Hay que dejar que rodeen nuestro cerebro las espinas de las dificultades, y dejar traspasar nuestro corazón por la lanza de la contradicción; beber la hiel y tragar el vinagre, ya que eso es lo que Dios quiere.

— San Francisco de Sales

Elena Álvarez

PREFACIO

Si existe un libro escrito con naturalidad, pero para todas las personas y de todos los tiempos, ese es el Evangelio. A lo largo de su historia ha dado mucho que pensar, y que hablar, porque al final su tema es el que nos inquieta continuamente a todos: si este mundo con sus complejidades tiene un sentido; si hay un amor que nos sostenga en los aciertos y errores que cometemos a lo largo de este camino de la vida; si hay otra vida, y cómo accedemos a ella.

   

De todo esto habla el Evangelio, porque son las promesas de Jesucristo. De sus palabras ha bebido toda la tradición cristiana. Sobre él se han escrito numerosos comentarios y biografías que la autora de estas líneas no puede ni pretende superar.

Baste nombrar, entre muchas otras, la excelente trilogía sobre Jesús de Nazaret que culmina la producción de Benedicto XVI, o su predecesora, El Señor, de Romano Guardini, con su elegante y profunda aproximación a la personalidad de Jesucristo.

Estas páginas están guiadas por otro tipo de preguntas. Los dos autores citados han señalado de forma constante que el cristianismo en su esencia es el encuentro con una persona, la de Jesucristo. Esto abre a las preguntas: ¿Qué es encontrar hoy en día a Cristo? ¿Es muy diferente del encuentro con aquellos que se cruzaron con él en su caminar terreno? ¿Qué supuso conocerle para las personas que le buscaron, o que se toparon con él?

Los relatos evangélicos ofrecen muy pocos datos sobre esos personajes concretos. Pero la historia, y la exégesis, nos permiten reconstruir cómo era la vida cotidiana entre judíos, griegos y romanos. Y la propia experiencia nos da a conocer cuáles son las inquietudes fundamentales del corazón humano, que recorren toda la historia.

Sobre las mujeres del Evangelio se han escrito muchas cosas. Es cierto que vivían en una sociedad patriarcal, que tenía sus contradicciones, al menos en algunos casos, como el adulterio o la viudedad. Quizá sea también posible que a veces se dramatice demasiado la situación de una mujer que se dedicaba al cuidado del hogar: hoy resulta impensable que una mujer carezca de formación y profesión, pero eso no convierte por sistema en injustas y negativas todas las situaciones de las sociedades pasadas. En todo caso, la Iglesia vive momentos de cambio, que incluyen la necesidad de un proceso de discernimiento sobre el papel de la mujer. Cualquier reflexión a este propósito, como en cualquier otro aspecto de la vida de la Iglesia, debe partir del Evangelio.


Enlaces de Descarga


Enlaces de Descarga


Para activar los botones de descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción de pago.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf

VER DETALLES DE ESTE LIBRO


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:


 
 

Más de este autor/tema


No se han encontrado entradas.
Arte de bien morir

Arte de bien morir

Quien haya leído y meditado con espacio y devoción los cuatro opúsculos del Cardenal Belarmino que llevamos ya impresos, tiene mucho adelantado para la inteligencia ...
Ver Libro
Ratzinger y San Josemaría Escrivá

Ratzinger y San Josemaría Escrivá

   Conocí al fundador del Opus Dei el 15 de mayo de 1970, día en que llegó a México por primera y única vez. Cinco ...
Ver Libro
Homilías y Discursos del papa Francisco en México

Homilías y Discursos del papa Francisco en México

Declaración conjunta del Papa Francisco y el Patriarca Kirill, de la Iglesia Ortodoxa Rusa 1. Discurso a las autoridades civiles, militares y religiosas, en el ...
Ver Libro
El Universo Diseñado (PDF)

El Universo Diseñado (PDF)

Los distintos campos del saber humano son muy interesantes porque, a través de ellos, se va conociendo mejor el Universo, el hombre y a Dios ...
Ver Libro
La libertad interior

La libertad interior

Donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad. «Ofreceremos a Dios nuestra voluntad, nuestra razón, nuestra inteligencia, todo nuestro ser a través de las ...
Ver Libro
El Hermano de Asís

El Hermano de Asís

Capítulo primero. Amanece la libertad. A pesar de todo, regresaba tranquilo. Tenía motivos para sentirse abatido, pero, contra todo lo esperado, una extraña serenidad inundaba ...
Ver Libro
Breve guía del examen diario de conciencia

Breve guía del examen diario de conciencia

No se puede negar que el examen diario de conciencia, para muchos de los que lo practican, probablemente para la mayoría resulta un ejercicio pesado ...
Ver Libro
Líbranos del maligno

Líbranos del maligno

Decía un escritor contemporáneo: Quitad a Dios del mundo y se llenará de ídolos. El santo cura de Ars decía: Quitad al sacerdote de una ...
Ver Libro
Tres relatos del padre Brown

Tres relatos del padre Brown

Max Pemberton expone el enigma del caso Donnington El siguiente relato sobre el caso Donnington ha sido escrito según las notas originales que tomó el ...
Ver Libro
San Benito de Nursia (Ilustrado)

San Benito de Nursia (Ilustrado)

San Benito de Nursia, Patriarca de los Monjes de Occidente, Patrono de Europa y Fundador de la Orden Benedictina, es uno de los más grandes ...
Ver Libro
Martín Lutero homicida y suicida

Martín Lutero homicida y suicida

¡Entonces se podría decir que Lutero está en el infierno! He aquí los motivos principales: él fue un "homicida", y es por esto que Lutero ...
Ver Libro
El pobre de Asís

El pobre de Asís

¿Recuerdas, padre Francisco, a este indigno que hoy toma la pluma para escribir tus hechos y tus gestos? Yo era un mendigo humilde y feo ...
Ver Libro
Las tres meditaciones del Papa Francisco a los sacerdotes en su jubileo

Las tres meditaciones del Papa Francisco a los sacerdotes en su jubileo

¡Buenos días queridos sacerdotes! Comencemos esta jornada de retiro espiritual. Y también creo que nos hará bien orar unos por otros, los unos por los ...
Ver Libro
Libro sobre El Amor de Dios

Libro sobre El Amor de Dios

Al ilustre señor Aimeric, Cardenal diácono y Canciller de la Iglesia de Roma, Bernardo, abad de Claraval, le desea vivir y morir en el Señor ...
Ver Libro
El Papa Bueno Juan XXIII

El Papa Bueno Juan XXIII

El Papa bueno, Juan XXIII, destaca en su vida por su gran bondad con todos. Para él no había distinción de seres humanos por su ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta