La oración nos es absolutamente necesaria para perseverar.

— San Juan María Vianney

Padre Ángel Peña Benito

INTRODUCCIÓN

La vida de santa Gema Galgani puede resumirse diciendo que fue una vida de amor total a Cristo. Amor sin condiciones y hasta el fin. Un amor que la hizo esposa de sangre de Jesús, asemejándose a Él en todos los sufrimientos de su Pasión. Fue una esposa que supo abandonarse sin limitaciones en las manos de su divino esposo y aceptar su voluntad hasta en los más mínimos detalles.

Por supuesto que ella, como todos los santos, no nació santa; pero, en su corta vida de 25 años, fue ascendiendo paso a paso hasta las más altas cumbres de la mística, con éxtasis continuos, visiones de Jesús y de María, de san Gabriel de la Dolorosa y, especialmente, de su ángel custodio. Su ángel era para ella el amigo que siempre la acompañaba, ayudándole en todo.

Leer su vida es respirar aire puro de las alturas de la divinidad. Ella nos enseña con su vida que el dolor no es absurdo, sino que es el camino más corto hacia la santidad, cuando se sabe aceptar con amor.

Les deseo a todos los lectores mucha fe para aceptar su propia cruz con amor y convertir su dolor en un tesoro divino que les sirva para la vida eterna.

INFANCIA

Los padres de Gema fueron Enrique Galgani y Aurelia Landi, que se unieron en legítimo matrimonio en 1868. Ambos vivían en las cercanías de Luca, en Borgonovo, parroquia de Camigliano, donde nació Gema el 12 de marzo de 1878. Era la quinta de ocho hermanos.

A Gema la bautizaron al día siguiente de su nacimiento en la iglesia parroquial de Camigliano y le pusieron por nombre Gema María Humberta Pía. Al mes de su nacimiento, sus padres se trasladaron a Luca, con el fin de ampliar la farmacia y así garantizar una mejor educación a sus hijos. Eran profundamente religiosos y educaron a sus hijos con el ejemplo en la vida cristiana. La mamá quería que sus hijos fuesen como ella. Los llevaba a la iglesia en la que, a veces, oían dos misas, a pesar de que eran muy pequeños. Mañana y tarde enseñaba a sus hijos las oraciones y a los mayores les hacía tener algo de meditación .

Gema, de modo especial, aprendió de su madre los primeros fundamentos de la doctrina cristiana, pues ella misma le enseñaba a rezar y le hablaba de las principales verdades de nuestra fe desde la más tierna infancia.

Cuando Gema iba a cumplir tres años, fue enviada con su hermano Gino al internado de las hermanas Vallini. Una de ellas dice en el Proceso: La niña mostró un precoz uso de la razón y una inteligencia impropia de sus años, ya que pudimos enseñarle enseguida las oraciones, que duraban unos veinticinco minutos, sin que se aburriera jamás. A los cinco años leía el breviario como lo puede leer una persona adulta, sabiendo que todas eran oraciones al Señor. Era asidua al trabajo y aprendía todo lo que se le enseñaba, aunque superaba su capacidad y edad. Por todas estas cualidades era apreciada por todos sus condiscípulos y especialmente por las niñas. En todo el tiempo que tuve la suerte de tenerla entre nosotros nunca tuve necesidad de castigarla, ya que bastaba una pequeña corrección de los defectos inherentes a tan tierna edad.

En su familia también se dieron cuenta de esta predisposición hacia las cosas de Dios. Un día la sorprendieron de rodillas con las manos juntas delante de un cuadro que representaba al Corazón de María y, mientras oraba recogida, mirando a la imagen…, su tía le dijo: “Gema, ¿qué haces? ” Y respondió: “Estoy diciendo el avemaría. Vete, vete que estoy rezando”.

Cuando Gema tenía siete años de edad, su madre estaba gravemente enferma de tuberculosis. Recuerda: Mi mamá acostumbraba a cogerme muy a menudo en brazos y, llorando, me repetía: “He pedido mucho para que Jesús me diese una niña; me ha consolado, es verdad, pero bastante tarde. Yo estoy enferma y pronto moriré y te tendré que dejar. ¡Si pudiera llevarte conmigo!, ¿vendrías?” Yo apenas si me daba cuenta de nada y lloraba, porque veía llorar a mi mamá. “¿A dónde iríamos? ”, le preguntaba. “Al paraíso con Jesús y con los ángeles ”. Fue mi mamá la que comenzó a hacerme desear el paraíso desde niña .


Enlaces de Descarga


Enlaces de Descarga


Para activar los botones de descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción de pago.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf

VER DETALLES DE ESTE LIBRO


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:


Más de este autor/tema


Beata Ana Catalina Emmerick Una Maravillosa Historia de Fe

Beata Ana Catalina Emmerick Una Maravillosa Historia de Fe

La vida de la beata Ana Catalina Emmerick es una historia maravillosa que parece ser de otro mundo. Pero lo que vamos a referir en ...
Ver Libro
Biografía de San Antonio María Claret

Biografía de San Antonio María Claret

Nací en la villa de Sallent, Deanato de Manresa, Obispado de Vich, provincia de Barcelona. Mis padres se llamaban Juan Claret y Josefa Clará, casados, ...
Ver Libro
¿Europa sin Cristo?

¿Europa sin Cristo?

En este libro queremos manifestar cómo la Iglesia católica fue la principal forjadora de la cultura europea, base de la cultura occidental, y lo hizo, ...
Ver Libro
San Bruno Patriarca de los cartujos (Ilustrado)

San Bruno Patriarca de los cartujos (Ilustrado)

Bruno era muy joven cuando salió de su patria, Colonia, para ir a estudiar a Francia, donde había un famoso centro de formación en Reims ...
Ver Libro
La conversión de Alexis Carrel

La conversión de Alexis Carrel

Alexis Carrel, Premio Nobel de Medicina, nació el 28 de junio de 1873 en Sainte-Foy-lès-Lyon, Francia. Su padre murió cuando Alexis era todavía muy pequeño ...
Ver Libro
La Misa una fiesta con Jesús

La Misa una fiesta con Jesús

   Vivir la misa con Jesús es hacer de cada misa una fiesta con Él. Encontrarnos con el Rey del universo, con nuestro Dios y ...
Ver Libro
Beata Inés de Beniganim (Ilustrado)

Beata Inés de Beniganim (Ilustrado)

Así repetía una y muchas veces la niña, la religiosa lega, la religiosa de coro y la santa, nuestra Beata Inés de Benigánim, pues todo ...
Ver Libro
San Juan de la Cruz

San Juan de la Cruz

Es interesante conocer desde el principio al protagonista de esta historia que hace casi cuatro siglos que partió de este mundo a la eternidad. Nació ...
Ver Libro
Vida de la Virgen María

Vida de la Virgen María

Los padres de María. Esterilidad de Ana. Purísima Concepción. Formación del hermoso cuerpo y el alma hermosísima de la Virgen.   En aquella noche tan ...
Ver Libro
Historia de San Pascual Bailón

Historia de San Pascual Bailón

España, a mediados del siglo XVI, acaba de poner término a su larga cruzada contra los musulmanes; y enriquecida con un nuevo mundo, toca al ...
Ver Libro
Líbranos del maligno

Líbranos del maligno

Decía un escritor contemporáneo: Quitad a Dios del mundo y se llenará de ídolos. El santo cura de Ars decía: Quitad al sacerdote de una ...
Ver Libro
Santo Tomás de Villanueva El limosnero de Dios

Santo Tomás de Villanueva El limosnero de Dios

Santo Tomás de Villanueva fue un santo agustino del siglo XV-XVI a quien Dios regaló muchos carismas y dones sobrenaturales, pero lo que más lo ...
Ver Libro
La vida es una lucha contra el mal

La vida es una lucha contra el mal

Vivimos unos tiempos en que el materialismo y el racionalismo dominan por doquier. Para muchos de nuestros contemporáneos sólo existe lo que se puede ver, ...
Ver Libro
Diario Espiritual

Diario Espiritual

Lunes 30 de enero [1899] He tenido hoy la alegría de ofrecer a mi Jesús varios sacrificios sobre mi defecto dominante, ¡pero cuánto me han ...
Ver Libro
San Andrés Bessette el más grande devoto de San José

San Andrés Bessette el más grande devoto de San José

San Andrés Bessette, llamado el hermano Andrés, es el primer santo de Canadá, el más grande devoto de san José, el que ha construido la ...
Ver Libro
El Papa Francisco nos habla de Los Pobres

El Papa Francisco nos habla de Los Pobres

El tema de los pobres y de la pobreza es recurrente en la predicación del Papa Francisco. La razón es una y la da él ...
Ver Libro
1000 máximas de don Bosco

1000 máximas de don Bosco

"San Juan Bosco, forjador de nuevas generaciones, es hasta el presente el primero y único educador que ha sabido llevar a los altares a los ...
Ver Libro
Cartas de San Antonio del desierto

Cartas de San Antonio del desierto

Saludo a vuestra caridad en el Señor. Hermanos, juzgo que hay tres clases de personas entre aquellas a quienes llama el amor de Dios, hombres ...
Ver Libro
Imitación de Cristo

Imitación de Cristo

QUIEN me sigue no anda en tinieblas (Jn., 8, 12), dice el Señor. Estas palabras son de Cristo, con las cuales nos amonesta que imitemos ...
Ver Libro
La sabiduría de los Salmos

La sabiduría de los Salmos

Los salmos forman un libro del Antiguo Testamento situado entre los escritos de los profetas y los libros sapienciales y que consta de ciento cincuenta ...
Ver Libro
María es inmensamente feliz en el cielo

María es inmensamente feliz en el cielo

Su vida consistió en amar. La mujer que podemos definir como Amor vivió en este mundo sólo amando: amando a Dios, a su Hijo Jesús ...
Ver Libro
¡Auxilio! me casé con un músico

¡Auxilio! me casé con un músico

Es una bendición contar con un amigo. Doble bendición cuando tienes por amigos a un hombre y una mujer que forman una bella pareja. Si ...
Ver Libro
Jacinta y Francisco de Fátima

Jacinta y Francisco de Fátima

  De la boca de los pequeños brota las alabanzas de Dios. La perfecta alabanza os la dan los labios y los más pequeños. Así, ...
Ver Libro
Contra la maldad

Contra la maldad

HACE muchos años, durante mis primeras experiencias en procesos de exorcismo, me ocurrieron dos sucesos que marcaron mi vida. El primero de ellos me sucedió ...
Ver Libro
Catequesis sobre El Matrimonio y La Pureza Cristiana

Catequesis sobre El Matrimonio y La Pureza Cristiana

1. Desde hace algún tiempo están en curso los preparativos para la próxima Asamblea ordinaria del Sínodo de los Obispos, que se celebrará en Roma ...
Ver Libro
Práctica del amor a Jesucristo

Práctica del amor a Jesucristo

El mismo título del libro que presentamos indica claramente su contenido. No es una obra que permanezca en el campo de la teoría: se trata ...
Ver Libro
La sabiduría del padre Brown

La sabiduría del padre Brown

La consulta del doctor Orion Hood, el eminente criminólogo y especialista en ciertos desordenes morales, tenía vista al mar y estaba situada en Scarborough. Desde ...
Ver Libro
El pan de cada día

El pan de cada día

Hay prólogos de compromiso. Con el autor, con el lector... y aun, a veces, hasta con el editor. En ellos, como la cuestión es decir ...
Ver Libro
Beata Jacinta Marto (Ilustrado)

Beata Jacinta Marto (Ilustrado)

En Aljustrel, pequeño barrio situado a unos ocho­cientos metros de Fátima, nació Jacinta el 11 de marzo de 1910. Era la más pequeña de los ...
Ver Libro
Anécdotas de una vida apostólica

Anécdotas de una vida apostólica

Generalmente se entiende que el prólogo de un libro ha de ser una especie de aval que garantice al lector -debido a que suele estar ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta