1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

tucrees

Raniero Cantalamessa

PRÓLOGO

¿Crees? En varias ocasiones Jesús hace esta pregunta. Se lo pregunta al ciego de nacimiento: «¿Crees en el Hijo del hombre?»; a Marta, que llora por su hermano muerto Lázaro, le dice: «Todo el que vive y cree en mí no morirá para siempre. ¿Crees esto?». Y ante su vacilación en abrir la tumba repite. «¿No te he dicho que, si crees, verás la gloria de Dios?».

El uso del singular «tú» en estos casos es significativo; dice por sí solo que la fe es un acto personalísimo; solo se puede creer «en primera persona». Hasta la profesión de fe de la Iglesia, aunque se haga comunitariamente en la misa, comienza con el singular «creo en un solo Dios», no con el plural «creemos». «Con el corazón se cree» (corde creditur) ha escrito san Pablo (Rom 10,10); «El acto de fe sale de las raíces del corazón» comentaba san Agustín. Por eso es el acto más íntimo y personal que el ser humano pueda hacer, aquel en que compromete al máximo su libertad.

Vivimos en un tiempo de la historia y de la evolución humana en el que cada vez podemos apoyarnos menos, sobre todo en lo tocante a la religión, en la tradición, en lo que se nos ha transmitido del pasado, y en la cultura ambiental. La fe aparece cada vez más como una decisión personal que el adulto es llamado a tomar y a renovar, descubriendo en sí mismo, además de en la palabra de Dios y en la autoridad de la Iglesia, las motivaciones profundas y la belleza. Esta es la exigencia a la que me he esforzado por responder, cada vez que he tenido ocasión de tocar el tema de la fe en mis sermones y en mis escritos, en especial en los sermones predicados en la Casa Pontificia, en presencia de Juan Pablo II y Benedicto XVI.

La editorial Áncora ha tenido la feliz idea de reunir en un volumen las páginas que he dedicado al tema de la fe o relacionadas con él, y ha confiado su realización a Agostino Terrani, conocido por su experiencia y capacidad en este tipo de trabajo. Él ha organizado el gran material disponible en algunas secciones, inspirándose en un párrafo del motu proprio Porta fidei, con el que Benedicto XVI convocó en su momento el Año de la fe.

Deseamos que este Año suscite en todo creyente la aspiración a confesar la fe en plenitud y con renovado convencimiento, con fe y esperanza (…). Será una ocasión favorable también para intensificar la celebración de la fe en la liturgia, especialmente en la Eucaristía (…). Al mismo tiempo deseamos que el testimonio de vida de los creyentes crezca en su credibilidad (n. 9).

De aquí el título de las tres secciones centrales: «confesar la fe», «celebrar la fe», «testimoniar la fe». A esas secciones se añade una sección introductoria sobre «la puerta de la fe», en la cual se tocan algunos aspectos de fondo sobre esta virtud teologal y una sección conclusiva dedicada a «María, la primera creyente» (los doce párrafos de esta sección querrían retomar la sugerencia de las doce estrellas de la Señora del Apocalipsis).

No me queda sino dar las gracias al editor y al organizador por el excelente trabajo llevado a cabo y desear al lector que experimente el sentimiento de iluminación interior y de alegría que provoca «la unción de la fe».

P. RANIERO CANTALAMESSA


Icon

Descargar EPUB ¿Tú Crees? - Raniero Cantalamessa

Tamaño: 206,02 KB Creado: 8 marzo, 2016
Icon

Descargar MOBI ¿Tú Crees? - Raniero Cantalamessa

Tamaño: 176,71 KB Creado: 8 marzo, 2016
Icon

Descargar PDF ¿Tú Crees? - Raniero Cantalamessa

Tamaño: 692,65 KB Creado: 8 marzo, 2016

Libros de este autor/tema

Como la estela de una nave

Como la estela de una nave

El presente libro reúne las meditaciones predicadas en la Casa Pontificia, en presencia de Benedicto XVI, en el tiempo de Adviento de 2010 y 2011 ...
Ver Libro
El Misterio del Bautismo de Jesús

El Misterio del Bautismo de Jesús

EL bautismo de Jesús y el misterio de la unción Al comienzo de su evangelio, afirma Juan solemnemente que «de la plenitud» de la Palabra ...
Ver Libro
Echad las redes, Ciclo B

Echad las redes, Ciclo B

DESDE 1995 al 2001 he tenido el gozo de explicar, cada sábado, el Evangelio dominical en la TV con la rúbrica Las razones de la ...
Ver Libro
Echad las redes, Ciclo A

Echad las redes, Ciclo A

DESDE 1995 al 2001 he tenido el gozo de explicar, cada sábado, el Evangelio dominical en la TV con la rúbrica Las razones de la ...
Ver Libro
El amor de Dios

El amor de Dios

En la vida de San Francisco se lee que, después de su conversión, cuando empezó a predicar se iba por aldeas y pueblos, y cuando ...
Ver Libro
El Amor Fraterno

El Amor Fraterno

En el Retiro a los servidores hemos hablado de Humildad, de Obediencia y de Misericordia. Aquí ayer, hemos hablado de Pureza y espero que todos ...
Ver Libro
El Pecado

El Pecado

¿Qué es lo opuesto a “santos”? Fracasados. Y ¿qué es la santidad, según M. Teresa? ¿un lujo? No, una necesidad. Y ¿a cuál de las ...
Ver Libro
La Conversión

La Conversión

En la carta a los Romanos, el apóstol Pablo está ocupado en dar consejos prácticos sobre un problema particular, si comer o no comer la ...
Ver Libro
La Humildad

La Humildad

… “Señor, Tú me envías por el mundo a hablar de oración, ¿por qué no me das una oración un poco más fuerte?, porque tengo ...
Ver Libro
Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional

Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional

«Os he dicho esto para que mi gozo esté en vosotros y vuestro gozo sea perfecto» (Jn 15,11): este es el proyecto de Dios para ...
Ver Libro
Una Sola Cosa Es Necesaria

Una Sola Cosa Es Necesaria

Nos refiere San Lucas que, yendo Jesús de camino, llegó a una aldea donde una mujer llamada Marta lo recibió en su casa. Tenía ésta ...
Ver Libro
Crisis de Fe

Crisis de Fe

Como siempre le debo una multitud de gracias a varias personas que me han ayudado tremendamente con esta u otras obras que se han publicado ...
Ver Libro
Paz Interior

Paz Interior

Me propongo tratar de ofrecer una sugestión psicológica para adquirir la paz del alma. No nos jactemos de nada; no hablemos nunca de nosotros mismos; ...
Ver Libro
Arte de bien morir

Arte de bien morir

Quien haya leído y meditado con espacio y devoción los cuatro opúsculos del Cardenal Belarmino que llevamos ya impresos, tiene mucho adelantado para la inteligencia ...
Ver Libro
Diario Espiritual

Diario Espiritual

Lunes 30 de enero [1899] He tenido hoy la alegría de ofrecer a mi Jesús varios sacrificios sobre mi defecto dominante, ¡pero cuánto me han ...
Ver Libro
Hacia la santidad

Hacia la santidad

Los santos son los frutos más hermosos de la humanidad, son la riqueza de la Iglesia. Son los que más han contribuido a la felicidad ...
Ver Libro
A la humanidad le falta Dios

A la humanidad le falta Dios

Mi finalidad al escribir este pequeño libro es para hacer ver a mis lectores el gran desconocimiento que hay de Dios en el mundo, y ...
Ver Libro
Por qué soy católico

Por qué soy católico

En los primeros meses de 1922, Frances Chesterton advirtió que su marido, Gilbert, se encontraba muy nervioso. Sabía que semejante estado era habitual en él ...
Ver Libro
Goticas de fe y esperanza

Goticas de fe y esperanza

El libro que tienes en tus manos, querido lector, es un libro gestado en el corazón y nacido de él. Son verdades y pensamientos sentidos, ...
Ver Libro
Más grandes que el amor

Más grandes que el amor

Era allí. En aquel decorado de fuego, de humo, de muerte. En aquel hedor de carne quemada, en medio del ballet de las parihuelas de ...
Ver Libro
Matrimonios Felices

Matrimonios Felices

En este libro deseo hablar sobre el matrimonio, dando esperanza a todos los que se embarcan en esta vocación. Se puede ser feliz en la ...
Ver Libro
Las maravillas del Santo Nombre de Jesús

Las maravillas del Santo Nombre de Jesús

"Por lo cual Dios le exaltó y le otorgó un nombre sobre todo nombre, para que al nombre de Jesús doblen la rodilla todas las ...
Ver Libro
Sacerdote para Siempre

Sacerdote para Siempre

En este libro queremos hablar de la grandeza del sacerdocio católico. Por supuesto que los sacerdotes son hombres, nacidos de familias comunes y corrientes, que ...
Ver Libro
Razones para la alegría

Razones para la alegría

Me pregunto si la mañana de hoy es, precisamente, la ideal para escribir el prólogo de un libro que se titula Razones para la alegría ...
Ver Libro
Santa María Goretti y la Conversión de Su Asesino

Santa María Goretti y la Conversión de Su Asesino

Santa María Goretti es una santa sencilla y humilde. Murió a los 11 años de edad, pero su madurez humana superaba con mucho la edad ...
Ver Libro
Pedir Perdón a Dios

Pedir Perdón a Dios

Un esbelto álamo propuso a los árboles del bosque un pensamiento lleno de orgullo: «Hermanos -les dijo-, bien sabéis que la tierra nos pertenece, porque ...
Ver Libro
Dolores y Gozos de San José

Dolores y Gozos de San José

El Papa Juan Pablo II ha afirmado que «las almas más sensibles a los impulsos del amor divino ven con razón en José un luminoso ...
Ver Libro
Sermones sobre San José

Sermones sobre San José

Es una antigua opinión y un sentimiento común entre todos los hombres, que el depósito tiene algo de santo y que lo debemos conservar para ...
Ver Libro
Católico defiende tu fe

Católico defiende tu fe

Con frecuencia, nos visitan hermanos de otras religiones. ¿Qué debemos hacer? En primer lugar, si estamos preparados, procurar, con el celo de Dios, convertirlos a ...
Ver Libro

Contenido relacionado


Comprar Libros Católicos


Aquí puedes hacer tus comentarios