Por favor califica este libro haciendo clic sobres las estrellas:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Santa Matilde de Hackeborn

PRÓLOGO

La benignidad y humanidad de nuestro Dios y Salvador que se presentó al género humano con tanta misericordia en su Encarnación, acrecienta más y más cada día el resplandor de su luz, hasta revelarse abundantemente a nosotros y en nosotros que vivimos en la etapa final. No hay palabras humanas para expresar las maravillas que obra Dios en sus elegidos, ni lengua alguna podrá revelar los dones que derrama en el alma que le ama con fidelidad. Sólo ella puede felizmente experimentar la benignidad y la dulzura con la que se comunica al alma.

Queremos sin embargo describir con la ayuda de Dios, y en cuanto lo permite nuestra pobreza, los dones que derramó en un alma que le amó de todo corazón. Ella contempló con los ojos del alma innumerables misterios celestes. Pero no quería comunicarlos porque en su pequeñez se consideraba despreciable, Sus más íntimas confidentes se lo exigían. Incluso en lo que comunicaba, callaba algunas cosa que sólo refería obligada por la obediencia, para mayor gloria de Dios.



Sus hermanas escribieron este libro con las revelaciones que Matilde les había contado

En nombre de nuestro Señor Jesucristo, para gloria de la suma y siempre adorable Trinidad y en la medida de nuestras posibilidades contaremos lo que aprendimos por su misma narración. Por ello, carísimos, en nombre de Cristo os pedimos a cuantos leáis este libro, deis gracias a Dios por todos los favores y dones que, brotando de la fuente misma de todos los bienes, se derramaron en esta alma de modo casi incomparable como en criatura alguna.

Si se hallare algo no redactado con la debida propiedad o en estilo menos literario, se nos perdonará caritativamente por no tener costumbre de escribir al dictado. Como dice san Agustín: “Es índole propia de los buenos ingenios amar la verdad, no las palabras por sí mismas”

Aunque todo el libro puede considerarse de Revelaciones y Visiones, y casi en cada enseñanza puede encontrarse utilidad e instrucción, a fin de que resulte más fácil encontrar lo que buscan quienes deseen leerlo, se ha distribuido en cinco partes.
La primera parte contiene revelaciones relativas a las fiestas del Año Litúrgico, de algunos santos, y de modo especial de la Santísima Virgen.

La segunda contiene algunos hechos referentes a la persona a quien se le han comunicado estas cosas. En ellas puede también encontrarse no pequeño provecho y excitar o acrecentar la devoción y amor de quienes las escuchen o lean.
En la tercera se ponen enseñanzas relativas a la gloria de Dios y a la salvación de los hombres.

La cuarta, sobre lo mismo, en relación con el provecho y consuelo de los hombres; trata en primer lugar de la comunidad en general y luego de personas particulares en especial.

Finalmente, sobre las almas de los fieles, como las vio y ayudó Matilde.

Aquellos a quienes Dios ha infundido el espíritu de su amor, el amor que todo lo cree, todo lo espera, y todo lo hace suyo, y aspiran a alcanzar la gracia de Dios, reciban con devoción este Libro de la Gracia Especial, a fin de que alcancen todos los bienes en él escritos y prometidos por Dios. Si en él se encuentra algo que no se puede probar por la Escritura como, en todo caso, no va contra el Evangelio y la divina Escritura, lo encomendarán a Dios que, según su beneplácito, manifiesta ahora a los que lo aman, como ha hecho en otras ocasiones, los designios ocultos y secretos de su sabiduría y bondad.

Pedimos también a quienes lean o escuchen este libro, alaben a Cristo por tan dichosa persona, o al menos se muestren agradecidos, al ver que mientras el mundo envejece y los hombres permanecen entumecidos en la indolencia de toda bondad, Dios se digna renovarlo todo con estos estímulos.


Libros de este autor/tema

Los Méritos de la Vida

Los Méritos de la Vida

Vi un Hombre tan alto que alcanzaba la cumbre de las nubes del cielo y llegaba hasta las profundidades del abismo, de tal forma que ...
Ver Libro
El Camino de La Gloria

El Camino de La Gloria

En el año 1991, Su Santidad Juan Pablo II quiso renovar la devoción centenaria del Vía Crucis, teniendo como base los relatos evangélicos. Surgió entonces ...
Ver Libro
The Dolorous Passion of Our Lord Jesus Christ

The Dolorous Passion of Our Lord Jesus Christ

The following meditations will probably rank high among many similar works which the contemplative love of Jesus has produced; but it is our duty here ...
Ver Libro
La Cristiandad, una realidad histórica

La Cristiandad, una realidad histórica

«Hubo un tiempo en que la filosofía del Evangelio gobernaba los Estados. Entonces aquella energía propia de la sabiduría cristiana, aquella su divina virtud había ...
Ver Libro
Jesús llora sobre Jerusalén

Jesús llora sobre Jerusalén

Del santo Evangelio según san Lucas 19, 41-44 En aquel tiempo, al acercarse y ver la ciudad, lloró por ella, diciendo: ¡Si también tú conocieras ...
Ver Libro
¿Quo Vadis?

¿Quo Vadis?

Despertó Petronio cerca de mediodía y, como de costumbre, muy cansado. El día anterior había asistido a un banquete ofrecido por Nerón, que se prolongó ...
Ver Libro
Aparecida Documento Conclusivo Celam

Aparecida Documento Conclusivo Celam

Con la luz del Señor resucitado y con la fuerza del Espíritu Santo, Obispos de América nos reunimos en Aparecida, Brasil, para celebrar la V ...
Ver Libro
Las virtudes fundamentales

Las virtudes fundamentales

La segunda parte de la Summa theologica del Doctor Común de la Iglesia, que se refiere a la Teología moral, comienza con esta frase: «Puesto ...
Ver Libro
La agonía de Cristo

La agonía de Cristo

“Y dicho el himno de acción de gracias, salieron hacia el monte de los Olivos”. Aunque habla hablado de tantas cosas santas durante la cena ...
Ver Libro
Más Allá de la muerte

Más Allá de la muerte

Cada día mueren más de 200.000 personas y más de 73 millones cada año. ¿Cuántos millones han existido desde el principio del mundo? Y ahora ...
Ver Libro
El Misterio del Bautismo de Jesús

El Misterio del Bautismo de Jesús

EL bautismo de Jesús y el misterio de la unción    Al comienzo de su evangelio, afirma Juan solemnemente que «de la plenitud» de la Palabra ...
Ver Libro
Libro sobre El Amor de Dios

Libro sobre El Amor de Dios

Al ilustre señor Aimeric, Cardenal diácono y Canciller de la Iglesia de Roma, Bernardo, abad de Claraval, le desea vivir y morir en el Señor ...
Ver Libro
50 preguntas sobre Jesús

50 preguntas sobre Jesús

Escribe San Mateo que al entrar Jesús en Jerusalén toda la ciudad se conmovió y sus habitantes decían: «¿Quién es éste?» (Mt 21,10). Es el ...
Ver Libro
Signos de los tiempos

Signos de los tiempos

Autor: P . Sergio Córdova LC Del santo Evangelio según san Marcos 13, 24-32 En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Pasado el sufrimiento ...
Ver Libro
Armadura Espiritual Completa

Armadura Espiritual Completa

La Armadura Espiritual es nuestra protección en estos tiempos de grandes tribulaciones, que nos permite ser defensores de la fe y luchar contra los ataques ...
Ver Libro
Cristo Rey

Cristo Rey

El 11 de diciembre de 1925, los anales de la Iglesia registraron un acontecimiento de trascendencia suma: Su Santidad el Papa Pío XI, en su ...
Ver Libro
¡Bendita tú, entre todas las mujeres!

¡Bendita tú, entre todas las mujeres!

Autor: Edgar Pérez Del santo Evangelio según san Lucas 1, 39-56 En aquellos días, se levantó María y se fue con prontitud a la región ...
Ver Libro
Las siete palabras de Jesús y de María

Las siete palabras de Jesús y de María

LA primera palabra de la Santísima Virgen María ¿Cómo puede ser eso, si yo soy virgen? Lucas 1:34 La primera palabra de Nuestro Señor Padre, ...
Ver Libro
¡Todo empieza de nuevo, Cristo ha resucitado!

¡Todo empieza de nuevo, Cristo ha resucitado!

Vamos a hacer de esta reflexión una contemplación de la experiencia que Pedro tiene sobre la resurrección de Cristo. Dice el Evangelio: “Estaban juntos Simón ...
Ver Libro
Un tesoro llamado  “El Mensaje de la Divina Misericordia”

Un tesoro llamado “El Mensaje de la Divina Misericordia”

En la década de 1930, Nuestro Señor Jesucristo le reveló a una humilde religiosa polaca, llamada Sor Faustina, un mensaje destinado a toda la humanidad ...
Ver Libro
La Pasión y Muerte de Jesucristo

La Pasión y Muerte de Jesucristo

Cuan útil es meditar en la pasión de Jesucristo. El amante de las almas, nuestro Redentor amantísimo, declaró que no tenía otro motivo por el ...
Ver Libro
La Nube del No Saber

La Nube del No Saber

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Cualquiera que seas el que tiene en sus manos este libro, has de ...
Ver Libro
La oveja perdida

La oveja perdida

Todos los publicanos y los pecadores se acercaban a Él para oírle, y los fariseos y los escribas murmuraban, diciendo: «Este acoge a los pecadores ...
Ver Libro
No se dejen engañar

No se dejen engañar

En aquel tiempo algunos ponderaban la belleza del Templo, que estaba adornado de bellas piedras y ofrendas votivas. Jesús les dijo: Esto que veis, llegarán ...
Ver Libro
La Epifanía del Señor

La Epifanía del Señor

Del santo Evangelio según san Mateo 2, 1-12 Nacido Jesús en Belén de Judea, en tiempo del rey Herodes, unos magos que venían del Oriente ...
Ver Libro
Fe como un grano de mostaza

Fe como un grano de mostaza

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: Es imposible que no vengan escándalos; pero, ¡ay de aquel por quien vienen! Más le vale que ...
Ver Libro
Ciencia de La Cruz

Ciencia de La Cruz

Sentido, origen y fundamento de la ciencia de la cruz En el mes de septiembre u octubre de 1568 el joven carmelita Juan de Yepes, ...
Ver Libro
En el mundo de la misericordia

En el mundo de la misericordia

Nos sorprende tanto amor de Dios. Porque le dimos motivos para la ira y respondió con su perdón. Porque nos alejamos de sus brazos y ...
Ver Libro
Cristo, Nuestra Esperanza

Cristo, Nuestra Esperanza

Cristo es la imagen visible del amor del Padre. El que lo ve a él ve al Padre. En él reside la mayor prueba de ...
Ver Libro
La Dolorosa Pasión de Nuestro Señor Jesucristo

La Dolorosa Pasión de Nuestro Señor Jesucristo

AYER tarde fue cuando tuvo lugar la última gran comida del Señor y sus amigos, en casa de Simón el Leproso, en Betania, en donde ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.