Los Signos Sagrados

Romano Guardini

INTRODUCCION

Este pequeño libro ha estado en circulación unos diez años. Fue escrito para ayudar a abrir el mundo de la liturgia. Que el mundo nunca será accesible por la descripción de cómo los ritos y oraciones entró en existencia y bajo qué influencias, o por las explicaciones de las ideas subyacentes en las prácticas litúrgicas. Estas ideas pueden ser verdaderas y profundas, pero no son evidentes en la presente liturgia, y se puede deducir de ella sólo por la investigación académica… La liturgia no es una cuestión de ideas, sino de cosas reales, y de las cosas reales, ya que ahora no lo son, como lo fueron en el pasado… Se trata de un movimiento continuo llevado a cabo por ya través de nosotros, y sus formas y emitir las acciones de nuestra naturaleza humana… Para mostrar cómo se originó y desarrolló no nos lleva más cerca de él, y no más hace esto o aquello interpretación aprendido. Lo que sí ayuda es discernir en la liturgia viva lo que subyace en el signo visible, para descubrir el alma del cuerpo, lo oculto y lo espiritual de lo externo y lo material… La liturgia ha tomado su forma exterior de una divina y la serie de acontecimientos ocultos. Es sacramental en su naturaleza.

Así que el procedimiento que aprovecha es el estudio de las acciones que todavía están en uso hoy, los signos visibles que los creyentes han recibido y hecho propio y el uso de expresar lo invisible «gracia». Para ello no es de becas litúrgica que se necesita, – aunque las dos cosas no son separables, – pero la educación litúrgica. Tenemos que demostrar cómo, ni por algún medio incitado, de ver y sentir y hacer los signos sagrados nosotros mismos.

Me parece que el método correcto y fructífero es comenzar en la forma más sencilla con los elementos de los cuales, el litúrgico formas más elevadas se han construido. Cualquiera que sea la naturaleza humana responde a estas señales de primaria deben ser abanicado en la vida. Estos signos son símbolos reales y, en consecuencia, haciendo que una experiencia fresca y vital de su propia gente se tendría en el espíritu que les informe, y llegar al auténtico símbolo de la señal convencional. Podrían incluso ser atrapado de nuevo en el proceso cristiana que ve y las modas de las cosas del espíritu en formas visibles, y hacerlo de nuevo para sí mismos. Después de todo, la persona que hace los signos ha sido bautizado, el alma y el cuerpo y por lo tanto capaz de entender (esta era la idea) entre los signos, símbolos sagrados y las partes constituyentes del sacramento y sacramental. Luego de la práctica de ellos, que puede ser alcanzado con estos pequeños dibujos (que hacen que no pretende ser completa) que podía pasar a una comprensión más profunda de su significado y justificación.

Es una verdadera pregunta si algo escrito en circunstancias especiales, y que surgen de las necesidades de un grupo en particular, conviene volver a publicar después de tanto tiempo de un intervalo de tiempo. Existen otras objeciones a estos ensayos mi pequeña de la que soy muy consciente. Ellos no son bastante objetivas; cumplen sin necesidad de clasificados. Ellos son subjetivos, semi-poético, casual e impresionista, y todo ello al margen de sus deficiencias literaria evidente. No obstante, es que en el fondo tienen razón, y tiene un reclamo, en consecuencia, a pesar de las objeciones de sonido, para su republicación. Por si no alcanzar el fin para el que fueron escritos, por lo menos lo indiquen, y ninguna obra litúrgica otros acude a la mente que ni siquiera mucho mejor.

Una persona que podía hacer lo que intento, tanto mejor y más apropiadamente, sería una madre que se había formado en la liturgia. Ella puede enseñar a su hijo la manera correcta de hacer la señal de la cruz, le hacen ver lo que es en sí mismo la vela encendida representa, lo muestran en su persona humana poco de cómo ponerse de pie y llevar a sí mismo en su casa del Padre, y nunca en cualquier momento con el mínimo toque de estética, simplemente como algo que el niño ve, algo que él hace, y no como una idea para colgar en los gestos. Otra de las personas competentes sería un maestro que comparte la vida de sus alumnos. Podía hacerlos capaces de experimentar y celebrar el domingo como el día que es, y los días festivos y las estaciones del año eclesiástico. Podría hacerles comprender el significado de las puertas o las campanas, o la disposición interior de la iglesia, o las procesiones al aire libre. Estos dos, madre y maestra, podría traer los signos sagrados a la vida. Un breve artículo de María Montessori, cuya labor en la educación es tan importante, me hizo sentir cuando lo leí, que aquí era a la vez el cumplimiento de estas ideas y su promesa para el futuro. En una de sus escuelas a los niños cuidar de un viñedo y un campo de trigo. Recogen la uva, siembran y cosechan el grano, y, en la medida en que técnicamente se puede gestionar, realizar, de acuerdo con las normas de la iglesia, vino y pan, y luego los llevan como ofrendas al altar. Este tipo de aprendizaje, junto con el tipo adecuado de instrucción, es la educación litúrgica. Para el acercamiento a la liturgia no es porque se les diga sobre ello, pero al tomar parte en ella.


Para activar la descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción premium.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:


DETALLES DE ESTE LIBRO


Más de este autor/tema


Introducción a la vida de oración

Introducción a la vida de oración

La oración responde a una necesidad interna del espíritu y es gracia y plenitud. Al mismo tiempo es también un deber y supone esfuerzo y ...
La realidad humana del Señor

La realidad humana del Señor

El siguiente ensayo reúne el resultado de trabajos iniciados hace ya largo tiempo. Los problemas en él tratados requerirían en sí una clarificación aún más ...
El fenómeno del poder

El fenómeno del poder

Una palabra que en las consideraciones sean teórico-culturales, sean práctico-políticas de nuestro tiempo, regresa con bastante frecuencia es aquella del poder. Y no sin fundamento, ...
La esencia de la concepción católica del mundo

La esencia de la concepción católica del mundo

El término "concepción del mundo" es de uso general, y cada uno le atribuye un sentido. Este, con todo, debe ser muy indeterminado, como quiera ...
Seleccion de textos de Romano Guardini

Seleccion de textos de Romano Guardini

En esta conferencia pronunciada el 24 de mayo de 1965 en la reunión anual de la Verband deutscher Mutterhäuser von Roten Kreuz, en Munich, Alemania, ...
Quien es el hombre

Quien es el hombre

Me he comprometido a decir algo sobre la imagen del hombre que nos transmite la revelación. Al iniciar estas reflexiones quisiera plantear una cuestión, que ...
La muerte de Sócrates

La muerte de Sócrates

LA MUERTE DE SÓCRATES Y LA «CONCEPCIÓN CATÓLICA DEL MUNDO» Cómo surgió este libro En 1922, Guardini dio cinco conferencias a la Asociación de Universitarios ...
El Señor

El Señor

En la cátedra de «Filosofía católica de la religión y cosmovisión católica» de la universidad de Berlín analizó agudamente, a la luz que irradia la ...
El Santo de Nuestro Mundo

El Santo de Nuestro Mundo

  La mayor parte de los días del calendario llevan nombres de personalidades de la historia cristiana, a los que acompaña un carácter especial de ...
15 días con Romano Guardini

15 días con Romano Guardini

GUARDINI realizó sus estudios primarios, secundarios y superiores en centros escolares de Maguncia (1891-1915). Para poder desarrollar su actividad profesional en Alemania, hubo de adquirir ...
La sabiduría de los Salmos

La sabiduría de los Salmos

Los salmos forman un libro del Antiguo Testamento situado entre los escritos de los profetas y los libros sapienciales y que consta de ciento cincuenta ...
Una interpretación de los tres primeros capítulos del Génesis

Una interpretación de los tres primeros capítulos del Génesis

Génesis significa origen. El libro así llamado nos dice, en los mencionados capítulos, cómo ha empezado todo: el mundo, el hombre, la culpa y la ...
Libro de la oración y meditación

Libro de la oración y meditación

EL libro de la oración y meditación fue escrito por Fray LUIS DE GRANADA en 1554, cuando tenía cincuenta años de edad. Este libro causó ...
Francisco, el argentino que puede cambiar el mundo

Francisco, el argentino que puede cambiar el mundo

Para dos periodistas argentinos como lo somos los autores de esta obra, escribir y contarle al mundo sobre el Papa Francisco es hablar un poco ...
Teresa de Jesús: Vida, mensaje y actualidad de la Santa de Ávila

Teresa de Jesús: Vida, mensaje y actualidad de la Santa de Ávila

De Carlos Ros conservo un nítido recuerdo de los años que pasamos juntos en la Universidad Pontificia de Comillas (Santander) a pesar de que ha ...
Todo es gracia: En el corazón de la vida cristiana

Todo es gracia: En el corazón de la vida cristiana

La palabra gracia es muy utilizada en el lenguaje de la Iglesia, pero si saliéramos a la calle y preguntáramos a los fieles cristianos qué ...
Epistolario

Epistolario

  Al tiempo que me partía de Granada a la fundación de Córdoba, la dejé escrito de priesa; y después acá, estando en Córdoba, recibí ...
El Cardenal Pie: Lucidez y coraje al servicio de la Verdad

El Cardenal Pie: Lucidez y coraje al servicio de la Verdad

Para sostener y animar a sus discípulos en medio de las incomprensiones y persecuciones que esperan a todo fiel pregonero de la verdad, San Pablo ...
Hacia la santidad

Hacia la santidad

Los santos son los frutos más hermosos de la humanidad, son la riqueza de la Iglesia. Son los que más han contribuido a la felicidad ...
La Cena del Cordero

La Cena del Cordero

Este notable libro reúne varias poderosas realidades espirituales, todas ellas importantes para el creyente cristiano y aparentemente tan diversas, que en una consideración superficial se ...
La palabra manipulada

La palabra manipulada

El gran humanista y científico Albert Einstein nos hizo esta severa advertencia: «La fuerza desencadenada del átomo lo ha transformado todo, menos nuestra forma de ...
Más grandes que el amor

Más grandes que el amor

Era allí. En aquel decorado de fuego, de humo, de muerte. En aquel hedor de carne quemada, en medio del ballet de las parihuelas de ...
Lecciones de vida

Lecciones de vida

Todos tenemos lecciones que aprender en el transcurso de este tiempo llamado vida, y esto se hace especialmente patente cuando se trabaja con moribundos. Los ...
Las fuerzas de la decadencia

Las fuerzas de la decadencia

En Estados Unidos prácticamente se ha eliminado la palabra muerte del vocabulario corriente. Otro tanto sucede en Francia. En su lugar se usan eufemismos. En ...
¿Padeció bajo Poncio Pilato?

¿Padeció bajo Poncio Pilato?

EN 1976 publiqué mi primer libro, bajo el título de Hipótesis sobre Jesús. La respuesta del gran público —primero italiano y después internacional— sorprendió ante ...
La Actualidad de María

La Actualidad de María

No ha sido tarea fácil realizar esta selección de textos marianos del P. José Kentenich. En primer lugar, debido a su incontable cantidad y, por ...
Carta Encíclica Dives in misericordia

Carta Encíclica Dives in misericordia

« Dios rico en misericordia »   es el que Jesucristo nos ha revelado como Padre; cabalmente su Hijo, en sí mismo, nos lo ha manifestado ...
Escritos de Monseñor Agustín Roman

Escritos de Monseñor Agustín Roman

  Cada año en el mes de enero, del 18 al 25, los cristianos celebramos una semana de oración suplicando el don de la unidad al ...
La sabiduría de la humildad

La sabiduría de la humildad

Algunas personas nacen con el don de la pintura, otras con la capacidad para realizar hermosas esculturas, pero aquí vamos a descubrir a alguien capaz ...
Obras completas de Fray Luis de León

Obras completas de Fray Luis de León

Fray Luis de León (1527-1591) desde joven se consagró a la iglesia, y tomó el hábito de San Agustín, habiendo ingresado en el convento de ...
Las siete lámparas de la vida cristiana

Las siete lámparas de la vida cristiana

Miércoles 13 de septiembre de 1978 Mi primer saludo va a mis hermanos los obispos que veo aquí presentes en gran número. El Papa Juan, ...
Las exclamaciones del alma a Dios

Las exclamaciones del alma a Dios

¡Oh vida, vida!, ¿cómo puedes sustentarte estando ausente de tu Vida? En tanta soledad, ¿en qué te empleas? ¿Qué haces, pues todas tus obras son ...
Beata Teresa de Calcuta

Beata Teresa de Calcuta

En la segunda mitad del siglo que acaba de quedar atrás, y convocado por un joven papa octogenario, hubo un Concilio ecuménico cuyo objetivo se ...
San Pío de Pietrelcina y su ángel custodio

San Pío de Pietrelcina y su ángel custodio

  San Pío de Pietrelcina es un santo místico y estigmatizado que tuvo una comunicación frecuente y familiar con su ángel custodio. Es por esto ...
El fin del mundo y Los Misterios de La Vida Futura

El fin del mundo y Los Misterios de La Vida Futura

Querido lector, Me parece que uno de los frutos más tristes del racionalismo, el error fatal y la gran plaga de nuestro siglo, la fuente ...
El Doble

El Doble

Hay obras literarias cuyo sentido y alcance no son captados en la época de su publicación, sino largo tiempo después, cuando cambios en el ambiente ...
Santa Magdalena de Nagasaki

Santa Magdalena de Nagasaki

En todas las épocas de la historia de la Iglesia ha habido persecuciones contra los católicos, que han producido millares de mártires. En los tres ...
El Espíritu Ora en nosotros

El Espíritu Ora en nosotros

EN todas partes los hombres tienen hambre de oración. No es que carezcan de estudios teológicos sobre la oración porque los hay excelentes. Pero, ¿dónde ...
San Cristóbal (Ilustrado)

San Cristóbal (Ilustrado)

La piedad popular ha tenido a San Cristóbal desde la antigüedad entre los santos más predilectos. Nuestro santo procedía del mundo pagano. Era hijo de ...
¡Vivamos La Navidad!

¡Vivamos La Navidad!

Llegó la Navidad, un tiempo de alegría y de esperanza, de luces de colores y árboles adornados con bombas fluorescentes, de pesebres y regalos. Todos ...
50 preguntas sobre Jesús

50 preguntas sobre Jesús

Escribe San Mateo que al entrar Jesús en Jerusalén toda la ciudad se conmovió y sus habitantes decían: «¿Quién es éste?» (Mt 21,10). Es el ...
Rosario de San Miguel Arcangel

Rosario de San Miguel Arcangel

El Rosario de San Miguel Arcángel consiste de un Padrenuestro y tres veces el Ave María, en honor de cada Coro Angelical. Padre Nuestro, que ...
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta