cantalamessa-ofm1

Por favor califica este libro:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Raniero Cantalamessa

En la vida de San Francisco se lee que, después de su conversión, cuando empezó a predicar se iba por aldeas y pueblos, y cuando encontraba unas cuantas personas las reunía y, con lágrimas en los ojos, decía: "Arrepentíos, porque el Reino de Dios está cerca. Amad al Señor, porque el Señor merece ser amado". Y San Francisco tenía un compañero muy simple, sin letras, que se llamaba Fray Egidio, y después de que San Francisco terminase de hablar, Fray Egidio reunía a las personas a las que aquel se había dirigido poco antes y decía: "¿Habéis escuchado lo que ha dicho este hombre? Parece pequeño, poca cosa, pero es un santo del Señor, es un hombre de Dios. ¡Escuchadlo!". En este momento yo me siento exactamente Fray Egidio. Vengo a España pocos días después de un verdadero hombre de Dios. Ha venido a España Juan Pablo II y yo os digo: "¿Habéis escuchado lo que os ha dicho este hombre? ¡Hacedlo, ponedlo en práctica, porque es un hombre de Dios!".

El tema de este primer encuentro, hermanos, sería la obediencia, pero no me ha parecido bien iniciar mi predicación con un deber. En nuestra relación con Dios, antes del deber y del mandamiento siempre está el don, el don de Dios. Antes de pedirnos algo, Dios nos da algo, nos da su amor. Por lo tanto, lo que he hecho ha sido esto: he hablado ya de obediencia a vuestros líderes en el Retiro que ha precedido a esta Asamblea, de manera que ahora vuestros líderes obedecerán a Dios y vosotros les obedeceréis a ellos.

Y de esta manera, puedo hablaros del AMOR DE DIOS. Porque siempre, cuando inicio una nueva predicación, siento en mi corazón el deber de poner el amor de Dios ante todos. A partir de mañana el Señor va a pedirnos algo: ser santos nada menos. Pero esta tarde Él quiere asegurarnos su amor.

Resumiremos el mensaje del amor de Dios en tres grandes palabras que encontramos en la carta de S. Pablo a los Romanos. Este texto se encuentra al inicio de la carta a los Romanos y dice así:

"A todos los que estáis en Roma, amados de Dios y llamados a ser santos, gracia y paz de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo

Y como la Palabra de Dios es viva y eterna, esta carta a los Romanos es una carta también a los españoles de hoy, a esta Asamblea, y por lo tanto, lo podemos leer así:

"A todos los que estáis aquí en Madrid, en la Casa de Campo, amados de Dios y llamados a ser santos, gracia y paz de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.” AMEN.





Paginas de descarga




Paginas de descarga


Icono

Descargar Libro EPUB El amor de Dios

Tamaño: 48.92 KB Creado: 17 octubre, 2015
Icono

Descargar Libro MOBI El amor de Dios

Tamaño: 74.94 KB Creado: 17 octubre, 2015
Icono

Descargar Libro PDF El amor de Dios

Tamaño: 171.48 KB Creado: 17 octubre, 2015


Libros de este autor/tema

El Misterio del Bautismo de Jesús

El Misterio del Bautismo de Jesús

EL bautismo de Jesús y el misterio de la unción    Al comienzo de su evangelio, afirma Juan solemnemente que «de la plenitud» de la Palabra ...
Ver Libro
El Amor Fraterno

El Amor Fraterno

En el Retiro a los servidores hemos hablado de Humildad, de Obediencia y de Misericordia. Aquí ayer, hemos hablado de Pureza y espero que todos ...
Ver Libro
Echad las redes, Ciclo B

Echad las redes, Ciclo B

DESDE 1995 al 2001 he tenido el gozo de explicar, cada sábado, el Evangelio dominical en la TV con la rúbrica Las razones de la ...
Ver Libro
La Humildad

La Humildad

… “Señor, Tú me envías por el mundo a hablar de oración, ¿por qué no me das una oración un poco más fuerte?, porque tengo ...
Ver Libro
El Pecado

El Pecado

¿Qué es lo opuesto a “santos”? Fracasados. Y ¿qué es la santidad, según M. Teresa? ¿un lujo? No, una necesidad. Y ¿a cuál de las ...
Ver Libro
¿Tú Crees?

¿Tú Crees?

¿Crees? En varias ocasiones Jesús hace esta pregunta. Se lo pregunta al ciego de nacimiento: «¿Crees en el Hijo del hombre?»; a Marta, que llora ...
Ver Libro
Echad las redes, Ciclo A

Echad las redes, Ciclo A

DESDE 1995 al 2001 he tenido el gozo de explicar, cada sábado, el Evangelio dominical en la TV con la rúbrica Las razones de la ...
Ver Libro
La Conversión

La Conversión

En la carta a los Romanos, el apóstol Pablo está ocupado en dar consejos prácticos sobre un problema particular, si comer o no comer la ...
Ver Libro


Libros de este autor/tema


El Pecado

El Pecado

¿Qué es lo opuesto a “santos”? Fracasados. Y ¿qué es la santidad, según M. Teresa? ¿un lujo? No, una necesidad. Y ¿a cuál de las ...
Ver Libro
El Amor Fraterno

El Amor Fraterno

En el Retiro a los servidores hemos hablado de Humildad, de Obediencia y de Misericordia. Aquí ayer, hemos hablado de Pureza y espero que todos ...
Ver Libro
La Humildad

La Humildad

… “Señor, Tú me envías por el mundo a hablar de oración, ¿por qué no me das una oración un poco más fuerte?, porque tengo ...
Ver Libro
Echad las redes, Ciclo B

Echad las redes, Ciclo B

DESDE 1995 al 2001 he tenido el gozo de explicar, cada sábado, el Evangelio dominical en la TV con la rúbrica Las razones de la ...
Ver Libro
La Conversión

La Conversión

En la carta a los Romanos, el apóstol Pablo está ocupado en dar consejos prácticos sobre un problema particular, si comer o no comer la ...
Ver Libro
Echad las redes, Ciclo A

Echad las redes, Ciclo A

DESDE 1995 al 2001 he tenido el gozo de explicar, cada sábado, el Evangelio dominical en la TV con la rúbrica Las razones de la ...
Ver Libro
¿Tú Crees?

¿Tú Crees?

¿Crees? En varias ocasiones Jesús hace esta pregunta. Se lo pregunta al ciego de nacimiento: «¿Crees en el Hijo del hombre?»; a Marta, que llora ...
Ver Libro
El Misterio del Bautismo de Jesús

El Misterio del Bautismo de Jesús

EL bautismo de Jesús y el misterio de la unción    Al comienzo de su evangelio, afirma Juan solemnemente que «de la plenitud» de la Palabra ...
Ver Libro
Con el corazón en ascuas

Con el corazón en ascuas

Todos los días celebro la Eucaristía. Unas veces en mi parroquia, ante cientos de personas; otras en la capilla del Amanecer, con los miembros de ...
Ver Libro
Ven, sé mi luz

Ven, sé mi luz

 Durante décadas, Madre Teresa y su obra suscitaron un enorme interés público. A la vista de toda la atención que recibió durante su vida, y ...
Ver Libro
La pérdida de una Madre

La pérdida de una Madre

Escucho el sonido familiar El cual una vez me puso de rodillas Escucho mientras el Viento aúlla con Rabia Grito DÉTENTE, DÉTENTE POR FAVOR Escucho ...
Ver Libro
Un tesoro llamado  “El Mensaje de la Divina Misericordia”

Un tesoro llamado “El Mensaje de la Divina Misericordia”

En la década de 1930, Nuestro Señor Jesucristo le reveló a una humilde religiosa polaca, llamada Sor Faustina, un mensaje destinado a toda la humanidad ...
Ver Libro
Carta Encíclica Ecclesia de Eucharistia

Carta Encíclica Ecclesia de Eucharistia

1. La Iglesia vive de la Eucaristía. Esta verdad no expresa solamente una experiencia cotidiana de fe, sino que encierra en síntesis el núcleo del ...
Ver Libro
El tiempo de una presencia

El tiempo de una presencia

«La historia no es una simple sucesión de siglos, años, días, sino que es el tiempo de una presencia que le da pleno significado y ...
Ver Libro
El Corazón de Jesús al Mundo

El Corazón de Jesús al Mundo

De los escritos de Sor M. Consolata Betrone Monja Capuchina Imprimatur, nihil obstat Torino, 6 maggio 1999 + Pier Giorgio Micchiardi En la reunión del ...
Ver Libro
Ensayos del Cardenal Karol Wojtyla

Ensayos del Cardenal Karol Wojtyla

Presentación a la Conferencia Internacional conmemorativa del séptimo centenario de la muerte de Santo Tomás de Aquino, Roma-Nápoles, 17 al 24 de Abril de 1974 ...
Ver Libro
Siete Domingos a San José

Siete Domingos a San José

Sé devoto del santo Patriarca y recuerda el grande poder que tiene en el cielo. De él dice Santa Tere­sa: "No recuerdo haberle pedido cosa ...
Ver Libro
El Señor

El Señor

En la cátedra de «Filosofía católica de la religión y cosmovisión católica» de la universidad de Berlín analizó agudamente, a la luz que irradia la ...
Ver Libro
La Pasión y Muerte de Jesucristo

La Pasión y Muerte de Jesucristo

Cuan útil es meditar en la pasión de Jesucristo. El amante de las almas, nuestro Redentor amantísimo, declaró que no tenía otro motivo por el ...
Ver Libro
Mi Cristo roto (audio mp3)

Mi Cristo roto (audio mp3)

 A mi Cristo roto lo encontré en Sevilla. Dentro del arte me subyuga el tema de Cristo en la cruz. Se llevan mi preferencia los ...
Ver Libro
Más Allá de la muerte

Más Allá de la muerte

Cada día mueren más de 200.000 personas y más de 73 millones cada año. ¿Cuántos millones han existido desde el principio del mundo? Y ahora ...
Ver Libro
Poemas de santa Teresa de Ávila

Poemas de santa Teresa de Ávila

Nada te turbe, Nada te espante, Todo se pasa, Dios no se muda. La paciencia Todo lo alcanza; Quien a Dios tiene Nada le falta: ...
Ver Libro
Carta Encíclica Redemptoris Mater

Carta Encíclica Redemptoris Mater

1. La Madre del Redentor tiene un lugar preciso en el plan de la salvación, porque « al llegar la plenitud de los tiempos, envió ...
Ver Libro

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario