Nuevas Dinámicas Para la Catequesis de Adolescentes, Jóvenes y Adultos


Yo sola no puedo cambiar el mundo, pero puedo lanzar una piedra a través del agua para crear muchas ondulaciones.

— Santa Teresa de Calcuta

Fernanda Rodríguez Games

INTRODUCCION

LAS DINÁMICAS

Las dinámicas de grupo son un instrumento para la animación de los grupos, comunidades, etc. Las mismas no son el centro, ni deben serlo, de una actividad pastoral. Por eso en este libro han sido planteadas como parte de un encuentro en el que también deberá haber momentos formativos y celebrativos. Sin lugar a dudas, la técnica aislada no produce frutos. Es necesario adaptarla a la situación vital de aquellos a los que sea destinada. Las dinámicas de grupo son un recurso especial para llevar a la vida aquello que muchas veces se postula como ideal. Su mismo nombre nos está señalando movimiento, es decir, poner en marcha, sacar de adentro hacia afuera, de uno a otros. Bien aprovechadas, las dinámicas van ayudándonos a armar un proceso de fe en el que es visible el crecimiento personal y comunitario.

EL ANIMADOR

Es aquel que es capaz de cuidar, dinamizar y guiar la vida del grupo. Elegimos este término porque es profundo e integrador. El animador no se limita a preparar el material para la reunión o la clase. Es la persona que toma en cuenta el proceso grupal, que conoce a cada miembro y que es capaz de elegir los medios más adecuados a sus situaciones de vida.

El animador es el que también mantiene la mirada en el horizonte que se han propuesto como comunidad. Esto le permite estimular, mediante las actividades seleccionadas, el caminar hacia la meta.

Ligado a la vida, más que a la organización, es una persona de interioridad y oración. Sabe buscar razones y sentidos más allá de los hechos superficiales. Por eso, el animador integra en su acción la fe y la vida de manera natural.

En sí es referente y formador del grupo. Aunque deberá discernir constantemente entre su rol y la autonomía y protagonismo de todos los miembros (cf. Gabriel Rodríguez, Guía práctica del animador grupal, Buenos Aires, Paulinas, 1996).

LOS PARTICIPANTES

Denominamos de esta manera a los miembros de un grupo, porque queremos destacar su rol de protagonistas. Cada dinámica o trabajo propuesto requiere de la participación de todos. Para poder sacar frutos de cada actividad motivadora es necesario involucrarse en ella. Al revés de lo que puede pasar en una conferencia o clase expositiva, las dinámicas de grupo son un disparador para que el verdadero contenido sea aportado por quienes las trabajan. De este modo, ninguna dinámica es la misma aunque se repita varias veces. Cada persona aporta su originalidad, construida con su historia, su forma de ser, su presente.

Participar de una dinámica compromete no sólo la tarea que se pide, sino el poder sacar de cada uno lo mejor, lo más rico. Ese tesoro interior que guarda nuestra identidad de seres trascendentes, solidarios con la vida y con necesidad de detener la marcha para volver a descubrir cuál es nuestro horizonte.

Trabajar desde uno mismo conlleva riesgos, podemos sentirnos expuestos o demasiado comprometidos, pero en el fondo no es otra cosa que darle a lo que trabajaremos la impronta de lo vital.


Enlaces de Descarga


Para activar la descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción premium.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:


DETALLES DE ESTE LIBRO


Más de este autor/tema


No se han encontrado entradas.
Nican Mopohua, Relato de las apariciones de Santa María de Guadalupe

Nican Mopohua, Relato de las apariciones de Santa María de Guadalupe

  Aquí se relata, se pone en orden, cómo, hace poco, de manera portentosa, se mostró la perfecta doncella. Santa María, madrecita de Dios, nuestra ...
Ver Libro
El Bautismo según los Padres Griegos

El Bautismo según los Padres Griegos

El bautismo, común a numerosas religiones, simbolizaba particularmente para lo esenios, el esfuerzo por una vida pura, la aspiración a la gracia purificadora. Con la ...
Ver Libro
Vida y misterio de Jesús de Nazaret, II. El mensaje

Vida y misterio de Jesús de Nazaret, II. El mensaje

Pero ellos no entendían lo que les decía y no se atrevían a hacerle preguntas (Mc 9,32). El primer volumen de esta obra se cerraba ...
Ver Libro
A la humanidad le falta Dios

A la humanidad le falta Dios

Mi finalidad al escribir este pequeño libro es para hacer ver a mis lectores el gran desconocimiento que hay de Dios en el mundo, y ...
Ver Libro
Rezar con Alvaro del Portillo

Rezar con Alvaro del Portillo

Vocación a la santidad El Señor quiere, para la generalidad de los hombres, que cada uno, en las circunstancias concretas de su propia condición en ...
Ver Libro
Guerra y paz

Guerra y paz

Bien. Desde ahora, Génova y Lucca no son más que haciendas, dominios de la familia Bonaparte. No. Le garantizo a usted que si no me ...
Ver Libro
Los hizo varón y mujer

Los hizo varón y mujer

El amor humano matrimonial es una de las maravillas salidas de las manos de Dios. Es la unión de un hombre y una mujer para ...
Ver Libro
La alegría de amar

La alegría de amar

El amor es el ingrediente fundamental de la vida humana. Una vida sin amor, es una vida vacía y sin sentido. Dios nos ha creado ...
Ver Libro
El Paraíso, Caín y Abel, Noé

El Paraíso, Caín y Abel, Noé

En este volumen se agrupan tres textos de san Ambrosio que presentan indudables rasgos comunes: los tres se centran sobre los primeros capítulos del Génesis, ...
Ver Libro
Un rabino habla con Jesús

Un rabino habla con Jesús

Hace algunos años, estando en Roma durante una estancia de estudio, hurgaba yo en la librería de un amigo cuando cayó en mis manos un ...
Ver Libro
La Dignidad y Santidad Sacerdotal

La Dignidad y Santidad Sacerdotal

Este libro que titulamos «LA DIGNIDAD Y SANTIDAD SACERDOTAL» fue escrito por el santo doctor bajo el título genérico de «Selva de materias predicables e ...
Ver Libro
Sentencias de los Padres del Desierto

Sentencias de los Padres del Desierto

 1. Preguntó uno al abad Antonio: «¿Qué debo hacer para agradar a Dios?» El anciano le respondió: «Guarda esto que re mando: donde quiera que ...
Ver Libro
El Manuscrito del Purgatorio

El Manuscrito del Purgatorio

Es vieja la fecha de la impresión, se publicó como un documento puramente histórico y con todas las reservas exigidas por la Iglesia, según el ...
Ver Libro
Carta Encíclica Populorum progressio

Carta Encíclica Populorum progressio

6. Verse libres de la miseria, hallar con más seguridad la propia subsistencia, la salud, una ocupación estable; participar todavía más en las responsabilidades, fuera ...
Ver Libro
¿Dios existe?

¿Dios existe?

Al comienzo del tercer milenio, y precisamente en el ámbito de su expansión original, Europa, el cristianis­mo se encuentra inmerso en una profunda crisis que ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta