galganitotal

Por favor califica este libro:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Padre Ángel Peña Benito

INTRODUCCIÓN

La vida de santa Gema Galgani puede resumirse diciendo que fue una vida de amor total a Cristo. Amor sin condiciones y hasta el fin. Un amor que la hizo esposa de sangre de Jesús, asemejándose a Él en todos los sufrimientos de su Pasión. Fue una esposa que supo abandonarse sin limitaciones en las manos de su divino esposo y aceptar su voluntad hasta en los más mínimos detalles.

Por supuesto que ella, como todos los santos, no nació santa; pero, en su corta vida de 25 años, fue ascendiendo paso a paso hasta las más altas cumbres de la mística, con éxtasis continuos, visiones de Jesús y de María, de san Gabriel de la Dolorosa y, especialmente, de su ángel custodio. Su ángel era para ella el amigo que siempre la acompañaba, ayudándole en todo.

Leer su vida es respirar aire puro de las alturas de la divinidad. Ella nos enseña con su vida que el dolor no es absurdo, sino que es el camino más corto hacia la santidad, cuando se sabe aceptar con amor.

Les deseo a todos los lectores mucha fe para aceptar su propia cruz con amor y convertir su dolor en un tesoro divino que les sirva para la vida eterna.

INFANCIA

Los padres de Gema fueron Enrique Galgani y Aurelia Landi, que se unieron en legítimo matrimonio en 1868. Ambos vivían en las cercanías de Luca, en Borgonovo, parroquia de Camigliano, donde nació Gema el 12 de marzo de 1878. Era la quinta de ocho hermanos.

A Gema la bautizaron al día siguiente de su nacimiento en la iglesia parroquial de Camigliano y le pusieron por nombre Gema María Humberta Pía. Al mes de su nacimiento, sus padres se trasladaron a Luca, con el fin de ampliar la farmacia y así garantizar una mejor educación a sus hijos. Eran profundamente religiosos y educaron a sus hijos con el ejemplo en la vida cristiana. La mamá quería que sus hijos fuesen como ella. Los llevaba a la iglesia en la que, a veces, oían dos misas, a pesar de que eran muy pequeños. Mañana y tarde enseñaba a sus hijos las oraciones y a los mayores les hacía tener algo de meditación .

Gema, de modo especial, aprendió de su madre los primeros fundamentos de la doctrina cristiana, pues ella misma le enseñaba a rezar y le hablaba de las principales verdades de nuestra fe desde la más tierna infancia.

Cuando Gema iba a cumplir tres años, fue enviada con su hermano Gino al internado de las hermanas Vallini. Una de ellas dice en el Proceso: La niña mostró un precoz uso de la razón y una inteligencia impropia de sus años, ya que pudimos enseñarle enseguida las oraciones, que duraban unos veinticinco minutos, sin que se aburriera jamás. A los cinco años leía el breviario como lo puede leer una persona adulta, sabiendo que todas eran oraciones al Señor. Era asidua al trabajo y aprendía todo lo que se le enseñaba, aunque superaba su capacidad y edad. Por todas estas cualidades era apreciada por todos sus condiscípulos y especialmente por las niñas. En todo el tiempo que tuve la suerte de tenerla entre nosotros nunca tuve necesidad de castigarla, ya que bastaba una pequeña corrección de los defectos inherentes a tan tierna edad.

En su familia también se dieron cuenta de esta predisposición hacia las cosas de Dios. Un día la sorprendieron de rodillas con las manos juntas delante de un cuadro que representaba al Corazón de María y, mientras oraba recogida, mirando a la imagen…, su tía le dijo: “Gema, ¿qué haces? ” Y respondió: “Estoy diciendo el avemaría. Vete, vete que estoy rezando”.

Cuando Gema tenía siete años de edad, su madre estaba gravemente enferma de tuberculosis. Recuerda: Mi mamá acostumbraba a cogerme muy a menudo en brazos y, llorando, me repetía: “He pedido mucho para que Jesús me diese una niña; me ha consolado, es verdad, pero bastante tarde. Yo estoy enferma y pronto moriré y te tendré que dejar. ¡Si pudiera llevarte conmigo!, ¿vendrías?” Yo apenas si me daba cuenta de nada y lloraba, porque veía llorar a mi mamá. “¿A dónde iríamos? ”, le preguntaba. “Al paraíso con Jesús y con los ángeles ”. Fue mi mamá la que comenzó a hacerme desear el paraíso desde niña .





Paginas de descarga




Paginas de descarga


Icon

Descargar Libro EPUB Santa Gema Galgani Amor Total

Tamaño: 83,5 KB Creado: 12 octubre, 2016
Icon

Descargar Libro MOBI Santa Gema Galgani Amor Total

Tamaño: 120 KB Creado: 12 octubre, 2016
Icon

Descargar Libro PDF Santa Gema Galgani Amor Total

Tamaño: 571 KB Creado: 12 octubre, 2016


Libros de este autor/tema

La vida es una lucha contra el mal

La vida es una lucha contra el mal

Vivimos unos tiempos en que el materialismo y el racionalismo dominan por doquier. Para muchos de nuestros contemporáneos sólo existe lo que se puede ver, ...
Ver Libro
La alegría de amar

La alegría de amar

El amor es el ingrediente fundamental de la vida humana. Una vida sin amor, es una vida vacía y sin sentido. Dios nos ha creado ...
Ver Libro
Santa Rosa de Lima alegría de Dios

Santa Rosa de Lima alegría de Dios

Santa Rosa de Lima es una santa mística de primer orden, que llevó una vida de grandes penitencias por amor a Dios y a los ...
Ver Libro
¿Europa sin Cristo?

¿Europa sin Cristo?

En este libro queremos manifestar cómo la Iglesia católica fue la principal forjadora de la cultura europea, base de la cultura occidental, y lo hizo, ...
Ver Libro
El Papa Bueno Juan XXIII

El Papa Bueno Juan XXIII

El Papa bueno, Juan XXIII, destaca en su vida por su gran bondad con todos. Para él no había distinción de seres humanos por su ...
Ver Libro
¿Desapareció el limbo?

¿Desapareció el limbo?

En el mundo mueren cada año muchísimos millones de niños sin bautismo antes de tener el uso de razón. Se habla de unos 70 millones ...
Ver Libro
Las Maravillas de la Virgen de Guadalupe

Las Maravillas de la Virgen de Guadalupe

La Virgen de Guadalupe es una de las advocaciones de la Virgen María más queridas del mundo. Su santuario de México es de los más ...
Ver Libro
La comunión de los santos

La comunión de los santos

Vive tu vida con alegría. La vida es un don maravilloso. Fuimos creados para el gozo y la alegría de vivir con Dios, pero el ...
Ver Libro
piopietrelcina3

San Pío de Pietrelcina y su ángel custodio

San Pío de Pietrelcina es un santo místico y estigmatizado que tuvo una comunicación frecuente y familiar con su ángel custodio. Es por esto que ...
Ver Libro
Homosexuales Liberados

Homosexuales Liberados

En este libro deseo dirigirme especialmente a aquellos católicos que sienten una fuerte inclinación homosexual y que todavía conservan su fe en Dios y confían ...
Ver Libro
San Alfonso María de Ligorio (Ilustrado)

San Alfonso María de Ligorio (Ilustrado)

Los buenos abogados deben procurar ganar los pleitos que se les encomiendan. Hay abogados que gozan de una bien merecida fama porque… causa que llevan, ...
Ver Libro
San Ignacio de Loyola

San Ignacio de Loyola

San Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús, una de las instituciones más gigantescas de la Iglesia, y autor de los Ejercicios Espirituales, ...
Ver Libro
El Libro de la vida

El Libro de la vida

Ángela de Foligno, por los altos quilates de sus experiencias místicas y de su doctrina, ha sido proclamada "maestra de los maestros", "maestra de los ...
Ver Libro
¿La ciencia contra la fe?

¿La ciencia contra la fe?

En este libro deseo manifestar con toda claridad que no hay oposición entre la ciencia y la fe. Ambas son obra de Dios y, por ...
Ver Libro
Vida del Padre Pío

Vida del Padre Pío

Desde que leí la primera obra de Enrique Calicó, Momentos de una vida, la recomendé verbalmente y por escrito, y lo mismo he continuando haciendo con ...
Ver Libro


Libros de este autor/tema

Juan Pablo II El Grande

Juan Pablo II El Grande

La vida de Juan Pablo II es una vida fascinante. Por eso, se le ha empezadoa llamar el Grande (Magno). Fue un hombre de fe ...
Ver Libro
Mi Vida Recuerdos 1927 – 1977

Mi Vida Recuerdos 1927 – 1977

La primera vez que vi al cardenal Ratzinger fue en 1971. Era Cuaresma. El recuerdo de aquel encuentro se ha ido enriqueciendo de matices que ...
Ver Libro
Ateos y Judíos Convertidos a la Fe Católica

Ateos y Judíos Convertidos a la Fe Católica

La conversión es un encuentro personal con Cristo, en el que se compromete toda la persona y toda la vida futura. Eso supone dejar muchos ...
Ver Libro
Santo Tomás de Villanueva El limosnero de Dios

Santo Tomás de Villanueva El limosnero de Dios

Santo Tomás de Villanueva fue un santo agustino del siglo XV-XVI a quien Dios regaló muchos carismas y dones sobrenaturales, pero lo que más lo ...
Ver Libro
Vida de Santa Catalina de Siena

Vida de Santa Catalina de Siena

Vivía en la ciudad de Siena, en Toscana, un hombre llamado Jácomo, descendiente de la familia de los Benencasa, un hombre sencillo, leal, temeroso de ...
Ver Libro
Jesús Eucaristía

Jesús Eucaristía

Este libro, dirigido, en primer lugar, a todos los consagrados, quiere llevar un mensaje a todos los católicos: Jesús los espera en todo momento en ...
Ver Libro
San Andrés Bessette el más grande devoto de San José

San Andrés Bessette el más grande devoto de San José

San Andrés Bessette, llamado el hermano Andrés, es el primer santo de Canadá, el más grande devoto de san José, el que ha construido la ...
Ver Libro
Sacerdote para Siempre

Sacerdote para Siempre

En este libro queremos hablar de la grandeza del sacerdocio católico. Por supuesto que los sacerdotes son hombres, nacidos de familias comunes y corrientes, que ...
Ver Libro
Ronald Knox

Ronald Knox

Para convertirse en una celebridad nacional, a Ronald Knox sólo le faltó ser lo suficientemente longevo. Si hubiese vivido hasta los ochenta, muy a su ...
Ver Libro
Vida de San Benito Abad

Vida de San Benito Abad

Entre las obras del papa San Gregorio Magno (540-604 dC) se encuentra el Libro de los Diálogos, donde relata la vida de San Benito Abad, ...
Ver Libro
San Felipe Neri El Santo de la Alegría

San Felipe Neri El Santo de la Alegría

La vida de san Felipe Neri es una vida emocionante, porque es un santo muy alegre. La alegría fue una característica muy importante de su ...
Ver Libro
Simone Weil: El Espíritu sopla donde quiere

Simone Weil: El Espíritu sopla donde quiere

Como diría San Jerónimo, es necesario un prólogo con casco para justificar la presencia en este simposio de pensadores cristianos, junto a tantos y tan ...
Ver Libro
Confesiones de San Agustín

Confesiones de San Agustín

Una de las autobiografías más famosas del mundo, las Confesiones de San Agustín, comienza de esta manera: “Grande eres Tu, Oh Señor, digno de alabanza ...
Ver Libro
La Vida de San Lucas

La Vida de San Lucas

Todo lo que está escrito en su elocuente y mesurado evangelio lo supo de oídas, por testigos de Cristo, de su Madre, la Santísima Virgen, ...
Ver Libro
San Bernardo Abad (Ilustrado)

San Bernardo Abad (Ilustrado)

—“¿A dónde lleváis a este pobre desgraciado?”. — A la plaza de la Villa para ser ajusticiado. Y Bernardo echándole su capa blanca del Cister ...
Ver Libro
El Amor más Grande del Mundo

El Amor más Grande del Mundo

Libro para niños UN AMOR PARA SIEMPRE…  Hoy, la profe de Catequesis llegó muy contenta, y nos dijo que nos traía una gran noticia. Fue ...
Ver Libro
Amor Humano

Amor Humano

"El hombre y la mujer están hechos ‘el uno para el otro’: no que Dios los haya hecho ‘a medias’ e ‘incompletos’; los ha creado ...
Ver Libro
Catecismo de La Iglesia Católica

Catecismo de La Iglesia Católica

«Agradezco infinitamente a Dios Nuestro Señor el haber dado a la Iglesia este Catecismo, promulgado en 1992 por mi venerado y amado Predecesor, el Papa ...
Ver Libro
Echad las redes, Ciclo A

Echad las redes, Ciclo A

DESDE 1995 al 2001 he tenido el gozo de explicar, cada sábado, el Evangelio dominical en la TV con la rúbrica Las razones de la ...
Ver Libro
Diario Espiritual

Diario Espiritual

Lunes 30 de enero [1899] He tenido hoy la alegría de ofrecer a mi Jesús varios sacrificios sobre mi defecto dominante, ¡pero cuánto me han ...
Ver Libro
EL y yo

EL y yo

Por el P. Alphonse de Parvillez S.J. No es posible todavía publicar el origen y la historia del manuscrito que voy a comentar. Pero sí ...
Ver Libro
El amor de Dios

El amor de Dios

En la vida de San Francisco se lee que, después de su conversión, cuando empezó a predicar se iba por aldeas y pueblos, y cuando ...
Ver Libro
Ven, sé mi luz

Ven, sé mi luz

 Durante décadas, Madre Teresa y su obra suscitaron un enorme interés público. A la vista de toda la atención que recibió durante su vida, y ...
Ver Libro
Parábola de los talentos

Parábola de los talentos

En aquel tiempo, dijo Jesús una parábola, pues estaba Él cerca de Jerusalén, y creían ellos que el Reino de Dios aparecería de un momento ...
Ver Libro
La Ternura de Dios

La Ternura de Dios

«Si tenéis en vuestro corazón celo amargo y rencillas, no os jactéis ni falseéis la verdad. Una sabiduría así no desciende de lo alto, sino ...
Ver Libro
El que coma de este pan vivirá para siempre

El que coma de este pan vivirá para siempre

Del santo Evangelio según san Juan 6, 51-58 En aquel tiempo, Jesús dijo a los judíos: «Yo soy el pan vivo que ha bajado del ...
Ver Libro
Textos de San Agustín

Textos de San Agustín

Invocación al Señor. Dios, felicidad del hombre. El encuentro con Dios. Cómo pedir a Dios. Lo extraordinario de lo ordinario. La búsqueda de Dios. El ...
Ver Libro
¿Qué le pasó a nuestro amor?

¿Qué le pasó a nuestro amor?

Estimado lector: Este librito que hoy pongo en tus manos resume un iti­nerario espiritual. Pasados los años y mirando hacia atrás, puedo reconocer el camino ...
Ver Libro
Al encuentro con Jesús

Al encuentro con Jesús

PRESENTACIÓN La vida de todos los seres humanos, nace, crece, y llega a su madurez, en, por, y para el “encuentro”. El “encuentro” de los padres ...
Ver Libro
Una luz en la noche

Una luz en la noche

Autor: Ma Esther de Ariño Hoy es jueves, Señor, y vengo con el alma en sombras, sombras que se llegan a convertir en oscuridad si ...
Ver Libro

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario