José L. Caravias sj

Introducción

Hace algún tiempo, en una reunión del equipo pastoral de la zona en que trabajaba en la arquidiócesis de Cuenca (Ecuador), se constataba el impacto que producen las sectas en los miembros de las Comunidades Cristianas de Base. Se burlaban de ellos considerándolos idólatras, al hacerles leer diversas citas bíblicas en las que se ridiculiza a las imágenes: es un necio el que lleva una imagen a hombros…

   

En esta zona las sectas ya no podían atacar aduciendo que no usamos la Biblia, o que no somos cristocéntricos o que no vivimos en comunidad. Pero el tema idolatría es el punto flaco, donde siempre insisten, como en llaga no cerrada.

Los agentes de pastoral nos dimos cuenta de que realmente habíamos cultivado muy poco esta temática, a pesar de ser tan frecuente en la revelación bíblica. Como si tuviéramos cierto miedo a tocar el tema, quizás por recelo de que se nos considere “protestantes”.

Como fruto de la reflexión de aquella reunión de nuestro equipo pastoral se decidió que había que afrontar en serio el tema de la idolatría. Y para ello se me encargó que realizara una investigación bíblica sobre ello.
Comencé a reflexionar con las bases y al mismo tiempo a buscar estudios bíblicos sobre el tema.

La reflexión comunitaria enseguida resultó fluida y sumamente creativa. La gente verdaderamente estaba interesada en aclararse las dudas que sembraban en ellos las sectas. Y nos fuimos dando cuenta de que lo más serio del problema no eran las mismas imágenes en sí, sino la actitud que se tomara ante ellas. Pues había gente que quemaba las imágenes, pero en su actitud seguía más fanático que antes, intrigador y divisionista… Dependía de cómo se miraran las imágenes, si para justificar una actitud egoísta o como aliciente para mejorar en la conducta familiar y comunitaria.

Algo más me costó encontrar estudios bíblicos sobre el tema. Principalmente agradecí la lectura de algunos escritos de José Luis Sicre, de Pablo Richard y de Carlos Mesters. Después fui completando con diversos autores, hasta que llegué a formarme una idea más técnica sobre ello. Cuando estaba en estos avatares tuvo lugar en Madrid un congreso de Teología sobre el Dios de Vida y los ídolos de muerte; ello me ayudó a ampliar el panorama y aterrizarlo en nuestro tiempo.

Después de mucho leer y dialogar, me animo a publicar este resumen. Como ya he hecho en otras ocasiones, se trata de eso, de un resumen. En la bibliografía podrán apreciar los libros y artículos consultados.
Como este librito está destinado a agentes de pastoral populares, me he ahorrado el aparato crítico de citas, que no haría sino entorpecer la lectura. Muchas citas literales estarían llenas de palabras complicadas. Por ello transcribo con suma libertad, mezclo a unos autores con otros y aun intercalo cantidad de reflexiones personales, normalmente sacadas del mismo pueblo.

Los autores sabrán comprender esta libertad en el uso de sus escritos. Sólo pretendo poner sus esfuerzos un poquito más cerca del pueblo. En nombre de ellos les agradezco desde ya sus aportes, tan valiosos, para ayudar a este pueblo, creyente y oprimido, a distinguir con claridad entre los ídolos de muerte y el Dios de la Vida, al que ellos tan sinceramente quieren seguir.


Enlace a La Pagina de Descarga


Enlace a La Pagina de Descarga


Pagina de descarga

Libro eBook Idolatría y Biblia


José Luis Caravias

28 junio, 2015

update 1 julio, 2020

Ir a pagina de Descarga


 

Más de este autor/tema


Biblia, Fe, Vida

Biblia, Fe, Vida

 No es lo mismo leer un libro de poesías, que de historia o una novela, una obra de teatro, una carta o un código de ...
Ver Libro
Dios es bueno

Dios es bueno

La Biblia no es un tratado teológico sobre Dios.  No es un estudio intelectual sobre Dios.  Es una revelación viva del Dios viviente.  Es una ...
Ver Libro
Cristo, Nuestra Esperanza

Cristo, Nuestra Esperanza

Cristo es la imagen visible del amor del Padre. El que lo ve a él ve al Padre. En él reside la mayor prueba de ...
Ver Libro
El Dios de Jesús

El Dios de Jesús

Cerca del pensamiento de un hermano es fácil encontrarse unidos en Aquel que es el argumento de ese pensamiento: Cristo. Hace mucho tiempo caminamos juntos, ...
Ver Libro
Artículos sobre Dios

Artículos sobre Dios

Actitudes cristianas ante Dios Actitudes cristianas ante los demás Ateos en búsqueda Ateos o creyentes? Ateos, agnósticos o idólatras? Dios "online" Dios es comunidad creativa ...
Ver Libro
Consagrados a Cristo en los pobres

Consagrados a Cristo en los pobres

Cada vez más acuciante se alza por todo el mundo el grito de los pobres. En su voz reconocemos el grito de Cristo, llamándonos a ...
Ver Libro
Fe y Dolor

Fe y Dolor

Hablar del dolor es hablar de la persona. ¿Es el dolor algo biológico? ¿Algo filosófico? ¿Algo religioso? Las raíces del dolor ahondan en lo más ...
Ver Libro
Teología de la Tierra I y II

Teología de la Tierra I y II

Dos amigos, que viven en dos mundos diferentes de esta misma tierra americana, han dedicado años de su vida para trabajar en la teología y ...
Ver Libro
Conocimiento Espiritual de la Filocalia

Conocimiento Espiritual de la Filocalia

Nada nos pertenece. El hombre es sólo un eslabón en medio de la sucesión de generaciones innumerables. Cada hombre y cada generación tienen por tarea ...
Ver Libro
¿Quo Vadis?

¿Quo Vadis?

Despertó Petronio cerca de mediodía y, como de costumbre, muy cansado. El día anterior había asistido a un banquete ofrecido por Nerón, que se prolongó ...
Ver Libro
Quanta Cura, Carta Encíclica

Quanta Cura, Carta Encíclica

Con cuánto cuidado y pastoral vigilancia cumplieron en todo tiempo los Romanos Pontífices, Nuestros Predecesores, la misión a ellos confiada por el mismo Cristo Nuestro ...
Ver Libro
Tesoro en vasija de barro

Tesoro en vasija de barro

En 1957, el obispo Fulton Sheen -en aquel tiempo el católico más reconocido de Estados Unidos y con una audiencia televisiva sin igual-, comenzó la ...
Ver Libro
La Virgen fue la primera cristiana

La Virgen fue la primera cristiana

Autor: Oscar Schmidt El primer cristiano, cuando el mundo todavía no conocía el misterio de la Redención, fue la joven y sorprendida Virgen María. El ...
Ver Libro
La Castidad ¿posible?

La Castidad ¿posible?

Hay que escribir sobre el tema porque hace falta. Durante muchas décadas los grandes errores sobre este tema han venido relacionándose con S. Freud; como ...
Ver Libro
La Oración del Corazón

La Oración del Corazón

Necesidad de la oración. Orar es amar. Convertidos. Algunos ejemplos. La oración de algunos santos. La Eucaristía. La Eucaristía, fuente de bendiciones. Orar sin interrupción ...
Ver Libro
María Madre Nuestra

María Madre Nuestra

Este es un libro dedicado a la Virgen María. En él deseo expresarle mi cariño, que viene desde mi más tierna infancia. Por experiencia puedo ...
Ver Libro
Preparación para la muerte

Preparación para la muerte

Pedíanme algunas personas que les proporcionase un libro de consideraciones sobre las verdades eternas para las almas que desean perfeccionarse y adelantar en la senda ...
Ver Libro
Razones desde la otra orilla

Razones desde la otra orilla

Verán, veremos, sus innumerables amigos, cómo José Luis se las compondrá para seguir presente aquí abajo, entre nosotros, haciendo cosas, publicando artículos y libros. Lo ...
Ver Libro
Manalive

Manalive

Manalive trata la eterna lucha del hombre científico empirista enfrentado al hombre religioso metafísico. El cálculo sobre la realidad contra lo mágico de la realidad ...
Ver Libro
El Espejo de Las Sagradas Escrituras

El Espejo de Las Sagradas Escrituras

¿Quién ignora que en las Sagradas Escrituras (es decir, las acordes con la ley, proféticas evangélicas, apostólicas y sancionadas por la autoridad canónica) existen pasajes ...
Ver Libro
Ardientemente he deseado comer Esta Pascua con ustedes

Ardientemente he deseado comer Esta Pascua con ustedes

Aunque vivió hace ya más de 2.000 años, Jesús no es un mero recuerdo en los anales de la historia, o en la mente de ...
Ver Libro
Las siete palabras de Jesús y de María

Las siete palabras de Jesús y de María

LA primera palabra de la Santísima Virgen María ¿Cómo puede ser eso, si yo soy virgen? Lucas 1:34 La primera palabra de Nuestro Señor Padre, ...
Ver Libro
La siempre Virgen Santa María de Guadalupe en España y México

La siempre Virgen Santa María de Guadalupe en España y México

NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE En Cáceres, España. La Imagen española de la "Guadalupe" es una antigua talla de madera de cedro, revestida por ricos mantos ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta