Homilías del Padre Raniero Cantalamessa


No te preocupes por las cosas que generan preocupación, desorden y ansiedad. Una sola cosa es necesaria: Elevar tu espíritu y amar a Dios.

— San Padre Pío

Raniero Cantalamessa

En la vida de San Francisco se lee que, después de su conversión, cuando empezó a predicar se iba por aldeas y pueblos, y cuando encontraba unas cuantas personas las reunía y, con lágrimas en los ojos, decía: «Arrepentíos, porque el Reino de Dios está cerca. Amad al Señor, porque el Señor merece ser amado». Y San Francisco tenía un compañero muy simple, sin letras, que se llamaba Fray Egidio, y después de que San Francisco terminase de hablar, Fray Egidio reunía a las personas a las que aquel se había dirigido poco antes y decía: «¿Habéis escuchado lo que ha dicho este hombre? Parece pequeño, poca cosa, pero es un santo del Señor, es un hombre de Dios. ¡Escuchadlo!». En este momento yo me siento exactamente Fray Egidio. Vengo a España pocos días después de un verdadero hombre de Dios. Ha venido a España Juan Pablo II y yo os digo: «¿Habéis escuchado lo que os ha dicho este hombre? ¡Hacedlo, ponedlo en práctica, porque es un hombre de Dios!».

El tema de este primer encuentro, hermanos, sería la obediencia, pero no me ha parecido bien iniciar mi predicación con un deber. En nuestra relación con Dios, antes del deber y del mandamiento siempre está el don, el don de Dios. Antes de pedirnos algo, Dios nos da algo, nos da su amor. Por lo tanto, lo que he hecho ha sido esto: he hablado ya de obediencia a vuestros líderes en el Retiro que ha precedido a esta Asamblea, de manera que ahora vuestros líderes obedecerán a Dios y vosotros les obedeceréis a ellos.

Y de esta manera, puedo hablaros del AMOR DE DIOS. Porque siempre, cuando inicio una nueva predicación, siento en mi corazón el deber de poner el amor de Dios ante todos. A partir de mañana el Señor va a pedirnos algo: ser santos nada menos. Pero esta tarde Él quiere asegurarnos su amor.

Resumiremos el mensaje del amor de Dios en tres grandes palabras que encontramos en la carta de S. Pablo a los Romanos. Este texto se encuentra al inicio de la carta a los Romanos y dice así:

«A todos los que estáis en Roma, amados de Dios y llamados a ser santos, gracia y paz de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo

Y como la Palabra de Dios es viva y eterna, esta carta a los Romanos es una carta también a los españoles de hoy, a esta Asamblea, y por lo tanto, lo podemos leer así:

«A todos los que estáis aquí en Madrid, en la Casa de Campo, amados de Dios y llamados a ser santos, gracia y paz de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.” AMEN.


Enlaces de Descarga


Para activar la descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción premium.

El amor de Dios
El amor de Dios
El amor de Dios
El amor de Dios
El amor de Dios
El amor de Dios
El Amor Fraterno
El Amor Fraterno
El Amor Fraterno
El Amor Fraterno
El Amor Fraterno
El Amor Fraterno
La Conversión
La Conversión
La Conversión
La Conversión
La Conversión
La Conversión
El Pecado
El Pecado
El Pecado
El Pecado
El Pecado
El Pecado
La Humildad
La Humildad
La Humildad
La Humildad
La Humildad
La Humildad


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:


DETALLES DE ESTE LIBRO


Más de este autor/tema


Echad las redes, Ciclo A

Echad las redes, Ciclo A

DESDE 1995 al 2001 he tenido el gozo de explicar, cada sábado, el Evangelio dominical en la TV con la rúbrica Las razones de la ...
Ver Libro
Jesucristo, el Santo de Dios

Jesucristo, el Santo de Dios

EL HÉROE Y EL POETA Bulle mi corazón de palabras graciosas voy a recitar mi poema para un rey. (Sal 44) Hay distintos caminos, distintos ...
Ver Libro
El soplo del Espíritu

El soplo del Espíritu

ESTE libro incita a los lectores a centrar su atención y, sobre todo, su vida espiritual, en la figura del Espíritu Santo y en la ...
Ver Libro
Gigantes de la fe

Gigantes de la fe

En preparación al año de la fe proclamado por el Santo Padre Benedicto XVI (12 de octubre 2012-24 noviembre 2013), las cuatro predicas de Cuaresma ...
Ver Libro
El Misterio del Bautismo de Jesús

El Misterio del Bautismo de Jesús

EL bautismo de Jesús y el misterio de la unción    Al comienzo de su evangelio, afirma Juan solemnemente que «de la plenitud» de la Palabra ...
Ver Libro
La fuerza de La Cruz

La fuerza de La Cruz

El día más santo del año para el pueblo judío —el Yom Kippur, o día de la "Gran expiación"—, el sumo sacerdote, llevando la sangre ...
Ver Libro
La fe que vence al mundo

La fe que vence al mundo

Este libro reúne las meditaciones propuestas a la Casa Pontificia, en presencia del papa Benedicto XVI, en el adviento de 2005 y en la cuaresma ...
Ver Libro
La Vida en Cristo

La Vida en Cristo

Estas páginas presentan el itinerario de una nueva evangelizaron y renovación espiritual basado en la carta de san Pablo a los Romanos. Por tanto, no ...
Ver Libro
¿Tú Crees?

¿Tú Crees?

¿Crees? En varias ocasiones Jesús hace esta pregunta. Se lo pregunta al ciego de nacimiento: «¿Crees en el Hijo del hombre?»; a Marta, que llora ...
Ver Libro
Echad las redes, Ciclo B

Echad las redes, Ciclo B

DESDE 1995 al 2001 he tenido el gozo de explicar, cada sábado, el Evangelio dominical en la TV con la rúbrica Las razones de la ...
Ver Libro
Como la estela de una nave

Como la estela de una nave

El presente libro reúne las meditaciones predicadas en la Casa Pontificia, en presencia de Benedicto XVI, en el tiempo de Adviento de 2010 y 2011 ...
Ver Libro
Sintió compasión de ellos

Sintió compasión de ellos

“Y al ver a la muchedumbre, sintió compasión de ella, porque estaban vejados y abatidos como ovejas que no tienen pastor. Entonces dice a sus ...
Ver Libro
Camino de Perfección

Camino de Perfección

Sabiendo las hermanas de este monasterio de San José cómo tenía licencia del padre Presentado, fray Domingo Bañes, de la orden del glorioso Santo Domingo, ...
Ver Libro
¿Desapareció el limbo?

¿Desapareció el limbo?

En el mundo mueren cada año muchísimos millones de niños sin bautismo antes de tener el uso de razón. Se habla de unos 70 millones ...
Ver Libro
El soplo del Espíritu

El soplo del Espíritu

ESTE libro incita a los lectores a centrar su atención y, sobre todo, su vida espiritual, en la figura del Espíritu Santo y en la ...
Ver Libro
Desde el fin de la primera pascua hasta la prisión de Juan Bautista Tomo V

Desde el fin de la primera pascua hasta la prisión de Juan Bautista Tomo V

Desde Betania, donde Jesús estuvo algún tiempo como oculto, se dirigió al bautisterio, cerca de Ono. Los arreglos que allí se habían hecho los custodiaba ...
Ver Libro
Novena a San Miguel Arcangel 1684

Novena a San Miguel Arcangel 1684

  A continuación les presentamos una antigua Novena a San Miguel Arcángel, que aparece en el libro del Padre Francisco García, titulado “El Primer Ministro ...
Ver Libro
¿En dónde dice la Biblia que...?

¿En dónde dice la Biblia que…?

La cuestión fundamental En este primer capítulo -clave para este libro no sólo por la importancia que revisten en sí las cuestiones consideradas en él ...
Ver Libro
Ignacio de Loyola, nunca solo

Ignacio de Loyola, nunca solo

¿Un nuevo libro sobre Ignacio de Loyola? ¿Otra semblanza? ¿Pero no está ya todo dicho sobre el fundador de los jesuitas? ¿Otra vuelta de tuerca, ...
Ver Libro
Homilías del Padre Raniero Cantalamessa

Homilías del Padre Raniero Cantalamessa

En la vida de San Francisco se lee que, después de su conversión, cuando empezó a predicar se iba por aldeas y pueblos, y cuando ...
Ver Libro
Teología Mística

Teología Mística

1. Trinidad supraesencial y más que divina y más que buena, maestra de la divina sabiduría cristiana, guíanos más allá del no saber y de ...
Ver Libro
San Alfonso María de Ligorio (Ilustrado)

San Alfonso María de Ligorio (Ilustrado)

Los buenos abogados deben procurar ganar los pleitos que se les encomiendan. Hay abogados que gozan de una bien merecida fama porque… causa que llevan, ...
Ver Libro
Más Allá de la muerte

Más Allá de la muerte

Cada día mueren más de 200.000 personas y más de 73 millones cada año. ¿Cuántos millones han existido desde el principio del mundo? Y ahora ...
Ver Libro
Poemas de santa Teresa de Ávila

Poemas de santa Teresa de Ávila

Nada te turbe, Nada te espante, Todo se pasa, Dios no se muda. La paciencia Todo lo alcanza; Quien a Dios tiene Nada le falta: ...
Ver Libro
Lo eterno sin disimulo

Lo eterno sin disimulo

La fe es un tesoro enorme, como un caudal abundante e inagotable de bienes; y el creyente de fe limpia, profundamente enraizada, de fe fecunda ...
Ver Libro
San Alejo (Ilustrado)

San Alejo (Ilustrado)

Era el año 414, y el papa San Inocencio I estaba celebran­do la Santa Misa en la Basílica Vaticana en presencia del em­perador Honorio. Asistían ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta