El Sacerdote


Antes de juzgar al prójimo, pongámosle a él en nuestro lugar y a nosotros en el suyo, y será entonces nuestro juicio recto y caritativo.

— San Francisco de Sales

Angel Manuel

(1ª parte)

EXODO 28. «Harás para el sacerdote vestiduras sagradas para que no le falte: majestad, gloria ni belleza,(Vestiduras santas y no vestiduras de payasos como dicen los protestantes). Los he llenado del espíritu de inteligencia para que ejerzan delante de mí las funciones del sacerdocio.

Le pondrás en el pecho el pectoral, es cuadrado y doble uno para el pecho y otro para la espalda. (Escapulario) de las sentencias del juicio. Cuando desempeñen su ministerio, se oirá el sonido de las campanillas, cuando entre al santuario para presentarse a Dios. Los santificare para que sean sacerdotes míos. El sacerdote vestirá dicha túnica cuando desempeñe su ministerio, el sacerdote está consagrado a Yave, lo consagraras con la unción santa, en su frente deberá cargar con todos los pecados del pueblo en todas sus oblaciones y sacrificios.

Los sacerdotes usaran siempre la vestidura sagrada cuando entren al santuario a cumplir su ministerio. Harán la expiación por el pecado sacrificando un cordero (Jesús), comerán del pan consagrado para la expiación, comerán de este pan porque es santificado por Dios.(El cuerpo de Cristo)

La gloria de Yave santificara la tienda de las citas con el altar. Habitare entre mi pueblo y seré su Dios, y sabrán que Yo Soy Yave.» Harás también un altar para quemar el incienso de agradable aroma a Yave, harán una pileta para el lavatorio la colocaras en el altar y se echara agua en ella para que se laven las manos y los pies y se purifiquen.(Piletas donde nuestros sacerdotes bautizan a los cristianos).

Tomaras aroma escogida como el Mirra y aceite de oliva, lo prepararas para ungir el altar. (A JESUS EN SU SEPULTURA LO UNGIERON CON ACEITE Y MIRRA). Ungirás con este aceite todas las cosas santas. Lo consagraras y serán cosas muy santas. (Recuerdan hermanos el tema que puse diferenciar y separar las cosas santas y sagradas de las cosas profanas y impuras). Todas las cosas que las toque las manos del sacerdote quedaran santificadas y serán cosas sacratísimas para mí.

Ungirás también con este aceite bendito a mis sacerdotes, porque ellos están con el sello de Dios. «Consagrados a Yave» Todas las cosas de mi altar seran santas y la tendras por cosa sagrada. Cualquier hombre extraño que prepare algo semejante a lo que les ordeno a mis sacerdotes serán exterminados.(los pastores protestantes ungen con aceites semejantes al oleo bendito sin ser sacerdotes).


Enlaces de Descarga


Para activar la descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción premium.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:


DETALLES DE ESTE LIBRO


Más de este autor/tema


El sacrificio de la Misa

El sacrificio de la Misa

CUESTIONES PRELIMINARES SOBRE EL MISMO SACRIFICIO DE LA MISA I. Qué clase de sacrificio es la Misa. Aunque muchos eran los sacrificios en la antigua ...
Ver Libro
El Libro del Sacristán

El Libro del Sacristán

“Ministerio” es una palabra latina que significa “servicio”. Y en las celebraciones cristianas hay muchos servicios, muchos ministerios a realizar. Algunos son especialmente decisivos, como ...
Ver Libro
El Misterio de Cristo en la historia de la salvación

El Misterio de Cristo en la historia de la salvación

La condición capital para entender la Sagrada Escritura es situarse en la perspectiva que le es propia, la que guiaba a los autores bíblicos cuando ...
Ver Libro
El sacrificio de la Nueva Alianza

El sacrificio de la Nueva Alianza

Cuántos cristianos participan en la Misa, quizá diariamente, sin entender apenas nada de lo que se va desarrollando en la liturgia. Conocen lo fundamental: que ...
Ver Libro
Los cuatro amores

Los cuatro amores

«Dios es amor», dice San Juan. Cuando por primera vez intenté escribir este libro, pensé que esta máxima me llevaría por un camino ancho y ...
Ver Libro
Cuestiones disputadas acerca de La Ciencia de Cristo

Cuestiones disputadas acerca de La Ciencia de Cristo

Se pregunta si la ciencia de Cristo, en cuanto es el Verbo, se extiende en acto a infinitas cosas. 1. La autoridad de Agustín, La ...
Ver Libro
El Misterio del Bautismo de Jesús

El Misterio del Bautismo de Jesús

EL bautismo de Jesús y el misterio de la unción    Al comienzo de su evangelio, afirma Juan solemnemente que «de la plenitud» de la Palabra ...
Ver Libro
La Oración del Corazón

La Oración del Corazón

Necesidad de la oración. Orar es amar. Convertidos. Algunos ejemplos. La oración de algunos santos. La Eucaristía. La Eucaristía, fuente de bendiciones. Orar sin interrupción ...
Ver Libro
Vida y misterio de Jesús de Nazaret, II. El mensaje

Vida y misterio de Jesús de Nazaret, II. El mensaje

Pero ellos no entendían lo que les decía y no se atrevían a hacerle preguntas (Mc 9,32). El primer volumen de esta obra se cerraba ...
Ver Libro
¿Eres realmente libre?

¿Eres realmente libre?

El tema de la libertad es muy amplio, pero no queremos meternos en cuestiones filosóficas, que harían el libro muy abstracto. Queremos solamente trazar algunas ...
Ver Libro
El Secreto Admirable del Santísimo Rosario

El Secreto Admirable del Santísimo Rosario

  A Ustedes, pobres pecadores, uno más pecador todavía, les ofrece la rosa enrojecida con la sangre de Jesucristo, a fin de que florezcan y ...
Ver Libro
¡Espíritu Santo, ven!

¡Espíritu Santo, ven!

Dios ha querido revelarse a los hombres en toda la belleza de su ser, como un Padre que nos ama, como un Hijo que nos ...
Ver Libro
Goticas de fe y esperanza

Goticas de fe y esperanza

El libro que tienes en tus manos, querido lector, es un libro gestado  en el corazón y nacido de él. Son verdades y pensamientos sentidos, ...
Ver Libro
Vida de San Benito Abad

Vida de San Benito Abad

Entre las obras del papa San Gregorio Magno (540-604 dC) se encuentra el Libro de los Diálogos, donde relata la vida de San Benito Abad, ...
Ver Libro
Jóven, así debes ser

Jóven, así debes ser

Hijo mío: Mi ideal es el joven de carácter. El joven que sabe reconcentrar su fuerza de voluntad, que sabe mandar a sus sentidos, que ...
Ver Libro
Mente abierta, corazón creyente

Mente abierta, corazón creyente

Cuando me propuso el editor que hiciera el prólogo a esta obra del cardenal Jorge Bergoglio le agradecí el ofrecimiento por lo que significaba. En ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta