piopietrelcina

Padre Ángel Peña Benito

INTRODUCCIÓN

San Pío de Pietrelcina es un santo místico y estigmatizado, cuya vida nos pone en comunicación con el mundo sobrenatural. Su vida fue una continua inmolación por la salvación de los demás. A pesar de tantas calumnias y ofensas que recibió, siempre perdonó sin guardar rencor para nadie. Sus enemigos hasta llegaron a poner micrófonos en su celda y en la hospedería para tratar de descubrir sus supuestas inmoralidades. Y todo lo supo soportar con paciencia, ofreciéndolo como víctima por la salvación del mundo. Llevó durante 50 años las llagas de Cristo, siendo un verdadero Cristo viviente.

Era un sacerdote santo y muchos se convirtieron al confesarse con él o asistir a su misa. Dios le concedió grandes carismas. Como el don de bilocación, discernimiento de corazones, profecía, perfume sobrenatural, don de hacer milagros…

Que Dios nos dé, por su intercesión, la gracia de no contentarnos con una vida mediocre, sino de aspirar siempre a la santidad. Su vida es un camino de luz para nosotros y una reafirmación de las verdades fundamentales de nuestra fe católica.

Nota.- Positio se refiere a la Positio super virtutibus en 7 tomos (I,1; I/2; II, III/1; III/2; IV; IV/A), presentados en la Sagrada Congregación para las Causas de los santos con toda la información auténtica y abundante de los testigos para el Proceso de la beatificación y canonización del padre Pío de Pietrelcina.

Contenido Relacionado


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *