Estar en paz con uno mismo es el medio más seguro de comenzar a estarlo con los demás.

— Fray Luis de León

 

San Roberto Belarmino

PRÓLOGO

Quien haya leído y meditado con espacio y devoción los cuatro opúsculos del Cardenal Belarmino que llevamos ya impresos, tiene mucho adelantado para la inteligencia y la práctica del último, que es del Arte de bien morir: pues, en realidad, no son ellos sino una especie de preámbulo ó introducción a éste en que se nos enseña lo que sobre todo nos importa saber, si tenemos juicio, y no queremos condenamos a la suma desdicha y sin fin por un instante mal empleado.

   

Si, lo que Dios no permita por su infinita misericordia, pero, si no aprendemos y ejercitamos este arte dificilísimo, si morimos en desgracia de Nuestro Señor: ¿qué nos valdrá el conocimiento de su grandeza? ¿Qué, la consideración y noticia de la felicidad, sin falta ni término, de sus Santos? ¿Qué, las lágrimas de penitencia y de amor que vertimos en otro tiempo? ¿Qué, la sangre del Salvador derramada por nosotros; y qué, sus ejemplos y doctrina admirable que nos predicó, al expirar, desde el árbol de la cruz? Todo ello servirá únicamente para mayor confusión nuestra, para mayor castigo y pena sin consuelo ni remisión: (terrible suerte, pero verdadera: que se puede evitar, pero que primero hay que saber evitarla, quererlo después con la ayuda de Dios, y no dejar de las manos los medios con que de seguro se evita!

A negocio tan interesante se dirige el opúsculo de Belarmino del Arte de bien morir, esta «preciosa margarita!, como lo llama su traductor, «pequeña en la entidad, y en la calidad tan grande que vale por un opulentísimo tesoro», donde se ponen sacadas de las Escrituras y Padres de la Iglesia «inestimables riquezas de santísimos documentos para caminar con seguridad al cielo». Veamos de probarlo, reduciendo a un breve compendio, según nuestra costumbre, la doctrina toda del Cardenal.

Antes de comenzar la materia del bien morir y de llegar a los preceptos de este Arte, trata la cuestión previa de la misma muerte, «y si es de tal jaez, que se deba contar entre las cosas malas, 6 ponerse en el catálogo de las buenas». Y verdaderamente que, «si la consideramos desnuda y como se presenta a la vista, todos la condenaremos por mala», responde Belarmino, «pues nos priva de la vida tan amada a los vivientes». Demás de que Dios no hizo la muerte, sino que por envidia del demonio tuvo entrada en el mundo, como se escribe en los libros sapienciales; y añade el Apóstol, confirmando esto mismo, que por un hombre entró el pecado en el mundo, y por el pecado la muerte s: señal clara y argumento evidentísimo de que no puede ser cosa buena, sino muy mala de su cosecha.


Enlaces de Descarga


Enlaces de Descarga


Para activar los botones de descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción de pago.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf

VER DETALLES DE ESTE LIBRO


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:




 

Más de este autor/tema


Sobre las siete palabras pronunciadas por Cristo en la Cruz

Sobre las siete palabras pronunciadas por Cristo en la Cruz

Obsérvenme, ahora, por cuarto año, preparándome para la muerte. Habiéndome retirado de los negocios del mundo a un lugar de reposo, me entrego a la ...
Ver Libro
El drama del fin de los tiempos

El drama del fin de los tiempos

AL ángel de la Iglesia de Sardes escríbele: "Esto dice el que tiene los siete espíritus de Dios y las siete estrellas: Conozco tus obras: ...
Ver Libro
Por qué soy católico

Por qué soy católico

He sentido la necesidad de escribir algo relacionado con la fe que profeso: "la fe católica". Si bien existen diferentes creencias, religiones, doctrinas, en las ...
Ver Libro
Principios Filosóficos del Cristianismo

Principios Filosóficos del Cristianismo

El cristianismo no es una filosofía. No se presenta como una filosofía más en el mercado del pensamiento. El cristianismo es, ante todo, la intervención ...
Ver Libro
Milagros Eucarísticos

Milagros Eucarísticos

Leemos en el Génesis (22, 1-19) cómo Dios probó la fe de Abrahán: Le había prometido que su descendencia seria como las estrellas del cielo ...
Ver Libro
En unión con las almas del Purgatorio

En unión con las almas del Purgatorio

¡Cuantos misterios esconde la Voluntad de Dios!. Y muchos de ellos sólo se nos revelarán cuando ya sea tarde para corregir nuestro rumbo, y no ...
Ver Libro
La Iglesia Católica y el abuso sexual de menores

La Iglesia Católica y el abuso sexual de menores

  El escándalo de los sacerdotes que han abusado de menores ha sido un tema recurrente en los medios de comunicación durante mucho tiempo. De modo ...
Ver Libro
Varios Escritos de Santa Teresita de Jesús

Varios Escritos de Santa Teresita de Jesús

 Inmediatamente después de nuestra muerte, compareceremos ante Dios que nos (¿enviará?) al cielo o al infierno o bien al purgatorio. Sobre la muerte. Podemos morir dentro ...
Ver Libro
Teología del Cuerpo

Teología del Cuerpo

(5-IX-79/9-IX-79) «El Creador al principio los hizo hombre y mujer» (Mt 19,4; Mc 10,6) 1. Desde hace algún tiempo están en curso los preparativos para ...
Ver Libro
Palabras... bajo el manto de María

Palabras… bajo el manto de María

Conocer a María Susana ha sido un regalo de la Virgen María, no hay dudas que es una mujer fuera de lo común para este ...
Ver Libro
El Padre Pío El Estigmatizado

El Padre Pío El Estigmatizado

En el mes de julio de 1952, tuve la oportunidad y el privilegio de visitar al Padre Pío y a sus hermanos en el monasterio ...
Ver Libro
La Práctica de la Presencia de Dios

La Práctica de la Presencia de Dios

Aunque había llevado la vida normal de cualquier joven francés de clase media de inicios del siglo XVI, Nicolás Herman, nacido alrededor de 1610 en ...
Ver Libro
Libro de la experiencia

Libro de la experiencia

1. Qué es el Libro de la experiencia … comencé a escribir a la ligera y de manera negligente, casi como unos apuntes que me ...
Ver Libro
Ateos y Judíos Convertidos a la Fe Católica

Ateos y Judíos Convertidos a la Fe Católica

La conversión es un encuentro personal con Cristo, en el que se compromete toda la persona y toda la vida futura. Eso supone dejar muchos ...
Ver Libro
Carta apostólica en forma de Motu proprio Porta fide

Carta apostólica en forma de Motu proprio Porta fide

La puerta de la fe (cf. Hch 14, 27), que introduce en la vida de comunión con Dios y permite la entrada en su Iglesia, ...
Ver Libro
Martín Lutero homicida y suicida

Martín Lutero homicida y suicida

¡Entonces se podría decir que Lutero está en el infierno! He aquí los motivos principales: él fue un "homicida", y es por esto que Lutero ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta