Es difícil juzgar la belleza: la belleza es un enigma.

— Fiódor Dostoyevski

Benjamín González Buelta, S.J.

PRÓLOGO

Poner este pequeño libro en las manos de las Comunidades de Vida Cristiana, es una alegría.

Estas páginas también nacieron en medio de cristianos que han comprendido que la comunidad es una dimensión esencial de nuestra vida cristiana. La fe en Jesús nos convoca y nos une para llegar juntos a la plenitud de la vida. En este encuentro comunitario, la diferencia, la originalidad de cada persona, se fortalece y se afirma como expresión de un rasgo nuevo del Dios que nunca se repite en su creatividad infinita. Nos fortalecemos uniéndonos, no imponiéndonos de manera individualista en competencia con los demás. Pedro, Juan, Tomás, María. Cada uno guarda su nombre propio, y lo hace crecer, pero uno al lado del otro, nunca a costa del otro.

En segundo lugar, esta experiencia nace en comunidades pobres, entre los excluidos de este mundo, los que sobran, los que son percibidos como una amenaza que viene a romper nuestras síntesis teológicas, nuestra tranquilidad y nuestros recursos. Cuando los marginados escucharon la palabra de Dios, fueron recuperando todo el sentido de su dignidad ante un Dios que los hablaba de tú a tú, en el Jesús donde la Palabra se hizo carne y fue creciendo en una geografía marginal, y habló en el dialecto sospechoso de la confusa Galilea. Al empezar a decir ellos su palabra, también la Palabra se fue haciendo carne hoy en esta nueva encamación, en existencias heridas y descalificadas.

Nuestro acercamiento al pobre, ya no es sólo el del que lleva una palabra, una enseñanza, una ayuda, sino de manera más profunda, el del que quiere contemplar la presencia viva de Dios entre los que están «fuera» (Le 2,7), para unirnos a él, en su obra liberadora de todo mal e injusticia.

No todos tenemos la posibilidad de acercarnos a los pobres de una manera directa y permanente. Pero todos podemos ir creciendo poco a poco en sensibilidad para conocer sus problemas y colaborar según nuestra capacidad en la creación de un mundo más solidario. Si nos acercamos al pobre de esta manera, nosotros mismos seremos beneficiados, pues en este encuentro también nos acercaremos más a Dios, que se identifica sorprendentemente con los pobres y pequeños.

Finalmente, estas páginas están escritas dentro de la espiritualidad ignaciana. Este carisma vivo, que recibimos constantemente de Dios, nos prepara de una manera especial para acercamos a la realidad tan compleja, al mundo real con todos sus desafíos. En los Ejercicios Espirituales contemplamos a Jesús, Rey eterno, anunciando la llegada del Reino en medio de plazas y caminos. Por el mismo centro de la realidad, brota la vida nueva.

Las Comunidades de Vida Cristiana, al ir hoy en el seguimiento de Jesús, también anuncian su fe en el Dios de la vida en medio de las sombras de la increencia, y luchan por la justicia del Reino en una tierra donde la miseria ha alcanzado niveles aterradores.

La experiencia que recogen estas páginas ha nacido “abajo”, y “fuera”, donde están los pobres. Es pequeña como un grano de mostaza (Me 4,30-32). Pero puede crecer si la sembramos en una tierra acogedora. Nos puede ayudar a crear una estructura espiritual para “bajar al encuentro de Dios”, hasta la humanidad hundida donde Dios se manifiesta hoy con la fuerza liberadora de su Reino.

Benjamín González Buelta, S.J.


Enlaces de Descarga


Enlaces de Descarga


Para activar los botones de descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción de pago.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf

VER DETALLES DE ESTE LIBRO


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:


Más de este autor/tema


No se han encontrado entradas.
Contra la mentira

Contra la mentira

Muchas cosas me enviaste para leer, Consencio, hermano carísimo, demasiadas cosas. Mientras me preparaba para contestarlas, distraído como ando con otras mil ocupaciones, se me ...
Ver Libro
El Coraje de ser Católico

El Coraje de ser Católico

En el mundo actual existe una actitud anticatólica manifiesta, de modo que quien desee manifestarse abiertamente como católico, recibirá constantemente críticas y oposiciones, que pueden ...
Ver Libro
Creo en la Iglesia

Creo en la Iglesia

Frecuentemente se oye decir: «Yo creo en Dios, pero no en la Iglesia». Aparentemente con ello se quiere expresar la propia rectitud y sinceridad con ...
Ver Libro
Tratado del Amor de Dios

Tratado del Amor de Dios

Aquí es donde se encuentra la doctrina propiamente mística del santo. En general sigue muy de cerca a Santa Teresa, pero sin la precisión y ...
Ver Libro
Vida y Milagros de Monseñor Escriva de Balaguer

Vida y Milagros de Monseñor Escriva de Balaguer

Luis Carandell Madrid, 1992 El libro que el lector tiene en las manos fue publicado el primer trimestre de 1975 en vida del biografiado, el ...
Ver Libro
Relato de un exorcismo

Relato de un exorcismo

El extraño caso que aquí se cuenta, resulta extraño incluso para mí mismo. Y si me fue resultando menos extraño fue porque se fue desplegando ...
Ver Libro
El único bautismo

El único bautismo

 I 1. Con mucha frecuencia, hermano Constantino, nos vemos obligados a responder a los que piensan de manera diferente y se extravían de la regla de ...
Ver Libro
La Santa Misa

La Santa Misa

Lo confesamos con inmensa satisfacción, que de algunos años a esta parte se escribe y se predica mucho sobre la Santa Misa. Y es un ...
Ver Libro
El Papa Francisco nos habla del Adviento y La Navidad

El Papa Francisco nos habla del Adviento y La Navidad

Adviento y Navidad: dos tiempos “fuertes”, íntima y profundamente unidos. Con ellos damos inicio a un nuevo Año Litúrgico. Adviento: tiempo de anuncio y profecía, ...
Ver Libro
Es Cristo que Pasa

Es Cristo que Pasa

Homilía pronunciada el 2-XII-1951, primer domingo de Adviento. Comienza el año litúrgico, y el introito de la Misa nos propone una consideración íntimamente relacionada con ...
Ver Libro
La Misa en cámara lenta

La Misa en cámara lenta

Si llego a contar con un público lector, mucho me temo que este libro constituirá una prueba severa para su paciencia. Que un sacerdote exhiba ...
Ver Libro
El matrimonio en Cristo

El matrimonio en Cristo

Reconocedlo con sinceridad: estáis ocupados en un montón de cosas y distraídos por mil más, tenéis un buen número de defectos personales, y muchas veces ...
Ver Libro
Las exclamaciones del alma a Dios

Las exclamaciones del alma a Dios

¡Oh vida, vida!, ¿cómo puedes sustentarte estando ausente de tu Vida? En tanta soledad, ¿en qué te empleas? ¿Qué haces, pues todas tus obras son ...
Ver Libro
La Elegida de Dios

La Elegida de Dios

En la soledad de las áridas tierras, junto con el ulular del viento, se oye la súplica de dos fieles de Dios, implorando, ahí esta ...
Ver Libro
La moral sexual explicada a los jóvenes

La moral sexual explicada a los jóvenes

Un mensaje a los jóvenes y a los menos jóvenes Este libro se dirige a todos los cristianos –y aun en gran medida, a los ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta