Las mujeres del Evangelio


El sentido más verdadero y profundo de la vida es un don que se realiza al darse.

— San Juan Pablo II

Elena Álvarez

PREFACIO

Si existe un libro escrito con naturalidad, pero para todas las personas y de todos los tiempos, ese es el Evangelio. A lo largo de su historia ha dado mucho que pensar, y que hablar, porque al final su tema es el que nos inquieta continuamente a todos: si este mundo con sus complejidades tiene un sentido; si hay un amor que nos sostenga en los aciertos y errores que cometemos a lo largo de este camino de la vida; si hay otra vida, y cómo accedemos a ella.

De todo esto habla el Evangelio, porque son las promesas de Jesucristo. De sus palabras ha bebido toda la tradición cristiana. Sobre él se han escrito numerosos comentarios y biografías que la autora de estas líneas no puede ni pretende superar.

Baste nombrar, entre muchas otras, la excelente trilogía sobre Jesús de Nazaret que culmina la producción de Benedicto XVI, o su predecesora, El Señor, de Romano Guardini, con su elegante y profunda aproximación a la personalidad de Jesucristo.

Estas páginas están guiadas por otro tipo de preguntas. Los dos autores citados han señalado de forma constante que el cristianismo en su esencia es el encuentro con una persona, la de Jesucristo. Esto abre a las preguntas: ¿Qué es encontrar hoy en día a Cristo? ¿Es muy diferente del encuentro con aquellos que se cruzaron con él en su caminar terreno? ¿Qué supuso conocerle para las personas que le buscaron, o que se toparon con él?

Los relatos evangélicos ofrecen muy pocos datos sobre esos personajes concretos. Pero la historia, y la exégesis, nos permiten reconstruir cómo era la vida cotidiana entre judíos, griegos y romanos. Y la propia experiencia nos da a conocer cuáles son las inquietudes fundamentales del corazón humano, que recorren toda la historia.

Sobre las mujeres del Evangelio se han escrito muchas cosas. Es cierto que vivían en una sociedad patriarcal, que tenía sus contradicciones, al menos en algunos casos, como el adulterio o la viudedad. Quizá sea también posible que a veces se dramatice demasiado la situación de una mujer que se dedicaba al cuidado del hogar: hoy resulta impensable que una mujer carezca de formación y profesión, pero eso no convierte por sistema en injustas y negativas todas las situaciones de las sociedades pasadas. En todo caso, la Iglesia vive momentos de cambio, que incluyen la necesidad de un proceso de discernimiento sobre el papel de la mujer. Cualquier reflexión a este propósito, como en cualquier otro aspecto de la vida de la Iglesia, debe partir del Evangelio.


Enlaces de Descarga


Para activar la descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción premium.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:


DETALLES DE ESTE LIBRO


Más de este autor/tema


No se han encontrado entradas.
Los conceptos del Amor de Dios

Los conceptos del Amor de Dios

1. Viendo yo las misericordias que nuestro Señor hace con las almas que traía a estos monasterios que Su Majestad ha sido servido que se ...
Ver Libro
Las campanas tocan solas

Las campanas tocan solas

José María Pérez Lozano amaba el cine y la prensa. Conocía su enorme capacidad y sus riesgos. Compuso, incluso, una Oración por el cine. Sabía ...
Ver Libro
Las cinco festividades del Niño Jesús

Las cinco festividades del Niño Jesús

Dado que, según el parecer y la doctrina de aquellos hombres venerables que la irradiación divina más ampliamente ilustró en la Iglesia de Dios, y ...
Ver Libro
Carta Apostólica "Misericordia et misera"

Carta Apostólica «Misericordia et misera»

Misericordia et misera son las dos palabras que san Agustín usa para comentar el encuentro entre Jesús y la adúltera (cf. Jn 8,1-11). No podía ...
Ver Libro
El condenado por desconfiado

El condenado por desconfiado

El condenado por desconfiado es un drama teológico del teatro barroco español atribuido por lo general a Tirso de Molina. Fue publicado en la Segunda ...
Ver Libro
El Sacrificio del altar

El Sacrificio del altar

Es un principio, si no de validez general, sí un hecho al menos de experiencia que en ninguna ocasión ha dejado de mostrarse útil, que ...
Ver Libro
Santo Rosario de Josemaría Escrivá de Balaguer

Santo Rosario de Josemaría Escrivá de Balaguer

Como en otros días - Lepanto!-, ha de ser hoy el Rosario arma poderosa, para vencer a los enemigos de la Santa Iglesia Romana y ...
Ver Libro
La siempre Virgen Santa María de Guadalupe en España y México

La siempre Virgen Santa María de Guadalupe en España y México

NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE En Cáceres, España. La Imagen española de la "Guadalupe" es una antigua talla de madera de cedro, revestida por ricos mantos ...
Ver Libro
Florecillas de san Francisco de Asís

Florecillas de san Francisco de Asís

Primeramente se ha de considerar que el glorioso messer San Francisco, en todos los hechos de su vida, fue conforme a Cristo bendito; porque lo ...
Ver Libro
El Padre Pío El Estigmatizado

El Padre Pío El Estigmatizado

En el mes de julio de 1952, tuve la oportunidad y el privilegio de visitar al Padre Pío y a sus hermanos en el monasterio ...
Ver Libro
Siempre triunfa el amor

Siempre triunfa el amor

Éste es un libro que trata sobre el amor. Pero no del amor egoísta, de quienes buscan en los otros su propio interés. Se trata ...
Ver Libro
Las adicciones: una visión antropológica

Las adicciones: una visión antropológica

Un artículo firmado por Jesús Cornejo, en La Nación del 7 de mayo de 2009, señalaba que “en la provincia de Buenos Aires, durante 2008, ...
Ver Libro
La fe de los católicos

La fe de los católicos

En días tan poco favorables para la ideología católica es fácil inclinarse a pensar que el apologista católico haría mejor en ponerse a la defensiva ...
Ver Libro
Pareja en diálogo

Pareja en diálogo

"Conversamos casi todos los días sobre asuntos cotidianos de nuestra familia, de modo que no vemos necesidad de establecer un encuentro extra para un 'diálogo ...
Ver Libro
Conocimiento Espiritual de la Filocalia

Conocimiento Espiritual de la Filocalia

Nada nos pertenece. El hombre es sólo un eslabón en medio de la sucesión de generaciones innumerables. Cada hombre y cada generación tienen por tarea ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta