Selecciona tu valoración para este libro: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

energiapureza

Mons. Tihámer Toth

El combate de la castidad en los muchachos

LOS DOS LAGOS

En los años de estudiante iba yo frecuentemente de excursión a un lago de las montañas. Sobre el espejo cristalino del agua bailaba jugueteando un rayo de sol. El agua pura dejaba entrever su fondo lleno de guijarros. Ágiles peces zigzagueaban de una a otra parte, no sabiendo qué hacer de puro alegres al sentir el rayo acariciador del sol.

Por la orilla saltaban miosotis de ojos azules, y lirios acuáticos estaban de guardia, tiesos, con sus hojas agudas en forma de espada. Los sauces inclinaban con majestad su ramaje hasta rozar el terso espejo del lago, y soñadores se deleitaban mirando la bóveda sonriente, sin nubes, reflejada en la superficie. Una brisa fresca, vivificadora, jugaba entre las ramas, y a su paso se inclina­ban las cañas con suave murmullo.

No hace mucho volví otra vez. Ya habían pasado unos cuantos años.

Quedé espantado al ver en qué se había convertido mi amado lago. Un pantano lleno de limo, un lodazal amarillento, verdoso. Su agua estaba sucia, turbia. La abundancia de espadañas no permitía ver lo que en su seno se escondía; pero el mal olor bien delataba que sólo había podredumbre. El croar soñoliento de las ranas de ojos abultados salía del limo; y asquerosos reptiles, al oír mis pasos, se asustaban y zambullían en el agua verdosa, podrida.

¿Qué ha sido de los lirios altivos que hacían la guardia? ¿Cómo se deshizo la suave corona de follaje que ostentaban los sauces? ¿Dónde está el cielo azul, sonriente, que se reflejaba en el espejo del agua?

Todo, todo había desaparecido. Una vegetación inútil llena la orilla, juncos que para nada sirven se inclinan a la más leve brisa. Podredumbre, destrucción, inmundicia por todas partes…

Sentí oprimírseme el corazón. ¿Es éste el magnífico lago cristalino de mis años mozos?

Este bello lago montañés se asemeja al alma del joven al inicio de la adolescencia, rebosante de vida, sonriente, feliz… Pero, ¡qué pena!, ¡Cuántos de estos jóvenes convierten su alma más tarde en lodazal fétido, lleno de espadañas!

Joven, para que tu alma se conserve siempre limpia, he escrito este libro. Porque conservar el alma y llegar así a la madurez… es el más bello arte de vivir.


Icon

Descargar EPUB Energía y pureza - Mons. Tihámer Toth

Tamaño: 136,84 KB Creado: 31 marzo, 2016
Icon

Descargar MOBI Energía y pureza - Mons. Tihámer Toth

Tamaño: 159,45 KB Creado: 31 marzo, 2016
Icon

Descargar PDF Energía y pureza - Mons. Tihámer Toth

Tamaño: 704,34 KB Creado: 31 marzo, 2016

Libros de este autor/tema

La Virgen María

La Virgen María

El renombrado filósofo americano EMERSON consigna un episodio interesante de un viaje que hizo en autobús. Un día bochornoso de verano subió cansado y sin ...
Ver Libro
La joven de carácter

La joven de carácter

Cuenta la tradición griega que cuando Harmodio y Aristógiton conspiraban contra los tiranos Hiparco e Iípias, una mujer, Lena, tomó parte en sus proyectos; y, ...
Ver Libro
Jóven, así debes ser

Jóven, así debes ser

Hijo mío: Mi ideal es el joven de carácter. El joven que sabe reconcentrar su fuerza de voluntad, que sabe mandar a sus sentidos, que ...
Ver Libro
Cristo Rey

Cristo Rey

El 11 de diciembre de 1925, los anales de la Iglesia registraron un acontecimiento de trascendencia suma: Su Santidad el Papa Pío XI, en su ...
Ver Libro
Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional

Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional

«Os he dicho esto para que mi gozo esté en vosotros y vuestro gozo sea perfecto» (Jn 15,11): este es el proyecto de Dios para ...
Ver Libro
Jóven, así debes ser

Jóven, así debes ser

Hijo mío: Mi ideal es el joven de carácter. El joven que sabe reconcentrar su fuerza de voluntad, que sabe mandar a sus sentidos, que ...
Ver Libro
Jóvenes de corazón

Jóvenes de corazón

“Les escribo a Uds. jóvenes, porque son fuertes y han aceptado la Palabra de Dios en su corazón y porque han vencido al Maligno” (1 ...
Ver Libro

Contenido relacionado


Comprar Libros Católicos


Aquí puedes hacer tus comentarios