuestra vida “probado en todo igual a nosotros, excepto en el pecado” (Heb. 4,15). San Pablo nos recuerda que “si sufrimos con Él seremos también glorificados con Él” (Rom. 8, 17).

El Papa no podía menos de recordar también a María, que, junto a su Hijo, aceptó el sufrimiento redentor y quedó así constituida en “Consuelo de los afligidos”.

Si estas páginas llevan un poco de paz, fortaleza y esperanza a las personas que padecen, habrán realizado una de las mejores obras de misericordia: consolar al que sufre. Serán también testimonio de que el Papa y la Iglesia no son indiferentes ante uno de los más graves y misteriosos problemas humanos.

Madrid, 7 de febrero de 1994

+Angel Card. Suquía

Arzob. de Madrid


Enlaces de Descarga


Enlaces de Descarga


Para activar los botones de descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción de pago.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf

VER DETALLES DE ESTE LIBRO


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:




 

Más de este autor/tema


La Vocación explicada

La Vocación explicada

  Me dirijo sobre todo a vosotros, queridísimos chicos y chicas, jóvenes y menos jóvenes, que os halláis en el momento decisivo de vuestra elección ...
Ver Libro
¡Levantaos! ¡Vamos!

¡Levantaos! ¡Vamos!

Cuando se publicó el libro Don y misterio con recuerdos y reflexiones sobre los orígenes de mi sacerdocio, me llegaron numerosas muestras sobre todo por ...
Ver Libro
Ensayos del Cardenal Karol Wojtyla

Ensayos del Cardenal Karol Wojtyla

Presentación a la Conferencia Internacional conmemorativa del séptimo centenario de la muerte de Santo Tomás de Aquino, Roma-Nápoles, 17 al 24 de Abril de 1974 ...
Ver Libro
Vida de Jesús

Vida de Jesús

Se ofrece al lector en estas páginas una sencilla, profunda y amable Vida de Jesús, elaborada mediante textos escogidos de la predicación de san Juan ...
Ver Libro
El taller del orfebre

El taller del orfebre

El taller del orfebre se publicó por primera vez en 1960 en la revista Znak, bajo el pseudónimo de Andrzej Jawien. Se engañaría quien viera ...
Ver Libro
Historia de mi vida

Historia de mi vida

Juan Pablo según... él mismo. Con esta especie de broma se podrían resumir las páginas que siguen, una verdadera «autobiografía» del papa Wojtyla escrita realmente ...
Ver Libro
Familiaris Consortio

Familiaris Consortio

La Iglesia al servicio de la familia 1. La familia, en los tiempos modernos, ha sufrido quizá como ninguna otra institución, la acometida de las ...
Ver Libro
Don y Misterio

Don y Misterio

Permanece vivo en mi recuerdo el encuentro gozoso que, por iniciativa de la Congregación para el Clero, tuvo lugar en el Vaticano en el otoño ...
Ver Libro
Cruzando el umbral de la esperanza

Cruzando el umbral de la esperanza

Siento un especial afecto, naturalmente, por los colegas -periodistas y escritores- que trabajan en la televisión. Por eso, a pesar de repetidas invitaciones, nunca he ...
Ver Libro
Caminando hacia el Padre

Caminando hacia el Padre

1. El tema sobre el que estamos reflexionando en este último año de preparación para el jubileo, es decir, el camino de la humanidad hacia ...
Ver Libro
Carta Apostolica Rosarium Virginis Mariae

Carta Apostolica Rosarium Virginis Mariae

1. El Rosario de la Virgen María, difundido gradualmente en el segundo Milenio bajo el soplo del Espíritu de Dios, es una oración apreciada por ...
Ver Libro
Catequesis sobre El Matrimonio y La Pureza Cristiana

Catequesis sobre El Matrimonio y La Pureza Cristiana

1. Desde hace algún tiempo están en curso los preparativos para la próxima Asamblea ordinaria del Sínodo de los Obispos, que se celebrará en Roma ...
Ver Libro
Teología del Cuerpo

Teología del Cuerpo

(5-IX-79/9-IX-79) «El Creador al principio los hizo hombre y mujer» (Mt 19,4; Mc 10,6) 1. Desde hace algún tiempo están en curso los preparativos para ...
Ver Libro
Carta Encíclica Evangelium Vitae

Carta Encíclica Evangelium Vitae

1. El Evangelio de la vida está en el centro del mensaje de Jesús. Acogido con amor cada día por la Iglesia, es anunciado con ...
Ver Libro
Abrid las puertas al Redentor

Abrid las puertas al Redentor

BULA DE CONVOCACIÓN DEL JUBILEO PARA EL 1950 ANIVERSARIO DE LA REDENCIÓN JUAN PABLO OBISPO SIERVO DE LOS SIERVOS DE DIOS A TODOS LOS FIELES ...
Ver Libro
Más Allá de la muerte

Más Allá de la muerte

Cada día mueren más de 200.000 personas y más de 73 millones cada año. ¿Cuántos millones han existido desde el principio del mundo? Y ahora ...
Ver Libro
El Galileo Eterno

El Galileo Eterno

¿Cómo puede el alma hallar a Dios? Es un hecho psicológico que sólo siendo pequeños podemos descubrir algo grande. Esta ley, llevada al nivel espiritual, ...
Ver Libro
El combate cristiano

El combate cristiano

La corona de la victoria no se promete sino a los que luchan. En la divinas Escrituras vemos que, con frecuencia, se nos promete la ...
Ver Libro
El Libro de las Piedras que Curan

El Libro de las Piedras que Curan

Hace 850 años, una monja benedictina alemana que estaba invadida por la Luz Viva del Espíritu Santo, dejó escritas para nosotros la utilidad de las ...
Ver Libro
Ví Caer a Satanás

Ví Caer a Satanás

Cristo dijo de sus discípulos: "En mi nombre expulsarán demonios" y San Pablo nos advierte que tenemos que luchar "contra los ejércitos espirituales del mal ...
Ver Libro
Idolatría y Biblia

Idolatría y Biblia

Hace algún tiempo, en una reunión del equipo pastoral de la zona en que trabajaba en la arquidiócesis de Cuenca (Ecuador), se constataba el impacto ...
Ver Libro
Ensayos del Cardenal Karol Wojtyla

Ensayos del Cardenal Karol Wojtyla

Presentación a la Conferencia Internacional conmemorativa del séptimo centenario de la muerte de Santo Tomás de Aquino, Roma-Nápoles, 17 al 24 de Abril de 1974 ...
Ver Libro
Diez lecciones sobre el martirio

Diez lecciones sobre el martirio

Siglo XX, siglo de mártires En mayo de 1998, al organizarse el Calendario para el Jubileo del año 2000, se previó una conmemoración ecuménica de ...
Ver Libro
La Iglesia Católica y el abuso sexual de menores

La Iglesia Católica y el abuso sexual de menores

  El escándalo de los sacerdotes que han abusado de menores ha sido un tema recurrente en los medios de comunicación durante mucho tiempo. De modo ...
Ver Libro
Dios te Salve, Reina y Madre

Dios te Salve, Reina y Madre

Unos meses antes de morir, Santa Teresa de Lisieux realizó su sueño de expresar en forma de canción todo lo que pensaba sobre la Virgen ...
Ver Libro
Consagración a San José

Consagración a San José

No lo comprendí suficientemente [a San José], pero eso cambiará. — San Juan de la Cruz En el siglo XVI, San Juan de la Cruz, ...
Ver Libro
Cyclvs Apocalypticvs

Cyclvs Apocalypticvs

Pausadamente el monje iba escribiendo los gruesos trazos de letra gótica en una parte de la pintura. La pintura representaba a la Virgen María con ...
Ver Libro
¿En dónde dice la Biblia que...?

¿En dónde dice la Biblia que…?

La cuestión fundamental En este primer capítulo -clave para este libro no sólo por la importancia que revisten en sí las cuestiones consideradas en él ...
Ver Libro
Jesús, Dios entre Nosotros

Jesús, Dios entre Nosotros

El presente trabajo es una selección de frases del Papa Francisco, entresacadas de sus catequesis, homilías, mensajes y discursos, pronunciados a lo largo de su ...
Ver Libro
San Alfonso María de Ligorio (Ilustrado)

San Alfonso María de Ligorio (Ilustrado)

Los buenos abogados deben procurar ganar los pleitos que se les encomiendan. Hay abogados que gozan de una bien merecida fama porque… causa que llevan, ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta