Manual para los Catequistas de hoy


No te quejes. Eso demuestra un descontento con la voluntad de Dios en el momento presente. Eso también es prueba de impaciencia.

— San Martín de Porres

Ginger Infantino

LLAMADOS A SER CATEQUISTAS

Los museos antropológicos de nuestros países, las ciudades aztecas o mayas, las antiguas edificaciones coloniales, escuelas, universidades, hospitales y palacios construidos por los colonizadores, son tesoros históricos valiosísimos para nosotros que contemplamos entusiasmados y que nuestros gobiernos cuidan y protegen como parte del patrimonio nacional.

Tú has sido llamado a ser catequista y se te ha confiado un ministerio privilegiado. Has sido llamado a transmitir el valioso tesoro de la fe católica a innumerables jóvenes. El don inapreciable de la fe no es como las piezas estáticas de un museo que sólo se pueden leer y mirar a través de una barrera de cristal. El tesoro que comunicas es una fe viva y activa, transmitida desde el tiempo de los Apóstoles hasta el presente. El tesoro incorruptible es para ser experimentado, compartido, y extendido como buena noticia para todos los pueblos. El don vivo y dinámico de la fe es para ser tocado y para tocar.

Al responder a la llamada de ser catequista, no está sola: se une a cientos de católicos comprometidos que han respondido a la llamada a servir. Has respondido a esta llamada porque amas al Señor Jesús y deseas compartir ese amor con los jóvenes. Quizá tu llamada no fue tan dramática como la de Moisés en la zarza ardiente, o tan sorprendente como la llamada a Pablo, que se cayó de su caballo, o tan transformante de toda la vida, como la llamada a Pedro, a quien se le pidió que dejara su medio de ganarse la vida. Tu llamada puede haber venido por una conversación con el director de catequesis de la parroquia o de una chispa de interés que te produjo leer un anuncio en el boletín parroquial que pedía catequistas voluntarios.

El modo en que recibiste esta llamada no es importante. Lo importante es que has dicho “sí”. Ese pequeño sí tiene enormes implicaciones. Al dar ese sí, estás respondiendo a tu llamada bautismal a ser discípulo, a seguir a Cristo, y a enseñar en su nombre. Al comprometerte a usar tus dones y talentos para conducir a otros a Cristo, respondiste a la llamada interior del Espíritu Santo a servir en un ministerio específico dentro de la Iglesia (ver el Directorio Nacional para la Catequesis, que de aquí en adelante llamaremos DNC, 228).

No hay razón para tener miedo o temor de aceptar esta llamada y responsabilidad. Puedes confiar en el Espíritu Santo que te dará inspiración y puedes mirar a Jesús, el maestro modelo, para tu guía. Puedes contar con el director parroquial para tu orientación y puedes contar con los catequistas expertos en tu parroquia para que te apoyen.

Una palabra sobre la terminología: el término “catequesis” es una palabra que usaba la iglesia primitiva para expresar cómo transmitía las enseñanzas de Jesús y la fe de la Iglesia. Viene de la palabra griega catechein, que significa “eco”. Los catequistas son quienes hacen eco de las enseñanzas de Jesús y la fe de la Iglesia y se las pasan a los creyentes.

Como catequista, se te encarga comunicar el mensaje de Dios en su totalidad y en fidelidad a la enseñanza de la Iglesia, así que tienes que estar lo mejor preparado que te sea posible para este ministerio. Aumentarán tus conocimientos y capacidades los cursos básicos de formación, talleres y conferencias. Las reuniones de catequistas proporcionarán una información necesaria sobre el curriculum que sigue la parroquia, las orientaciones y procedimientos. Tales encuentros también ofrecen oportunidades de conocer a otros catequistas y de compartir información e ideas.


Enlaces de Descarga


Para activar la descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción premium.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:


DETALLES DE ESTE LIBRO


Más de este autor/tema


No se han encontrado entradas.
Salvifici Doloris

Salvifici Doloris

1. 'SUPLO en mi carne -dice el apóstol Pablo, indicando el valor salvífico del sufrimiento- lo que falta a las tribulaciones de Cristo por su ...
Ver Libro
El soplo del Espíritu

El soplo del Espíritu

ESTE libro incita a los lectores a centrar su atención y, sobre todo, su vida espiritual, en la figura del Espíritu Santo y en la ...
Ver Libro
Leyendas negras de la iglesia

Leyendas negras de la iglesia

El presente libro es una recopilación de artículos que he publicado en periódicos italianos.  El origen periodístico de los textos se manifiesta en el hecho ...
Ver Libro
Vive, Ama, Se tu mismo

Vive, Ama, Se tu mismo

  Nuestro propósito al publicar este manojo de “pensamientos”, no es otro que el de querer aportar nuestro pequeño granito de arena en la primera ...
Ver Libro
Doce mujeres extraordinarias

Doce mujeres extraordinarias

Nunca preví que mi libro sobre los apóstoles (Doce hombres comunes y corrientes ) sería tan bien recibido por los lectores. Estos parecieron apreciar y ...
Ver Libro
Santa Catalina de Siena

Santa Catalina de Siena

     Cuenta Gregorio de Tours en su Crónica de los francos que en el sínodo de Macon, celebrado en el año 585, hubo un obispo ...
Ver Libro
Historia de los Templarios

Historia de los Templarios

La historia de la Orden de los Templarios es poco conocida y generalmente deseada. Son muchos a quienes hemos oído preguntar en que época se ...
Ver Libro
Magisterio de S.S. Pio XII Venerable

Magisterio de S.S. Pio XII Venerable

Biografía Eugenio María Giovanni Pacelli nació en Roma el 2 de marzo de 1876. Hijo de una familia dedicada al servicio papal, tuvo como padre ...
Ver Libro
La justificación del Bien

La justificación del Bien

El fin de este libro es mostrar el bien como verdad y justicia, es decir, como el único camino de vida justo y digno de ...
Ver Libro
Instrucción sobre algunos aspectos de la "Teología de la Liberación"

Instrucción sobre algunos aspectos de la «Teología de la Liberación»

Introducción El Evangelio de Jesucristo es un mensaje de libertad y una fuerza de liberación. En los últimos años esta verdad esencial ha sido objeto ...
Ver Libro
Historia de la Iglesia

Historia de la Iglesia

La Historia de la Iglesia constituye un momento decisivo de la historia de la salvación. Desde la creación del universo, las relaciones de Dios con ...
Ver Libro
Notas históricas del santuario de la quinta aparición guadalupana en El Tulpetlac

Notas históricas del santuario de la quinta aparición guadalupana en El Tulpetlac

Que la Quinta Aparición Guadalupana fue en Tulpetlac es tradición inmemorial, antigua ya cuando el testigo más cualificado de las “Informaciones de 1666”, el “Príncipe ...
Ver Libro
Carta Encíclica Humanae Vitae

Carta Encíclica Humanae Vitae

A LOS  VENERABLES HERMANOS LOS PATRIARCAS, ARZOBISPOS, OBISPOS Y DEMÁS ORDINARIOS DE LUGAR EN PAZ Y COMUNIÓN CON LA SEDE APOSTÓLICA, AL CLERO Y A ...
Ver Libro
Razones Para El Amor

Razones Para El Amor

Cuando, hace ahora cuatro años, comencé esta aventura de mis «razones», nunca pude imaginar lo que para mí llegarían a significar. Es asombroso: lanzas un ...
Ver Libro
Contrato del hombre con Dios mediante el bautismo

Contrato del hombre con Dios mediante el bautismo

A la Congregación de la Iglesia Santa Brígida, Falls of Schnylkill: Mientras nuestro prójimo últimamente ha sido el teatro de una enojosa controversia por el ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta