El sentido más verdadero y profundo de la vida es un don que se realiza al darse.

— San Juan Pablo II

P. Pedro José María Chiesa

PRESENTACIÓN

« La religión responde a la triple pregunta del cuadro de Gauguin: ¿qué somos?, ¿de dónde venimos?, ¿adónde vamos? »

En el medioevo los cristianos tenían afición por La leyenda do­rada, libro que recopilaba vidas de santos entremezclando hechos verdaderos con otros legendarios, pero sin precisar cuáles eran ver­daderos y cuáles legendarios, por lo que el discernimiento quedaba librado a la capacidad crítica del lector; y debo advertirte que algo parecido sucede con estas páginas repletas de anécdotas e ideas re­cogidas de homilías, conferencias, pláticas, libros y revistas… pues al igual que en La leyenda dorada, aquí también conviven realidad y ficción, y, como los años borraron de mi memoria la distinción entre lo real y lo ficticio, la veracidad de los episodios que se narren estará sujeta al juicio de tu sentido común.

Por otra parte, no puedo presentarte estas líneas sin referirme a los amigos de la ciudad de Mendoza, sitio donde desarrollé mi ac­tividad sacerdotal a lo largo de diez años. Fue un 3 de marzo de 1994 cuando llegué a esas tierras próximas al cerro Aconcagua (7.021 metros), marco geográfico que dio origen a estas páginas. Aquella mañana, en el vehículo que me llevaba a destino, comencé a dialogar con el pasajero que iba a mi lado:

—¿Cómo es Mendoza? ¿Cómo son los mendocinos? ¿Cuáles son sus virtudes?

—Los mendocinos tienen dos virtudes: el trabajo y la humildad.

—¿Por qué el trabajo? —pregunté.

—Porque antes de que llegase el mendocino a este oasis, la zona era desértica; y todos los maravillosos árboles, viñas y vegetación que deleitan nuestros ojos no son fruto de la Naturaleza sino del trabajo del hombre: el mendocino fue quien plantó este jardín, y se conserva porque el mendocino lo riega cada día.

—¿Y por qué humildes?

—Porque viven junto a la Cordillera de los Andes, y la Cordillera los «ubica».

Con el tiempo constaté estas dos virtudes mendocinas, especial­mente la segunda: la humildad. Yo había sido educado en el edificio de una ciudad de llanura (Rosario) y desde pequeño contemplé con «altanería» la ciudad a mis pies. Y al venir a Mendoza, ciudad enclavada en zona sísmica carente de elevados edificios, mis ojos se estremecieron ante los cerros monumentales y «altaneros» que me traían a la memoria el salmo:

Al ver el cielo, obra de tus manos, la luna y las estrellas que has creado, ¡qué es el hombre para que te acuerdes de él!

En Mendoza descubrí dimensiones de mi vida que detentan rasgos esenciales a toda falta de humildad: la «desubicación» sobre quién soy, mi origen y fin; y la desubicación de pretender desplazar a Jesucristo de su lugar como «centro del cosmos y de la historia».

De modo que a Mendoza y a los mendocinos los tengo presentes por tantas lecciones que me brindaron a lo largo de una década, y al presentar estas páginas los saludo recordándolos con afecto.


Enlaces de Descarga


Enlaces de Descarga


Para activar los botones de descarga es necesario una suscripción. Algunos libros requieren de una suscripción de pago.

epub
epub
mobi
mobi
pdf
pdf

DETALLES DE ESTE LIBRO


Adquiere una suscripción

¿Ya tienes una suscripción?

Ingresa aquí:


Más de este autor/tema


No se han encontrado entradas.
Mis encuentros con María

Mis encuentros con María

He aquí en tus manos un pequeño y sencillo libro que ha nacido y que es fruto del amor que brota, que nace, que surge ...
Ver Libro
El Año Litúrgico

El Año Litúrgico

Una de las características de la fe cristiana, es que ella es eminentemente celebrativa, nos lleva, nos conduce a la celebración. Creer significa también y ...
Ver Libro
Así se Extendió el Cristianismo

Así se Extendió el Cristianismo

Treinta años no son nada. Mucho menos cuando se trata de iniciar una historia que solo encontrará su desenlace cuando el tiempo se haya sumergido ...
Ver Libro
El Santo Rosario Meditado

El Santo Rosario Meditado

Desde su origen, en el siglo IX, el Rosario – cuyo nombre significa “corona de rosas” -, ha sido para la Iglesia una oración importante ...
Ver Libro
La Nube del No Saber

La Nube del No Saber

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Cualquiera que seas el que tiene en sus manos este libro, has de ...
Ver Libro
Introducción a la vida de oración

Introducción a la vida de oración

La oración responde a una necesidad interna del espíritu y es gracia y plenitud. Al mismo tiempo es también un deber y supone esfuerzo y ...
Ver Libro
Dei Verbum

Dei Verbum

2. Dispuso Dios en su sabiduría revelarse a Sí mismo y dar a conocer el misterio de su voluntad, mediante el cual los hombres, por ...
Ver Libro
Teología para todos

Teología para todos

¿Necesita realmente el católico medio —hombre corriente llamado inequívocamente a la santidad, según aquel precepto del Señor: Sed perfectos...— conocer todo lo que Dios ha ...
Ver Libro
La Pasión y Muerte de Jesucristo

La Pasión y Muerte de Jesucristo

Cuan útil es meditar en la pasión de Jesucristo.   El amante de las almas, nuestro Redentor amantísimo, declaró que no tenía otro motivo por ...
Ver Libro
Tratado I sobre el Evangelio de San Juan

Tratado I sobre el Evangelio de San Juan

1. Cuando reparo en lo que hemos leído en el texto de la Epístola, que el hombre animal no puede entender las cosas que son ...
Ver Libro
Revelación y tradición

Revelación y tradición

Junto a las extensas monografías, en que se han dilatado algunos volúmenes de las «Quaestiones disputatae», las páginas que siguen se presentan un poco como ...
Ver Libro
El Papa Bueno Juan XXIII

El Papa Bueno Juan XXIII

El Papa bueno, Juan XXIII, destaca en su vida por su gran bondad con todos. Para él no había distinción de seres humanos por su ...
Ver Libro
Carta del Papa a los Niños

Carta del Papa a los Niños

Dentro de pocos días celebraremos la Navidad, fiesta vivida intensamente por todos los niños en cada familia. Este año lo será aún más porque es ...
Ver Libro
Nuestra Señora del Buen Suceso

Nuestra Señora del Buen Suceso

Era el año 1563. En la Provincia vasca de Vizcaya, cerca de la frontera con Francia. En una familia aristocrática de España, Mariana Francisca de ...
Ver Libro
Teología del Cuerpo

Teología del Cuerpo

(5-IX-79/9-IX-79) «El Creador al principio los hizo hombre y mujer» (Mt 19,4; Mc 10,6) 1. Desde hace algún tiempo están en curso los preparativos para ...
Ver Libro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta