El santo Rosario es una de esas maravillas que me fascinan de la tradición espiritual católica. Yo quisiera que todos en nuestra Iglesia fuesen muy devotos de esa oración tan PODEROSA, HERMOSA, y CONVENIENTE.

— Fernando Casanova

Monseñor Alfonso Uribe Jaramillo

Presentación

El gran «acontecimiento» de la Iglesia en los últimos años lo constituye la Renovación Espiritual.

«Para un mundo así, cada vez más secularizado, dijo el Papa Pablo VI, no hay nada más necesario que el testimonio de esta «renovación espiritual» que el Espíritu Santo suscita hoy visiblemente en las regiones y ambientes más diversos».

Esta época de la técnica con sus realizaciones y sus frustraciones requería para su salvación la aparición de lo espiritual con una fuerza nueva y con unas proyecciones y manifestaciones crecientes. Gracias al Señor esto está sucediendo.

El mundo espiritual tan desconocido y olvidado está cobrando interés creciente para muchos cristianos. El Espíritu Santo ya no es para ellos el gran desconocido. Satanás y sus espíritus inmundos no son mitos, sino realidades terribles. Como sabiamente lo expresó Pablo VI: «El mal no es ya sólo una deficiencia, sino una eficiencia, un ser vivo, espiritual, pervertido y pervertidor. Terrible realidad.

Misteriosa y pavorosa. Quien rehúsa reconocer su existencia, se sale del marco de la enseñanza bíblica y eclesiástica». (Nov-15-72)

Y ahora los Ángeles o espíritus buenos vuelven a aparecer con su realidad y con su misión de servir a los hombres. Ha llegado el momento de descubrir a la luz de la Palabra de Dios, la presencia y la acción amorosa de los Ángeles y recibir de ellos todo cuanto el Señor quiere comunicarnos por su medio.

La Renovación nos ofrece en primer lugar la luz de la Revelación para descubrir y admirar el maravilloso mundo de lo espiritual tan bien sintetizado en este corto relato de Marcos: «A continuación, el Espíritu le impulsa al desierto, y permaneció en el desierto cuarenta días» siendo tentado por Satanás. Estaba entre los animales del campo y los Ángeles le servían». (Mc 1,12 -13)

Ojalá todos nosotros contemplemos a Jesús ungido por el Espíritu, triunfador de Satanás y Señor de los Ángeles. Y que El no tenga que vivir entre animales que desconocen su presencia y carecen de fe.

El deseo para todos es el respeto y el amor a los Ángeles que son nuestros mejores amigos.

A lo largo de estas líneas veremos cada ocho días lo que escribió Monseñor Alfonso Uribe Jaramillo en lo referente a «Ángeles y Demonios». Todos nosotros debemos saber la acción de ambos, reflexionar y meditar sobre la función de cada uno de ellos.


Enlaces de Descarga


Para activar la descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción premium.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:


DETALLES DE ESTE LIBRO


Más de este autor/tema


No se han encontrado entradas.
La Divina Comedia

La Divina Comedia

A mitad del camino de la vida, en una selva oscura me encontraba porque mi ruta había extraviado. ¡Cuán dura cosa es decir cuál era ...
Ver Libro
María en el Nuevo Testamento

María en el Nuevo Testamento

    Un hecho que llama la atención cuando buscamos lo que se dice en el Nuevo Testamento acerca de la Santísima Virgen María es ...
Ver Libro
Nuevas Dinámicas Para la Catequesis de Adolescentes, Jóvenes y Adultos

Nuevas Dinámicas Para la Catequesis de Adolescentes, Jóvenes y Adultos

LAS DINÁMICAS Las dinámicas de grupo son un instrumento para la animación de los grupos, comunidades, etc. Las mismas no son el centro, ni deben ...
Ver Libro
Surco

Surco

  Ya en 1950, San Josemaría Escrivá de Balaguer prometía al lector, en el prólogo de la 7 édición castellana de Camino, un nuevo encuentro ...
Ver Libro
El Doble

El Doble

Hay obras literarias cuyo sentido y alcance no son captados en la época de su publicación, sino largo tiempo después, cuando cambios en el ambiente ...
Ver Libro
El valor divino de lo humano

El valor divino de lo humano

Duo enim mala fecit populus meus: Me derelinquerunt fontem aquae vivae, et foderunt sibi cisternas, cisternas dissipatas, quia continere non valent aquas. “Dos pecados ha ...
Ver Libro
Vida y Reino de Jesús en las Almas cristianas

Vida y Reino de Jesús en las Almas cristianas

El Reino de Jesús apareció en Caen el año 1637. Después de rendir homenaje y consagrar la Obra a Jesús y María, el autor la ...
Ver Libro
Con Jesús a contramano en defensa de la Vida

Con Jesús a contramano en defensa de la Vida

¿Hay algo más importante que la vida? ¿Puede un proyecto político o religioso estar por encima de la persona? En la situación actual, optar por ...
Ver Libro
Esperanza para los momentos difíciles

Esperanza para los momentos difíciles

La única tragedia en esta vida es no ser santo. Lo único que quiso santa Teresa de Ávila fue vivir una vida sencilla de pobreza ...
Ver Libro
La Palabra continúa en el signo de los tiempos Volumenes I, II y III

La Palabra continúa en el signo de los tiempos Volumenes I, II y III

«Si prestas atención, hasta las piedras hablan» (Gitta Mallasz) ¡Querido lector de estos mensajes de Jesús! Si en tu espíritu existe un profundo deseo de ...
Ver Libro
Cegó sus ojos, el Juicio Propio

Cegó sus ojos, el Juicio Propio

San Ignacio habla del “camino incierto y peligroso del propio juicio”. San Juan de Ávila exigía mucho empeño en purificar el apego al juicio propio ...
Ver Libro
La hermandad de la Sábana Santa

La hermandad de la Sábana Santa

Sábado. 27 de julio de 2002. La noticia estaba perdida en las páginas de un periódico: "Muere el científico que desenmascaró el fraude de la ...
Ver Libro
El taller del orfebre

El taller del orfebre

El taller del orfebre se publicó por primera vez en 1960 en la revista Znak, bajo el pseudónimo de Andrzej Jawien. Se engañaría quien viera ...
Ver Libro
Acudir a Dios en la angustia

Acudir a Dios en la angustia

En los opúsculos de Karl Rahner aparecidos hasta el momento hemos seleccionado en gran parte ensayos y piezas individuales relativamente independientes. Cuando Andreas R. Batlogg ...
Ver Libro
Las cinco festividades del Niño Jesús

Las cinco festividades del Niño Jesús

Dado que, según el parecer y la doctrina de aquellos hombres venerables que la irradiación divina más ampliamente ilustró en la Iglesia de Dios, y ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta