Venid a mí todos los que estáis fatigados y sobrecargados, y yo os daré descanso.

— Mateo 11, 28

 

José L. Caravias sj.

INTRODUCCIÓN

Cristo es la imagen visible del amor del Padre. El que lo ve a él ve al Padre. En él reside la mayor prueba de amor que podía ha­ber dado Dios. Por eso él es nuestra gran esperanza. El anuncio de su nacimiento fue la mayor y más importante noticia que ja­más se haya podido dar: “La Buena Nueva”.

   

Dios “es bueno” (Mt 19,17).

“Dios es amor” (1 Jn 4,8.15).

Estas palabras del Nuevo Testamento son un resumen del mensaje de Jesús. Dios es siempre y enteramente bueno para con todos sus hijos.

En un libro anterior, “Dios es bueno”, hice una selección de citas bíblicas, brevemente comentadas, sobre el Amor de Dios visto desde el Antiguo Testamento. Ahora pretendo realizar lo mismo desde el Nuevo Testamento.

Lo más importante del presente libro son las mismas citas bí­blicas, el contacto directo con las Fuentes, de forma que podamos conocer y amar cada vez más a Cristo Jesús.

No se trata de contar anécdotas de la vida de Jesús, que se suponen más o menos conocidas. Sino de meditar y asimilar la Vida que trajo Jesús. Lo que interesa destacar ahora es la Fuerza de su Amor.

Jesús es cada vez más actual. Nos interesa conocer al Cristo vivo, presente hasta nuestros días en medio de nosotros. En todo el que lucha por la libertad, la justicia y la fraternidad universal está presente Cristo. El amor auténtico, cuya fuente está en Jesús, es la gran fuerza capaz de construir un mundo nuevo.

Conocer, amar y seguir a Cristo Jesús no es algo sensiblero, propio de personas desocupadas. Todo lo contrario. Es una fuerza arrolladora, que nos impulsa a comprometernos por los demás hasta las últimas consecuencias. Nuestro mundo está hambriento de Cristo, del Cristo verdadero, dulce y exigente a la vez, Hombre-Dios, Camino, Verdad y Vida. Él no marcó solucio­nes político-económicas concretas; pero trajo al mundo el amor necesario como para que los seres humanos podamos concretar­las en cada tiempo y lugar, según la realidad de cada momento.

Él luchó contra los poderosos y las estructuras opresoras de su tiempo, constituidas entonces por la teocracia judía; y minó los cimientos de toda opresión: el orgullo y el egoísmo humano. Defendió sus ideales hasta la entrega de su propia vida. Y de la valentía de su muerte nació nuestra esperanza.

Conocer y amar a Jesucristo es lo más humano, lo más gran­dioso, lo más liberador y revolucionario que se puede realizar en el mundo. En éste nuestro mundo, tan violento y desesperan­zado, necesitamos crecer en la fe en Cristo Jesús, Señor de la Historia. Es hora de dejar las enseñanzas infantiles sobre Jesús, y pasar a un conocimiento maduro (Heb 6,1).

Uso de una forma especial las palabras de San Pablo por ser él un ejemplo vivo de lo que Jesucristo puede llegar a realizar en una persona que tiene fe en su Amor y se deja llevar por él. El ideal de Pablo debe ser la meta de todo buen cristiano:

Todo lo tengo al presente por pérdida

en comparación de la gran ventaja

de conocer a Cristo Jesús, mi Señor.

Por su amor acepté perderlo todo

y lo considero como basura

con tal de que pueda ganar a Cristo

y encontrarme con él.    (Flp 3,8-9)


Enlaces de Descarga


Enlaces de Descarga


Para activar los botones de descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción de pago.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf

VER DETALLES DE ESTE LIBRO


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:




 

Más de este autor/tema


Fe y Dolor

Fe y Dolor

Hablar del dolor es hablar de la persona. ¿Es el dolor algo biológico? ¿Algo filosófico? ¿Algo religioso? Las raíces del dolor ahondan en lo más ...
Ver Libro
Consagrados a Cristo en los pobres

Consagrados a Cristo en los pobres

Cada vez más acuciante se alza por todo el mundo el grito de los pobres. En su voz reconocemos el grito de Cristo, llamándonos a ...
Ver Libro
Biblia, Fe, Vida

Biblia, Fe, Vida

 No es lo mismo leer un libro de poesías, que de historia o una novela, una obra de teatro, una carta o un código de ...
Ver Libro
Dios es bueno

Dios es bueno

La Biblia no es un tratado teológico sobre Dios.  No es un estudio intelectual sobre Dios.  Es una revelación viva del Dios viviente.  Es una ...
Ver Libro
Teología de la Tierra I y II

Teología de la Tierra I y II

Dos amigos, que viven en dos mundos diferentes de esta misma tierra americana, han dedicado años de su vida para trabajar en la teología y ...
Ver Libro
El Dios de Jesús

El Dios de Jesús

Cerca del pensamiento de un hermano es fácil encontrarse unidos en Aquel que es el argumento de ese pensamiento: Cristo. Hace mucho tiempo caminamos juntos, ...
Ver Libro
Idolatría y Biblia

Idolatría y Biblia

Hace algún tiempo, en una reunión del equipo pastoral de la zona en que trabajaba en la arquidiócesis de Cuenca (Ecuador), se constataba el impacto ...
Ver Libro
Artículos sobre Dios

Artículos sobre Dios

Actitudes cristianas ante Dios Actitudes cristianas ante los demás Ateos en búsqueda Ateos o creyentes? Ateos, agnósticos o idólatras? Dios "online" Dios es comunidad creativa ...
Ver Libro
Por qué soy católico

Por qué soy católico

He sentido la necesidad de escribir algo relacionado con la fe que profeso: "la fe católica". Si bien existen diferentes creencias, religiones, doctrinas, en las ...
Ver Libro
Anécdotas de una vida apostólica

Anécdotas de una vida apostólica

Generalmente se entiende que el prólogo de un libro ha de ser una especie de aval que garantice al lector -debido a que suele estar ...
Ver Libro
Ángeles de Aquí y de Allá

Ángeles de Aquí y de Allá

EL tema de los ángeles es un tema siempre apasionante, porque nos toca muy de cerca. Cada ser humano tiene un ángel, puesto por Dios ...
Ver Libro
El Abad y El Acompañamiento Espiritual

El Abad y El Acompañamiento Espiritual

No llaméis a nadie “Padre” vuestro en la tierra, porque uno solo es vuestro Padre: el del cielo. Ni tampoco os dejéis llamar “Maestros”, porque ...
Ver Libro
Historia de la salvación

Historia de la salvación

Estas páginas intentan ayudar a descubrir de manera sencilla las cosas grandes que el Señor ha realizado en la historia de su pueblo y que ...
Ver Libro
Allí estabas tú

Allí estabas tú

1. Todo será diferente Aquella mañana era domingo. Era el primer domingo de la historia, el que iba a marcar todas las semanas posteriores. Ha ...
Ver Libro
Francisco, el nuevo Juan XXIII

Francisco, el nuevo Juan XXIII

“Ve, Francisco y repara mi Iglesia en ruinas” José Bono, expresidente del Congreso de los Diputados Nacióle un sol al mundo.  Dante Alighieri La tarde ...
Ver Libro
Al habla con sor Faustina Kowalska

Al habla con sor Faustina Kowalska

Te confieso, amigo lector, que me he encontrado durante muchas horas sumido en la vida interior de sor Faustina. Me ha impactado todo. Me ha ...
Ver Libro
Carta Encíclica Redemptoris Mater

Carta Encíclica Redemptoris Mater

1. La Madre del Redentor tiene un lugar preciso en el plan de la salvación, porque « al llegar la plenitud de los tiempos, envió ...
Ver Libro
Oraciones de San Agustín

Oraciones de San Agustín

Tú  eres, ¡oh Cristo!, mi Padre santo, mi Dios misericordioso, mi rey poderoso, mi buen pastor, mi único maestro, mi mejor ayuda, mi amado hermosísimo, ...
Ver Libro
Relatos sobre las benditas Almas

Relatos sobre las benditas Almas

Relatos sobre las benditas almas del purgatorio, sus sufrimientos y necesidades. Como podemos ayudarles ...
Ver Libro
Memorias del Oratorio

Memorias del Oratorio

Muchas veces me pidieron que escribiera las memorias del Oratorio de San Francisco de Sales. Aunque no podía negarme a la autoridad de quien me ...
Ver Libro
Historia de mi vida

Historia de mi vida

Juan Pablo según... él mismo. Con esta especie de broma se podrían resumir las páginas que siguen, una verdadera «autobiografía» del papa Wojtyla escrita realmente ...
Ver Libro
Devocionario de 1931

Devocionario de 1931

La religión cristiana está extendida por todo el mundo y a ella debemos nuestra civilización. Saber, pues, lo que es dicha religión es asunto que ...
Ver Libro
Consagrados a Cristo en los pobres

Consagrados a Cristo en los pobres

Cada vez más acuciante se alza por todo el mundo el grito de los pobres. En su voz reconocemos el grito de Cristo, llamándonos a ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta