Aldino Cazzago

Prólogo

La vida

Karol Wojtyla nace en Wadowice, a 50 kilómetros de Cracovia, el 18 de mayo de 1920. Tras el bachillerato, huérfano de madre, se muda con su padre a Cracovia para frecuentar la Facultad de Filología. En plena ocupación alemana, tras haber trabajado en una cantera de piedra y en la fábrica Solvay, deja la universidad y, en 1942, ingresa en el seminario de Cracovia. Ordenado sacerdote el 1 de noviembre de 1946, termina su formación teológica en Roma con la licenciatura en Teología. En el verano de 1948 regresa a Polonia e inicia su ministerio sacerdotal. En 1958, después de algunos años como profesor en el Seminario Mayor de Cracovia y en la Facultad de Teología de Lublin, es nombrado obispo auxiliar de su ciudad. Participa activamente en la obra del concilio Vaticano II y, en enero de 1964, con tan sólo 44 años, Pablo VI lo nombra arzobispo. En 1967 llegará el sucesivo nombramiento como cardenal.

   

Tras el brevísimo pontificado de Juan Pablo I, el 16 de octubre de 1978 es elegido pontífice. Una preocupación constante a lo largo de todo su ministerio apostólico es, ciertamente, la de llevar a cabo en todos los aspectos –doctrinal, moral, misionero, pastoral, litúrgico, catequístico y artístico– la renovación conciliar. En la encíclica Redemptor hominis de 1979, la primera de su pontificado, definió, efectivamente, el Concilio como una «nueva “ola” de la vida de la Iglesia, movimiento mucho más potente que los síntomas de duda, de derrumbamiento y de crisis».

Su pontificado viene marcado por algunos gestos muy simbólicos, como la visita a la Iglesia luterana de Roma (11 de diciembre de 1983) y a la sinagoga de Roma (13 de abril de 1986), la Jornada de Oración por la Paz con los dirigentes de todas las religiones en Asís (27 de octubre de 1986) y la petición de perdón por parte de la Iglesia católica por las faltas cometidas por los católicos a lo largo de la historia (12 de marzo de 2000).

La preocupación ecuménica, misionaria y evangelizadora ha marcado profundamente su ministerio petrino. La Iglesia multiconfesional ha encontrado en él a un apasionado constructor de unidad. Los numerosos viajes a países en los que los católicos son una minoría absoluta son prueba de ello. El papa eslavo no pudo dejar de prestar atención a la Iglesia ortodoxa, que tenía sus propias raíces en la tradición bizantina eslava. La Iglesia católica oriental ha sacado savia y fuerza de estas mismas raíces a lo largo de los siglos. Juan Pablo II fue un atento protector y custodio de esta Europa del Este en particular, antes y después de la caída del comunismo.

El deseo de anunciar el Evangelio lo llevó a realizar numerosísimos viajes: 104 fuera de Italia y 146 a las diversas ciudades italianas, algunas de las cuales visitaría varias veces. Fue un apasionado constructor de paz, siguiendo la estela de Pablo VI: bien con algunos viajes especialmente comprometedores, como el viaje a Argentina y a Gran Bretaña en 1982, y a Sarajevo y Líbano en 1987; bien con dos importantísimas intervenciones ante la Organización de las Naciones Unidas en Nueva York en 1979 y en 1995, y con la afligida apelación a George Bush y a Saddam Hussein para que evitasen la guerra en enero de 1991.

Su extraordinaria relación con los jóvenes se resume en las Jornadas mundiales de la Juventud, un acontecimiento que, desde el año 1985, contó con su presencia en años alternos.

La santidad, es decir, el «“alto grado” de la vida cristiana ordinaria» (Novo millennio ineunte, n. 31), es uno de los temas que más espacio ha ocupado durante su pontificado. El número de beatos, 1.138, y de santos, 482, que proclamó muestran eficazmente el cuidado que puso en llamar la atención del pueblo de Dios y de la vida eclesial sobre este aspecto particular de la vida cristiana.


Enlace a La Pagina de Descarga


Enlace a La Pagina de Descarga


Pagina de descarga

Libro eBook 365 días con Juan Pablo II


Aldino Cazzago

10 marzo, 2016

update 9 junio, 2020

Ir a pagina de Descarga


 

Más de este autor/tema


Ensayos del Cardenal Karol Wojtyla

Ensayos del Cardenal Karol Wojtyla

Presentación a la Conferencia Internacional conmemorativa del séptimo centenario de la muerte de Santo Tomás de Aquino, Roma-Nápoles, 17 al 24 de Abril de 1974 ...
Ver Libro
Memoria e Identidad

Memoria e Identidad

Traducción de Bogdan Piotrowski Nota del editor El siglo xx ha sido testigo de acontecimientos históricos que han marcado un cambio decisivo en la situación ...
Ver Libro
Salvifici Doloris

Salvifici Doloris

1. 'SUPLO en mi carne -dice el apóstol Pablo, indicando el valor salvífico del sufrimiento- lo que falta a las tribulaciones de Cristo por su ...
Ver Libro
Familiaris Consortio

Familiaris Consortio

La Iglesia al servicio de la familia 1. La familia, en los tiempos modernos, ha sufrido quizá como ninguna otra institución, la acometida de las ...
Ver Libro
Cristología

Cristología

El Hijo de Dios “por nosotros los hombres y por nuestra salvación bajó del cielo y... se encarnó.” Catequesis del 14 de enero de 1987 ...
Ver Libro
Caminando hacia el Padre

Caminando hacia el Padre

1. El tema sobre el que estamos reflexionando en este último año de preparación para el jubileo, es decir, el camino de la humanidad hacia ...
Ver Libro
Catequesis sobre La Iglesia

Catequesis sobre La Iglesia

1. Comenzamos hoy un ciclo nuevo de catequesis dedicadas a la Iglesia, cuyo Símbolo niceno-constantinopolitano nos hace decir: «Creo en la Iglesia una, santa, católica ...
Ver Libro
Abrid las puertas al Redentor

Abrid las puertas al Redentor

BULA DE CONVOCACIÓN DEL JUBILEO PARA EL 1950 ANIVERSARIO DE LA REDENCIÓN JUAN PABLO OBISPO SIERVO DE LOS SIERVOS DE DIOS A TODOS LOS FIELES ...
Ver Libro
Carta Encíclica Redemptor Hominis

Carta Encíclica Redemptor Hominis

El Redentor del hombre, Jesucristo, es el centro del cosmos y de la historia. A Él se vuelven mi pensamiento y mi corazón en esta ...
Ver Libro
Carta apostólica Mane nobiscum Domine

Carta apostólica Mane nobiscum Domine

1. «Quédate con nosotros, Señor, porque atardece y el día va de caída» (cf.Lc 24,29). Ésta fue la invitación apremiante que, la tarde misma del día ...
Ver Libro
Carta Apostólica a los jóvenes del mundo

Carta Apostólica a los jóvenes del mundo

Queridos amigos: 1. «Siempre prontos para dar razón de vuestra esperanza a todo el que os la pidiere». (cf. Pe 3,15) Estos son los votos ...
Ver Libro
Carta Encíclica Veritatis Splendor

Carta Encíclica Veritatis Splendor

1. Llamados a la salvación mediante la fe en Jesucristo, «luz verdadera que ilumina a todo hombre» (Jn 1, 9), los hombres llegan a ser «luz ...
Ver Libro
María, José y la vida oculta de Jesús

María, José y la vida oculta de Jesús

1. En el relato de la Visitación san Lucas muestra cómo la gracia de la Encarnación, después de haber inundado a María lleva salvación y ...
Ver Libro
Una Visita de Dios

Una Visita de Dios

Uno de los enigmas más inquietantes que la Humanidad ha tenido siempre ante sí es el sufrimiento. ¿Por qué sufrimos?, ¿por qué sufrimos tanto? ¿por ...
Ver Libro
Exhortación Apostólica Ecclesia in America

Exhortación Apostólica Ecclesia in America

1. La Iglesia en América, llena de gozo por la fe recibida y dando gracias a Cristo por este inmenso don, ha celebrado hace poco ...
Ver Libro
Carta Encíclica Redemptoris Mater

Carta Encíclica Redemptoris Mater

1. La Madre del Redentor tiene un lugar preciso en el plan de la salvación, porque « al llegar la plenitud de los tiempos, envió ...
Ver Libro
Más fuertes que el mal

Más fuertes que el mal

Aquella mañana yo había asistido a 3 exorcismos. Ciertamente, no habían sido escenas muy agradables. Yo no dudaba de la existencia del diablo, pero si ...
Ver Libro
Las aguas vivas que borbotean

Las aguas vivas que borbotean

Resulta imposible para los sacerdotes, cada vez que celebramos la misa, tener presentes todas las riquezas, simbolismos y tesoros espirituales contenidos en la liturgia del ...
Ver Libro
Aunque todos... yo no

Aunque todos… yo no

1. Siendo el tiempo cosa de tan subido precio y el perderlo falta tan deplorable, quiero hacer una advertencia honrada con el fin de que ...
Ver Libro
Carta Encíclica Evangelium Vitae

Carta Encíclica Evangelium Vitae

1. El Evangelio de la vida está en el centro del mensaje de Jesús. Acogido con amor cada día por la Iglesia, es anunciado con ...
Ver Libro
Poesía

Poesía

El siglo de fray Luis de León es el siglo de Carlos I y de Felipe II. El escritor tiene treinta años cuando el Emperador ...
Ver Libro
Summa Daemoniaca

Summa Daemoniaca

He optado por escribir un libro al modo de los antiguos tratados escolásticos, es decir una obra distribuida en infinidad de cuestiones de heterogénea extensión ...
Ver Libro
Para Salvarte

Para Salvarte

Doy gracias a Dios por la gran difusión que este libro está teniendo, tanto entre jóvenes como entre casados, entre obreros y entre estudiantes. Aunque ...
Ver Libro
Abrid las puertas al Redentor

Abrid las puertas al Redentor

BULA DE CONVOCACIÓN DEL JUBILEO PARA EL 1950 ANIVERSARIO DE LA REDENCIÓN JUAN PABLO OBISPO SIERVO DE LOS SIERVOS DE DIOS A TODOS LOS FIELES ...
Ver Libro
Oraciones a La Santísima Virgen María

Oraciones a La Santísima Virgen María

¡María! ¡María! ¡Dulcísima María, Madre querida y poderosa Auxiliadora mía! Aquí me tienes; tu voz maternal ha dado nuevos bríos a mi alma y anhelosa ...
Ver Libro
La Misa en cámara lenta

La Misa en cámara lenta

Si llego a contar con un público lector, mucho me temo que este libro constituirá una prueba severa para su paciencia. Que un sacerdote exhiba ...
Ver Libro
Cómo la Iglesia construyó la civilización occidental

Cómo la Iglesia construyó la civilización occidental

La civilización occidental nos ha dado el milagro de la ciencia moderna, la riqueza del libre mercado, la seguridad del imperio de la ley, un ...
Ver Libro
Anécdotas de una vida apostólica

Anécdotas de una vida apostólica

Generalmente se entiende que el prólogo de un libro ha de ser una especie de aval que garantice al lector -debido a que suele estar ...
Ver Libro
Como incienso en tu presencia

Como incienso en tu presencia

Quienes sentimos en nuestro corazón la realidad de Dios y su presencia amorosa que nos llama, respondemos a esa llamada con la oración. La oración ...
Ver Libro
¡Llena de Gracia!

¡Llena de Gracia!

Sin lugar a dudas, un elemento importante de nuestra fe cristiana, católica, es la devoción a María, Madre de Jesús, y también Madre espiritual de ...
Ver Libro
Un Dios Misterioso

Un Dios Misterioso

Esta obra no está pensada para explicar de un modo sistemático qué es la renovación carismática, sino que nace con el propósito de dar una ...
Ver Libro
Tratado del Amor de Dios

Tratado del Amor de Dios

Aquí es donde se encuentra la doctrina propiamente mística del santo. En general sigue muy de cerca a Santa Teresa, pero sin la precisión y ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta