Por favor califica este libro haciendo clic sobres las estrellas:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Edward Herskowitz

INTRODUCCION

PROFESAMOS nuestra fe en Dios Trino y su Iglesia cada domingo que asistimos a Misa. ¿Sabemos lo que profesamos? ¿Entendemos lo que hacemos y decimos? Creer en algo, en el sentido más estricto de la palabra, significa acogerlo mentalmente, dejar que impregne la imaginación y luego vivir esa creencia. Al creer en una cosa o en alguien, se hace parte de ti.

Lo que se entiende de esto es que hay que pensar en lo que profesamos en el Credo. Lo contrario seria aceptar algo sin entenderlo. Desafortunadamente esa es la situación de muchos católicos. Aceptan sin entender. El recitar, rezar, o murmurar el Credo sin pensar en lo que se dice es un ejercicio inútil.



A pesar de todo esto, sí hay que creer ciertas cosas que no se entienden porque son revelaciones que vienen de Dios. Estas revelaciones hay que aceptarles en fe. Por ejemplo: No se puede entender el misterio de la Santísima Trinidad, pero sí podemos entender que hay un Padre, un Hijo y un Espíritu Santo, ¿verdad?

Creer en algo o en alguien, entonces, es más que una función de la mente o de la voluntad, es una actividad de la persona plenamente viva. Creer en algo o en alguien se manifiesta en el comportamiento, en la manera en que vivimos la vida. “Así como el cuerpo sin el espíritu está muerto, del mismo modo la fe que no produce obras está muerta” (Santiago 2, 26).

Desde su origen, la Iglesia expresó y confesó su propia fe con dichos breves y sencillos aunque profundos: “Jesús es Señor” (Romanos 10, 9) y un poco más largo pero continúa brevemente: “…les he transmitido la enseñanza que yo mismo recibí, a saber: que Cristo murió por nuestros pecados, tal como lo dicen las Escrituras; que fue sepultado; que resucitó al tercer día, como lo dicen también las Escrituras…” (1ª Corintios 15, 3-4).

Pero no pasó mucho tiempo hasta que la Iglesia quiso recoger lo esencial de la fe en resúmenes destinados no sólo a los creyentes sino principalmente a los candidatos al bautismo, los catecúmenos.

El Credo, que se encuentra en dos formas, se le llama “profesión de fe” porque resume la fe que profesan los cristianos. Se llama “Credo” porque es lo que creemos (en resumen) y también porque la primera palabra es normalmente “Creo” o “Creemos”. El Catecismo de la Iglesia Católica (CIC) le llama un “símbolo de la fe” porque es un signo de identificación y de comunión entre los creyentes. Así que el CREDO es un sumario o recopilación de las principales verdades de la fe católica. Para poder orar el Credo hay que entenderlo, saber de que se trata.

El Credo es trinitario, reconoce la Santísima Trinidad: Glorifica al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. El misterio de la Santísima Trinidad es la expresión de que Dios es Amor y, eso es todo lo que es. Dios se ama a sí mismo pero se ama en el otro. El Padre ama al Hijo y el Hijo devuelve ese amor. El Espíritu Santo es el Testigo de ese Amor. Son tres que se dan a sí mismos tan perfectamente que siguen siendo Uno.

Esta Profesión de Fe nos enseña a no creer en lo que somos, queremos, sentimos, hacemos, ni lo que merecemos, sino en quien es Dios y lo que hace, permite y otorga. Con el Credo nos podemos enfocar en Dios mismo, no en las cosas de Dios.

Esta obra, por insuficiente que sea, es un comentario o explicación del Credo y también es la expresión de mi propio Credo: lo que Dios me ha enseñado para poder decir con toda firmeza y sinceridad: CREO.

Icon

Descargar EPUB Creo - Edward Herskowitz

Tamaño: 375 KB Creado: 21 octubre, 2017
Icon

Descargar MOBI Creo - Edward Herskowitz

Tamaño: 455 KB Creado: 21 octubre, 2017
Icon

Descargar PDF Creo - Edward Herskowitz

Tamaño: 1,45 MB Creado: 21 octubre, 2017

Libros de este autor/tema

El Sacrificio del altar

El Sacrificio del altar

Es un principio, si no de validez general, sí un hecho al menos de experiencia que en ninguna ocasión ha dejado de mostrarse útil, que ...
Ver Libro
Mulieris Dignitatem

Mulieris Dignitatem

1. LA DIGNIDAD DE LA MUJER y su vocación, objeto constante de la reflexión humana y cristiana, ha asumido en estos últimos años una importancia ...
Ver Libro
Las Apariciones de Fátima

Las Apariciones de Fátima

En preparación para las apariciones de Nuestra Señora, un ángel quien se identificó como el Ángel de Portugal, le habló en primer lugar a los ...
Ver Libro
Vida de San Agustín (Ilustrado)

Vida de San Agustín (Ilustrado)

Sí, yo soy Agustín de Hipona. Me llaman así porque fui obispo de la ciudad de Hipona, al norte de África, que formaba entonces parte ...
Ver Libro
Restañar la herida del que sufre, mi hermano

Restañar la herida del que sufre, mi hermano

Este prefacio está dirigido a quienes no han leído entregas anteriores de un libro que he titulado “Adán, Jesucristo y nosotros”. Para terminar de entender ...
Ver Libro
La Confesión, Guía Católica

La Confesión, Guía Católica

La confesión es uno de los mayores beneficios de Dios al hombre. La malicia humana frustra muchas veces ese beneficio haciendo que el hombre no ...
Ver Libro
San Bruno Patriarca de los cartujos (Ilustrado)

San Bruno Patriarca de los cartujos (Ilustrado)

Bruno era muy joven cuando salió de su patria, Colonia, para ir a estudiar a Francia, donde había un famoso centro de formación en Reims ...
Ver Libro
Oraciones del Papa Francisco

Oraciones del Papa Francisco

En diversas ocasiones y por diferentes motivos, el Papa Francisco, igual que sus predecesores, escribe y publica algunas oraciones especiales, que bien podemos tener en ...
Ver Libro
Estuve a las puertas del cielo y del infierno

Estuve a las puertas del cielo y del infierno

BIENVENIDO, querido lector, a este lugar espiritual de encuentro con Dios. Permíteme emplear algunas palabras como presentación de la nueva edición del testimonio de Gloria ...
Ver Libro
San Pío de Pietrelcina y su ángel custodio

San Pío de Pietrelcina y su ángel custodio

San Pío de Pietrelcina es un santo místico y estigmatizado que tuvo una comunicación frecuente y familiar con su ángel custodio. Es por esto que ...
Ver Libro
Viaje del Papa Francisco a Polonia por la JMJ 2016

Viaje del Papa Francisco a Polonia por la JMJ 2016

Señor Presidente, Distinguidas autoridades, Miembros del Cuerpo Diplomático, Rectores Magníficos, Señoras y señores: Saludo con deferencia al Señor Presidente y le agradezco la generosa acogida ...
Ver Libro
Al encuentro con Jesús

Al encuentro con Jesús

PRESENTACIÓN La vida de todos los seres humanos, nace, crece, y llega a su madurez, en, por, y para el “encuentro”. El “encuentro” de los ...
Ver Libro
Carta Encíclica Redemptoris Mater

Carta Encíclica Redemptoris Mater

1. La Madre del Redentor tiene un lugar preciso en el plan de la salvación, porque « al llegar la plenitud de los tiempos, envió ...
Ver Libro
El Ángel de la Vida

El Ángel de la Vida

El presente texto es un mensaje en favor de la vida desde la concepción hasta la muerte natural, aquí se hace un recorrido crítico y ...
Ver Libro
Jesús mi amigo y hermano, catequesis para el primer año escolar

Jesús mi amigo y hermano, catequesis para el primer año escolar

Con el ingreso del niño a la escuela, como complemento a la catequesis parroquial para la Primera Comunión, el docente católico puede contribuir a la ...
Ver Libro
Acompañemos a Jesús, Viacrucis para niños

Acompañemos a Jesús, Viacrucis para niños

Durante la Cuaresma y la Semana Santa, la Iglesia nos invita, con especial insistencia, a rezar el Vía crucis, la oración litúrgica que nos permite ...
Ver Libro
Carta Encíclica Laborem Exercens

Carta Encíclica Laborem Exercens

Con su trabajo el hombre ha de procurarse el pan cotidiano, contribuir al continuo progreso de las ciencias y la técnica, y sobre todo a ...
Ver Libro
El Evangelio Según Un Laico

El Evangelio Según Un Laico

Dios me llamó por mi nombre, un nombre especial. Cuando mis papás escogieron mi nombre Dios ya me haba nombrado: El me dio mi existencia, ...
Ver Libro
Mis conversaciones con las Almas del Purgatorio

Mis conversaciones con las Almas del Purgatorio

La Princesa Eugenia, de la dinastía alemana de los von der Leyen, por via materna, poseyó un carisma del todo particular; gracias a una especial ...
Ver Libro
Carta encíclica Pacem in Terris

Carta encíclica Pacem in Terris

La paz en la tierra, suprema aspiración de toda la humanidad a través de la historia, es indudable que no puede establecerse ni consolidarse si ...
Ver Libro
Carta Encíclica Fides Et Ratio

Carta Encíclica Fides Et Ratio

« CONÓCETE A TI MISMO » 1. Tanto en Oriente como en Occidente es posible distinguir un camino que, a lo largo de los siglos, ...
Ver Libro
San Alejo (Ilustrado)

San Alejo (Ilustrado)

Era el año 414, y el papa San Inocencio I estaba celebran­do la Santa Misa en la Basílica Vaticana en presencia del em­perador Honorio. Asistían ...
Ver Libro
Homilías y discursos del papa Francisco en Cuba

Homilías y discursos del papa Francisco en Cuba

1. Discurso a su llegada al aeropuerto de La Habana 2. Homilía en la Misa celebrada en la Plaza de la Revolución de La Habana ...
Ver Libro
Palabras para el camino

Palabras para el camino

Ser cristiano es ir de camino. El Papa Francisco nos dice: “Dios nos quiere de pie… y caminando”. Vamos de camino, siguiendo las huellas de ...
Ver Libro
Con María, multiplicando migas...

Con María, multiplicando migas…

Susana Ratero es una querida amiga y hermana en Cristo. No recuerdo cuándo fue que la conocí, pero tengo la impresión de que siempre fuimos ...
Ver Libro
24 Reflexiones de un Laico

24 Reflexiones de un Laico

A través de los años he leído y copiado mucho de lo que me interesó y lo archivé sin propósito alguno, simplemente porque me llamó ...
Ver Libro
Carta Apostólica "Misericordia et misera"

Carta Apostólica “Misericordia et misera”

Misericordia et misera son las dos palabras que san Agustín usa para comentar el encuentro entre Jesús y la adúltera (cf. Jn 8,1-11). No podía ...
Ver Libro
Europa y la fe

Europa y la fe

Hablo de la conciencia católica de la Historia. Y digo conciencia, esto es, conocimiento íntimo mediante la identidad; la intuición de una cosa, que se ...
Ver Libro
Dios es bueno

Dios es bueno

La Biblia no es un tratado teológico sobre Dios.  No es un estudio intelectual sobre Dios.  Es una revelación viva del Dios viviente.  Es una ...
Ver Libro
Carta Encíclica Veritatis Splendor

Carta Encíclica Veritatis Splendor

1. Llamados a la salvación mediante la fe en Jesucristo, «luz verdadera que ilumina a todo hombre» (Jn 1, 9), los hombres llegan a ser «luz ...
Ver Libro
El credo comentado

El credo comentado

Lo primero que le es necesario al cristiano es la fe, sin la cual nadie se llama fiel cristiano. Pues bien, la fe produce 4 ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.