Simone Weil: El Espíritu sopla donde quiere


La medida del amor es amar sin medida.

— San Agustín

Carlos Alfredo Baliña

Proemio galeato

Como diría San Jerónimo, es necesario un prólogo con casco para justificar la presencia en este simposio de pensadores cristianos, junto a tantos y tan calificados personajes, de una autora no fácilmente homologable en los estándares de la teología católica clásica y, digámoslo de una vez, eclesialmente incorrecta. ¿Puede ubicarse en compañía de tan selecto grupo a una francesa de origen hebreo, de extrema izquierda, educada en la mejor escuela del agnosticismo racionalista francés? ¿Merece un lugar entre los pensadores cristianos una militante anarco-sindicalista, huésped de León Trotzky, que apenas iniciada la guerra civil española intervino en la contienda, precisamente en el bando rojo anticristiano? Finalmente, ¿puede una persona que se negó sistemáticamente a recibir el bautismo ser contada entre aquellos que integran el rebaño de Jesucristo? Parecería, en definitiva, que dado lo arduo de la empresa, ésta debiera ser más bien una conferencia galeata. Y sin embargo, este personaje al cual vamos a referirnos, mereció de Leonardo Castellani el siguiente juicio:

Tengo dos ideas desacostumbradas acerca de la santidad: una, que la de hoy día es diferente de la de otros tiempos; dos, que los santos de hoy no parecen santos -muchos dellos almenos. Y estoy por tornar la proposición: que además, los que parecen santos hoy día, no lo son.

Esto parece responder a mi experiencia. He topado en mi vida con «santos notorios» (el jesuita español X, el salesiano Y) y no les he dado mi voto ni confirmado el diploma; por otro lado, me parece que el luterano Suero Kirkegor (así habría que decir en español al filósofo Soeren Kierkegaard) y la judía Simona Weil fueron santos modernos; y los dos parecen dementes y herejes; tenidos de muchos por tales.

Además, en una entrada de sus diarios personales, Castellani llama a nuestra autora “una mística en estado salvaje”.

Por lo tanto, con semejante espaldarazo, o yelmo, parece entonces razonable, o por lo menos no descabellado, incluir a este paradojal personaje en estas conferencias.

Mas, una vez aceptada, Simone Weil presenta otro problema cual es el de qué aspecto de su compleja, asistemática y despareja obra tratar. Pensemos que, por lo menos desde un punto de vista exclusivamente material, estamos en presencia de una prolífica escritora: la edición Gallimard de sus obras completas, en curso de publicación, comprenderá quince volúmenes. Si pensamos que estamos en presencia de una autora que falleció a los 34 años, tomamos inmediata conciencia de lo extraordinario de su producción. Pero lo más asombroso de todo no es tanto lo cuantitativo sino lo cualitativo de su obra, pues podríamos decir que Simone Weil escribió de omni re scibili; sus ensayos tratan de política, economía, historia, literatura, religiones comparadas, matemáticas, física, filosofía, teología y mística, nada más y nada menos, además de escribir poesía y obras de teatro. Y todo, como no sería ya de extrañar, dado lo singular del personaje que va apareciendo delante de nuestros ojos, todo escrito del modo menos sistemático que se pueda imaginar.

Creo también importante comentar que hay en este momento un auge extraordinario de la obra de nuestra pensadora. Año tras año se suceden, en todos los idiomas de la cultura, ediciones de sus obras. Como triste signo de la decadencia de nuestra patria, digamos de paso que la Argentina fue tal vez el primer país de habla hispana en traducir obras de Simone Weil, hace casi sesenta años. Como es obvio, la producción de estudios, ensayos y escritos acerca de la pensadora francesa es, en consecuencia abundantísima, con la particularidad de que la autora es disputada (y apropiada) tanto por escritores creyentes y confesionales como por no creyentes, agnósticos e izquierdistas de toda laya y pelaje.

Visto todo esto, y dado que posiblemente, Simone Weil es una perfecta desconocida para la mayor parte de los asistentes a este simposio, hemos decidido simplemente realizar una presentación biográfica de la filósofa francesa, bajo una formalidad –dicho a la moderna– ideológica o mejor, espiritual; o sea, en términos clásicos, una especie de itinerarium mentis in Deum.


Enlaces de Descarga


Para activar la descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción premium.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:


DETALLES DE ESTE LIBRO


Más de este autor/tema


Biografía de San Antonio María Claret

Biografía de San Antonio María Claret

Nací en la villa de Sallent, Deanato de Manresa, Obispado de Vich, provincia de Barcelona. Mis padres se llamaban Juan Claret y Josefa Clará, casados, ...
Ver Libro
Autobiografía de San Ignacio de Loyola

Autobiografía de San Ignacio de Loyola

  Hasta los 26 años de su edad fue hombre dado a las vanidades del mundo y principalmente se deleitaba en ejercicio de armas con ...
Ver Libro
San Alfonso María de Ligorio, misionero popular

San Alfonso María de Ligorio, misionero popular

A san Alfonso María de Ligorio, cuya vida estamos presentando, se le ha llamado el más santo de los napolitanos y el más napolitano de ...
Ver Libro
Santa Gema Galgani (Ilustrado)

Santa Gema Galgani (Ilustrado)

Gema Galgani nació el 12 de marzo de 1878 en la aldea de Camigliano, cerca de Luca, ciudad italiana, y por eso se le ha ...
Ver Libro
Santa Magdalena de Nagasaki

Santa Magdalena de Nagasaki

En todas las épocas de la historia de la Iglesia ha habido persecuciones contra los católicos, que han producido millares de mártires. En los tres ...
Ver Libro
San Isidro Labrador (Ilustrado)

San Isidro Labrador (Ilustrado)

El hombre fue creado para trabajar. Y para amar. Algunos creen que si el hombre no hubiera pecado no hubiera tenido que trabajar. Estos tales ...
Ver Libro
Vida del Padre Pío

Vida del Padre Pío

Desde que leí la primera obra de Enrique Calicó, Momentos de una vida, la recomendé verbalmente y por escrito, y lo mismo he continuando haciendo con ...
Ver Libro
Teresa Neumann

Teresa Neumann

La vida de Teresa Neumann es una de las grandes maravillas que Dios ha realizado en la tierra. Jesús la hizo participar de los dolores ...
Ver Libro
San Benito de Nursia (Ilustrado)

San Benito de Nursia (Ilustrado)

San Benito de Nursia, Patriarca de los Monjes de Occidente, Patrono de Europa y Fundador de la Orden Benedictina, es uno de los más grandes ...
Ver Libro
Biografía de San Francisco de Asís

Biografía de San Francisco de Asís

El siglo XIII se abre con el resplandor de un sol que lo ilumina y que se proyectará en los siglos posteriores. En ese siglo ...
Ver Libro
San Alejo (Ilustrado)

San Alejo (Ilustrado)

Era el año 414, y el papa San Inocencio I estaba celebran­do la Santa Misa en la Basílica Vaticana en presencia del em­perador Honorio. Asistían ...
Ver Libro
San Alfonso María de Ligorio (Ilustrado)

San Alfonso María de Ligorio (Ilustrado)

Los buenos abogados deben procurar ganar los pleitos que se les encomiendan. Hay abogados que gozan de una bien merecida fama porque… causa que llevan, ...
Ver Libro
Luisa Piccarreta

Luisa Piccarreta

La atención amorosa a conservar la memoria de gente de nuestras tierras que, con el humilde trabajo diario y con la aceptación de los sufrimientos ...
Ver Libro
San Camilo de Lelis (Ilustrado)

San Camilo de Lelis (Ilustrado)

La cuna de Camilo está rodeada de señales y hechos prodigiosos, con los que el cielo parece que quiso presagiar la misión del futuro apóstol ...
Ver Libro
Beata Inés de Beniganim (Ilustrado)

Beata Inés de Beniganim (Ilustrado)

Así repetía una y muchas veces la niña, la religiosa lega, la religiosa de coro y la santa, nuestra Beata Inés de Benigánim, pues todo ...
Ver Libro
Profecías de Ana Catalina Emmerich

Profecías de Ana Catalina Emmerich

Vi diferentes partes de la tierra: mi guía me nombró Europa y, mostrándome un rincón arenoso, me dijo estas importantes palabras: – He aquí la ...
Ver Libro
Carta Encíclica Laborem Exercens

Carta Encíclica Laborem Exercens

Con su trabajo el hombre ha de procurarse el pan cotidiano, contribuir al continuo progreso de las ciencias y la técnica, y sobre todo a la ...
Ver Libro
El nuevo ritual de exorcismos

El nuevo ritual de exorcismos

El padre Gabriele Amorth es un respetado exorcista de Roma. A continuación, se encuentra una entrevista que el Padre Amorth concedió al periódico italiano 30 ...
Ver Libro
Viaje apostólico del papa Francisco a Armenia

Viaje apostólico del papa Francisco a Armenia

Ereván - 24 de junio de 2016 Señor Presidente, Excelentísimas Autoridades, Ilustrísimos miembros del Cuerpo Diplomático, Señoras y señores: Es para mí un motivo de ...
Ver Libro
Católico defiende tu fe

Católico defiende tu fe

Con frecuencia, nos visitan hermanos de otras religiones. ¿Qué debemos hacer? En primer lugar, si estamos preparados, procurar, con el celo de Dios, convertirlos a ...
Ver Libro
Ejercicios Espirituales

Ejercicios Espirituales

Anotaciones para tomar alguna inteligencia en los ejercicios espirituales que se siguen, y  para ayudarse, así el que los ha de dar, como el que ...
Ver Libro
¡Vivamos La Navidad!

¡Vivamos La Navidad!

Llegó la Navidad, un tiempo de alegría y de esperanza, de luces de colores y árboles adornados con bombas fluorescentes, de pesebres y regalos. Todos ...
Ver Libro
Camino San Josemaría Escrivá de Balaguer

Camino San Josemaría Escrivá de Balaguer

  Lee despacio estos consejos. Medita pausadamente estas consideraciones. Son cosas que te digo al oído, en confidencia de amigo, de hermano, de padre. Y ...
Ver Libro
La Santa Misa Testimonio de Catalina Rivas

La Santa Misa Testimonio de Catalina Rivas

En la maravillosa catequesis con la que el Señor y la Virgen María nos han ido instruyendo -en primer lugar enseñándonos la forma de rezar ...
Ver Libro
La Dolorosa Pasión de Nuestro Señor Jesucristo

La Dolorosa Pasión de Nuestro Señor Jesucristo

AYER tarde fue cuando tuvo lugar la última gran comida del Señor y sus amigos, en casa de Simón el Leproso, en Betania, en donde ...
Ver Libro
El Abandono de los Sagrarios Abandonados

El Abandono de los Sagrarios Abandonados

128. Se escribe contra un mal tan grave como poco conocido y reparado. ¡El abandono de los Sagrarios acompañados! Ved aquí un tema de conversación ...
Ver Libro
El peregrino ruso

El peregrino ruso

  Por la gracia de Dios soy hombre y soy cristiano; por mis actos, gran pecador; por estado, peregrino de la más baja condición, andando siempre ...
Ver Libro
Una pena en observación

Una pena en observación

Nadie me había dicho nunca que la pena se viviese como miedo. Yo no es que esté asustado, pero la sensación es la misma que ...
Ver Libro
Escritos Completos de San Francisco de Asís

Escritos Completos de San Francisco de Asís

Dice el Señor Jesús a sus discípulos: Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie va al Padre sino por mí. 2 Si ...
Ver Libro
La Vida De Nuestro Señor Jesucristo

La Vida De Nuestro Señor Jesucristo

Hay dos personajes en el Evangelio, Dios y el hombre, y el lugar que el hombre ocupa en él no es menor que el que ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta