Por favor califica este libro:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…

Christopher Dawson

Capítulo I

Con frecuencia se dice que el Cristianismo ya no tiene contacto con la vida y que ya no satisface las exigencias del mundo moderno. Y estas críticas son sintomáticas de un cambio general de actitud ante los problemas religiosos. Los hombres de hoy se interesan menos por los fundamentos lógicos y metafísicos de la religión que por sus resultados prácticos. No se preocupan tanto de la verdad de la doctrina cristiana cuanto del valor de la vida cristiana. Más que el dogma cristiano, atacan hoy la ética cristiana.



Lo cual no es del todo oído, porque demuestra que ya la gente no traca a la religión como si fuera completamente ajena a la vida diaria del hombre. La aceptación pasiva de la religión como algo que todo ciudadano respetable da por descontado ya no es posible, y, al mismo tiempo, está igualmente desacreditada la oronda aceptación burguesa del mundo. Cualquiera admite hoy día que el mundo no anda bien, y los que critican al Cristianismo son precisamente los más descontentos. Los más ansiosos de cambiar el mundo son los que atacan con más violencia a la religión; y si atacan al Cristianismo es porque lo juzgan como un obstáculo para una verdadera reforma de la vida humana. Pocas veces en la historia han estado los hombres tan descontentos de la vida ni tan conscientes de la necesidad de una liberación; y si abandonan el Cristianismo es porque sienten que está al servicio del orden establecido y que no tiene poder real ni siquiera voluntad de cambiar el mundo y libertar al hombre de sus dificultades presentes. Han perdido la fe en las antiguas tradiciones espirituales que inspiraron la civilización en el pasado y tienden a buscar una solución en algún práctico remedio externo, como el comunismo o la organización científica de la vida, algo determinado y objetivo que pueda ser aplicado al todo social.

Sin embargo no hay razón suficiente para suponer que el mundo pueda salvarse por la máquina o por alguna reforma externa. En realidad, la gran tragedia de la civilización moderna está en el fracaso del progreso material para satisfacer las necesidades humanas. Tiene mayor poder el mundo moderno que en cualquier época pasada, pero ha usado de este poder tanto para la destrucción como para la vida; es más rico, y, sin embargo, estamos en las agonías de una gran crisis económica; es más sabio, y, sin embargo, toda nuestra ciencia parece incapaz de ampararnos. No es poder, ni riqueza ni ciencia lo que le falta a nuestra civilización, sino vitalidad espiritual; y de no poderse adquirir ésta, nada podrá salvarnos de lasuerte corrida por la civilización de la antigüedad clásica y por tantas otras civilizaciones que fueron brillantes y potentes en sus días.

Pues bien, esta cuestión de la vitalidad espiritual, ya sea en el individuo o en la sociedad, constituye el núcleo central y la esencia misma del problema religioso. Religión no es filosofía, ni ciencia, ni moral, sino ni más ni menos que una comunión con la vida divina, ya sea que la consideremos internamente como el acto mismo de comunión, o externamente como un sistema de creencias y prácticas por las que el hombre pone su vida en relación con los poderes que rigen la vida universal.






Libros de este autor/tema


Principios Filosóficos del Cristianismo

Principios Filosóficos del Cristianismo

El cristianismo no es una filosofía. No se presenta como una filosofía más en el mercado del pensamiento. El cristianismo es, ante todo, la intervención ...
Ver Libro
Textos recopilados del Concilio Vaticano II

Textos recopilados del Concilio Vaticano II

1. El Santo Concilio, escuchando religiosamente la palabra de Dios y proclamándola confiadamente, hace suya la frase de San Juan, cuando dice: “Os anunciamos la ...
Ver Libro
Directorio General para la Catequesis

Directorio General para la Catequesis

LA CATEQUESIS EN LA MISIÓN EVANGELIZADORA DE LA IGLESIA « Id por todo el mundo y anunciad el Evangelio a toda la creación » (Mc ...
Ver Libro
¿Cómo murieron los apóstoles?

¿Cómo murieron los apóstoles?

Ee padre Emiliano Tardif fue un extraordinario misionero de la Renovación Carismático, movimiento que ha dado a la Iglesia un nuevo testimonio de la acción ...
Ver Libro
Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia

Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia

Tengo el agrado de presentar el documento Compendio de la doctrina social de la Iglesia, elaborado, según el encargo recibido del Santo Padre Juan Pablo ...
Ver Libro
La sabiduría del cristiano

La sabiduría del cristiano

¡Qué triste debe ser la vida para quien no cree en Dios! Supongo que quienes gozamos del don de la fe desde la más tierna ...
Ver Libro
Los signos de los tiempos

Los signos de los tiempos

  Finalmente “la historia de la salvación” de la humanidad, está por llegar a su fin. Desde la caída del hombre hasta su restauración por ...
Ver Libro
Puedes volar como las águilas

Puedes volar como las águilas

Probablemente estés acostumbrado a pensar que eres un «católico medio». No hay por qué lamentarse de ello. Vas a Misa cada domingo, haga frío o ...
Ver Libro
La esencia del cristianismo

La esencia del cristianismo

En la historia de la vida cristiana hay épocas en las que el creyente es cristiano con naturalidad y evidencia. Ser cristiano es para él ...
Ver Libro
Conferencias religiosas de Oxford

Conferencias religiosas de Oxford

CUANDO la Santa Sede concedió a los católicos permiso general para matricularse en Oxford y Cambridge, se estableció que se organizarían para ellos conferencias que ...
Ver Libro
El peregrino ruso

El peregrino ruso

  Por la gracia de Dios soy hombre y soy cristiano; por mis actos, gran pecador; por estado, peregrino de la más baja condición, andando siempre ...
Ver Libro
La Cristiandad, una realidad histórica

La Cristiandad, una realidad histórica

«Hubo un tiempo en que la filosofía del Evangelio gobernaba los Estados. Entonces aquella energía propia de la sabiduría cristiana, aquella su divina virtud había ...
Ver Libro
El torrente oculto

El torrente oculto

Aunque parezca extraño, a muchos lectores de países de habla española les resulta poco familiar la obra y aun el nombre de Ronald Knox, una ...
Ver Libro
Mero Cristianismo

Mero Cristianismo

El contenido de este libro fue primero emitido por la radio y después publicado en tres partes separadas: Argumento a favor del cristianismo (1942), Comportamiento ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.