Retiro para gente joven


Los pueblos que resisten mejor a la secularización son los que más se han aferrado a María.

— Vittorio Messori

Ronald A. Knox

PARA QUÉ SIRVE UN RETIRO

¿Cuál es la finalidad de unos días de retiro espiritual?… Yo diría que fundamentalmente no es otra cosa que dejar que Dios actúe en tu alma. Puede ser una acción en apariencia pequeña –probablemente lo será–, pero tal vez signifique el comienzo de algo. Dios quiere lavar tu alma, iluminar tu vida; tal vez te haga ver algún pecado oculto, algún hábito malo que desconoces, una amistad peligrosa… Quizá te ilumine de tal forma que descubras cómo quiere que le sirvas. A lo mejor algo de lo que yo diga sea la señal –sólo la señal– para que empieces a pensar por tu cuenta sin que tú mismo lo adviertas.

Supongo que estarás de acuerdo conmigo en que no hay nada más insustancial que la conversación de los que viajan juntos en un tren, en el mismo compartimento. A veces, alguien dice algo divertido que guardas en el recuerdo para contarlo luego a los amigos, pero, en general, la conversación suele ser intrascendente. No hace mucho, oí una historieta de esas, que procuré no olvidar para contarla en ocasiones como ésta. Es una tontería: había un mozo de estación que iba golpeando las ruedas de los vagones con un martillo, como suele ocurrir a veces cuando el tren se para en algunas estaciones. Un pasajero, al verle, se asomó a la ventanilla y gritó: «¿Desde cuándo viene haciendo eso?». «Desde hace veinte años, señor», contestó el mozo. «¿Y para qué lo hace?», volvió a preguntar el viajero. «No tengo ni idea»…

Muchos de vosotros tal vez responderíais lo mismo si os preguntaran para qué hacéis lo que estáis haciendo en el colegio. Cuando yo estudiaba el bachillerato tuve que hacer un montón de ecuaciones de segundo grado que no sé si se siguen haciendo. Lo cierto es que nunca me he encontrado con una en la vida y que no tengo ni idea de para qué demonios sirven, aunque no dudo de que sirvan para algo.

Probablemente, a vosotros os ocurrirá lo mismo, con el latín o con cualquier otra asignatura. Os preguntáis para qué demonios sirve, pero no osáis preguntarlo para no poneros en evidencia o despertar las iras del profesor. Así, optáis por callaros.

Cuando uno es pequeño, pregunta muchas cosas. Luego, en el colegio, solemos perder ese hábito, tal vez porque consideramos que puede ser «peligroso». Pero lo peligroso es callarse, sobre todo en temas religiosos.

Mirad: en la escuela o en el colegio es fácil caer en la rutina. Puedes rezar, confesar, comulgar, ir a misa sólo porque los demás lo hacen; y es una pena. Si te preguntas cuántas veces haces esas mismas cosas durante las vacaciones, y la respuesta es negativa, te darás cuenta de lo que quiero decirte. Y lo mismo puede ocurrir con los cursos de retiro. ¿Los haces sólo porque los hacen todos? Sería absurdo. Tan absurdo como la respuesta del mozo de estación que llevaba haciendo veinte años lo mismo.

Cuando era pequeño, a mí también me gustaba hacer preguntas. Y, por supuesto, la primera vez que monté en un tren, pregunté a mi padre qué es lo que hacía el hombre del martillo golpeando las ruedas. Me dijo que lo hacían para asegurarse de que no había ninguna rota, pues cuando el metal se quiebra suena distinto. No sé si su explicación fue muy exacta y completa, pero en cualquier caso sirve para nuestras vidas y para explicar lo que un curso de retiro significa en ellas.


Enlaces de Descarga


Para activar la descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción premium.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:


DETALLES DE ESTE LIBRO


Más de este autor/tema


La fe de los católicos

La fe de los católicos

En días tan poco favorables para la ideología católica es fácil inclinarse a pensar que el apologista católico haría mejor en ponerse a la defensiva ...
Ver Libro
Sermones Pastorales

Sermones Pastorales

Quiero, en estas cinco veladas de domingo, tratar de hacer algo que tiene cierto carácter de audacia, no porque se haya intentado pocas veces, sino ...
Ver Libro
Conferencias religiosas de Oxford

Conferencias religiosas de Oxford

CUANDO la Santa Sede concedió a los católicos permiso general para matricularse en Oxford y Cambridge, se estableció que se organizarían para ellos conferencias que ...
Ver Libro
El torrente oculto

El torrente oculto

         Aunque parezca extraño, a muchos lectores de países de habla española les resulta poco familiar la obra y aun el nombre de Ronald Knox, ...
Ver Libro
Ronald Knox

Ronald Knox

Para convertirse en una celebridad nacional, a Ronald Knox sólo le faltó ser lo suficientemente longevo. Si hubiese vivido hasta los ochenta, muy a su ...
Ver Libro
La Misa en cámara lenta

La Misa en cámara lenta

Si llego a contar con un público lector, mucho me temo que este libro constituirá una prueba severa para su paciencia. Que un sacerdote exhiba ...
Ver Libro
Sobre la inefabilidad de Dios: experiencias de un teólogo católico

Sobre la inefabilidad de Dios: experiencias de un teólogo católico

Hay textos que, por las circunstancias en que se publicaron, adquieren una importancia singularísima. Entre ellos se cuenta la obra de Rahner, titulada «Experiencias de ...
Ver Libro
101 Preguntas y Respuestas Sobre La Biblia

101 Preguntas y Respuestas Sobre La Biblia

A finales de la década de 1950 completé mis estudios de doctorado para dedicarme a la enseñanza de la Biblia, y un año después, tras ...
Ver Libro
Santa Faustina Kowalska

Santa Faustina Kowalska

La vida humilde y sencilla de Faustina Kowalska que nació en Swinice (Polonia) y en el Bautismo recibió el nombre de Elena, no es muy ...
Ver Libro
La verdadera educación cristiana

La verdadera educación cristiana

Ninguna actitud hacia un objeto es, de suyo, positiva. El «no» predicado del error es tan positivo como el «sí» predicado de la verdad. Es ...
Ver Libro
San Juan de la Cruz

San Juan de la Cruz

Memoria de san Juan de la Cruz, presbítero de la Orden de los Carmelitas y doctor de la Iglesia, el cual, por consejo de santa ...
Ver Libro
Isaías 40-55. El desierto florecerá

Isaías 40-55. El desierto florecerá

Hace algún tiempo se me ocurrió que los capítulos 40-55 del libro del profeta Isaías -que se suele conocer como Deuteroisaías o Segundo Isaías- podían ...
Ver Libro
Ilustrísimos Señores

Ilustrísimos Señores

AL escribir a Charles Dickens, en una de sus populares cartas cristianas, publicadas en la revista, popular y cristiana, el Messaggero di San Antonio, y que ...
Ver Libro
Santo Tomás de Villanueva El limosnero de Dios

Santo Tomás de Villanueva El limosnero de Dios

Santo Tomás de Villanueva fue un santo agustino del siglo XV-XVI a quien Dios regaló muchos carismas y dones sobrenaturales, pero lo que más lo ...
Ver Libro
La Dolorosa Pasión de Nuestro Señor Jesucristo

La Dolorosa Pasión de Nuestro Señor Jesucristo

AYER tarde fue cuando tuvo lugar la última gran comida del Señor y sus amigos, en casa de Simón el Leproso, en Betania, en donde ...
Ver Libro
El Pan de Vida

El Pan de Vida

El 2005 fue proclamado por el Papa Juan Pablo II, como el AÑO DE LA EUCARISTÍA; la Eucaristía entendida como Celebración del Misterio Pascual de ...
Ver Libro
Vivir hasta despedirnos: Fotografías de Mal Worshaw

Vivir hasta despedirnos: Fotografías de Mal Worshaw

Conocí a Mal Warshaw a través de un amigo que estaba al tanto de mi trabajo con pacientes en fase terminal y también del interés ...
Ver Libro
Un Dios Misterioso

Un Dios Misterioso

   Esta obra no está pensada para explicar de un modo sistemático qué es la renovación carismática, sino que nace con el propósito de dar ...
Ver Libro
Sobre la muerte y los moribundos

Sobre la muerte y los moribundos

Cuando me preguntaron si querría escribir un libro sobre la muerte y los moribundos, yo acepté el reto con entusiasmo. A la hora de la ...
Ver Libro
Luz del Mundo

Luz del Mundo

  Castelgandolfo, en verano. El camino hacia la residencia del Papa llevaba por carreteras solitarias. En los campos la brisa mecía las espigas, y en ...
Ver Libro
Mensaje de Misericordia de Jesucristo al mundo actual

Mensaje de Misericordia de Jesucristo al mundo actual

Saludamos con sumo gusto la presente iniciativa inspirada por el caritativo y laudable deseo de divulgar aún más el conocimiento del diario de Santa Faustina ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta