El Viejo Trueno: Biografía de Hilaire Belloc


Tus actos pueden ser el único evangelio que algunas personas escuchen hoy en día

— San Francisco de Asís

Joseph Pearce

AGRADECIMIENTOS

Durante mi trabajo en este libro, para mí ha sido una bendición la ayuda y colaboración de varios de los descendientes de Belloc. He pasado muchas horas encantadoras en compañía de su nieta, la hermana Emmanuel Mary, nacida Marianne Jebb, en la idílica tranquilidad del convento de Canónigas de San Agustín, la orden en la que entró en 1945. También disfruté de la oportunidad de visitar a Dom Philip Jebb, nieto de Belloc, en Downside Abbey, y a Zita Caldecott, otra de sus nietas, en su apartamento de Londres, a la sombra de la catedral de Westminster. El Conde de Iddesleigh y Edward Northcote, nietos de Marie Belloc Lowndes, me ofrecieron su tiempo y sus recuerdos. Barbara Wall y Bob Copper también tuvieron la amabilidad de compartir conmigo lo que recordaban. Chloë Blackburn, hija del artista Sir James Gunn, me transmitió sus reminiscencias sobre la amistad de su padre con Belloc y Chesterton. Quiero agradecer especialmente a Zita Caldecott, Chloë Blackburn y Miranda Mackintosh el préstamo de muchas cartas escritas por Belloc o dirigidas al mismo, ya que citar esas cartas ha enriquecido considerablemente el libro.

Además de la información crucial ofrecida por las personas mencionadas, mi trabajo se ha beneficiado mucho de la ayuda de los estudiosos y seguidores de Belloc que contribuyeron a mi investigación. Kim Leslie, encargada jefe de la oficina de los Archivos de West Sussex en Chichester, se mostró completamente desinteresada al poner a mi disposición multitud de cartas inéditas y lo mismo hicieron Grahame y Gill Clough, del Centro de Estudios sobre Hilaire Belloc en Sussex. Mike Hennessy me permitió acceder a los datos de su amplia investigación sobre la carrera parlamentaria de Belloc y agradezco a William Griffiths y a Alan Davidson sus conocimientos y su apoyo. Gerard Tracey, archivero del Oratorio de Birmingham, me proporcionó con gran diligencia su ayuda para averiguar los detalles desconocidos de los días de Belloc en el colegio del Oratorio.

Allende los mares, he podido beneficiarme de los frutos del trabajo diligente de varios estudiosos norteamericanos. Dale Ahlquist pasó varios días escarbando en las Colecciones Especiales de la Biblioteca O’Shaugnessy-Frey, en la Universidad de Santo Tomás, en Saint Paul, Minnesota, con la asistencia de Jim Kellen, la bibliotecaria responsable de las Colecciones Especiales. Nicholas Scheetz, la bibliotecaria encargada de manuscritos de la Biblioteca Universitaria de Georgetown, empleó generosamente su tiempo y su paciencia en guiarme por el material relativo a Belloc conservado en Georgetown. Marty Barringer, bibliotecario adjunto de la Universidad de Georgetown y responsable de los Archivos y Colecciones Especiales, también me ayudó mucho, al igual que mi amigo y colega en la revista Saint Austin Review, el padre James V. Schall.

La mayor colección de materiales relativos a Belloc se encuentra en Boston College y debo agradecer la valiosa ayuda de varias personas, Robert K. O’Neill, el P. Frank Vye, John Atteberry y, especialmente, Peter Kreeft, que contribuyeron a poner los materiales de Boston College a mi disposición.

También prestaron su asistencia de multitud de formas el P. Fessio, de Ignatius Press, y Amy Boucher-Pye, de Harper Collins. Asimismo y en penúltimo lugar, debo ciertamente agradecer a mi esposa, Susannah, lo mucho que me ha ayudado a lo largo de los meses de preparación de esta tarea tan dichosa. Finalmente, termino con una confesión de todos los pecados de omisión que, sin duda, he cometido al no mencionar a otras muchas personas que me ayudaron a escribir este libro. A esos héroes y heroínas anónimos les ofrezco mi más sincera gratitud y mis sinceras disculpas por no haberlos mencionado individualmente.


Enlaces de Descarga


Para activar la descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción premium.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:


DETALLES DE ESTE LIBRO


Más de este autor/tema


Escritores conversos

Escritores conversos

En 1905, el joven G. K. Chesterton publicaba Herejes, un libro de ensayos en el que, por primera vez, se enfrentaba a muchos de sus ...
Ver Libro
Por los ojos de Shakespeare: La clave católica oculta en su literatura

Por los ojos de Shakespeare: La clave católica oculta en su literatura

CÓMO LEER A SHAKESPEARE (O A CUALQUIERA) Como ocurre con todas las cosas, lo mejor será comenzar por lo básico. Antes de poder entender cómo ...
Ver Libro
El viaje de Bilbo

El viaje de Bilbo

La primera obra de ficción de J. R. R. Tolkien, El Hobbit, se ha visto a menudo eclipsada por su otra gran obra épica, El ...
Ver Libro
Tolkien, hombre y mito

Tolkien, hombre y mito

Cuando El Señor de los Anillos de Tolkien fue escogido el «mejor libro del siglo» en una encuesta nacional llevada a cabo a principios de ...
Ver Libro
Mi carrera con el diablo: Del odio racial al amor racional

Mi carrera con el diablo: Del odio racial al amor racional

AQUEL fue el día más negro de mi vida. Me encontraba sentado en una celda de la prisión londinense de Wormwood Scrubs, el segundo día ...
Ver Libro
La Cena del Cordero

La Cena del Cordero

Este notable libro reúne varias poderosas realidades espirituales, todas ellas importantes para el creyente cristiano y aparentemente tan diversas, que en una consideración superficial se ...
Ver Libro
La inmortalidad del alma

La inmortalidad del alma

Contiene este libro el conjunto de razones sobre la inmortalidad del alma, así como la solución de las dificultades que se presentan. Primera razón por ...
Ver Libro
Consecuencias y perdón de los pecados y el bautismos de los niños

Consecuencias y perdón de los pecados y el bautismos de los niños

Por más que pasan sobre mí graves cuidados y tareas enojosas, con que me agobian los pecadores, desertores de la ley divina (aunque también atribuyo ...
Ver Libro
Visita Apostólica del Papa Francisco a Colombia

Visita Apostólica del Papa Francisco a Colombia

¡Muchas gracias! ¡Muchas gracias! Muchas gracias por la alegría que tienen. Muchas gracias por el esfuerzo que han hecho. Muchas gracias por el camino que ...
Ver Libro
Historia sencilla de la filosofía

Historia sencilla de la filosofía

Quizá ningún sector de la cultura resulte tan refractario a ser resumido de una forma breve y clara como el de la filosofía en su ...
Ver Libro
Cristo Rey

Cristo Rey

El 11 de diciembre de 1925, los anales de la Iglesia registraron un acontecimiento de trascendencia suma: Su Santidad el Papa Pío XI, en su ...
Ver Libro
La fe explicada Tomo I y II

La fe explicada Tomo I y II

¿Es el hombre un mero accidente biológico? ¿Es el género humano una simple etapa en un proceso evolutivo, ciego y sin sentido? ¿Es esta vida ...
Ver Libro
La Vida en Cristo

La Vida en Cristo

Estas páginas presentan el itinerario de una nueva evangelizaron y renovación espiritual basado en la carta de san Pablo a los Romanos. Por tanto, no ...
Ver Libro
La Pasión del Señor

La Pasión del Señor

La Pasión y Muerte con que nuestro Rey y Salvador Jesucristo dio fin a su vida y predicación en el mundo es la cosa más ...
Ver Libro
Santa Faustina Kowalska

Santa Faustina Kowalska

La vida humilde y sencilla de Faustina Kowalska que nació en Swinice (Polonia) y en el Bautismo recibió el nombre de Elena, no es muy ...
Ver Libro
San Ignacio de Loyola

San Ignacio de Loyola

San Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús, una de las instituciones más gigantescas de la Iglesia, y autor de los Ejercicios Espirituales, ...
Ver Libro
Carta apostólica en forma de Motu proprio Porta fidei

Carta apostólica en forma de Motu proprio Porta fidei

La puerta de la fe (cf. Hch 14, 27), que introduce en la vida de comunión con Dios y permite la entrada en su Iglesia, ...
Ver Libro
Hacia la santidad

Hacia la santidad

Los santos son los frutos más hermosos de la humanidad, son la riqueza de la Iglesia. Son los que más han contribuido a la felicidad ...
Ver Libro
El Silencio de Dios

El Silencio de Dios

Este libro es un testimonio. No «al sol que más calienta», sino a los astros que fueron ayer estrellas fijas de nuestro destino y que ...
Ver Libro
Palabras que dan Vida

Palabras que dan Vida

  Jesús es el Verbo de Dios, la Palabra de Dios encarnada, lo que Dios ha querido decirnos de Sí  mismo, lo que ha tenido ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta