Acompañamiento Espiritual

Jaime Fernández Montero

PRÓLOGO

Estas reflexiones tuvieron su origen en dos talleres sobre pedagogía pastoral realizados por el autor con un grupo de sacerdotes en Puerto Rico. Debido al interés que suscitó el tema, algunos señores obispos pidieron que se elaboraran los apuntes que se habían ocupado en la conducción de los talleres para presentarlos en forma de un pequeño manual práctico para ayudar a los sacerdotes en el acompañamiento espiritual. La generosa iniciativa del Sr. Obispo de la diócesis de Arecibo, Mons. Miguel Rodríguez, hizo posible que en agosto de 1988 se publicara la primera edición de este libro con el nihil obstat de don Bernardino Echeverría Ruíz, cardenal-arzobispo de Guayaquil. Han transcurrido muchos años desde la primera edición. Hemos visto conveniente elaborar una nueva versión, ampliando el ámbito de los destinatarios a fin de abarcar a nuevos círculos de interesados. Esta reelaboración se debe a que, al comienzo el libro estuvo pensado sólo para sacerdotes, con el tiempo se vio la necesidad de abarcar a todas las personas que prestan un servicio de acompañamiento espiritual. Muchas religiosas y laicos comprometidos pertenecientes a movimientos y asociaciones religiosas, aunque sin cumplir las mismas tareas que el sacerdote, han comenzado a asumir fecundamente la tarea de acompañar y apoyar espiritualmente a sus hermanos. A ellos queremos ofrecer especialmente este aporte.

En la Iglesia existen muchas obras clásicas sobre el acompañamiento espiritual. No nos interesa abundar en los temas que ya han sido tratados en ellas con mucha erudición, así es que simplemente nos remitimos a las obras más ampliamente difundidas. El sentido de este libro es ayudar a llenar algunos vacíos pedagógicos que suele experimentarse en relación al acompañamiento. Quienes se han interiorizado en el tema encuentran fácilmente los fundamentos teológicos y las metas ascéticas, pero no encuentran suficiente material que los oriente acerca de los caminos pedagógicos que deben seguir para hacer un acompañamiento fecundo. En efecto, cuando se sienten requeridos por otros fieles que necesitan una ayuda a través de un acompañamiento espiritual sistemático, experimentan la carencia de los fundamentos pedagógicos para responder a tales requerimientos y se tienen que contentar con aplicar sus criterios e intuiciones. A ellos quisiéramos entregarles un compendio con algunas de las bases mínimas sobre la pedagogía del acompañamiento. En los demás temas, sobre los que ya existe suficiente material, sólo diseñaremos el marco referencial invitando a quienes quieran profundizar en esos temas a recurrir a los manuales clásicos. Estamos conscientes de que en este primer intento apenas podremos ofrecer una ayuda incipiente en el complejo arte del acompañamiento espiritual. La limitación auto-impuesta en relación a la dimensión del libro responde al anhelo de hacerlo práctico, pero, al mismo tiempo, teniendo consciente que no será posible evitar el peligro de que el libro resulte poco exhaustivo y profundo.

El contenido fundamental de todo el planteamiento pedagógico que quisiéramos aportar ha sido extraído de las inagotables arcas de la Iglesia pero, muy especialmente de la riquísima práctica sacerdotal del P. José Kentenich, sacerdote alemán fallecido en 1968 y fundador de la Obra Internacional de Schoenstatt. Muchas de sus obras han sido traducidas al castellano.


Para activar la descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción premium.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:


DETALLES DE ESTE LIBRO


Más de este autor/tema


No se han encontrado entradas.
Almas sedientas

Almas sedientas

“Para aquellos quienes (al morir) se encuentren en condición de apertura a Dios, pero de un modo imperfecto, el camino hacia la bienaventuranza plena requiere ...
Familiaris Consortio

Familiaris Consortio

La Iglesia al servicio de la familia 1. La familia, en los tiempos modernos, ha sufrido quizá como ninguna otra institución, la acometida de las ...
Edith Stein

Edith Stein

El Papa Juan Pablo II en 1999, junto a San Benito, San Cirilo y San Metodio, proclamó Patronos de Europa a tres figuras femeninas: Santa ...
Isaías 40-55. El desierto florecerá

Isaías 40-55. El desierto florecerá

Hace algún tiempo se me ocurrió que los capítulos 40-55 del libro del profeta Isaías -que se suele conocer como Deuteroisaías o Segundo Isaías- podían ...
La Pasión Por La Verdad

La Pasión Por La Verdad

Cuando se habla de «filosofía» o se dice de alguien que es un «filósofo» se asocia involuntariamente a ello una serie de complejos arguméntales por ...
Vértigo y éxtasis

Vértigo y éxtasis

En el libro XIII de los Anales de Confucio se cuenta que Tzu-Lu hizo al gran maestro la siguiente pregunta: «Si el Señor de Wei ...
La Divina Misericordia

La Divina Misericordia

1. Santa María Faustina Kowalska, apóstol de la divina Misericordia, conocida actualmente en el mundo entero, ha sido incluida por los teólogos entre los destacados ...
Conformidad con la voluntad de Dios

Conformidad con la voluntad de Dios

Este librito que presentamos, aunque es muy pe­queño en su volumen, es enorme en su contenido, ya que el secreto de la santidad no consiste ...
Profecía Cristiana

Profecía Cristiana

¿Qué es un profeta? Un profeta no es un adivino; el elemento esencial del profeta no es la predicción de acontecimientos futuros. El profeta es ...
La Cristiandad y su cosmovisión

La Cristiandad y su cosmovisión

En el año 1991 dicté un curso sobre la Cristiandad a solicitud de la Corporación de Abogados Católicos. Me pareció un ofrecimiento interesante ya que ...
La sabiduría de la humildad

La sabiduría de la humildad

Algunas personas nacen con el don de la pintura, otras con la capacidad para realizar hermosas esculturas, pero aquí vamos a descubrir a alguien capaz ...
La joven de carácter

La joven de carácter

Cuenta la tradición griega que cuando Harmodio y Aristógiton conspiraban contra los tiranos Hiparco e Iípias, una mujer, Lena, tomó parte en sus proyectos; y, ...
La Penitencia

La Penitencia

DATOS BIOGRÁFICOS San Ambrosio es uno de los cuatro grandes doctores de la Iglesia Occidental, juntamente con San Jerónimo, San Agustín y San Gregorio Magno ...
El demonio de la acedia

El demonio de la acedia

La acedia se encuentra instalada en forma de hábitos en las sociedades y en las culturas, de modo que se puede hablar de una verdadera civilización de ...
Mística de la Persecución

Mística de la Persecución

Una tradición muy antigua, que se conserva hasta hoy en la Compañía de Jesús, cuenta que el santo fundador, como herencia para sus hijos, pidió ...
Relatos sobre las benditas Almas

Relatos sobre las benditas Almas

Relatos sobre las benditas almas del purgatorio, sus sufrimientos y necesidades. Como podemos ayudarles ...
Escoto

Escoto

Una biografía enigmática: de la historia a la leyenda Las vidas de los autores medievales muy a menudo se nos escapan incluso en sus detalles ...
Leer la Palabra

Leer la Palabra

En 1980 apareció el folleto “Leer la Palabra” que, reformado en algunos aspectos y aligerado en otros, ha legado a la cuarta edición, y sigue ...
Terapia de las enfermedades espirituales en los padres de la Iglesia

Terapia de las enfermedades espirituales en los padres de la Iglesia

El origen de estas páginas se encuentra en la lectura de un libro de Javier Garrido, Ni santo ni mediocre. Ideal cristiano y condición humana, ...
El escándalo del padre Brown

El escándalo del padre Brown

No sería honesto contar las aventuras del padre Brown sin admitir que una vez estuvo envuelto en un gran escándalo. Todavía existen personas, quizás entre ...
Milagros Vivientes

Milagros Vivientes

   ¿Se puede hablar todavía en este siglo XXI de milagros? Algunos piensan que eso no es serio ni necesario. El hombre que llegó a ...
El camino abierto por Jesús

El camino abierto por Jesús

Los cristianos de las primeras comunidades se sentían, antes que nada, seguidores de Jesús. Para ellos, creer en Jesucristo es entrar por su «camino» siguiendo ...
Entre el brocal y la fragua

Entre el brocal y la fragua

Cuando chico, muchas veces me tocó ir y venir del pozo al eucalipto, y de éste al pozo, montado en un petizo que, a lazo ...
Lecciones de Lublin I y II

Lecciones de Lublin I y II

Tengo la alegría de presentar al público de lengua española un nuevo texto inédito de Karol Wojtyła/Juan Pablo II que, por las peculiaridades que rodean ...
Mi libro de oraciones

Mi libro de oraciones

“Era como ver a Jesús y a María, separados, pero fundidos en Uno solo: Los dos Rostros: El de Jesús y el de María, pero ...
Dicen que ha resucitado

Dicen que ha resucitado

La primera edición italiana de ¿Padeció bajo Poncio Pilato? -una «investigación sobre la Pasión y Muerte de Jesús» -tal y como dice el subtítulo del ...
Mujeres de luz

Mujeres de luz

NIÑA DE OJOS GRANDES «La vejez es la pérdida de la curiosidad». AZORÍN Siempre he sido curiosa… Tanto que hasta esa afición mía de quererme ...
Nuevos Mediterráneos

Nuevos Mediterráneos

La vida de los santos es una luz que ilumina el camino de nuestras vidas cuando cae la noche. Ellos han recorrido ese mismo camino, ...
El Espíritu Santo en la Teología de Santa Catalina de Siena

El Espíritu Santo en la Teología de Santa Catalina de Siena

Catalina de Siena experimentó verdadera pasión por la teología. Era teóloga por naturaleza, como lo testimoniaba el Beato Raimundo de Capua, que fue quien más ...
Noches blancas

Noches blancas

Era una noche maravillosa, una de esas noches que quizá sólo vemos cuando somos jóvenes, querido lector. Había un cielo tan profundo y tan claro ...
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta