La Misión del Pueblo que sufre


El alma no puede vivir sin amor. Todo depende de proveerle un objeto digno de ser amado.

— San Francisco de Sales

Carlos Mesters oc

Los cánticos del siervo de Dios en el Libro del Profeta Isaías

El libro se abre con una desgarradora historia del dolor del pueblo.  Una de esas historias que acaecen todos los días, a las que nos vamos haciendo casi insensibles por nuestra limitada capacidad de simpatía y solidaridad, pero que siguen levantando hasta el cielo, más claro, creciente, impetuoso y amenazante, “el grito de un pueblo que sufre y que demanda justicia, libertad, respeto a los derechos fundamentales del hombre y de los pueblos” (Cf. Puebla 87-89).

Aconsejado por un amigo sacerdote que sufría indeciblemente en su lecho con la columna desbaratada, el autor se puso a reflexionar sobre los cánticos de Isaías teniendo como fondo el dolor de su pueblo.  “Este sufrimiento tienen que tener un sentido.  En la lucha por la justicia y la fraternidad debe haber lugar para todos!  Aun para el canceroso que muere solo en una cama, abandonado por todos! Si no fuera así, entonces, ¿qué es lo que estoy haciendo yo en esta cama?”, le comentó su amigo, invitándolo a estudiar los cánticos.  Durante cinco años se dedicó a su estudio; “caminaré por las calles del Brasil y de la Biblia.  Y ahora estoy aquí, de regreso en la casa del Padre Alfredo, para contarle lo que encontré.

Estas bellas y profundas reflexiones sobre el Siervo sufriente ofrecen al pueblo que sufre un modelo para ayudarle a descubrir en la figura doliente del siervo su misión como Pueblo de Dios en la historia presente.  Los cánticos le indican los cuatro grandes pasos de su camino de liberación como siervo sufriente de Dios.

El autor propone al final de la obra algunas claves de lectura para los textos de Isaías Junior (capítulos 40-66), con el fin de ayudar a descubrir y a sentir en ellos la preocupación y el amor de Dios para con su pueblo, con el cual camina en la historia, animándolo a no desistir en su lucha.

El objetivo de la obra es, pues, mostrar a un pueblo abandonado por los hombres —y que a veces se siente también abandonado y condenado hasta por el mismo Dios— que la Buena Nueva de la liberación para el pueblo del cautiverio fe, más que nada, la revelación del auténtico rostro del dios vivo y verdadero que se esconde detrás de los hechos de la historia.  La fe revela allí sus rasgos:  Dios es un amor concreto, visible en los hechos, sensible a la debilidad de su pueblo, paciente para acompañarlo en su lento caminar, celoso y fiero para defenderlo contra el opresor.  Dios libera al pueblo de la esclavitud con un poder creador que utiliza todo cuanto tienen a mano.  Es una presencia amiga y fiel que no falló nunca ni fallará jamás.  Es un Dios santo, que pide justicia, exige compromiso y  envía a la misión.  Conocerlo es practicar la justicia (Cf. Jer. 22: 15-16).


Enlaces de Descarga


Para activar la descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción premium.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:


DETALLES DE ESTE LIBRO


Más de este autor/tema


La Práctica Liberadora de Jesús

La Práctica Liberadora de Jesús

No se puede pedir al Evangelio lo que él no puede dar. En los tiempos de Jesús no había fábricas de coches, ni organización de ...
Ver Libro
Abrahan y Sara

Abrahan y Sara

La Biblia cuenta que hace ya muchos años, más o menos en 1750 antes del nacimiento de Jesús, un hombre, llamado Abrahán, preparó sus cosas ...
Ver Libro
Pablo Apóstol

Pablo Apóstol

1. El objetivo de este libro Este libro quiere ser una clave de lectura para las cartas de Pablo. San Pedro ya decía que las ...
Ver Libro
Los Profetas y La Salud Del Pueblo

Los Profetas y La Salud Del Pueblo

¿Existe alguna relación entre la acción de los Profetas y el trabajo en favor de la salud del pueblo? En general, los profetas del A.T., ...
Ver Libro
María La Madre de Jesús

María La Madre de Jesús

Es costumbre en nuestro pueblo llamar a las mujeres con el nombre de María. Cuando alguien va por la calle y no sabe el nombre ...
Ver Libro
Con Jesús a contramano en defensa de la Vida

Con Jesús a contramano en defensa de la Vida

¿Hay algo más importante que la vida? ¿Puede un proyecto político o religioso estar por encima de la persona? En la situación actual, optar por ...
Ver Libro
Teresa de Calcuta, Novela de un alma

Teresa de Calcuta, Novela de un alma

Es la primera verdadera santa contemporánea, y no solamente desde el punto de vista cronológico, ya que ha vivido y pertenece a nuestro tiempo, sino ...
Ver Libro
Palabras... bajo el manto de María

Palabras… bajo el manto de María

Conocer a María Susana ha sido un regalo de la Virgen María, no hay dudas que es una mujer fuera de lo común para este ...
Ver Libro
Infidelidades en la Iglesia

Infidelidades en la Iglesia

La Providencia divina me ha dado, en más de treinta años de vida pastoral como profesor de teología, escritor y predicador, conversar en distintos países ...
Ver Libro
Oraciones a La Santísima Virgen María

Oraciones a La Santísima Virgen María

¡María! ¡María! ¡Dulcísima María, Madre querida y poderosa Auxiliadora mía! Aquí me tienes; tu voz maternal ha dado nuevos bríos a mi alma y anhelosa ...
Ver Libro
Oraciones para rezar en la Hora Santa

Oraciones para rezar en la Hora Santa

¡Señor mío y Dios mío Jesucristo! adoro reverentemente tu corazón inflamado de amor y herido por nuestros pecados, quiero ratificar cada día mi consagración bautismal ...
Ver Libro
Aprender a madurar

Aprender a madurar

Desde que nace, el ser humano —varón o hembra— se enfrenta al reto de madurar como persona. Primero, como es lógico, en lo físico; después, ...
Ver Libro
Creo en la Iglesia

Creo en la Iglesia

Frecuentemente se oye decir: «Yo creo en Dios, pero no en la Iglesia». Aparentemente con ello se quiere expresar la propia rectitud y sinceridad con ...
Ver Libro
La Iglesia explicada para niños (PDF)

La Iglesia explicada para niños (PDF)

Hoy en día oímos que la vecina, que el compadre, que la tía, etc., se unieron a otra religión, porque los convencieron otras personas. Poquito ...
Ver Libro
Pequeño tratado de oración contemplativa

Pequeño tratado de oración contemplativa

Según la Inspiración del Espíritu y la experiencia personal  de un Ermitaño Anónimo En la oración no se trata de pedir cosas a Aquel que todo ...
Ver Libro
El Napoleón de Notting Hill

El Napoleón de Notting Hill

Observaciones preliminares sobre el arte de la profecía El género humano, al que muchos de mis lectores pertenecen, ha jugado desde siempre a juegos de ...
Ver Libro
El Espíritu Santo

El Espíritu Santo

Estamos en un nuevo milenio. El Papa san Juan Pablo II lo ha nombrado el milenio del laico. Varios obispos lo resuenan con sus propias ...
Ver Libro
Catequesis sobre los Santos Padres

Catequesis sobre los Santos Padres

Benedicto XVI, a lo largo de varias audiencias, desde el 7 de marzo de 2007 hasta el 25 de junio de 2008, ambos inclusive, nos ...
Ver Libro
Memorias de la casa de los muertos

Memorias de la casa de los muertos

En medio de las estepas, de las montañas y de los inextricables bosques de las más apartadas regiones de la Siberia, se encuentran de vez ...
Ver Libro
Cambiaste mi luto en danza

Cambiaste mi luto en danza

Estas páginas van a tener como telón de fondo cinco lugares a los que nos convocan los evangelios domingos de Cuaresma: el desierto de Judea, ...
Ver Libro
El Papa Francisco a pastores y sacerdotes

El Papa Francisco a pastores y sacerdotes

1.- Carta del papa a obispos argentinos en asamblea plenaria 25 de marzo de 2013 Queridos Hermanos: Van estas líneas de saludo y también para ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta