El Sacerdote



La ley de Cristo, que se cumple en el amor, nos obliga a procurar la salvación de las almas más que la del cuerpo.

— San Francisco de Asís

Angel Manuel

(1ª parte)

EXODO 28. «Harás para el sacerdote vestiduras sagradas para que no le falte: majestad, gloria ni belleza,(Vestiduras santas y no vestiduras de payasos como dicen los protestantes). Los he llenado del espíritu de inteligencia para que ejerzan delante de mí las funciones del sacerdocio.

Le pondrás en el pecho el pectoral, es cuadrado y doble uno para el pecho y otro para la espalda. (Escapulario) de las sentencias del juicio. Cuando desempeñen su ministerio, se oirá el sonido de las campanillas, cuando entre al santuario para presentarse a Dios. Los santificare para que sean sacerdotes míos. El sacerdote vestirá dicha túnica cuando desempeñe su ministerio, el sacerdote está consagrado a Yave, lo consagraras con la unción santa, en su frente deberá cargar con todos los pecados del pueblo en todas sus oblaciones y sacrificios.

Los sacerdotes usaran siempre la vestidura sagrada cuando entren al santuario a cumplir su ministerio. Harán la expiación por el pecado sacrificando un cordero (Jesús), comerán del pan consagrado para la expiación, comerán de este pan porque es santificado por Dios.(El cuerpo de Cristo)

La gloria de Yave santificara la tienda de las citas con el altar. Habitare entre mi pueblo y seré su Dios, y sabrán que Yo Soy Yave.» Harás también un altar para quemar el incienso de agradable aroma a Yave, harán una pileta para el lavatorio la colocaras en el altar y se echara agua en ella para que se laven las manos y los pies y se purifiquen.(Piletas donde nuestros sacerdotes bautizan a los cristianos).

Tomaras aroma escogida como el Mirra y aceite de oliva, lo prepararas para ungir el altar. (A JESUS EN SU SEPULTURA LO UNGIERON CON ACEITE Y MIRRA). Ungirás con este aceite todas las cosas santas. Lo consagraras y serán cosas muy santas. (Recuerdan hermanos el tema que puse diferenciar y separar las cosas santas y sagradas de las cosas profanas y impuras). Todas las cosas que las toque las manos del sacerdote quedaran santificadas y serán cosas sacratísimas para mí.

Ungirás también con este aceite bendito a mis sacerdotes, porque ellos están con el sello de Dios. «Consagrados a Yave» Todas las cosas de mi altar seran santas y la tendras por cosa sagrada. Cualquier hombre extraño que prepare algo semejante a lo que les ordeno a mis sacerdotes serán exterminados.(los pastores protestantes ungen con aceites semejantes al oleo bendito sin ser sacerdotes).


Enlaces de Descarga


Para activar la descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción premium.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:


DETALLES DE ESTE LIBRO


Más de este autor/tema


El sacrificio de la Misa

El sacrificio de la Misa

CUESTIONES PRELIMINARES SOBRE EL MISMO SACRIFICIO DE LA MISA I. Qué clase de sacrificio es la Misa. Aunque muchos eran los sacrificios en la antigua ...
Ver Libro
El Libro del Sacristán

El Libro del Sacristán

“Ministerio” es una palabra latina que significa “servicio”. Y en las celebraciones cristianas hay muchos servicios, muchos ministerios a realizar. Algunos son especialmente decisivos, como ...
Ver Libro
San Miguel Arcángel de Dios

San Miguel Arcángel de Dios

A Mikael, o sea al Arcángel San Miguel, le compete un papel preponderante en los tiempos que vivimos. Tratemos, pues, de desentrañar, a la luz ...
Ver Libro
Introducción al Cristianismo

Introducción al Cristianismo

El problema del auténtico contenido y sentido de la fe cristiana está hoy, mucho más que en tiempos pasados, rodeado de incertidumbre. Quien ha seguido ...
Ver Libro
Compendio Catecismo Iglesia Católica

Compendio Catecismo Iglesia Católica

para la aprobación y publicación del Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica A los Venerables Hermanos Cardenales, Patriarcas, Arzobispos, Obispos, Presbíteros, Diáconos y a todos los Miembros del ...
Ver Libro
La Iglesia de la misericordia

La Iglesia de la misericordia

A un año de distancia del comienzo del pontificado, el diseño eclesial y pastoral del papa Francisco aparece bien delineado en sus líneas de fondo ...
Ver Libro
El cuarto secreto de Fátima

El cuarto secreto de Fátima

UN SORPRENDENTE DESCUBRIMIENTO El 13 de febrero de 2005, en el Carmelo de Coímbra, muere, a la edad de noventa y ocho años, sor Lucía ...
Ver Libro
Tolkien, hombre y mito

Tolkien, hombre y mito

Cuando El Señor de los Anillos de Tolkien fue escogido el «mejor libro del siglo» en una encuesta nacional llevada a cabo a principios de ...
Ver Libro
Pablo Apóstol

Pablo Apóstol

1. El objetivo de este libro Este libro quiere ser una clave de lectura para las cartas de Pablo. San Pedro ya decía que las ...
Ver Libro
El Santo de Nuestro Mundo

El Santo de Nuestro Mundo

  La mayor parte de los días del calendario llevan nombres de personalidades de la historia cristiana, a los que acompaña un carácter especial de ...
Ver Libro
Una pena en observación

Una pena en observación

Nadie me había dicho nunca que la pena se viviese como miedo. Yo no es que esté asustado, pero la sensación es la misma que ...
Ver Libro
Santa Gema Galgani Amor Total

Santa Gema Galgani Amor Total

La vida de santa Gema Galgani puede resumirse diciendo que fue una vida de amor total a Cristo. Amor sin condiciones y hasta el fin ...
Ver Libro
Momentos de humildad

Momentos de humildad

En este libro encontramos una selección de pensamientos que definen la vida y la obra de la Madre Teresa de Calcuta. Esta antología es algo ...
Ver Libro
Formación de predicadores

Formación de predicadores

Los adelantos tecnológicos en el área de la comunicación permiten al hombre moderno acortar aun más el tiempo y el espacio en su incansable tarea ...
Ver Libro
María, una vida junto a Jesús

María, una vida junto a Jesús

Escribir una vida de María no es fácil. En primer lugar, porque el Evangelio ofrece pocos datos sobre la Madre de Dios y Madre nuestra, ...
Ver Libro
Amor y Responsabilidad

Amor y Responsabilidad

No es lo normal que un simple sacerdote, al que, por añadidura, ninguna particular amplitud recomienda, prologue el libro de un miembro del cuerpo episcopal ...
Ver Libro
Itinerario de la mente a Dios

Itinerario de la mente a Dios

  En el principio invoco al primer Principio, de quien descienden todas las iluminaciones como del Padre de las luces, de quien viene toda dádiva ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta