Por favor califica este libro:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…


consagrados2

José L. Caravias sj.

INTRODUCCIÓN

Cada vez más acuciante se alza por todo el mundo el grito de los pobres. En su voz reconocemos el grito de Cristo, llamándonos a seguirle. En el caso de los religiosos, ¿se trata de una vocación especial? De hecho siempre ha habido en la Iglesia muchos que han escuchado su voz. Y en nuestro tiempo resuena también en muchos corazones, de una manera fuerte y aun dramática. 

Gran cantidad de religiosos hemos Sentido el llamamiento de Jesús para entregarnos al servicio de los pobres, según los signos de nuestro tiempo. Y la respuesta a este llamado nos acarrea bastantes complicaciones, tanto de orden personal como Institucional. 

La mayoría de los religiosos no estamos preparados para dar un paso serio de compromiso por los pobres. Y como consecuencia lógica vienen las crisis y, con cierta frecuencia, las salidas. Pero a pesar de todos los problemas, el grito de Jesús en los pobres sigue clamando por una respuesta. Ante estos tanteos dolorosos, y ciertos fracasos, me acuciaba la idea de que Dios no pide imposibles. Si es cierto que El nos llama, la dificultad tiene que estar en nosotros. Normalmente entramos por este camino sin la debida preparación. Y queriendo reconocer nuestros fallos, brota en un grupo de nosotros el ansia imperiosa de la oración. Cobra proporcione? gigantescas ante nosotros aquel "pidan y se les dará" 

Este libro de oraciones ha surgido de la vida;  de mi propia experiencia y de la de diversos grupos de religiosos y religiosas con los que he compartido el compromiso por los pobres en los últimos diez años, durante los que siempre he procurado trabajar en equipo. Estuve tres años en un barrio de gitanos de Granada (España). Cuatro años con campesinos paraguayos. Tres más con peones rurales y hacheros del Chaco argentino. Actualmente ayudo a campesinos del sur del Ecuador a profundizar en su encuentro con Dios y con los hermanos. En todo ello no me ha faltado tener que sufrir problemas muy serios. Pero siempre el equipo de religiosos y religiosas me ha dado fuerzas para seguir adelante. Unidos en la oración, sintiéndonos Iglesia, hemos experimentado la ayuda y el impulso del Señor Jesús.

De nuestra vida ha surgido este libro de oraciones, a veces quizás demasiado personales, pero que pretende ser un reflejo de una de las formas de en- tender en nuestros días la consagración religiosa. 

Bajo ningún concepto pretendo imponer ideas o enfoques concretos respecto a la vida consagrada. Lo único que busco es expresar nuestros sentimientos y nuestros deseos ante Jesús, con una gran confianza de ser oídos por El. La mayoría de las oraciones van en plural, porque hemos sentido la necesidad de orar juntos y están hechas en equipo. Y las publicamos, por- que creemos que pueden ayudar a otros hermanos con los mismos ideales y los mismos problemas. 

Son oraciones de búsqueda y de esperanza, nacidas de Jesús y dirigidas a Jesús.

A los que no se sientan identificados con nuestros ideales, les pediríamos que rueguen también ellos a Jesús para que seamos fieles a lo que El nos pide. Y que procuren acercarse a nosotros con la caridad de Cristo, para entendernos y ayudarnos a corregir lo que sea necesario. 

No pretendemos ser originales, sino todo lo contrario. Ponemos gran interés en orar llevados de la mano de la tradición cristiana, pues en toda ella está presente la acción de Cristo Jesús. Se encontrarán muchas frases con sabor a Sagrada Escritura. Y no faltan los Santos Padres, algunos fundadores de órdenes religiosas, teólogos actuales y aun poetas de nuestro tiempo, todos ellos citados con gran libertad, adaptadas sus palabras a nuestra propia vida y a los problemas de nuestro tiempo. Una gran parte del libro es fruto de diversos encuentros, seminarios y retiros que diversos grupos de religiosos hemos celebrado sobre estos temas. 

Esperamos que estas oraciones puedan servir a algunos hermanos para encontrar cada vez más profundamente a Jesús y el camino por el que concretar la vocación religiosa que nos ha concedido.

Cuenca del Ecuador, julio 1975








Icon

Descargar Libro EPUB Consagrados a Cristo en los pobres

Tamaño: 124.53 KB Creado: 17 diciembre, 2015
Icon

Descargar Libro MOBI Consagrados a Cristo en los pobres

Tamaño: 132.60 KB Creado: 17 diciembre, 2015
Icon

Descargar Libro PDF Consagrados a Cristo en los pobres

Tamaño: 631.37 KB Creado: 17 diciembre, 2015

Libros de este autor/tema

Teología de la Tierra

Teología de la Tierra

Dos amigos, que viven en dos mundos diferentes de esta misma tierra americana, han dedicado años de su vida para trabajar en la teología y ...
Ver Libro
Cristo, Nuestra Esperanza

Cristo, Nuestra Esperanza

Cristo es la imagen visible del amor del Padre. El que lo ve a él ve al Padre. En él reside la mayor prueba de ...
Ver Libro
Biblia, Fe, Vida

Biblia, Fe, Vida

No es lo mismo leer un libro de poesías, que de historia o una novela, una obra de teatro, una carta o un código de ...
Ver Libro
Dios es bueno

Dios es bueno

La Biblia no es un tratado teológico sobre Dios.  No es un estudio intelectual sobre Dios.  Es una revelación viva del Dios viviente.  Es una ...
Ver Libro
Fe y Dolor

Fe y Dolor

Hablar del dolor es hablar de la persona. ¿Es el dolor algo biológico? ¿Algo filosófico? ¿Algo religioso? Las raíces del dolor ahondan en lo más ...
Ver Libro
Artículos sobre Dios

Artículos sobre Dios

Actitudes cristianas ante Dios Actitudes cristianas ante los demás Ateos en búsqueda Ateos o creyentes? Ateos, agnósticos o idólatras? Dios "online" Dios es comunidad creativa ...
Ver Libro
El Dios de Jesús

El Dios de Jesús

Cerca del pensamiento de un hermano es fácil encontrarse unidos en Aquel que es el argumento de ese pensamiento: Cristo. Hace mucho tiempo caminamos juntos, ...
Ver Libro
Idolatría y Biblia

Idolatría y Biblia

Hace algún tiempo, en una reunión del equipo pastoral de la zona en que trabajaba en la arquidiócesis de Cuenca (Ecuador), se constataba el impacto ...
Ver Libro
¡Bendita tú, entre todas las mujeres!

¡Bendita tú, entre todas las mujeres!

Autor: Edgar Pérez  Del santo Evangelio según san Lucas 1, 39-56 En aquellos días, se levantó María y se fue con prontitud a la región ...
Ver Libro
Conocer a Jesucristo

Conocer a Jesucristo

Al tomar este libro en tus manos, amigo lector, es posible que lo hayas hecho con una sombra de escepticismo. ¡Otra vida de Nuestro Señor! ...
Ver Libro
¡Todo empieza de nuevo, Cristo ha resucitado!

¡Todo empieza de nuevo, Cristo ha resucitado!

Vamos a hacer de esta reflexión una contemplación de la experiencia que Pedro tiene sobre la resurrección de Cristo. Dice el Evangelio: “Estaban juntos Simón ...
Ver Libro
¿Quién es Jesús?

¿Quién es Jesús?

Todos cuantos conocieron a Jesús hace veinte siglos en Palestina se hacían la misma pregunta: ¿quién es este hombre?, ¿de dónde ha salido? La gente ...
Ver Libro
Conversión de Zaqueo

Conversión de Zaqueo

Autor: Ignacio Sarre  Del santo Evangelio según san Lucas 19, 1-10  En aquel tiempo, Jesús, habiendo entrado en Jericó, atravesaba la ciudad. Había un hombre ...
Ver Libro
Las maravillas del Santo Nombre de Jesús

Las maravillas del Santo Nombre de Jesús

Por lo cual Dios le exaltó y le otorgó un nombre sobre todo nombre, para que al nombre de Jesús doblen la rodilla todas las ...
Ver Libro
Ven, sé mi luz

Ven, sé mi luz

 Durante décadas, Madre Teresa y su obra suscitaron un enorme interés público. A la vista de toda la atención que recibió durante su vida, y ...
Ver Libro
El libro de La Gracia Especial

El libro de La Gracia Especial

La benignidad y humanidad de nuestro Dios y Salvador que se presentó al género humano con tanta misericordia en su Encarnación, acrecienta más y más ...
Ver Libro
El amor de Dios

El amor de Dios

En la vida de San Francisco se lee que, después de su conversión, cuando empezó a predicar se iba por aldeas y pueblos, y cuando ...
Ver Libro
Las Profecías y Revelaciones de Santa Brígida de Suecia

Las Profecías y Revelaciones de Santa Brígida de Suecia

Palabras de nuestro Señor Jesucristo a su elegida y muy querida esposa, declarando su excelentísima encarnación, condenando la violación profana y abuso de confianza de ...
Ver Libro
El Último Exorcista

El Último Exorcista

Pido disculpas a los lectores si, después de haber escrito tantos libros sobre Satanás y los exorcismos, me atrevo una vez más a presentarles uno ...
Ver Libro
Amor y perdón

Amor y perdón

Quien siga la lectura de estas homilías que el Santo Cura de Ars predicaba a sus rústicos feligreses, se verá arrastrado a tomar en serio ...
Ver Libro
Poemas de santa Teresa de Ávila

Poemas de santa Teresa de Ávila

Nada te turbe, Nada te espante, Todo se pasa, Dios no se muda. La paciencia Todo lo alcanza; Quien a Dios tiene Nada le falta: ...
Ver Libro
La Armadura Espiritual

La Armadura Espiritual

"Me uno en oración al Corazón Inmaculado de María y a los ejércitos Celestiales para repeler toda maldad de los demonios. Hago extensiva esta oración ...
Ver Libro
Ay de vosotros, escribas y fariseos

Ay de vosotros, escribas y fariseos

Del santo Evangelio según san Mateo 23, 23-26 En aquel tiempo Jesús habló diciendo: «¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que pagáis el diezmo ...
Ver Libro
Ciencia de La Cruz

Ciencia de La Cruz

Sentido, origen y fundamento de la ciencia de la cruz En el mes de septiembre u octubre de 1568 el joven carmelita Juan de Yepes, ...
Ver Libro
El Credo a cámara lenta

El Credo a cámara lenta

Durante la Segunda Guerra Mundial, las alumnas del Assumption Convent fueron evacuadas a Aldenham Park, Bridgnorth. Ronald Arbuthnott Knox, que era capellán del Colegio, atendió ...
Ver Libro
El Corazón de Jesús al Mundo

El Corazón de Jesús al Mundo

De los escritos de Sor M. Consolata Betrone Monja Capuchina Imprimatur, nihil obstat Torino, 6 maggio 1999 + Pier Giorgio Micchiardi En la reunión del ...
Ver Libro
Poesías del libro Espejo y Enigma

Poesías del libro Espejo y Enigma

¡OH DIOS crucificado! ¿Se te acabó la sangre? ¡Responde, Jesucristo! ¿Ya no eres Redentor? ¡Ha muerto la esperanza sobre tu rostro exagüe!… ¿Transido de impotencia ...
Ver Libro
El Amor Fraterno

El Amor Fraterno

En el Retiro a los servidores hemos hablado de Humildad, de Obediencia y de Misericordia. Aquí ayer, hemos hablado de Pureza y espero que todos ...
Ver Libro
Nuestra Señora de Fátima

Nuestra Señora de Fátima

En 1917, en el momento de las apariciones, Fátima era una ciudad desconocida de 2.500 habitantes, situada a 800 metros de altura y a 130 ...
Ver Libro
EL Proceso: ¿Eres tú el Hijo del Dios?

EL Proceso: ¿Eres tú el Hijo del Dios?

Fue necesaria la oración del huerto para afrontar con majestuosidad el desenlace del drama: tu pasión bendita. Porque fuiste tú quien salió al paso de ...
Ver Libro
El Pobre de Nazaret

El Pobre de Nazaret

HABÍAN transcurrido aproximadamente dos jornadas desde que salieron de Nazaret. La primavera había estallado silenciosamente, y el valle de Esdrelón era una alfombra verde y ...
Ver Libro
Via Crucis

Via Crucis

Arrodíllate ante el altar, haz un Acto de Contrición, y forma la intención de ganar las indulgencias bien para ti, o para las almas en el Purgatorio ...
Ver Libro
50 preguntas sobre Jesús

50 preguntas sobre Jesús

Escribe San Mateo que al entrar Jesús en Jerusalén toda la ciudad se conmovió y sus habitantes decían: «¿Quién es éste?» (Mt 21,10). Es el ...
Ver Libro
La prisa de la caridad

La prisa de la caridad

Probablemente a María le llevó tres días para ir de Nazaret al pueblo de su prima que está cerca de Belén, llamado Ain Karin. Cuando ...
Ver Libro
El Reino de Dios entre nosotros

El Reino de Dios entre nosotros

En aquel tiempo, a unos fariseos que le preguntaban cuándo llegaría el Reino de Dios, Jesús les respondió: El Reino de Dios viene sin dejarse ...
Ver Libro
Beata Ana Catalina Emmerick y su Ángel custodio

Beata Ana Catalina Emmerick y su Ángel custodio

La vida de la beata Ana Catalina Emmerick es una historia maravillosa de fe católica. Su vida nos manifiesta lo que es la fe católica ...
Ver Libro
La oveja perdida

La oveja perdida

Todos los publicanos y los pecadores se acercaban a Él para oírle, y los fariseos y los escribas murmuraban, diciendo: «Este acoge a los pecadores ...
Ver Libro
Loading...
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario