Cuando estás triste Reza un Ave María y pídele a la Virgen que ella convierta en gozo todos los dolores de tu vida

— San Padre Pío

Julia Navarro

ASÍ NACIÓ LA HERMANDAD DE LA SÁBANA SANTA

Sábado. 27 de julio de 2002. La noticia estaba perdida en las páginas de un periódico: “Muere el científico que desenmascaró el fraude de la Sábana Santa”.

Así me enteré que Walter Mc Crone, para muchos el micro analista forense más solvente del mundo, acababa de fallecer en Chicago.

Sentí curiosidad por saber algo de ese científico, del que el titular anunciaba que había descubierto nada menos que la Sábana Santa era una impostura.

La historia de Mc Crone me resultó apasionante puesto que este químico había puesto bajo su microscopio restos capilares de personajes como Napoleón o Beethoven buscando dar respuesta a preguntas sin resolver sobre estos grandes hombres.

Mc Crone estudió la Sábana Santa en los años setenta y el día en que presentó sus conclusiones ante la Sociedad para la Investigación del Santo Sudario de Turín empezó diciendo: “Tengo buenas y malas noticias. Las malas son que el Sudario es una pintura. Las buenas que nadie me cree”. Este científico aseguró que el lino fue confeccionado en el siglo XIII después de Cristo; años después la prueba del carbono 14 confirmó su teoría. Junto a ella, el cronista recordaba que la Sábana Santa había sido estudiada por científicos de la NASA y que éstos habían llegado a la conclusión de que la figura impresa era tridimensional, mientras que otros científicos aseguraban haber encontrado restos de gramíneas provenientes de Oriente Próximo… así fueron conformándose en mi imaginación los trazos de una historia, la que tienen en sus manos. Se me ocurrió que podía ser apasionante “encontrar” una explicación a que el Sudario fuera auténtico y a la vez falso, y lo cierto es que no tardé mucho en dar con la solución. La encontré en Portugal paseando entre las ruinas de un castillo templario, el de Castro Marim, situado en la desembocadura del Guadiana. En las murallas del castillo no me costó sentir la presencia de aquellos caballeros enigmáticos. Y en Castro Marim, Jerez de los Caballeros, Turín, Roma, París, Estambul, ciudades todas ellas en las que en algunos momentos de mi vida he recalado como viajera, los personajes parecían fluir de las letras del ordenador como si estuvieran ahí, esperando a convertirse en reales.

Busqué apoyo en los libros de historia para desarrollar la ficción y, como suele ocurrir, una palabra, un episodio, abría las puertas a la creación de situaciones y personajes. Guardo la página del periódico donde leí la noticia de la desaparición de Walter Mc Crone, porque a partir de ese trozo de papel, que ya amarillea, fue cuando empecé a imaginar esta novela.


Enlaces de Descarga



Enlaces de Descarga



Para activar la descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción premium.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:


DETALLES DE ESTE LIBRO


Más de este autor/tema


No se han encontrado entradas.
La Misa en cámara lenta

La Misa en cámara lenta

Si llego a contar con un público lector, mucho me temo que este libro constituirá una prueba severa para su paciencia. Que un sacerdote exhiba ...
Ver Libro
Don y Misterio

Don y Misterio

Permanece vivo en mi recuerdo el encuentro gozoso que, por iniciativa de la Congregación para el Clero, tuvo lugar en el Vaticano en el otoño ...
Ver Libro
Conocimiento Espiritual de la Filocalia

Conocimiento Espiritual de la Filocalia

Nada nos pertenece. El hombre es sólo un eslabón en medio de la sucesión de generaciones innumerables. Cada hombre y cada generación tienen por tarea ...
Ver Libro
San Juan María Vianney - Cómic para Niños

San Juan María Vianney – Cómic para Niños

En 1806, el cura de Ecully, M. Balley, abrió una escuela para aspirantes a eclesiásticos, y Juan Bautista María Vianney fue enviado a ella. Aunque ...
Ver Libro
Práctica del amor a Jesucristo

Práctica del amor a Jesucristo

El mismo título del libro que presentamos indica claramente su contenido. No es una obra que permanezca en el campo de la teoría: se trata ...
Ver Libro
Las Tentaciones del Músico

Las Tentaciones del Músico

¡Ya la hallé! ¡Ya la encontré!, la Verdad que tanto busqué... (Canción Ya la hallé)   La taberna del tío Pepe, era un bar muy ...
Ver Libro
Esperanza para los momentos difíciles

Esperanza para los momentos difíciles

La única tragedia en esta vida es no ser santo. Lo único que quiso santa Teresa de Ávila fue vivir una vida sencilla de pobreza ...
Ver Libro
Martín Lutero homicida y suicida

Martín Lutero homicida y suicida

¡Entonces se podría decir que Lutero está en el infierno! He aquí los motivos principales: él fue un "homicida", y es por esto que Lutero ...
Ver Libro
Las aguas vivas que borbotean

Las aguas vivas que borbotean

Resulta imposible para los sacerdotes, cada vez que celebramos la misa, tener presentes todas las riquezas, simbolismos y tesoros espirituales contenidos en la liturgia del ...
Ver Libro
Carta Encíclica Redemptoris Mater

Carta Encíclica Redemptoris Mater

1. La Madre del Redentor tiene un lugar preciso en el plan de la salvación, porque « al llegar la plenitud de los tiempos, envió ...
Ver Libro
Santa Rosa de Lima alegría de Dios

Santa Rosa de Lima alegría de Dios

  Santa Rosa de Lima es una santa mística de primer orden, que llevó una vida de grandes penitencias por amor a Dios y a ...
Ver Libro
San Andrés Bessette el más grande devoto de San José

San Andrés Bessette el más grande devoto de San José

San Andrés Bessette, llamado el hermano Andrés, es el primer santo de Canadá, el más grande devoto de san José, el que ha construido la ...
Ver Libro
Los signos de los tiempos

Los signos de los tiempos

Finalmente “la historia de la salvación” de la humanidad, está por llegar a su fin. Desde la caída del hombre hasta su restauración por medio ...
Ver Libro
Summa Daemoniaca

Summa Daemoniaca

He optado por escribir un libro al modo de los antiguos tratados escolásticos, es decir una obra distribuida en infinidad de cuestiones de heterogénea extensión ...
Ver Libro
La Virgen Madre

La Virgen Madre

 Aunque me impelía la devoción a tomar la pluma, las muchas ocupaciones me lo estorbaban. Sin embargo, ya que, impedido por mis achaques, no puedo ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta