La Iglesia se dirige al hombre en pleno respeto a su libertad; propone, no impone nada; respeta las personas y las culturas, y se detiene ante el sagrario de la conciencia.

— San Juan Pablo II

 

José Manuel Vidal y Jesús Bastante

Prólogo

“Ve, Francisco y repara mi Iglesia en ruinas”

   

José Bono, expresidente del Congreso de los Diputados

Nacióle un sol al mundo.

 Dante Alighieri

La tarde del pasado miércoles 13 de marzo, tras saber que salía humo blanco por la chimenea de la Capilla Sixtina, fui un espectador más con la mirada clavada en el televisor. Millones de personas nos supimos unidos por la misma emoción, por el deseo de saber el nombre del nuevo papa y por la esperanza de que un nombre reforzase nuestra fe. Sí, su nombre era lo que esperábamos. Lo que ignorábamos era que al elegir llamarse Francisco, iba a decirnos algo más, mucho más que un nombre.

El nombre elegido por el nuevo papa, Francisco, ya es todo un programa. Como ha dicho el Padre General de la Compañía de Jesús, “el nombre de Francisco evoca su espíritu evangélico de cercanía a los pobres, su identificación con el pueblo sencillo y su compromiso con la renovación de la Iglesia”.

En las crónicas franciscanas puede leerse que San Francisco de Asís, allá por el año 1205, tuvo una visión delante del crucifijo. Escuchó al Señor que le decía: “Ve, Francisco, y repara mi Iglesia en ruinas”. Francisco se puso manos a la obra y restauró el templo de San Damián. Pero pronto comprendió que el mandato no era restaurar un edificio sino cambiar la Iglesia.

Cuando se presentó Francisco ante Inocencio III en solicitud de su aprobación para “reparar la Iglesia”, como Dios le había pedido, se dice que tuvo lugar la siguiente escena: Después de mostrarle a Francisco las riquezas amasadas por la Iglesia, el papa Inocencio III le dijo: “Ya ves, la Iglesia ya no puede decir que no tiene oro ni plata como dijo san Pedro al mendigo tullido”. A lo que Francisco replicó: “Cierto, pero la Iglesia tampoco puede decir ya ‘En el nombre de Jesucristo el Nazareno, levántate y anda’”. La Iglesia se había convertido en un rico imperio de poder terrenal. El papa era un monarca absoluto con todo el poder del oro y de la plata, pero el Nazareno era un extraño en aquellos palacios. La Iglesia no podía reconocerse en la sencillez de Belén.

El papa Inocencio III vio en sueños la ruina eclesial representada en la basílica de San Juan de Letrán, que se estaba derrumbando y un hombre insignificante, el religioso Francisco, la aguantaba con su espalda. Inocencio III escuchó paternalmente impresionado a Francisco y el Cardenal Juan de San Pablo advirtió al papa: «Si rechazamos la demanda de este pobre que no pide sino la confirmación de la forma de vida evangélica, haremos una injuria al mismo Evangelio de Cristo». Inocencio III puso orden en una Iglesia arruinada moralmente.

Ocho siglos después de estos sueños, L’Osservatore Romano nos dice que el papa era un pastor rodeado de lobos y el propio Benedicto XVI manifestó que le faltaban fuerzas no solo físicas, sino “espirituales”. Con humilde sinceridad también nos dice el papa algo parecido a lo que manifestó al salir de su visita al campo de exterminio nazi de Auschwitz: “¿Dónde estabas, Señor, cuando estas cosas ocurrían?”. Al dejar el papado confiesa que alguna noche le ha parecido que “El Señor estaba dormido”.

Resulta entrañable que el santo padre tenga la humildad de reconocer que hubo noches que no encontró al Señor.


Enlaces de Descarga


Enlaces de Descarga


Para activar los botones de descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción de pago.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf

VER DETALLES DE ESTE LIBRO


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:




 

Más de este autor/tema


Creer, Amar, y Esperar, de la mano del Papa Francisco (PDF)

Creer, Amar, y Esperar, de la mano del Papa Francisco (PDF)

La voz del Papa Francisco resuena en la Iglesia y en el mundo, como una voz profética que anuncia con vigor y valentía, a tiempo ...
Ver Libro
Viaje apostólico del papa Francisco a Armenia

Viaje apostólico del papa Francisco a Armenia

Ereván - 24 de junio de 2016 Señor Presidente, Excelentísimas Autoridades, Ilustrísimos miembros del Cuerpo Diplomático, Señoras y señores: Es para mí un motivo de ...
Ver Libro
El Papa Francisco a pastores y sacerdotes

El Papa Francisco a pastores y sacerdotes

1.- Carta del papa a obispos argentinos en asamblea plenaria 25 de marzo de 2013 Queridos Hermanos: Van estas líneas de saludo y también para ...
Ver Libro
Sobre el cielo y la tierra

Sobre el cielo y la tierra

El Rabino Abraham Skorka hizo referencia, en un escrito, al frontispicio de la Catedral Metropolitana que representa el encuentro de José con sus hermanos. Décadas ...
Ver Libro
El verdadero poder es el servicio

El verdadero poder es el servicio

“Conviértanse y crean en la Buena Noticia”, eso nos dijo el sacerdote, el miércoles pasado, cuando nos impuso la ceniza. Empezamos la Cuaresma con este ...
Ver Libro
Charla de Cardenal Bergoglio a miembros de Cáritas (Videos)

Charla de Cardenal Bergoglio a miembros de Cáritas (Videos)

"Si vos entrás en la solidaridad del servicio de Cáritas...tus hábitos de vida tienen que cambiar... y no te puedes permitir ciertos lujos...que antes sí ...
Ver Libro
Educar, elegir la vida

Educar, elegir la vida

Hace exactamente un año, iniciaba mi mensaje a las comunidades educativas hablando de un momento crítico y decisivo en la vida de nuestro pueblo. Muchas ...
Ver Libro
Discursos y homilías del papa Francisco en Ecuador, Bolivia y Paraguay

Discursos y homilías del papa Francisco en Ecuador, Bolivia y Paraguay

1. Saludo del Santo Padre en el Aeropuerto de Quito (05/07/2015) 2. Saludo y bendición a enfermos y discapacitados en el Santuario de la Divina ...
Ver Libro
La nación por construir

La nación por construir

La Nación por construir, es decir, el esfuerzo de llevar adelante un proyecto colectivo a través del trabajo de la comunidad en toda su diversidad ...
Ver Libro
Carta Encíclica Laudato si'

Carta Encíclica Laudato si’

1. «Laudato si’, mi’ Signore » – « Alabado seas, mi Señor », cantaba san Francisco de Asís. En ese hermoso cántico nos recordaba que ...
Ver Libro
Jubileo de la Misericordia

Jubileo de la Misericordia

Misericordiæ Vultus FRANCISCO OBISPO DE ROMA SIERVO DE LOS SIERVOS DE DIOS A CUANTOS LEAN ESTA CARTA GRACIA, MISERICORDIA Y PAZ Jesucristo es el rostro ...
Ver Libro
Las tres meditaciones del Papa Francisco a los sacerdotes en su jubileo

Las tres meditaciones del Papa Francisco a los sacerdotes en su jubileo

¡Buenos días queridos sacerdotes! Comencemos esta jornada de retiro espiritual. Y también creo que nos hará bien orar unos por otros, los unos por los ...
Ver Libro
Las Oraciones del Papa Francisco

Las Oraciones del Papa Francisco

En diversas ocasiones y por diferentes motivos, el Papa Francisco, igual que sus predecesores, escribe y publica algunas oraciones especiales, que bien podemos tener en ...
Ver Libro
La Misa no es un evento social

La Misa no es un evento social

“Cuando Dios viene y se acerca siempre hay fiesta”: es cuanto subrayó el Papa Francisco en la Misa celebrada esta mañana en la capilla de ...
Ver Libro
Sobre la acusación de sí mismo

Sobre la acusación de sí mismo

           Al comenzar el camino de la Asamblea arquidiocesana pedí que nos pusiéramos en espíritu de oración, que rezáramos mucho por ...
Ver Libro
Formar para servir

Formar para servir

Las orientaciones y urgencias de cuantos conocen, aman y viven la Renovación Carismática Católica, van en la misma dirección: La necesidad de elegir cuidadosamente y ...
Ver Libro
Los Siete Dolores de María

Los Siete Dolores de María

PRESENTACIÓN La devoción de los Siete Dolores de María, es hermana del Rosario y del Vía crucis, y tiene como ellos una larga tradición en ...
Ver Libro
Informe sobre la fe

Informe sobre la fe

«Un alemán agresivo, de talante orgulloso; un asceta que empuña la cruz como una espada». «Un típico bávaro, de aspecto cordial, que vive modestamente en ...
Ver Libro
El Silencio de Dios

El Silencio de Dios

Este libro es un testimonio. No «al sol que más calienta», sino a los astros que fueron ayer estrellas fijas de nuestro destino y que ...
Ver Libro
Carta Encíclica Lumen Fidei

Carta Encíclica Lumen Fidei

  La luz de la fe: la tradición de la Iglesia ha indicado con esta  expresión el gran don traído por Jesucristo, que en el ...
Ver Libro
La fe de los católicos

La fe de los católicos

En días tan poco favorables para la ideología católica es fácil inclinarse a pensar que el apologista católico haría mejor en ponerse a la defensiva ...
Ver Libro
Abrahan y Sara

Abrahan y Sara

La Biblia cuenta que hace ya muchos años, más o menos en 1750 antes del nacimiento de Jesús, un hombre, llamado Abrahán, preparó sus cosas ...
Ver Libro
Creer con el corazón

Creer con el corazón

Lo mismo que la vida física, la vida cristiana tiene que crecer, profundizarse y dar fruto abundante. Y esto no se logra sino cuando los ...
Ver Libro
Los trastornos de la personalidad como causa de nulidad matrimonial

Los trastornos de la personalidad como causa de nulidad matrimonial

¿Qué es la personalidad?. Cuando hablamos de trastornos de la personalidad nos referimos a aquellos casos en los que esta se ha ido desarrollando de ...
Ver Libro
Manzanas de Gomorra

Manzanas de Gomorra

Los prólogos se suelen redactar después de escribir un libro. En el caso de la presente obra, estas líneas introductorias son colocadas aquí antes de ...
Ver Libro
Jesús Eucaristía

Jesús Eucaristía

Este libro, dirigido, en primer lugar, a todos los consagrados, quiere llevar un mensaje a todos los católicos: Jesús los espera en todo momento en ...
Ver Libro
Abrid las puertas al Redentor

Abrid las puertas al Redentor

BULA DE CONVOCACIÓN DEL JUBILEO PARA EL 1950 ANIVERSARIO DE LA REDENCIÓN JUAN PABLO OBISPO SIERVO DE LOS SIERVOS DE DIOS A TODOS LOS FIELES ...
Ver Libro
San Agustín de Hipona - Obras Completas (PDF)

San Agustín de Hipona – Obras Completas (PDF)

El conocimiento de San Agustín en nuestro tiempo es un deber de cultura cristiana y humanística, porque Cristianismo y Humanidad tienen en él un típico ...
Ver Libro
Restañar la herida del que sufre, mi hermano

Restañar la herida del que sufre, mi hermano

Este prefacio está dirigido a quienes no han leído entregas anteriores de un libro que he titulado “Adán, Jesucristo y nosotros”. Para terminar de entender ...
Ver Libro
San Juan de la Cruz

San Juan de la Cruz

Memoria de san Juan de la Cruz, presbítero de la Orden de los Carmelitas y doctor de la Iglesia, el cual, por consejo de santa ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta