Cardenal Francisco Xavier Nguyen van Thuan

Prefacio

 Ya recorrí una parte del camino,

   

 A veces con gozo, a veces con sufrimiento,

 Pero siempre con una esperanza desbordante en el corazón.

 Porque el Señor y Nuestra Madre María siempre me han acompañado.

 Si Dios me diera a escoger, no iría por otros caminos diversos de éste.

 Por haber esperado en el Señor

 La felicidad y el gozo nunca me han abandonado

 Y no he conocido sino el amor.

 Hoy Dios me concede unos momentos de intimidad con Él.

 Como lo deseaba desde hace mucho tiempo,

 Comienzo a escribir para ti estos modestos pensamientos del corazón,

 La experiencia de una vida.

 Son las confidencias de un padre.

 No te diré nada muy nuevo,

 Quisiera sólo recordarte algunas recomendaciones que ya han llegado, tantas veces, discretamente a tus oídos y a tu corazón.

 En medio de las agitaciones de este mundo,

 Haz el silencio en ti para meditar estos pensamientos que me salen del corazón.

 Deseo que estas reflexiones sencillas y sin rodeos Puedan iluminarte, pacificarte y hacer de ti un apóstol, un hombre de oración y de amor.

1. En el Camino de la Esperanza

ES el camino de la Esperanza; hermoso como la esperanza que lo ilumina. ¿Cómo no tener esperanza si caminas con Jesús y vas al Padre?

SI ESTÁS ATADO, AUNQUE SEA CON UNA CADENA DE ORO, NO PUEDES PONERTE EN CAMINO.

1. El Señor te ha colocado en este camino para que te pongas en marcha y “des mucho fruto” (cf. jn 15,16). Es el camino de la Esperanza; hermoso como la esperanza que lo ilumina. ¿Cómo no tener esperanza si caminas con Jesús y vas al Padre?

2. El secreto de este camino es triple:

3. Partir: “Renunciar a uno mismo

4. Hacer la tarea: “Tomar la propia cruz cada día”

5. Perseverar “Seguir al Maestro”

6. Si has renunciado a todo sin renunciar a ti mismo, en realidad no has renunciado a nada, porque poco a poco volverás a apegarte a todo lo que habías dejado.


Enlace a La Pagina de Descarga


Enlace a La Pagina de Descarga


Pagina de descarga

Libro eBook Mil y Un Pasos en el Camino de la Esperanza


Cardenal Francisco Xavier Nguyen van Thuan

28 mayo, 2015

update 14 junio, 2020

Ir a pagina de Descarga




Más de este autor/tema


Cinco panes y dos peces

Cinco panes y dos peces

Queridos jóvenes: Contemplar un hermoso panorama, las colinas y el mar azul con olas blancas, me hace pensar en Jesús en medio de la multitud ...
Ver Libro
Homilías y Discursos del papa Francisco en Estados Unidos

Homilías y Discursos del papa Francisco en Estados Unidos

1. Discurso en la Casa Blanca 2. Encuentro con los Obispos de los Estados Unidos 3. Homilía de la Misa de Canonización de Fray Junípero ...
Ver Libro
La Maravilla de ser Hijos de Dios

La Maravilla de ser Hijos de Dios

En este libro quiero tratar de un modo sencillo del ser humano. El hombre puede ser un “ángel” o un “demonio”, pero siempre lo amará ...
Ver Libro
Santo Padre Pío de Pietrelcina

Santo Padre Pío de Pietrelcina

El Padre Pío de Pietrelcina que se llamó Francesco Forgione, nació en Pietrelcina, en un pequeño pueblo de la provincia de Benevento, el 25 de ...
Ver Libro
La nación por construir

La nación por construir

La Nación por construir, es decir, el esfuerzo de llevar adelante un proyecto colectivo a través del trabajo de la comunidad en toda su diversidad ...
Ver Libro
Relato de un exorcismo

Relato de un exorcismo

El extraño caso que aquí se cuenta, resulta extraño incluso para mí mismo. Y si me fue resultando menos extraño fue porque se fue desplegando ...
Ver Libro
El Abad y El Acompañamiento Espiritual

El Abad y El Acompañamiento Espiritual

No llaméis a nadie “Padre” vuestro en la tierra, porque uno solo es vuestro Padre: el del cielo. Ni tampoco os dejéis llamar “Maestros”, porque ...
Ver Libro
San Ignacio de Loyola

San Ignacio de Loyola

San Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús, una de las instituciones más gigantescas de la Iglesia, y autor de los Ejercicios Espirituales, ...
Ver Libro
Por obra del Espíritu Santo

Por obra del Espíritu Santo

EL Espíritu Santo es la más ignorada de las tres Personas divinas. El Hijo se nos ha manifestado hecho hombre, y hemos visto su gloria ...
Ver Libro
Carta Apostólica "Misericordia et misera"

Carta Apostólica «Misericordia et misera»

Misericordia et misera son las dos palabras que san Agustín usa para comentar el encuentro entre Jesús y la adúltera (cf. Jn 8,1-11). No podía ...
Ver Libro
Mis conversaciones con las Almas del Purgatorio

Mis conversaciones con las Almas del Purgatorio

La Princesa Eugenia, de la dinastía alemana de los von der Leyen, por via materna, poseyó un carisma del todo particular; gracias a una especial ...
Ver Libro
San Miguel Arcángel de Dios

San Miguel Arcángel de Dios

A Mikael, o sea al Arcángel San Miguel, le compete un papel preponderante en los tiempos que vivimos. Tratemos, pues, de desentrañar, a la luz ...
Ver Libro
Son tres los que se casan

Son tres los que se casan

El amor se halla principalmente en la voluntad y no en las emociones o en las glándulas; la voluntad es la voz y las emociones ...
Ver Libro
San Agustín

San Agustín

Hablar del converso San Agustín es adentrarse en un piélago inmenso en el que no es fácil tocar fondo. Menos mal que nos ha dejado ...
Ver Libro
Fe y Razón

Fe y Razón

Impartida por el cardenal Joseph Ratzinger en Subiaco el 1 de abril de 2005, en el monasterio de Santa Escolástica, al recibir el premio «San ...
Ver Libro
Manzanas de Gomorra

Manzanas de Gomorra

Los prólogos se suelen redactar después de escribir un libro. En el caso de la presente obra, estas líneas introductorias son colocadas aquí antes de ...
Ver Libro
Carta Encíclica Humanum Genus

Carta Encíclica Humanum Genus

El género humano, después de apartarse miserablemente de Dios, creador y dador de los bienes celestiales, por envidia del demonio, quedó dividido en dos campos ...
Ver Libro
1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta