Bajar al encuentro de Dios


Nada te turbe, nada te espante, todo se pasa, solo Dios basta.

— Santa Teresa de Ávila

Benjamín González Buelta, S.J.

PRÓLOGO

Poner este pequeño libro en las manos de las Comunidades de Vida Cristiana, es una alegría.

Estas páginas también nacieron en medio de cristianos que han comprendido que la comunidad es una dimensión esencial de nuestra vida cristiana. La fe en Jesús nos convoca y nos une para llegar juntos a la plenitud de la vida. En este encuentro comunitario, la diferencia, la originalidad de cada persona, se fortalece y se afirma como expresión de un rasgo nuevo del Dios que nunca se repite en su creatividad infinita. Nos fortalecemos uniéndonos, no imponiéndonos de manera individualista en competencia con los demás. Pedro, Juan, Tomás, María. Cada uno guarda su nombre propio, y lo hace crecer, pero uno al lado del otro, nunca a costa del otro.

En segundo lugar, esta experiencia nace en comunidades pobres, entre los excluidos de este mundo, los que sobran, los que son percibidos como una amenaza que viene a romper nuestras síntesis teológicas, nuestra tranquilidad y nuestros recursos. Cuando los marginados escucharon la palabra de Dios, fueron recuperando todo el sentido de su dignidad ante un Dios que los hablaba de tú a tú, en el Jesús donde la Palabra se hizo carne y fue creciendo en una geografía marginal, y habló en el dialecto sospechoso de la confusa Galilea. Al empezar a decir ellos su palabra, también la Palabra se fue haciendo carne hoy en esta nueva encamación, en existencias heridas y descalificadas.

Nuestro acercamiento al pobre, ya no es sólo el del que lleva una palabra, una enseñanza, una ayuda, sino de manera más profunda, el del que quiere contemplar la presencia viva de Dios entre los que están «fuera» (Le 2,7), para unirnos a él, en su obra liberadora de todo mal e injusticia.

No todos tenemos la posibilidad de acercarnos a los pobres de una manera directa y permanente. Pero todos podemos ir creciendo poco a poco en sensibilidad para conocer sus problemas y colaborar según nuestra capacidad en la creación de un mundo más solidario. Si nos acercamos al pobre de esta manera, nosotros mismos seremos beneficiados, pues en este encuentro también nos acercaremos más a Dios, que se identifica sorprendentemente con los pobres y pequeños.

Finalmente, estas páginas están escritas dentro de la espiritualidad ignaciana. Este carisma vivo, que recibimos constantemente de Dios, nos prepara de una manera especial para acercamos a la realidad tan compleja, al mundo real con todos sus desafíos. En los Ejercicios Espirituales contemplamos a Jesús, Rey eterno, anunciando la llegada del Reino en medio de plazas y caminos. Por el mismo centro de la realidad, brota la vida nueva.

Las Comunidades de Vida Cristiana, al ir hoy en el seguimiento de Jesús, también anuncian su fe en el Dios de la vida en medio de las sombras de la increencia, y luchan por la justicia del Reino en una tierra donde la miseria ha alcanzado niveles aterradores.

La experiencia que recogen estas páginas ha nacido “abajo”, y “fuera”, donde están los pobres. Es pequeña como un grano de mostaza (Me 4,30-32). Pero puede crecer si la sembramos en una tierra acogedora. Nos puede ayudar a crear una estructura espiritual para “bajar al encuentro de Dios”, hasta la humanidad hundida donde Dios se manifiesta hoy con la fuerza liberadora de su Reino.

Benjamín González Buelta, S.J.


Enlaces de Descarga


Para activar la descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción premium.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:


DETALLES DE ESTE LIBRO


Más de este autor/tema


No se han encontrado entradas.
San Alfonso María de Ligorio (Ilustrado)

San Alfonso María de Ligorio (Ilustrado)

Los buenos abogados deben procurar ganar los pleitos que se les encomiendan. Hay abogados que gozan de una bien merecida fama porque… causa que llevan, ...
Ver Libro
Tratado de la oración y meditación

Tratado de la oración y meditación

Tratado de la oración y meditación compuesto por el padre Fray Pedro de Alcántara, fraile menor de la Orden del Bienaventurado San Francisco, dirigido al ...
Ver Libro
Cartas del diablo a su sobrino

Cartas del diablo a su sobrino

"El diablo... el espíritu orgulloso... no puede aguantar que se mofen de él..." TOMÁS MORO Mi querido Orugario: Tomo nota de lo que dices acerca ...
Ver Libro
La abadesa de Bingen

La abadesa de Bingen

Durante la vida de Hildegarda de Bingen cuatro emperadores gobernaron el Sacro Imperio Romano Germánico, once papas lideraron la Iglesia católica y existieron cuatro antipapas ...
Ver Libro
Dios existe, yo me lo encontré

Dios existe, yo me lo encontré

«Los convertidos son molestos», dice Bernanos. Por esa razón, y por algunas otras, he diferido mucho tiempo el escribir este relato. Es difícil, efectivamente, que ...
Ver Libro
Beata Teresa de Calcuta

Beata Teresa de Calcuta

En la segunda mitad del siglo que acaba de quedar atrás, y convocado por un joven papa octogenario, hubo un Concilio ecuménico cuyo objetivo se ...
Ver Libro
Carta Apostólica "Misericordia et misera"

Carta Apostólica «Misericordia et misera»

Misericordia et misera son las dos palabras que san Agustín usa para comentar el encuentro entre Jesús y la adúltera (cf. Jn 8,1-11). No podía ...
Ver Libro
El verdadero poder es el servicio

El verdadero poder es el servicio

“Conviértanse y crean en la Buena Noticia”, eso nos dijo el sacerdote, el miércoles pasado, cuando nos impuso la ceniza. Empezamos la Cuaresma con este ...
Ver Libro
¿Por qué le pasan cosas malas a la gente buena?

¿Por qué le pasan cosas malas a la gente buena?

Son muy pocas las personas plenamente satisfechas: unas son infelices porque están gordas y quieren ser flacas; otras tienen el cabello ondulado y lo quieren ...
Ver Libro
¿Quo Vadis?

¿Quo Vadis?

Despertó Petronio cerca de mediodía y, como de costumbre, muy cansado. El día anterior había asistido a un banquete ofrecido por Nerón, que se prolongó ...
Ver Libro
El fin del mundo y Los Misterios de La Vida Futura

El fin del mundo y Los Misterios de La Vida Futura

Querido lector, Me parece que uno de los frutos más tristes del racionalismo, el error fatal y la gran plaga de nuestro siglo, la fuente ...
Ver Libro
Sobre el duelo y el dolor

Sobre el duelo y el dolor

«He acabado» El día 24 de agosto de 2004 murió Elisabeth Kübler-Ross. Miré el reloj después de su último aliento y registré la hora de ...
Ver Libro
Muéstrame Tu Rostro

Muéstrame Tu Rostro

Muchas cosas enseña la experiencia de la vida a lo largo de cinco años. Por eso decidí reescribir Muéstrame tu rostro, escrito hace cinco años ...
Ver Libro
Sagrada Biblia

Sagrada Biblia

Publicada en 1976. La Biblia de Jerusalén es una obra de grandes méritos en el ambiente católico, ya que esta obra es el resultado de haberse ...
Ver Libro
El Dios de la perplejidad

El Dios de la perplejidad

Los autores de esta obra tienen varias cosas en común: ambos son creyentes, uno musulmán y otro cristiano; ambos aman la palabra esencial y por ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta