Hijo , no te deprimas, tienes que ser fuerte lo peor ya pasará

— San Padre Pío

José Luis de Urrutia S.J.

Extracto:

«Cuando empiecen a suceder estas cosas, vosotros nos os amilanéis; levantad la cabeza, porque se acerca vuestra liberación» (Lc. 21,28).

ES un hecho que en la Iglesia existe el don de profecía, como lo demuestra toda su historia. Don carismático, y que por serlo —igual que el don de hacer milagros, por ejemplo—, al revés que el don de infalibilidad y el de autoridad, no reside en la jerarquía o en sus ministros como tales. Ya en el Antiguo Testamento Amos (3, 7) advertía que Dios no hace nada sin revelar sus planes a sus siervos los profetas. ¡Cuánto más lo hará y lo hace a su Esposa, a su mismo Cuerpo místico, en sus santos, en personas humildes que El elige! (Bajo la supervisión de la autoridad eclesiástica, cfr. LG 12). Jesús expresamente lo aseguró: «El Espíritu Santo os anunciará las cosas que vayan a suceder.» (Jn. 16,13.)

Vemos en los profetas bíblicos una triple finalidad fundamental: 1) Exhortar a la conversión con la amenaza de castigos, como Jonás en Nínive. 2) Avivar la fe en la Providencia divina al comprobarse que las predicciones se realizan. 3) Levantar la esperanza en los tiempos de castigo y tribulación, confiando que por la misericordia de Dios vendrán tiempos mejores, lo que tanto repetían los profetas cuando la cautividad de Babilonia, aun cuando ésta fuera castigo por la prevaricación del pueblo. Siempre junto con el anuncio de un castigo, las profecías hablan de una época posterior de felicidad. ¡Prueba de la bondad de Dios!

Dos fenómenos actuales me han impulsado a escribir este trabajo —breve resumen de las profecías más conocidas y con más garantía de autenticidad—. Uno, su misma proliferación: se oyen multitud de cosas, que no vendrá mal exponerlas un poco ordenadas. Otro, el desánimo de muchos, incluso sacerdotes, ante un mundo que nos desborda y parece ir ahogando todas las manifestaciones de vida religiosa, y aun a la misma Iglesia.

Pues bien, si es impresionante hoy la prevaricación mundial en todos los niveles, mayor es la misericordia del Corazón de Jesús, nuestro Salvador, junto con el Corazón Inmaculado de nuestra Madre. Una y otra vez, de manera extraordinaria, nos muestran su tristeza; y nos vendrán tribulaciones crecientes y purificaciones, para que arrepintiéndonos nos salvemos, aunque sea en medio de dolores, ya que ¡no nos bastan los beneficios de Dios para cumplir sus mandamientos! Pero, finalmente, porque donde abunda el pecado sobreabunda la gracia (Rom. 5,20), una sobreabundante efusión del Espíritu Santo, por los méritos de Cristo, transformará el mundo en el Reino de Dios, que debe ser, como último esplendor antes de su final.

El excepcional interés del tema bien merece que le dediquemos nuestra atención, para que aumente nuestra fe, esperanza y caridad.


Enlaces de Descarga


Enlaces de Descarga


Para activar los botones de descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción de pago.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf

VER DETALLES DE ESTE LIBRO


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:


Más de este autor/tema


No se han encontrado entradas.
La Misa una fiesta con Jesús

La Misa una fiesta con Jesús

   Vivir la misa con Jesús es hacer de cada misa una fiesta con Él. Encontrarnos con el Rey del universo, con nuestro Dios y ...
Ver Libro
La vida oculta en Dios

La vida oculta en Dios

    El autor de estas páginas es un sacerdote que sufrió mucho y a quien el Señor colmo visiblemente. Enteramente desligado de sus notas ...
Ver Libro
Santa Faustina Kowalska

Santa Faustina Kowalska

La vida humilde y sencilla de Faustina Kowalska que nació en Swinice (Polonia) y en el Bautismo recibió el nombre de Elena, no es muy ...
Ver Libro
La alegría de amar

La alegría de amar

El amor es el ingrediente fundamental de la vida humana. Una vida sin amor, es una vida vacía y sin sentido. Dios nos ha creado ...
Ver Libro
Católico defiende tu fe

Católico defiende tu fe

Con frecuencia, nos visitan hermanos de otras religiones. ¿Qué debemos hacer? En primer lugar, si estamos preparados, procurar, con el celo de Dios, convertirlos a ...
Ver Libro
Oración Mental Según Santa Teresa

Oración Mental Según Santa Teresa

¿Es posible que el método de enseñar en los principios a hacer oración mental sea causa de rehuir la oración? Para cantar sólo es necesario ...
Ver Libro
La cólera de las rosas

La cólera de las rosas

Hablando brutalmente hay tres clases de gente en este mundo. La primera clase de gente es el Pueblo; posiblemente integra la clase más amplia y ...
Ver Libro
Los hizo varón y mujer

Los hizo varón y mujer

El amor humano matrimonial es una de las maravillas salidas de las manos de Dios. Es la unión de un hombre y una mujer para ...
Ver Libro
¿Desapareció el limbo?

¿Desapareció el limbo?

En el mundo mueren cada año muchísimos millones de niños sin bautismo antes de tener el uso de razón. Se habla de unos 70 millones ...
Ver Libro
Vivencias de Don Bosco

Vivencias de Don Bosco

  San Juan Bosco es uno de los santos más extraordinarios del santoral católico. Su amor a Jesús Eucaristía y  a la Virgen fueron las ...
Ver Libro
En el mundo de la misericordia

En el mundo de la misericordia

Nos sorprende tanto amor de Dios. Porque le dimos motivos para la ira y respondió con su perdón. Porque nos alejamos de sus brazos y ...
Ver Libro
El Año Litúrgico

El Año Litúrgico

Una de las características de la fe cristiana, es que ella es eminentemente celebrativa, nos lleva, nos conduce a la celebración. Creer significa también y ...
Ver Libro
Cartas de Santa Teresita de Jesús

Cartas de Santa Teresita de Jesús

  ¡Si supieras, María, qué gran verdad me parece lo que nos dices! Dios nos mima, sí, pero no te figuras lo que es estar ...
Ver Libro
Juan Pablo II, Un papa al encuentro de los pueblos

Juan Pablo II, Un papa al encuentro de los pueblos

Karol Józef Wojtyła nace el 18 de mayo de 1920 en Wadowice, una pequeña aldea de Galitzia cerca de Cracovia, en el sur de Polonia ...
Ver Libro
¿Existe Dios?

¿Existe Dios?

En estos tiempos en que se hace gala incluso por los principales medios de comunicación social de ser agnóstico y ateo, no podía ser más ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta