El valor divino de lo humano

Jesús Urteaga Loidi

INTRODUCCIÓN

Duo enim mala fecit populus meus: Me derelinquerunt fontem aquae vivae, et foderunt sibi cisternas, cisternas dissipatas, quia continere non valent aquas.

“Dos pecados ha cometido mi pueblo: Me ha abandonado a Mí, que soy fuente de agua viva, y se han ido a excavar cisternas, cisternas rotas, que no pueden retener las aguas” (Jer II, 13).

La huida de Dios

Abre los ojos y verás a Dios abandonado.

Abre los ojos y contempla la confusión de nuestro tiempo. ¿Ha conocido otra mayor la historia de la Humanidad? Ellos y ellas, jóvenes y viejos, ricos y pobres… todos se han escapado de su Dios. Arrojaron lejos de sí el yugo suave del Omnipotente. Se han embravecido las naciones contra el Señor y contra su Cristo. Y pensábamos con el Profeta: Quizá es sólo la gente baja e ignorante, que desconoce los caminos y preceptos de Yahvé.

Nos dirigiremos a los grandes, a los poderosos, y les hablaremos de Dios…; éstos ya conocerán sus mandatos… «Pero han sido éstos, todos a una, los que con más saña quebraron el yugo y rompieron las ataduras» (Jer V, 5).

¡Cómo escaparon, cómo han huido de nuestro Dios las gentes!

En su huida, en la fuga, tropezaron con la Cruz que se levantaba en el camino; se sacudieron el polvo, y siguieron corriendo, dejándola atrás en el olvido. Era un ejército de hombres resueltos que odiaban a Dios. Y en su carrera vertiginosa arrastraron consigo a los indiferentes.

¿A dónde van esas gentes? Se alejaron de Dios y buscan con ansias de infinito algo que les apague la sed. Hoy son los hombres los que desde la cruz de su vida insoportable claman el sitio, sin saber a dónde dirigir su mirada; la tierra les repugna y el cielo… ¡está tan lejos!

¿A dónde van esas gentes? Van en busca de dioses nuevos y de nuevas religiones. Y unos en la raza, otros en la sangre…, buscan lo que ni la raza ni la sangre les pueden dar. Han pretendido suplir la Divinidad de nuestro Padre Dios adorando sus vestigios en el barro de las sucias carreteras.

¡Qué angustioso y qué nuevo resulta el grito viejo del Espíritu de Dios! «¡Dos pecados ha cometido mi pueblo: se ha apartado de Mí, que soy fuente de agua viva, y se ha ido a excavar aljibes, cisternas rotas que no pueden retener las aguas!» (Jer II, 13).

Esos aljiberos –conocen más el odio que el amor– son los que durante mucho tiempo han regido los destinos de las naciones. En sus manos callosas y deformes de contar y contar dinero está la formación de los nuevos hombres.

Ésos son los que hablan de paz para los torturados: los que pretenden consolar a los mutilados y enfermos de la guerra; los cabecillas del orden de ahora, que ha de traer el bienestar a los leprosos. Ésos son los portadores de la fraternidad –una caridad que no conoce a Cristo ni a su Iglesia–, que unirá a los grandes y a los pequeños, a los niños con sus madres, a los jefes y a los siervos, a los guerreros y a los profetas. Esos aljiberos son los que, en su huida de Dios, nos hablan de sacramentos nuevos que darán la vida a los cuerpos muertos.


Para activar la descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción premium.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:


DETALLES DE ESTE LIBRO


Más de este autor/tema


No se han encontrado entradas.
Un mapa de tu vida

Un mapa de tu vida

Quien hace un viaje por un país extranjero, habitualmente saca unas impresiones muy vivas acerca de cosas concretas, pero una impresión muy general del conjunto ...
Homilías sobre el Evangelio según San Juan

Homilías sobre el Evangelio según San Juan

Los editores de la presente edición advierten que en las Homilías sobre el evangelio de San Juan nos encontramos con un género de predicación en ...
Carta Encíclica Lumen Fidei

Carta Encíclica Lumen Fidei

  La luz de la fe: la tradición de la Iglesia ha indicado con esta  expresión el gran don traído por Jesucristo, que en el ...
La Dignidad y Santidad Sacerdotal

La Dignidad y Santidad Sacerdotal

Este libro que titulamos «LA DIGNIDAD Y SANTIDAD SACERDOTAL» fue escrito por el santo doctor bajo el título genérico de «Selva de materias predicables e ...
Santa Faustina Kowalska

Santa Faustina Kowalska

La vida humilde y sencilla de Faustina Kowalska que nació en Swinice (Polonia) y en el Bautismo recibió el nombre de Elena, no es muy ...
Dios Padre, meditaciones bíblicas

Dios Padre, meditaciones bíblicas

Nos encontramos con estos dos elementos: nuestra filiación de Dios como sustancia de la vida cristiana y los Ejercicios Espirituales como práctica intensiva de la ...
El Hombre y La Religión

El Hombre y La Religión

El estudio moderno del fenómeno religioso nació y se ha desarrollado en estrecha conexión con el estudio del fenómeno humano. La razón inmediata es sencilla: ...
Vida de San Agustín (Ilustrado)

Vida de San Agustín (Ilustrado)

Sí, yo soy Agustín de Hipona. Me llaman así porque fui obispo de la ciudad de Hipona, al norte de África, que formaba entonces parte ...
Las formas espirituales de la afectividad

Las formas espirituales de la afectividad

Hay ciertas tesis generales que nunca se han demostrado y que tampoco son en modo alguno evidentes, pero que desgraciadamente perduran sin embargo en la ...
El católico atento

El católico atento

Greg Bottaro fue un estudiante mío en el Boston College. Era un muy buen estudiante, pero incluso los muy buenos estudiantes rara vez escriben libros ...
Mujeres de luz

Mujeres de luz

NIÑA DE OJOS GRANDES «La vejez es la pérdida de la curiosidad». AZORÍN Siempre he sido curiosa… Tanto que hasta esa afición mía de quererme ...
El tiempo que se aproxima

El tiempo que se aproxima

«Cuando empiecen a suceder estas cosas, vosotros nos os amilanéis; levantad la cabeza, porque se acerca vuestra liberación» (Lc. 21,28). ES un hecho que en ...
Catalina de Siena Vida y pasiones

Catalina de Siena Vida y pasiones

Catalina de Siena (1347-1380) no es, en nuestros días, una santa muy conocida fuera de la orden dominicana y el mundo reducido de los historiadores ...
El Poder y La Gloria

El Poder y La Gloria

Mr. Tench salió a buscar el otro cilindro, afuera, bajo el sol llameante de Méjico y el polvo blanquecino. Unos cuantos zopilotes se asomaron desde ...
El Amor más Grande del Mundo

El Amor más Grande del Mundo

Libro para niños UN AMOR PARA SIEMPRE…  Hoy, la profe de Catequesis llegó muy contenta, y nos dijo que nos traía una gran noticia. Fue ...
¿Por qué soy todavía cristiano?

¿Por qué soy todavía cristiano?

No es la primera vez que se habla de esta paradoja: en los siglos en que la iglesia estaba totalmente segura de su misión, de ...
Aborto cero

Aborto cero

MARÍA SAN GIL Exparlamentaria vasca La configuración del derecho a la vida lleva implícita una definición del ser humano. Fijar, para una sociedad dada, el ...
La Virgen María

La Virgen María

El renombrado filósofo americano EMERSON consigna un episodio interesante de un viaje que hizo en autobús. Un día bochornoso de verano subió cansado y sin ...
Diccionario Espiritual

Diccionario Espiritual

Si somos honrados con nosotros mismos, tenemos que reconocer que todos necesitamos saber adonde vamos, necesitamos claridad y verdad. Pero nos gustaría recibir todo esto ...
La cólera de las rosas

La cólera de las rosas

Hablando brutalmente hay tres clases de gente en este mundo. La primera clase de gente es el Pueblo; posiblemente integra la clase más amplia y ...
9 Ideas para conocer y amar al Espíritu Santo

9 Ideas para conocer y amar al Espíritu Santo

Este pequeño libro que tienes en tus manos quiere ser una ayuda que te introduzca en el conocimiento y amor del Espíritu Santo, tercera Persona ...
Surco

Surco

  Ya en 1950, San Josemaría Escrivá de Balaguer prometía al lector, en el prólogo de la 7 édición castellana de Camino, un nuevo encuentro ...
María Magdalena. Ejercicios espirituales

María Magdalena. Ejercicios espirituales

Ha sido un gesto verdaderamente arriesgado el pedir la predicación de los ejercicios a un anciano de casi ochenta años, con una voz ahora un ...
El condenado por desconfiado

El condenado por desconfiado

El condenado por desconfiado es un drama teológico del teatro barroco español atribuido por lo general a Tirso de Molina. Fue publicado en la Segunda ...
Un Dios Misterioso

Un Dios Misterioso

   Esta obra no está pensada para explicar de un modo sistemático qué es la renovación carismática, sino que nace con el propósito de dar ...
La religión y el origen de la cultura occidental

La religión y el origen de la cultura occidental

Hay varias razones para alegrarse de tener este libro otra vez entre manos. Digo otra vez porque se trata de una reedición y eso quiere ...
Meditaciones en camino

Meditaciones en camino

En camino fueron escritas cada una de estas reflexiones. Aparecen así, como la vida, en la que se mezclan tantas experiencias, ideas, caídas y perdones ...
Una Sola Cosa Es Necesaria

Una Sola Cosa Es Necesaria

Nos refiere San Lucas que, yendo Jesús de camino, llegó a una aldea donde una mujer llamada Marta lo recibió en su casa. Tenía ésta ...
El regreso del hijo pródigo

El regreso del hijo pródigo

Un encuentro aparentemente insignificante con un cartel representando un detalle de El Regreso del Hijo Pródigo de Rembrandt hizo que comenzara una larga aventura espiritual ...
Jesucristo

Jesucristo

Las anteriores ediciones de mi obra Jesus Christus, rápidamente agotadas, son ya señal elocuente del vivo interés que en el cristiano de hoy día despierta ...
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta